La permanente evolución

¿Qué es la evolución?

El Diccionario General de la Lengua Española nos brinda la siguiente definición del vocablo: “Acción de desarrollar o transformar las cosas pasando gradualmente de un estado a otro”. La caracterización principal de la acción de desarrollar o transformar un producto, de un estado a otro, radica en su paso firme pero seguro en su relectura.

Si ese pasaje fuese rápido o acelerado el concepto aplicable sería el de “revolución”.

La evolución, a diferencia del cambio, contiene dos conceptos que vale la pena analizar. El primero es el relacionado con la dinámica de un producto, la cual hace que el mismo se desarrolle o transforme para bien de sus consumidores. El segundo concepto permanece relacionado con la percepción externa de ese producto, la cual deriva del efecto o consecuencia de su evolución interna.

Si conjugamos ambos conceptos, evolución interna y externa, entenderemos que los mismos se corresponden tanto a corto como a largo plazo, siendo la evolución a largo plazo la adición de los cambios, no ya paulatinos, sino aquellos que han sido aprobados por el mercado.

Los cambios aplicados en los cuadros tarifarios de los servicios de electricidad, agua y gas, conllevan un punto de vista diferente en la mentalidad de la sociedad. Como sentencia el saber popular “el bolsillo es el órgano que más duele”. La redistribución de los subsidios obliga, con su mayor costo, a reflexionar respecto de los temas sobre los cuales, desde hace mucho, mucho tiempo, tratamos de capacitar a nuestros lectores.

Cuando hablábamos de sustentabilidad, coeficiente “K”, recuperación de los líquidos pluviales y mayor economía del agua potable dada la aplicación de sistemas “inteligentes” -de alguna manera- creábamos el escenario para la evolución.

En este sentido, los técnicos buscan cada vez mayores referencias sobre los productos que adquieren, y por consiguiente, cobran relevancia su naturaleza, origen, sistemas y procesos de fabricación, tradiciones productivas y el respaldo de sus particularidades específicas. En el ámbito internacional, el grado de exigencia de los profesionales se ha elevado en virtud de su poder de negociación en las compras, de la cantidad de información disponible, y de la oferta de una gran variedad de marcas.

Determinar las cualidades que contienen los elementos y sistemas para la instalaciones que conducen fluidos, servirá para comprender mejor las significaciones asociadas que gravitan en los procesos de construcción.

Por todo ello, y fundamentalmente, para permanecer a la altura de las expectativas del sector y sus profesionales, es que decidimos no formular un cambio, sino evolucionar esta propuesta, transformando su dinámica en función de los nuevos tiempos.

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista Sepa Cómo INSTALAR

Comentarios

Sepa Cómo Instalar



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter







Comentarios