Cristianoctubre 28, 2020
obras-1.jpg

7min232

De acuerdo a la Decisión Administrativa 1863/2020 del 14 de octubre, las obras privadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quedaron exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) y, por ende, las personas que trabajan en ellas.

Deben realizarse de acuerdo al protocolo aprobado por la autoridad sanitaria nacional (IF-2020-69278708-APN-SSMEIE#MS). En todos los casos, se deberá garantizar la organización de turnos y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19.

Los desplazamientos de las personas deberán limitarse al estricto cumplimiento de esta actividad. Deberán tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia Covid-19 y no podrán utilizar el transporte público.

“Esta medida tan esperada está en sintonía con lo que vinimos pidiendo a los gobiernos de Nación y Ciudad desde el mes de abril hasta la última nota enviada el 5 de octubre: la reanudación parcial hasta el reinicio total en un programa que planteaba el trabajo en grupos (cuadrillas seguras). También acercamos ideas y distintas propuestas para incentivar la construcción, algunas de ellas fueron tomadas e incorporadas al plan presentado por el GCABA”, expresó Valeria del Puerto, presidenta del CPAU.

Resumen del protocolo autorizado

Solo se podrá realizar actividades en el horario de 10 a 19 de lunes a viernes, y los sábados de 10 a 14.

Garantizar distancia entre personas de al menos 1,5 metro. Llevar al mínimo posible la convivencia simultánea en un mismo espacio.

Uso de tapabocas en todo momento tanto para los empleados como para las personas ingresantes.

La jefatura de obra debe conformar cuadrillas operativas previendo las suficientes separaciones entre los puestos de trabajos activos, con un factor de ocupación máximo de 1 persona cada 4 a 6 metros cuadrados, manteniendo 1,5 metro de separación.

Se debe priorizar el trabajo autónomo y aislado. Y adecuar las diferentes tareas en turnos rotativos de trabajo.

Los trabajadores deberán contar con reposición de elementos de protección personal (EPP) y kit de desinfección húmeda.

Los/as trabajadores/as no pueden usar el transporte público.

Medidas de limpieza y desinfección general de instalaciones y vehículos, y tratamiento de residuos, según protocolo.

Ver boletín oficial

Ver protocolo en el anexo 2

Cómo solicitar reinicio de Obra en el sistema TAD-Director de Obra

Ver última nota al Jefe de Gobierno de CABA


Cristianseptiembre 24, 2020
comitente-2.jpg

5min212

Entre los factores que gravitan en la conformación del costo de una obra hay varios que no tienen ninguna relación con los aspectos morfológicos o técnico-constructivos del proyecto pero que, en cambio, se relacionan con las formas y modalidades de contratación de la obra y con otras decisiones propias del comitente. 

El profesional, basado en su capacitación y experiencia, debe analizar y evaluar distintas opciones y asesorar y aconsejar a su comitente acerca de las ventajas y desventajas de las distintas alternativas de contratación comentadas en los títulos precedentes. ya que las características del proyecto, la tipología de la obra y las condiciones del mercado de la construcción pueden favorecer a algunas opciones con respecto a otras. 

Además de las decisiones relacionadas con las formas de contratación, existen otros conceptos que inciden significativamente en el precio de la obra, acerca de los cuales el comitente tiene exclusivo poder de decisión los cuales también deben ser decididos con la suficiente anticipación como para adecuar o ajustar la documentación de proyecto y posibilitar la programación de licitaciones y contrataciones. El siguiente listado es un resumen de todos los conceptos que por su incidencia en el precio de la obra y por su posibilidad de afectar directamente otros intereses del comitente, deben contar con su acuerdo antes de ser establecidos en la documentación de proyecto: 

  • Adopción del régimen de contratista único o contratos separados. 
  • En caso de contratos separados, definición de los rubros a cargo del contratista principal y los rubros o paquetes de rubros y/o provisiones que se contratarán por separado. 
  • En caso de contratos separados, asignación de las responsabilidades por la construcción de la obra y la coordinación de contratistas al contratista principal o a un profesional que asuma el rol de ejecutor de obra. 
  • Definición de la modalidad de contratación del contrato único o de cada uno de los contratos separados. 
  • Reserva del derecho del comitente de proveer ciertos materiales. 
  • Definición de la forma de pago y plazo para el pago de los certificados.
  • Existencia o no de regímenes de anticipos para la compra de materiales y en su caso, de los rubros o ítems afectados. 
  • Existencia o no de un régimen de anticipos financieros y en su caso, montos o porcentajes y la oportunidad para su formalización. 
  • Determinación del plazo de ejecución de la obra y, cuando corresponda, plazos parciales, por etapas constructivas o por sectores de obra. 
  • Fijación del porcentaje y forma de constitución de la garantía de contrato.
  • Fijación del porcentaje y forma de constitución del fondo de reparo. definición del plazo de garantía. 
  • Existencia o no de premios y/o penalidades referidos al cumplimiento de los plazos contractuales. 
  • Requerimientos en materia de seguros. 

En este listado aparecen varios conceptos sobre los cuales conviene, por su gravitación en el precio de la obra, informar oportunamente al comitente, a quien en todos los casos corresponde decidir al respecto. 


Sepa Cómo Instalardiciembre 5, 2018
shutterstock_711052669_-_copia_1024x1024@2x.jpg

4min3557

     Recordemos que existe un lapso entre la disposición de recursos en obra (egresos) respecto del cobro de utilidades (ingresos). De no considerarse dicho aspecto, estaríamos “financiando” a nuestro comitente en forma involuntaria. La depreciación que sufre el dinero durante el lapso descripto es absorbido por el denominado “Costo financiero” (el que se define como “el costo del dinero en el mercado”). Por ello, podemos afirmar que:

COSTO FINACIERO = CAPITAL x INTERÉS x TIEMPO.

     De más está decir que las tres variables citadas: “Capital” -monto de dinero en juego- , “Interés” -valor del dinero en plaza- y “Tiempo” -lapso en el cual el dinero sufriría una depreciación-, resultan ser de vital importancia en tiempos inflacionarios o de incertidumbre económica. Lamentablemente, nuestro país ha escrito sombrías historias al respecto, que acabaron con la liquidez de aquellas empresas de instalaciones que subestimaron dichos conceptos, ya sea por impericia o desconocimiento.

     De todas formas, cierto es que el concepto de costo financiero, también se aplica en el lapso que transcurre entre la entrega de la obra (Acta de recepción provisoria) y el uso definitivo de la instalación materializada (Acta de recepción definitiva). Con la firma de esta última acta se reintegra el valor del “Fondo de reparo” (el cual recordemos fue descontado como garantía en cada uno de los certificados presentados al comitente). De no aplicarse el concepto de costo financiero, claramente recibiremos menos capital (en términos de valor de compra) que el que se podía cuantificar en su momento.

     El análisis del costo financiero podrá llevarse a cabo profundizando la planificación y programación de la obra. Como vimos, intervienen distintas variables tales como los tiempos de las tareas, la planificación del suministro de los materiales, la forma de pago de los mismos, el sistema de contratación acordado con el comitente, etc.

     Denominamos “Monto a financiar”, a la cantidad de dinero que la empresa de instalaciones  coloca en la ejecución de la obra motivo del encargo, previo a la obtención de algún beneficio. En otras palabras, cuando los egresos son mayores que los ingresos.

     Si la empresa de instalaciones trabajase con su capital de giro, el costo del mismo sería el que otorga el banco ante un depósito a plazo fijo durante un determinado período.

     Pero si la empresa de instalaciones obtiene el dinero a través de un crédito, el valor del mismo dependerá de la tasa bancaria para operaciones normales, como por ejemplo, la del descuento de documentos.



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter