Competitividad de la construcción

Mucho y demasiado se ha escrito en Argentina sobre el tema de la competitividad en la industria de la construcción. Lo cierto es que la calidad de la vivienda representa una función significativa porque el ser humano no se cualifica solo con su voz y con sus actos, sino también, con su vivienda. Incluso si esa “función representativa” se encuentra limitada por motivos económicos, siempre en factible distinguir en la vivienda ciertos aspectos de la persona.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

¿Por qué es importante la calidad en una vivienda? Porque la misma representa distintos aspectos: Un ambiente acogedor, estatus social, cordialidad, armonía familiar…, pero ese espacio interior siempre representa el espíritu humano y el espíritu de una épocay como la vivienda familiar no está aislada mantiene un entorno urbano o natural inseparable. Por otra parte, los terrenos edificables no son inagotables, y eso influye en el valor y la forma de la casa y de los edificios.

La calidad de vida en las diferentes ciudades del planeta Tierra son diversas, ello se debe al éxodo del campo a la ciudad en el siglo pasado, pero tienen en común cierto orden y organización que produce una concentración extrema de energía vital. Solo el atasco de vehículos produce un estímulo estresante extremo, y los efectos de dichos estímulos estresantes se verifican en el nivel de enfermedades, por ejemplo, una ciudad moderada como Estocolmo suma un 30% más de enfermedades que todo el resto de Suecia. Así es como los habitantes de las ciudades deben pagar las ventajas de las cuales disfrutan, tales como ofertas culturales, instalaciones deportivas, hospitales de alta complejidad, etc.).

Para muchos autores no existe una solución ideal para el problema de las grandes ciudades, ni desde el punto de la psicología de la arquitectura ni de la psicología urbana. Los esperanzados mantienen como solución algún plan constante y metódico, desde las políticas públicas habitaciones de los gobiernos de turno. Durante las últimas décadas, nos vendieron la idea de que la naturaleza y la civilización eran opuestas e incompatibles. Que el confort estaba en las ciudades en contraposición con la brutalidad de la naturaleza…

Pero en cada “cultura” y cada “civilización” se depende, en gran medida, de la naturaleza libre, aspecto que la cultura asiática ha tenido especialmente en cuenta, respecto del occidente cristiano.

Solo los graves daños infligidos al medio natural, y sus catastróficas consecuencias, han conseguido iniciar un cambio de las ideas al respecto.

Comentarios

Sepa Cómo Instalar



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter







Comentarios