Reclamos laborales

No existe obligación del Comitente ni del Director de Obra (DO) con relación al personal de la construcción que trabaja en la obra, pues no hay vínculo jurídico entre ellos ya que la relación contractual del comitente es exclusivamente con la empresa constructora o con los contratistas y la del Director de Obra, exclusivamente, con el Comitente.

 

Los obreros de la construcción son contratados por la empresa constructora o por los contratistas o subcontratistas que ejecutan la obra, por lo tanto, son ellos quienes deben responder ante los reclamos de los primeros. Al comitente, lo mismo que al Director de obra, les resulta imposible evitar ser demandados por el personal de las empresas constructoras, contratistas y subcontratistas. Por eso, los pliegos de condiciones de los modelos de contratos de construcción incluyen cláusulas las cuales disponen la exclusiva responsabilidad de los contratistas en esta materia, entre ellas, se destacan:

 

  • El contratista cumplirá la normativa vigente que rige el trabajo de los distintos gremios actuantes en la construcción respecto a salarios mínimos, vacaciones, jubilaciones, descanso semanal, jornada legal, seguros, seguridad e higiene del trabajo, trabajo en lugares insalubres, horas extra, fondos de desempleo, etc.
  • El contratista abonará a los operarios de todos los gremios que intervengan en la ejecución de los trabajos, salarios iguales o superiores a los correspondientes por los Convenios Colectivos de Trabajo, homologados por autoridad competente, en vigencia para la zona correspondiente a la de la ejecución de los trabajos.
  • El contratista mantendrá al día el pago del personal empleado en la obra, abonará íntegramente los salarios estipulados y brindará cumplimiento estricto a las disposiciones que determinan la jornada legal.
  • El contratista será único responsable de brindar cumplimiento estricto a las leyes 17.258 y 20.744, junto con los Convenios Colectivos de Trabajo aplicables a su personal, observando las leyes y normas de previsión social.
  • El contratista hará cumplir a sus subcontratistas las disposiciones precedentes y será el único responsable por sus incumplimientos.
  • El contratista asume plena y total responsabilidad exclusiva y excluyente e indemnizará y mantendrá indemnes al comitente y al DO, por todos los daños, perjuicios, costas, gastos judiciales y contingencia de índole civil, laboral, administrativa o penal que el comitente o el DO deban afrontar en forma directa o indirecta, en su persona o bienes, por cualquier acto, hecho u omisión fundado en el error, culpa, negligencia o cualquier acción del contratista, sus subcontratistas o del personal de ambos relacionados con las obligaciones que le impone este contrato.

 

A pesar de los recaudos precedentes, las demandas laborales usualmente son dirigidas contra todos aquellos que tienen intervención en la obra: Contratista, comitente y DO, solo debido a que se pretende la existencia de solidaridad entre todos, solidaridad que, a criterio del CPAU y su Asesor Legal no existe, aunque ello no obsta para que procuren que algún juez la conceda y, particularmente, desde que ello no significa costo adicional alguno para el obrero de la construcción. Con el propósito de que el comitente pueda monitorear el cumplimiento de las disposiciones referentes a cuestiones laborales, previsionales y de seguros por parte de los contratistas, los pliegos de condiciones incluyen la siguiente disposición:

 

  • El contratista deberá acreditar ante el comitente el cumplimiento de las obligaciones laborales y de seguridad social en forma mensual, respecto de la totalidad de las personas por él afectadas al cumplimiento del contrato. A tales efectos deberá presentar al comitente, dentro de los diez días de iniciado cada mes, la siguiente documentación respecto de cada una de las personas afectadas por el contratista al cumplimiento del contrato:

 

  1. El Código Único de Identificación Laboral (CUIL).
  2. La constancia de pago de las remuneraciones correspondientes al mes anterior.
  3. Los comprobantes de pago al sistema de la seguridad social correspondientes al mes anterior.
  4. La constancia de cobertura por riesgos de trabajo del mes en curso y el comprobante de pago correspondiente al mes anterior.
  5. La constancia de cobertura del mes en curso y pago del seguro por accidentes personales correspondientes al mes anterior en caso de corresponder.

 

El DO debe aconsejar a su comitente, para que proceda por sí o por intermedio de expertos, a la revisión sistemática de la documentación mencionada, la cual debe ser proporcionada por cada contratista, revisión que le permitirá detectar a tiempo fallas e incumplimientos y que, según opinión del CPAU, no corresponde al arquitecto, por no ser materia de su competencia.

 

En resguardo del Comitente

 

Los pliegos de condiciones de la documentación de proyecto deben incluir disposiciones que permitan al comitente:

 

  • En caso de diferendos o litigios con el contratista, contar con garantías razonables ante la eventualidad de requerir resarcimientos por incumplimientos contractuales o para cubrir sus responsabilidades como propietario de la obra, inclusive, por motivo de fallas propias del contratista.
  • En caso de resolución del contrato por culpa del contratista, disponer de fondos para resarcirse de los daños y perjuicios ocasionados.

 

A medida que los pliegos de condiciones incluyen disposiciones más exigentes, los precios de las ofertas se incrementan, porque tales disposiciones implican riesgos, costos o gastos adicionales para el contratista. Sería el caso, por ejemplo, de exigir la constitución de garantías en efectivo, de disponer regímenes de penalidades excesivamente severos, o de establecer plazos de garantía excesivamente prolongados. El DO asesorará a su comitente y recomendará el nivel de requerimientos en función de la envergadura de la obra, la naturaleza de los trabajos contratados, el nivel de los antecedentes legales, técnicos y financieros de los contratistas y la posición o política del propio comitente ante esas cuestiones. En cualquier caso, se aconseja la adopción de niveles de exigencias compatibles que no se aparten de las habituales en la industria de la construcción. Recomendamos la adopción de las disposiciones de los pliegos de condiciones tipo en lo referente a:

 

  • Empleo y retribución de la mano de obra de acuerdo con la normativa laboral y previsional vigente.
  • Constitución de garantía de cumplimiento de contrato.
  • Constitución de fondo de reparos.
  • Lapsos de garantía.
  • Constitución de garantías para amparar anticipos para la compra de materiales.
  • Seguros contra accidentes del trabajo.
  • Ejecución de las pruebas y ensayos requeridos por los reglamentos técnicos.
  • Adopción de regímenes de cargos y multas.
  • Adopción de cláusulas equitativas y previsoras para la eventualidad de una resolución del contrato.
Comentarios

Alejandra



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter







Comentarios