El DO en el nuevo CE

Escribe: Arq. Gustavo Di Costa
Editor de revista INSTALAR

 

Resulta interesante repasar cómo define el nuevo Código de Edificación de la ciudad de Buenos Aires al rol del Director de obra. Se trata de los ojos técnicos del comitente puestos en la obra, su principal función es toda la gestión productiva de la misma (dirigir las tareas a desarrollar), controlar la calidad, interpretar fielmente los planos para materializar lo proyectado, respetando las medidas de seguridad e higiene de los trabajadores. En otras palabras, es la máxima autoridad de la obra (lo que él dice es lo que se hace), y por eso, se lleva la máxima responsabilidad. Puede ser la misma persona que elaboró el proyecto, eso es lo más deseable, aunque no es necesariamente así. Se trata de un profesional matriculado y su forma de contratación es directa con el comitente. Su lugar de trabajo está compartido entre el estudio y la obra. Para poder ejercer ese control de calidad su herramienta principal es la documentación técnica elaborada por el proyectista. Maneja el libro de órdenes de servicios, el cual tiene carácter legal. No hay que confundir “Director de obra” con “Jefe de obra”, el primero es quien ejerce el “control de calidad” y el segundo es quien “administra los recursos de producción”. Estas tareas no pueden ser ejecutadas por una misma persona, porque podría traicionarse la calidad de la obra. Para preservar el buen uso de la profesión en defensa de los comitentes, esas tareas son totalmente independientes. El Estado entiende legalmente, que se trata de funciones incompatibles.
Con todo ello queda claro que el “Director de obra” no presenta ningún tipo de relación con la empresa constructora, y ostenta total libertad para penalizar a la empresa constructora en función de los intereses del comitente. El Director de Obra es el único representante por parte del Comitente para interactuar con el Jefe de Obra y esa comunicación debe hacerse de manera fehaciente para los asuntos importantes entre ambas partes. Luego de formuladas y confirmadas por escrito, las órdenes de servicio como las notas de pedido pasan a integrar la documentación contractual. Sirven como medio de prueba en caso de intervención judicial.
Son otras funciones del Director de Obra: Aprobar las soluciones de ingeniería propuestas para cambios de obra; autorizar el ingreso de subcontratistas; autorizar el ingreso y egreso de materiales del predio de la obra; controlar los plazos de ejecución; decidir la ejecución y suspensión de tareas; evaluar la idoneidad del personal interviniente en el desarrollo de los rubros que comprende el suministro; revisar, corregir y aprobar las actas de medición, los certificados y facturas respectivas; solicitar y autorizar cambios en la obra; peticionar, supervisar y aprobar todos los ensayos y pruebas que se realicen para asegurar la adecuada calidad de procesos y resultados; y finalmente, supervisar el cumplimiento de las obligaciones laborales, de seguros y municipales.
Datos a tener en cuenta para un sano y claro ejercicio profesional.

Comentarios

Alejandra



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter







Comentarios