Presupuestar instalaciones

Por el Arq. Gustavo Di Costa
Editor de Revista Sepa Cómo INSTALAR

 

El presupuesto de una instalación determinada supone el costo implicado en su materialización. Al armar el presupuesto se deben considerar y calcular minuciosamente una serie de factores. Su correcto dimensionamiento es imprescindible para llegar a un número real y se mantenga a lo largo del proyecto, favoreciendo de esta forma al comitente y, además, manteniendo la incidencia de cada uno de los términos componentes de ese número total, permitiendo de esta forma, recibir el beneficio proyectado para el trabajo en cuestión. Estadísticamente, la tasa de incumplimiento en los proyectos de construcción es muy elevada: La mayoría, ya sean pequeños o grandes, terminan retrasados y no cumpliendo con el presupuesto.

Según una reciente encuesta desarrollada por la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), el 73% de los proyectos de construcción finalizan con un desvío de más del 10% en el plazo de obra y el 57% concluyen con un desvío en el costo base superior al 10%. La CAMARCO, entonces, deberá trabajar más eficientemente en la capacitación de sus asociados…

Algunos retrasos en los proyectos son normales: Un pedido de material se desvía, un equipo se rompe, un subcontratista falta, etc. Este es un punto fundamental a considerar en el diseño del presupuesto, ya que cuando se retrasa un proyecto, los gastos generales se incrementan. La mayoría de las obras terminan sobrepasando el presupuesto por varias razones, entre ellas se encuentran errores de estimación, falta de metodología y carencia de control. Si se pretende lograr el control sobre los costos, se deberán controlar indefectiblemente los tiempos de obra.

Para poder hablar sobre el presupuesto relativo a un proyecto de una determinada instalación, primero se debe establecer en qué consiste el citado proyecto. Según el Artículo 46° del Decreto-Ley 7887/55, un proyecto es: “[…] el conjunto de elementos gráficos y escritos que definen con precisión el carácter y finalidad de la obra y permiten ejecutarla bajo la dirección de un profesional. Comprende: 1) Planos generales, a escala conveniente, de plantas, elevaciones principales y cortes, acotados y señalados con los símbolos convencionales, de modo que puedan ser tomados como básicos para la ejecución de los planos de estructura y de instalaciones.; 2) Planos de construcción y de detalles.; 3) Planos de instalaciones y de estructuras con sus especificaciones y plantillas correspondientes.; 4) Presupuesto, pliego de condiciones, llamado a licitación y estudio de propuestas”.
Aspectos de valiosa consideración para no perder capacidad de trabajo.

Comentarios

Alejandra



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter







Comentarios