Cristianfebrero 10, 2021
1-4-1280x960.jpg

4min127

La llamada Industria de la Construcción constituye uno de los motores de la economía de nuestro país, tanto en infraestructura pública como de obras particulares, conformando un sector el cual refleja, indefectiblemente, los índices de crecimiento económico y el nivel de vida de sus ciudadanos.

La responsabilidad social de las Empresas Constructoras, asume un objetivo inseparable de las políticas empresariales. La construcción de obras no solamente permanece enfocada en la realización de un contrato, sino además, en mejorar la calidad de vida de una comunidad. El servicio al cliente deberá contemplar, más que una estructura, una estrategia encaminada a modificar los sistemas empresariales, utilizando la tecnología no solamente aplicada en los equipos de construcción, sino en esquemas de información, ofreciendo nuevas alternativas (ecológicas, económicas, tecnológicas, etc.) capaces de desarrollar mejores prácticas para lograr un cliente satisfecho, como así también, atender las expectativas y requisitos de las partes interesadas en las mismas.

Entregar los proyectos con los mejores estándares de calidad crea confiabilidad, otorgando como beneficio económico empresarial una activa y abundante cartera de clientes. Es decir, tomar como objetivo la calidad constructiva optimiza la calidad de vida del individuo, pero paralelamente, brinda y brindará, sin lugar a dudas, notables beneficios inmediatos y futuros para las empresas constructoras, cooperando para mejorar sus desempeños globales y proporcionando sólidas bases para las iniciativas de desarrollo sostenible. El costo de la no calidad, conocido también como el “precio del desvío”, permanece compuesto por aquellos gastos generados a partir de ineficiencias o errores, los cuales muchas veces resultan ser evitables, como, por ejemplo, incumplimientos, desperdicios, devoluciones, reparaciones, retrabajos, imprevistos, costos por atención ante quejas o exigencias del cumplimiento de garantías, que potencialmente, pueden convertirse en conflictos legales.

El enfoque basado en la Calidad tiende a desarrollar la capacidad de proporcionar productos y servicios responsables de satisfacer, no solo los requisitos de los clientes, sino también, los legales y reglamentarios. Este enfoque amplio permite mejorar la satisfacción de los clientes abordando riesgos y oportunidades con las particularidades de cada proyecto. En paralelo, permitirá mejorar los niveles de productividad en las obras, beneficiando la rentabilidad de las mismas y de las empresas en el largo plazo. Adoptando la definición de las Normas ISO 9000, podemos afirmar que “Calidad es el grado en el que un conjunto de características inherentes del producto o servicio cumple con los requisitos (necesidad o expectativa, generalmente implícita u obligatoria) de las partes interesadas”.

El personal encargado de cualquier fase de la obra constituye el primer eslabón en la cadena de la Calidad, puesto que cualquier fallo de la persona restará calidad al conjunto. Por ello, el compromiso de las Direcciones, tanto de las casas matrices como de cada una de las obras y las políticas de las empresas al respecto, son fundamentales para el proceso cultural que implica incorporar a la calidad como un aspecto clave del negocio y de la vida de las empresas, a efectos de cumplir los compromisos con los mayores beneficios posibles.


Cristiannoviembre 18, 2020
hormigon-traslucido.jpg

6min137

Los materiales influyen en cada aspecto de la vida del ser humano y su entorno. Fibras resistentes producidas por gusanos de seda alimentados con grafeno, hormigón traslúcido, ladrillos autorreparables gracias a bacterias durmientes que reconstruyen la estructura tras una grieta, las posibilidades no dejan de crecer.

Hasta ahora, los datos sobre la procedencia, composición e impacto de los materiales y su uso han sido de difícil acceso para el ciudadano de a pie. La velocidad de la revolución de los nuevos materiales exige cambiar esta dinámica. Eso opina Liz Corbin, la protagonista de esta nueva entrega de la serie de vídeos #DataFutures. El objetivo de esta investigadora doctoral en el Institute of Makingen la University College of London (UCL), especialista en diseño participativo y abierto, cultura de los materiales y fabricación redistribuida, es crear una comunidad que comparta recetas de nuevos materiales basadas en recursos naturales abundantes y locales.

Por ejemplo, se está explorando un material que se utiliza en reemplazo de los filamentos de plásticos empleados para la impresión 3D y que se obtiene de las conchas del mejillón, recuperado de los desechos de los restaurantes. Ese es un ejemplo de lo que se está cociendo en centros de materiales como el Masterfad de Barcelona, en el que colaboran científicos de materiales, ingenieros, arquitectos, biólogos, físicos, y arqueólogos. Os adelantamos algunos ejemplos más.

Fibra de gusanos que comen grafeno

La comunidad internacional de materiales está haciendo un increíble e inspirador trabajo. Desde gusanos de seda alimentados con grafeno cosechados en China para lograr una fibra altamente resistente hasta huesos impresos con tecnologías 3D. Corbin tuvo un accidente hace varios años y ahora una sección de su brazo es de titanio. Puede que algún día sea una reliquia, ya que algunos hospitales están experimentando con andamiaje de vidrio bioactivo, un material impreso en 3D con base de calcio que es impreso en una compleja geometría para que simule el hueso humano. Cuando se implanta en el cuerpo, el hueso lo confunde con alimento y, a medida que lo va comiendo, va creciendo en su lugar hueso nuevo.

Hormigón traslúcido

Existen también poderosas innovaciones que transforman materiales ya conocidos. Tal es el caso del hormigón traslúcido, que surge de la combinación del hormigón con la fibra óptica. Este nuevo material podría inspirar una gama nueva de construcciones que se adapten a las necesidades urbanas del futuro. Esta experta imagina que la creciente urbanización de la población mundial podría exigir que algunas personas tengan que vivir en entornos subterráneos, que gracias al hormigón traslúcido podrían disfrutar de luz natural. Estas nuevas combinaciones de materiales permitirán construir el espacio urbano del futuro, desde edificios subterráneos hasta autopistas con paneles solares.

Ciudades autorreparables

Otra innovación que surge al combinar los datos, los nuevos materiales y la biología sintética es el hormigón que se repara a sí mismo. Se trata de un hormigón estándar que se impregna con una bacteria microscópica, que ha sido sintéticamente diseñada, y está inspirada en un microorganismo que se encuentra en la cima de los volcanes. Es una bacteria que se despierta en contacto con el agua, se alimenta de compuestos disponibles en el entorno y excreta una sustancia capaz de pegar las grietas en edificios y puentes.

La democratización y trazabilidad gracias a blockchain

Abunda la información sobre los aspectos técnicos de los materiales, pero tenemos muy pocos datos sobre su impacto social, económico y ambiental desde su creación hasta que se descartan como basura. El uso del blockchain permitiría implementar un nuevo sistema de custodia que haga transparente y accesible la información sobre el ciclo de los materiales. Una mayor transparencia en el ciclo de vida de los materiales arrojaría luz sobre las consecuencias de su desarrollo y uso en el mundo. También empoderaría a las y los ciudadanos para que ejerzan una presión que incentive a las grandes empresas y a los políticos a generar una economía más equitativa, responsable y justa en el futuro.

Para Corbin, un futuro que mola en la intersección entre los datos y los materiales es uno en el que los ciudadanos tienen acceso a datos abiertos sobre los materiales y son capaces de diseñar y producir sus propias innovaciones. Así, la gente podría liderar una revolución de materiales desde su propia casa y atendiendo a necesidades locales.

Fuente : WEF


Cristiannoviembre 18, 2020
materiales-1.jpg

2min180

El Índice Construya (IC), que se elabora mensualmente desde 2002, registró una nueva suba del 3,84 % con respecto a septiembre último. Con esta variación del índice desestacionalizado ya se percibe un acomodamiento de la actividad, que se irá confirmando conforme vayan pasando los próximos meses.

A pesar del claro faltante de materiales en muchos corralones y que empresarios a han denunciado, los despachos de insumos de las empresas del Grupo se ubicaron 15,80% por encima de los registrados en el mismo mes del año anterior. Aún así, en los primeros 10 meses del año el Índice Construya acumuló un descenso de 9,80% en comparación con el mismo período de 2019.

Esta suba refuerza la recuperación que había iniciado en mayo, luego de que se registrara la caída histórica más abrupta del índice a causa de la pandemia/cuarentena por la COVID-19, en abril.

El número de octubre empieza a señalar el camino de la recuperación de la actividad. Si bien a raíz de la cuarentena y las restricciones que hubo tanto para producir como para importar, hoy existen ciertos faltantes de stock. Es de esperar que en los próximos meses, con mayor apertura, se vayan acomodando los procesos de producción para llegar nuevamente a niveles normales de abastecimiento.

El índice mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos para la construcción que fabrican las empresas líderes que conforman el Grupo Construya: ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de conducción de agua.

A partir de este mes también se suman entre los despachos otras líneas de productos del Grupo Dema, caños de conducción de gas, desagües, calefacción y una extensa variedad de fluidos industriales.


Cristiannoviembre 2, 2020
herramientas-2.jpg

4min163

Es conviene conocer la trayectoria que siguen los operarios, materiales y equipos o herramientas (es decir, los recursos de producción), a través del interior de una obra o puesto de trabajo durante el proceso de construcción o en el curso de la distintas actividades. Con el objeto de optimizar tiempos y estándares de producción, apuntando a reducir o eliminar tiempos improductivos, es necesario que las empresas constructoras realicen, en función de la escala de obra, un plano o detalle de las circulaciones, acopios, ubicación de puestos, etc. para el desarrollo completo de las tareas. Entre las herramientas más eficaces para efectuar dicho análisis, se destaca el diagrama de recorridos, que reproduce a escala, la zona donde transcurren las tareas, ubicando los diversos puntos de actividad junto con la trayectoria observada de unos a otros. Sin embargo, antes de examinar en detalle el diagrama de recorrido y su utilización, vale la pena comentar algunos aspectos de la disposición de las tareas dentro de una obra.

Por caso, determinar la disposición de una tarea, equivale a diseñar un plano para colocar las máquinas y demás equipos de manera que permita a los operarios y materiales, avanzar con mayor facilidad, al costo más bajo y con el mínimo de manipulación, desde que se reciben los insumos hasta que se materializa la tarea. La mala disposición de los puestos de trabajo en relación a los sectores de acopio de materiales u obradores, por ejemplo, puede aumentar la duración total del trabajo, pues origina movimientos innecesarios del material, consumiendo tiempo y energía a los trabajadores, sin registrar avances significativos.

Optimizar la zonificación de las partes que conforman la infraestructura operativa de una obra constituye una de las funciones del Jefe de obra. Modificar esa disposición, generalmente, significa trasladar instalaciones, equipos e incluso tuberías y cables, si es que el planteo no se realizó con anterioridad al inicio de las tareas de construcción, con las consiguientes pérdidas. 

De más está decir que dicho estudio (materializado en el mencionado diagrama de recorrido o cursograma, plano de implantación, etc.), debe realizarse en el momento de cotizar los trabajos. De esta manera, se estimará correctamente dentro de los gastos generales directos, los montos equivalentes al montaje y puesta a punto de los mecanismos de apoyo a las tareas de construcción, siempre respetando los parámetros de referencia establecidos por las CYMAT (Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo).

Si el tiempo invertido en movimientos y manipulaciones representa una gran proporción del tiempo total de producción, toda disminución en el tiempo de recorrido o manipulación repercutirá en la productividad del proceso constructivo, particularmente, si se trata de una obra de escala importante.

Cuando se acota la duración del proceso constructivo, porque se aceleran las operaciones o se utilizan nuevas instalaciones o maquinaria de gran rendimiento, cambia la proporción entre el tiempo de manipulación y el del proceso, haciéndose relativamente más extenso el tiempo de la manipulación.

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista Sepa Cómo INSTALAR


Cristianoctubre 28, 2020
obras-1.jpg

7min232

De acuerdo a la Decisión Administrativa 1863/2020 del 14 de octubre, las obras privadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quedaron exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) y, por ende, las personas que trabajan en ellas.

Deben realizarse de acuerdo al protocolo aprobado por la autoridad sanitaria nacional (IF-2020-69278708-APN-SSMEIE#MS). En todos los casos, se deberá garantizar la organización de turnos y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19.

Los desplazamientos de las personas deberán limitarse al estricto cumplimiento de esta actividad. Deberán tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia Covid-19 y no podrán utilizar el transporte público.

“Esta medida tan esperada está en sintonía con lo que vinimos pidiendo a los gobiernos de Nación y Ciudad desde el mes de abril hasta la última nota enviada el 5 de octubre: la reanudación parcial hasta el reinicio total en un programa que planteaba el trabajo en grupos (cuadrillas seguras). También acercamos ideas y distintas propuestas para incentivar la construcción, algunas de ellas fueron tomadas e incorporadas al plan presentado por el GCABA”, expresó Valeria del Puerto, presidenta del CPAU.

Resumen del protocolo autorizado

Solo se podrá realizar actividades en el horario de 10 a 19 de lunes a viernes, y los sábados de 10 a 14.

Garantizar distancia entre personas de al menos 1,5 metro. Llevar al mínimo posible la convivencia simultánea en un mismo espacio.

Uso de tapabocas en todo momento tanto para los empleados como para las personas ingresantes.

La jefatura de obra debe conformar cuadrillas operativas previendo las suficientes separaciones entre los puestos de trabajos activos, con un factor de ocupación máximo de 1 persona cada 4 a 6 metros cuadrados, manteniendo 1,5 metro de separación.

Se debe priorizar el trabajo autónomo y aislado. Y adecuar las diferentes tareas en turnos rotativos de trabajo.

Los trabajadores deberán contar con reposición de elementos de protección personal (EPP) y kit de desinfección húmeda.

Los/as trabajadores/as no pueden usar el transporte público.

Medidas de limpieza y desinfección general de instalaciones y vehículos, y tratamiento de residuos, según protocolo.

Ver boletín oficial

Ver protocolo en el anexo 2

Cómo solicitar reinicio de Obra en el sistema TAD-Director de Obra

Ver última nota al Jefe de Gobierno de CABA


Cristianoctubre 19, 2020
medida-trabajo.jpg

4min222

La medida del trabajo dentro de nuestra industria resulta de la aplicación de las técnicas para determinar el contenido de horas/hombre de una tarea definida, fijando el tiempo que un trabajador calificado invierte en llevarla a cabo con apego a una norma de rendimiento preestablecido. La medida de un trabajo determinado permanece de esta manera asociada a un método o modo de realizar la tarea. Es decir, que cuando se define la duración de una tarea se aclarará qué método o forma de materialización se está empleando para realizarla.

Previamente a efectuar la medida de un trabajo definido, se llevará a cabo un estudio del método el cual permita obtener un modelo más eficiente de tal forma que, cuando se practica la medición del trabajo, éste corresponda al método óptimo y sea un valor estable o irreductible. La determinación de la medida del trabajo para las tareas de obra es de gran utilidad para la conducción y dirección en cuanto permite:

 

  1. Programar la producción, igualando la carga de trabajo de los componentes de cada grupo o grupos de obra, obteniendo el uso racional de los recursos de personal y equipos.
  2. Contribuir al conocimiento exhaustivo de los costos de obra.
  3. Utilizar una política de incentivos o de primas de producción, que verifica una muy buena herramienta de dirección.

 

Para que el tiempo tipo a determinar resulte significativo, es evidente que debe ser ejecutable por la mayor cantidad de operarios o trabajadores de una obra. Sería inútil fijar ritmos de trabajo muy elevados, los cuales puedan cumplir solamente los mejores empleados. Asimismo, no fomentaría la eficiencia de una obra fijar niveles tan bajos que puedan ser realizados, holgadamente, por los trabajadores menos activos.

Para obtener, entonces, valores equitativos y razonables en la medida del trabajo, se puede cuantificar la tarea con trabajadores promedio. Pero debemos ser conscientes de la necesidad de considerar que los operarios no trabajan día a día, y ni siquiera, minuto a minuto con suma constancia. A partir de lo anterior llegamos a una clara conclusión: Es vital disponer de algún medio capaz de permitir evaluar el ritmo con que los operarios observados están trabajando y establecer la relación con el ritmo normal.

El procedimiento empleado para lograrlo se denomina “Valoración”. Lo definimos como la operación mediante la cual quien observa una tarea con el objeto de hallar la medida del trabajo, comparando la situación de los operarios a quienes está observando, con el propio ritmo normal de ejecución de la tarea.

EI ritmo normal lo definimos como “aquel que puede mantenerse fácilmente un día tras otro sin excesiva fatiga física o mental, y se caracteriza por llevar adelante un esfuerzo constante y razonable”.

Es aceptado que el ritmo normal resulta equivalente a la velocidad de movimiento de un hombre que recorre a pie, por terreno llano y en línea recta, 4.800 metros en una hora (Velocidad de 4,8 Km/h).

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista Sepa Cómo INSTALAR

 


Cristianoctubre 15, 2020
lavadero-ecologico.jpg

8min435

Esta invención describe un lavadero doméstico con dos desagües en el área del tallador, el primero conectado a la red de drenaje común y el segundo que ofrece un destino diferente al primero permite captar las aguas grises, (al cerrar la boca del primero con un tapón removible). El agua residual generada en procesos de limpieza de ropa, utensilios de cocina, higiene personal, lavado de alimentos y procesos similares, para luego ser encauzada hacia un depósito para su almacenamiento y posterior reutilización o tratamiento.

Debido a la creciente demanda de agua potable resultado del aumento de la población, y la disminución de las reservas del vital líquido, se torna un asunto de extrema importancia el máximo aprovechamiento de este recurso natural. Por lo que desde hace años los gobiernos de todo el mundo exhortan a la población a cuidar el agua haciendo un uso más prudente de la misma.

Analizando los procesos en que comúnmente se utiliza el agua en los hogares, se ha descubierto que la mayor parte de las aguas grises, que comúnmente se desechan en la red de drenaje, tienen las cualidades necesarias para emplearse satisfactoriamente en múltiples aplicaciones que van desde el uso en retretes, lavado de ropa (acompañada de detergente y sola para el enjuague), riego de plantas, limpieza de pisos y paredes, limpieza de vehículos, etc.

Mientras que aquellas que presenta cantidades significativas de grasas, detergentes o jabones, material orgánico (restos de comida) y con una turbiedad, color, olor y transparencia que no son del agrado del usuario para ser reutilizada solo representa una fracción del volumen total que regularmente consume.

La industria se ha sumado a esta iniciativa al rediseñar un sin número de utensilios que involucran a el agua desde regaderas para ducha, lavadoras y retretes de bajo consumo de agua, tanques de wc que reutilizan el agua del lavabo, etc.

Cabe destacar que se han diseñado algunos lavaderos que cuentan con una pileta para almacenar las aguas grises, pero han fracasado comercialmente debido a que se incrementa notablemente el tamaño lo cual desalienta a los compradores por el espacio cada vez más limitado de las viviendas modernas, aunado a un incremento considerable del precio, además de que tienen una capacidad muy limitada. Sin embargo de toda la casa el lavadero es el mejor punto para recolectar las aguas grises, debido a que aquí se generan las menos contaminadas y riesgosas a la salud. Además de que también es el segundo punto donde más se generan, el primero es la ducha o regadera la cual tiene muchas desventajas en varios aspectos para este fin.

Los lavaderos tradicionales siempre han contado de un solo desagüe en el área del tallador, el cual está conectado casi siempre a la red de drenaje imposibilitando cualquier intento de reutilización de las aguas grises, por lo que se pierden teniendo que ser nuevamente tratadas para que vuelvan a ser aptas para el consumo humano y posteriormente vueltas a bombear a los núcleos urbanos, todo esto implica altos costos y grandes pérdidas definitivas del vital líquido.

Por lo que para solucionar este problema se ideó este novedoso lavadero con dos desagües en el área del tallador, uno conectado a la red de drenaje doméstica y el otro que ofrece un destino diferente al primero, permite la captación de las aguas grises que pueden ser encauzadas hacia un depósito para su almacenamiento o posterior reutilización, lo que permite al usuario determinar a criterio personal qué destino le va a dar a las aguas grises al insertar un tapón que cierre la boca de uno los desagües según sea su propósito.

Elemento de drenaje.

Un elemento de drenaje para habilitar los lavaderos tradicionales para que sean capaces de separar las aguas grises para su re-utilización.

 

 

De fácil instalación y requiriendo de una mínima inversión podemos acondicionar cualquier lavadero, lavabo, incluso la salida de la lavadora para determinar que final le queremos dar a las aguas grises.

Si pensamos que el agua está demasiado sucia podemos eliminarla en la red de drenaje doméstica.

 

Y si tiene las características necesarias para ser reutilizada con insertar un simple tapón la desviamos para su almacenamiento.

Por: Sergio Cortés | www.ecoinventos.com


Cristianoctubre 14, 2020
humedad-1.jpg

6min759

Se puede observar una inmensa cantidad de edificaciones antiguas construidas con ladrillos cerámicos vistos, en distintas partes del mundo, incluyendo en aquellos climas húmedos. No necesariamente en todos los casos el agua pluvial alcanza los interiores de las mismas, a pesar de que las lluvias humedecen las caras expuestas de los muros exteriores. Lo mismo ocurre en los casos donde hay faltante de revoques en forma total o parcial.

En algunas circunstancias, la razón por la cual el agua no transita completamente a través del muro es que éste es demasiado grueso, entonces, el agua pluvial tarda mucho en llegar al interior. Cuando la lluvia se detiene, el agua contenida en la superficie de la pared tiende a evaporarse. Algunos ladrillos presentan una baja capacidad de absorción del agua, debido a sus propiedades físicas (porosidad reducida, alto contenido de arcilla).

En obras antiguas, se solían utilizar cales vencidas, polvo de ladrillo con partículas contaminantes. Todo aquello restaba compacidad y resistencia, generando oquedades y fisuras, es decir vías para el ingreso de humedad a los edificios por capilaridad.

En el presente se construyen edificaciones de ladrillos vistos, donde la protección hidrófuga se encuentra en la cara interna, se deja una cámara de aire intermedia y se construye un panderete interior. Este sistema constructivo es muy eficaz (térmicamente); pero tiene que ser realizado por mano de obra bien capacitada y con un control exhaustivo durante su ejecución.

Se ven casos donde aparece evidencia de humedad en las terminaciones interiores. El motivo se encuentra en que la cámara de aire intermedia se construye demasiado angosta (para aprovechar más la superficie útil edificada), entonces, existe una creciente tendencia a acumular, por descuido, restos de mortero de asiento del panderete (sin hidrófugo), creando “puentes” que a través de la cámara unen ambos paramentos. Los restos del mortero se van acumulando en la parte más baja de la cámara donde es muy difícil de extraer. El agua condensa sobre la cara interior de la pared impermeabilizada (más fría en épocas de temperaturas ambientes bajas). Esta cae por la pared y satura dicho material, lo cual produce el pasaje de humedad por capilaridad e ingresa a través del panderete sin protección hidrófuga.

La humedad es de condensación, ya que la superficie hidrófuga se encuentra fría en épocas invernales. El agua condensada, en contacto con el material absorbente, es conducida hacia el panderete (sin barrera hidrófuga). Existen casos donde se puede observar defectos en la ejecución de juntas de los ladrillos, especialmente en lugares donde no llega el control de obra. Los lugares más críticos se encuentran en los apoyos de los paramentos en las vigas y losas donde se encuentran dos materiales distintos; allí resulta muy difícil dar continuidad de la envoltura hidrófuga. También, pueden aparecer filtraciones al edificio a través de las oquedades que se encuentren en los muros.

Las evidencias de las infiltraciones pueden verse en ambos lados de los muros a través de chorreaduras blanquecinas, problema de difícil solución. Esto se debe a reacciones químicas desarrolladas en los medios acuosos.

Las corrientes de aire llevan consigo gases y partículas contaminantes, que se van asentando en la superficie de los muros exteriores, sobre todo en aquellos que carecen de junta enrasada, motivo por el cual, la superficie de contacto es más importante. La capilaridad existente en el ladrillo común da lugar a la proliferación de colonias orgánicas, micro y multicelulares. No son consideradas peligrosas para la salud humana, pero pueden ser arrastradas por lluvias a lugares de los edificios donde se transforman en alimento para cepas patógenas.

Otro tipo de sistema constructivo es aquel compuesto por muros de ladrillo a la vista, revestidos con madera en la cara interna. Allí se comprueba una gran actividad bacteriana, debido a que se genera un incremento en la acidez en la zona de contacto entre la mampostería y el revestimiento, siempre en contacto con humedad proveniente en algunos casos de condensación y otros de absorción de la madera o por capilaridad de la pared. Proliferan allí ácidos grasos arrastrados por los vapores provenientes de cocinas, parrillas, etc. Los hongos que florecen se alimentan de la madera en proceso de degradación.

 


Cristianoctubre 2, 2020
sanitarista.jpg

4min218

Algunos años atrás, un slogan publicitario afirmaba: “Un buen nombre es lo más valiosos que uno puede tener”.

En este sentido, la imagen profesional es el capital más importante con que cuenta un técnico instalador. Trabajar en mejorar y optimizar dicha imagen implica efectuar una inversión, pero como en todo negocio la inversión a efectuarse será acorde con las posibilidades del mercado demandante, y ese es el equilibrio necesario de procurar por parte del instalador.

Las empresas de instalaciones no escapan a las generales de la ley en cuanto a desembolso e inversión. Como en todo negocio, nuestro sector debe garantizar el debido mantenimiento e inversión sobre las tareas realizadas. De no formular dicha inversión, nuestra imagen profesional se irá desluciendo, y en el corto plazo, quedaremos fuera del mercado.

Pero una adecuada imagen profesional no implica contar con herramientas de última generación o sistemas capaces de explotar y explorar tecnologías de punta. También debemos ocuparnos de la imagen profesional que implica aplicar nuestras aptitudes humanas: Confiabilidad, seguridad, presencia, cultura, cordialidad, etcétera.

En este sentido, la fundamental imagen que debe lograr un profesional radica en demostrar que para él las labores encaradas no le demandan un esfuerzo desmedido, es más, le resultan sencillas de resolver. En realidad, una persona es reconocida como profesional dentro de su área cuando hace que su labor parezca tan sencilla de realizar, natural y fácil que cualquiera podría llevarla a cabo.

Otro aspecto fundamental de la imagen es la de ser tan natural como sea posible, cuando uno actúa llega un momento donde los otros se dan cuenta y eso crea desconfianza e inseguridad, y así nos señalan James y Jongeward, dos autores que interpretan el marketing desde la imagen profesional: “El triunfador no consagra su vida al servicio de lo que imagina que debe ser, sino, por el contrario, se esfuerza por ser él mismo y, como tal, no consume sus energías en representaciones dramáticas, ni en falsas pretensiones, ni tampoco en manipular o inducir a otras personas en sus propios juegos. El triunfador puede revelarse como realmente es, en lugar de proyectar imágenes que agraden, inciten o seduzcan a los demás; tiene conciencia de que existe una importante diferencia entre ser cariñoso y actuar cariñosamente, entre ser estúpido y actuar estúpidamente, entre ser inteligente y actuar inteligentemente. El triunfador no necesita esconderse detrás de una máscara; se despoja de sus propias imágenes irreales de inferioridad o de superioridad y no se deja atemorizar por la autonomía”.

Entonces, en nuestro diario quehacer, brindemos imágenes nítidas del trabajo ofertado.

Será el bien más valioso que un Instalador pueda tener.

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista Sepa Cómo INSTALAR

 


Cristianseptiembre 28, 2020
fv-2.jpg

3min473

FV, empresa de grifería de alta tecnología, lanzó al mercado la nueva Válvula extra chata para descarga de inodoros 0378.01, en conjunto con su tapa embellecedora 0378.02.

Totalmente nueva en cuanto a diseño y funcionamiento, la válvula base 0378.01 es completamente apta incluso para construcción en seco, posibilitando su instalación en tabiques de hasta 70mm de espesor. A su vez permite de manera independiente, la regulación del caudal y de la velocidad de llenado de la cámara que determina el tiempo de duración de la descarga. 

Al igual que nuestra válvula para inodoros 0368.01, tiene una llave de paso incorporada, trabaja a una presión mínima de 250 gramos, con bajada independiente y cañería de 38mm de diámetro interno.

Por su lado, la tapa 0378.02 es singular por su delicado diseño minimalista y porque trae incorporado un botón que permite el suave accionamiento de la válvula, gracias a su recorrido interno de 2mm, facilitando así que cualquier persona pueda accionarla sin inconvenientes ni esfuerzo alguno.

Al igual que todos los productos FV, la Válvula es fabricada a través de un proceso de producción integrado, focalizado en el diseño, funcionalidad, calidad y respaldo de marca.

Para más información se puede acceder a: www.fvsa.com

 

 



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter