Mantenimiento de herramientas eléctricas brushless

Si bien es cierto que los motores brushless de corriente continua han existido durante más de medio siglo, en estos últimos 5 o 6 años han protagonizado una revolución en el campo de las herramientas eléctricas inalámbricas, al punto que ya no hay fabricante reconocido que no ofrezca al público su gama de herramientas brushless.

Nos podríamos preguntar entonces a qué se debe ese revuelo creado por las herramientas actuales que incorporan un motor brushless, es decir, un motor sin carbones o sin escobillas.

O, dicho con otras palabras, ¿por qué razón una tecnología que durante décadas se usó casi exclusivamente en herramientas de precisión altamente especializadas hoy es prácticamente el estándar de herramientas inalámbricas tan diversas como taladros, sierras caladoras, rotomartillos, sopladores, llaves de impacto o cortadoras de césped?

La respuesta corta

Más allá de la ingeniería involucrada en los motores con y sin escobillas, la respuesta a la pregunta anterior es simple. En general, las herramientas eléctricas con motor sin escobillas otorgan un mayor rendimiento, básicamente porque a diferencia de las herramientas con escobillas, el motor se ajusta según la tarea a realizar. Esto representa un gran avance cuando se trata de administrar la duración de la batería, aumentando la autonomía y el rendimiento de las herramientas eléctricas inalámbricas.

En esta nota veremos qué mantenimiento necesitan los motores brushless, y qué cuidados deben recibir.

El mantenimiento de este tipo de herramientas debe realizarse en dos etapas: una cotidiana —luego de cada uso— y otra periódica —cada tres meses, por ejemplo—.

Limpieza cotidiana

Es una limpieza superficial y muy sencilla, que no lleva más que un par de minutos. Sólo es necesario limpiar con un pincel las aberturas de ventilación en la parte trasera del motor (y si las hubiera, en otros lados). Luego de remover las pelusas y suciedad suelta, pasar un paño humedecido en agua y detergente neutro para eliminar cualquier resto de suciedad adherida.

Repetir el mismo procedimiento en la zona del mandril, cuidando de que la suciedad no caiga al interior. En este punto, una vez cada quince días, conviene insertar una gota de lubricante (que debe ser aceite formulado para máquinas). Esto sólo debe hacerse si el interior se presenta limpio. En caso contrario, esperar al mantenimiento periódico.

Revisión periódica

Consiste en una revisión general de la herramienta una vez al mes. Es necesario inspeccionar el cable o la batería, la carcasa, el mandril, las aberturas de ventilación y los botones de accionamiento.

Al inspeccionar el cable, hay que buscar grietas, peladuras y cualquier otra anomalía. Se puede aprovechar la ocasión para limpiar el mismo con un paño humedecido con agua y detergente neutro.

La carcasa debe estar limpia, libre de grasa y suciedad, y no presentar grietas o roturas. Las aberturas de ventilación deben estar abiertas, limpias y sin roturas. Los botones de accionamiento deben presentarse limpios y sin agrietaduras.

Limpieza general

1.- Desarme

En general los fabricantes desaconsejan el despiece de la herramienta; en el caso de las herramientas eléctricas brushless se aconseja la intervención de un técnico electricista o electrónico con conocimientos, ya que puede ser una operación riesgosa si la persona a cargo de realizar el desensamble no tiene conocimientos de electricidad, seguridad e higiene.

No obstante ello, es importante de todos modos realizar en forma periódica una limpieza más profunda, que implica el despiece de la herramienta para la limpieza interna del motor.

2.- Limpieza de componentes

Cada fabricante y modelo tiene un catálogo y un plano de despiece que debe ser consultado antes de comenzar el desarme. Es muy importante tener en cuenta esto, ya que estos motores suelen ser un poco más complejos que los tradicionales a escobilla, y las personas no familiarizadas con su concepción pueden encontrarse luego con que no saben cómo armarlo nuevamente.

Con el plano de despiece apropiado, se procede a desarmar el motor en sus componentes. Cada uno de ellos debe repasarse con un pincel suave para remover cualquier partícula de suciedad suelta.

Luego, debe eliminarse el resto con un soplete de aire comprimido. Si hubiera suciedad adherida, debe removerse con un trozo de papel tissue humedecido con espuma especial para componentes eléctricos.

Una vez que todas las piezas están limpias y secas, se debe proceder al armado. Es un buen momento para lubricar el eje y los rodamientos.

3.- Lubricación

El eje debe lubricarse con una fina película de aceite para máquinas. Por otro lado, si los rodamientos se sienten secos, deben recibir un lubricante especialmente formulado para ellos. Es importante entender que los rodamientos sólo deben lubricarse si hay una necesidad en ello; caso contrario, es contraproducente.

Si los rodamientos requieren lubricación, es necesario determinar qué tipo de lubricante deben recibir. Para la mayoría de los rodamientos para motores, se indica grasa con una base sintética; en su defecto, grasa de litio.

4.- Limpieza interna de la carcasa

Además de la limpieza del motor, es importante limpiar por dentro la carcasa. Esto se logra con el uso de un pincel suave, un trapo humedecido en agua y detergente neutro, y papeles tissue para secar todo.

El interior de la carcasa, al ser plástico, atrae la mayoría de las partículas de suciedad debido a su tendencia a almacenar electricidad estática. También es posible que reciba micropartículas de lubricante. Todo esto forma una sustancia que se adhiere a sus paredes, haciendo que luego de un tiempo de uso, se forme una película que debe removerse para permitir el libre flujo de aire limpio. De no eliminarse, sobre esa película se adherirá pelusa y suciedad suelta, haciendo que los componentes del motor se ensucien también.

El mayor peligro de esta película de suciedad es que, con el tiempo, las partículas adheridas pueden soltarse y caer sobre el motor, contaminando el interior de los rodamientos, el estator y el rotor, haciendo que esos componentes se rayen o se dañen.

Así de sencillo es el mantenimiento de motores brushless, bien hecho, ¡aumenta considerablemente la vida de tus herramientas!

 

Con información de: www.demaquinasyherramientas.com

Comentarios

Sepa Cómo Instalar



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter







Comentarios