Licitación abierta

La licitación abierta es una modalidad de licitación donde se pueden presentar todas las firmas o empresas interesadas, las cuales cumplan con los requerimientos de las bases. En el ámbito privado practican esta modalidad entes, empresas o corporaciones obligados por sus estatutos o por reglamentaciones internas, especialmente, cuando el monto a contratar supera ciertos valores preestablecidos.

 

En el ámbito público, practican esta modalidad los organismos y empresas nacionales, provinciales y municipales para sus adquisiciones y contrataciones de bienes y servicios cuando se superan ciertos montos establecidos. Estas licitaciones reciben el nombre de licitaciones públicas, aunque en ciertos casos no sean “abiertas”, pues suelen estar restringidas a empresas inscriptas en registros o a aquellas las cuales, previamente, debieron presentar sus antecedentes para su preselección. En una licitación abierta, y especialmente en licitaciones públicas, resulta imprescindible asegurar el cumplimiento de ciertas formalidades durante todo el proceso, desde la difusión y convocatoria de la licitación hasta la adjudicación y firma del contrato. Este accionar impone al arquitecto y a los comitentes privados ciertas reglas de juego que, si bien no tienen por qué alcanzar la rigidez propia de las licitaciones públicas, tampoco pueden manejarse con la flexibilidad característica de las licitaciones restringidas o por invitación. A efectos de facilitar los procedimientos, y evitar cuestionamientos, se recomienda adoptar algunas medidas como por ejemplo: Efectuar la apertura de sobres en privado y con representantes del comitente, no permitir el conocimiento de las propuestas ajenas por otros oferentes, lo que indefectiblemente, originaría una cadena de cuestionamientos e impugnaciones capaces de trabar el proceso de adjudicación, y en general, flexibilizar las formalidades que no comporten violación a las normas éticas. El hecho de que bajo esta modalidad exista admisión ilimitada de participantes, obliga en todos los casos a proceder a la calificación de las empresas, obligándolas al cumplimiento de ciertos requerimientos cuya exigencia debe guardar relación con la envergadura de los trabajos licitados. La calificación de los oferentes puede realizarse de distintas formas y en diferentes oportunidades.

 

Adjudicación directa

 

Esta modalidad presenta las particularidades siguientes:

 

  • Para llegar a la contratación de los trabajos no median los procedimientos ni las formalidades de cumplimiento más o menos estricto propias de una licitación,
  • La posibilidad de llevar a cabo negociaciones tendientes a ajustar y convenir una propuesta ventajosa.
  • La modalidad admite pedido de ofertas a más de una empresa en forma reservada e independientemente. En caso de llevar a cabo negociaciones con una única empresa, a falta de otros elementos de comparación, resulta conveniente requerir análisis de precios que justifiquen los valores cotizados de los rubros más significativos.

Conviene recurrir a esta modalidad cuando media alguna de las siguientes razones:

 

  • Necesidad de adjudicar los trabajos a determinada empresa, dado que no existen otras con la tecnología requerida o que puedan asegurar la provisión de ciertos diseños, materiales o equipos necesarios para las obras o determinados rubros de la construcción.
  • En obras a contratar por coste y costas
  • Cuando razones de urgencia obligan a reducir los plazos requeridos por los procedimientos de licitación.
  • Cuando se requieren máximas garantías de confiabilidad o eficiencia, ya sea en capacidad técnica, potencial operativo o solvencia económico-financiera.
  • Cuando media algún tipo de relación previa entre el comitente y la empresa o cuando la empresa se encuentra asociada con el comitente para la ejecución de la obra.

 

Más que en cualquier otro caso, durante la tramitación y negociación precedente a una adjudicación directa, el profesional asegurará la máxima transparencia en su gestión, enmarcándola exclusivamente dentro del ámbito técnico y preservando los principios éticos.

Comentarios

Alejandra



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter







Comentarios