Contrataciones de obras: Alcances

  Los diversos formatos de contratos que se pueden aplicar en las obras de instalaciones implican importantes consecuencias sobre los costos finales, los tiempos de ejecución junto con las obligaciones y responsabilidades de los distintos agentes participantes en su materialización: Él o los contratistas, el Director de Obra (en adelante DO) y el Comitente. Desde el contrato único a los contratos separados y desde el ajuste alzado al coste y costas, existe una transferencia de riesgo de los contratistas al comitente, al mismo tiempo que se incrementan las responsabilidades y obligaciones del DO.

  El contratista único que actúa como empresa constructora, asume la totalidad de las responsabilidades laborales, civiles, comerciales, previsionales, técnicas y penales por la construcción de la obra y es responsable por su ejecución y entrega, de acuerdo con los planos y especificaciones del proyecto, los precios y plazos estipulados y demás obligaciones determinadas en los documentos que integran el contrato de construcción.

  Además de la obligación principal señalada precedentemente, los pliegos de condiciones de los contratos de construcción deberían contemplar lo siguiente: Adoptar, mantener y controlar las medidas y precauciones de seguridad e higiene, de acuerdo con lo establecido por la normativa vigente; Disponer la maquinaria y equipo, para el movimiento y transporte de materiales y personas en la obra, responsabilizándose por su operación y mantenimiento; Prestar ayuda de gremios a sus subcontratistas; Adoptar, mantener y controlar las medidas y precauciones para la vigilancia de la obra; Adquirir las responsabilidades como constructor y firmar los planos municipales, como constructor, ejecutor de la estructura e instalador de las redes necesarias.

  En paralelo con sus obligaciones como contratista único, deberá cumplir las obligaciones atinentes a cualquier otro contratista, tales como, respetar la autoridad de la DO y acatar sus órdenes; cumplir los códigos, reglamentos y disposiciones de orden técnico vinculados con los trabajos a su cargo; cumplir las normas oficiales vigentes rectoras del trabajo de los distintos gremios intervinientes respecto a salarios mínimos, vacaciones, jubilaciones, descanso semanal, jornada legal, seguros, seguridad e higiene, trabajo en lugares insalubres, horas extras, fondo de desempleo, etc.; cumplir las leyes, decretos, ordenanzas, edictos y reglamentaciones oficiales, las cuales rigen en el ámbito de ejecución de los trabajos; adoptar los procedimientos constructivos, secuencias de tareas, técnicas y equipos; coordinar la ejecución de los trabajos del personal propio con el de sus subcontratistas; conducir y controlar cualitativa, cuantitativa y permanentemente el proceso de construcción, la calidad y los trabajos de acuerdo con la documentación contractual y las “reglas del arte”, entendiéndose por tales a “los procedimientos consagrados por la experiencia constructiva”; programar y controlar la provisión e ingreso a obra de los materiales, equipos y suministros necesarios para la ejecución de las distintas tareas y controlar su calidad, programar la presentación de mano de obra y controlar su calidad.

La sumatoria de los aspectos mencionados debe formar parte, indefectiblemente, de los contenidos de un contrato.

 

Escribe: Arq. Gustavo Di Costa

Editor de revista INSTALAR

Comentarios

Sepa Cómo Instalar



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter







Comentarios