Alejandrafebrero 10, 2021
2-1280x1113.jpg

8min129

En una obra es obligatoria la colocación de defensas o protecciones en los vacíos correspondientes a los patios, pozos de aire o ventilación, cajas de ascensores y conductos, como, asimismo, en las aberturas practicadas en entrepisos o muros que ofrezcan riesgo de caídas de personas o materiales. Una escalera aislada contará con defensas laterales capaces de garantizar un uso seguro.

 

Deben adoptarse las medidas de seguridad adecuadas para cada situación cuando en la ejecución de una obra se desarrollen tareas que puedan ocasionar caída de objetos o materiales, ya sea sobre el área de trabajo, la vía pública o bien fincas linderas, en particular, en los bordes libres de una construcción vertical, tales como patios verticales, internos o no, y espacios urbanos. En una obra se deben colocar defensas para las personas para la prevención de accidentes u otros peligros provenientes de las instalaciones provisorias en funcionamiento

a- Las instalaciones eléctricas y conductores deben:

  1. Protegerse contra contactos eventuales y encontrarse eficientemente aislados.
  2. Reunir las mínimas condiciones de seguridad.
  3. No obstaculizar los pasos de circulación.

b- Las instalaciones térmicas deben:

1. Resguardarse de contactos directos, pérdidas de vapor, gases o líquidos calientes o fríos.

c- Las instalaciones mecánicas deben: 

1. Tener sus partes móviles protegidas para la prevención de accidentes.

Precaución por trabajos sobre una cubierta

Cuando deban efectuarse trabajos sobre techos con peligro de resbalamiento, sea por su inclinación, por la naturaleza de su cubierta o por el estado atmosférico, se deben tomar precauciones para evitar la caída de personas o de materiales. Queda prohibido el tránsito de personas sobre cubiertas no aptas para soportar la carga máxima prevista generada por personas, materiales y/o equipos, en el caso de no haberse tomado previamente las correspondientes medidas de seguridad. Debe disponerse de sistemas de protección personal eficaces:

  1. Puntos de anclaje.
  2. Líneas de vida.
  3. Arneses de seguridad.
  4. Medidas de seguridad en los accesos a las cubiertas.

 

Precaución para la circulación en obras

En una obra, los medios de circulación, los andamios y sus accesorios serán seguros. Cuando la luz del día no resulte suficiente se los debe proveer de una adecuada iluminación artificial, como así también a los sótanos. Asimismo, se eliminarán de los pasos obligados todo elemento saliente, cortante o que obstaculice la circulación. Es obligatorio el mantenimiento y control del orden y limpieza en toda obra, debiendo disponerse los materiales, herramientas y desechos de modo que no obstruyan los lugares de trabajo y de paso. Deben eliminarse o protegerse todos aquellos elementos punzo-cortantes con riesgo para la seguridad de los trabajadores. En la programación de la obra, consideraremos circulaciones peatonales y vehiculares en lo relativo a su trazado y delimitación. Es obligatorio proveer medios seguros de acceso y salidas en todos y cada uno de los lugares de trabajo. Los operarios deben utilizar estos medios obligatoriamente en todos los casos.

 

Protecciones en la vía pública y lotes linderos

Si durante la ejecución de una obra se desarrollan tareas que impliquen riesgos de caída de objetos o materiales, se adoptarán las medidas de seguridad que incluyan los bordes libres patios verticales y/o espacios urbanos. Será obligatoria la colocación de protecciones para resguardar de eventuales caídas de materiales a la vía pública y fincas linderas.

  • A la vía pública: Deben colocarse protecciones a la vía pública cuando la altura alcanzada por la fachada exceda la medida resultante de la suma de la distancia entre la fachada y la valla provisoria, y la altura de esta última.

  • A lotes vecinos: Los predios linderos estarán resguardados con protecciones permanentes y móviles, siendo de aplicación lo reglamentario. La saliente máxima no excederá el 20% del ancho de la finca lindera. Podrán retirarse al concluir el revoque exterior del muro divisorio o privativo contiguo a predio lindero por encima de ella.

Molestias a Terceros

La descarga y/o ocupación de la vía pública (calzada y espacio por fuera del lugar cercado por la valla provisoria) con materiales, maquinarias, escombros u otros elementos pertenecientes a una obra, estará sujeta al plan de obra presentado ante la Autoridad de Aplicación. En las obras en construcción situadas sobre la vereda derecha conforme el sentido de circulación de tramos de arterias amparados bajo un régimen de carriles exclusivos, vías preferenciales o con prohibición de estacionamiento vigente las 24 horas, la carga y descarga de los materiales debe ceñirse al funcionamiento del régimen especial de tránsito, y realizarse conforme al siguiente orden de prelación:

  1. Dentro de la Línea Oficial, acorde a la magnitud de la misma.
  2. A través de la utilización de los cajones azules situados sobre las calles transversales a las arterias sujetas al régimen especial de tránsito.
  3. Sobre el carril adyacente a la vereda derecha, conforme el sentido de circulación de la arteria sujeta al régimen especial de tránsito, dentro del horario comprendido entre las 7 y las 13 horas.

 En los supuestos de obras en construcción localizadas sobre la vereda derecha conforme el sentido de circulación de los tramos de arterias sujetos a un régimen de carriles exclusivos, vías preferenciales o con prohibición de estacionamiento vigente las 24 horas, la colocación del contenedor se efectuará sobre la vereda, de acuerdo a la factibilidad de operación del camión transportador, al cableado existente y la ubicación del vallado protector.

 


Alejandradiciembre 21, 2020
conservacion-1.jpg

8min99

Los propietarios de toda edificación, los copropietarios sometidos al régimen de Propiedad Horizontal y condominio, así como los superficiarios, usufructuarios, usuarios, tenedores, fiduciarios o beneficiarios de fideicomisos, están obligados a la conservación y al mantenimiento de la edificación. Es decir, el terreno, el inmueble, la obra y las instalaciones en óptimas condiciones de seguridad, higiene y salubridad e informar su estado de acuerdo a lo previsto en los Reglamentos Técnicos.

Los requisitos de acreditación, de conservación, de periodicidad de las inspecciones, eximiciones, profesionales conservadores e inspecciones se deben regir de acuerdo a lo enunciado en la reglamentación que del presente realice el organismo competente en materia de fiscalización y control.

La obligación de conservación y mantenimiento es extensiva a todo edificio librado al uso. Una vez finalizada la obra, los profesionales intervinientes deben garantizar el perfecto estado de uso, así como el funcionamiento y calidad en todas las prestaciones a los fines de alcanzar su optimización y garantizar la salubridad, seguridad, durabilidad y sustentabilidad.

Manual de Mantenimiento Preventivo de los Edificios Librados al Uso

Una vez finalizada la obra, ya sea sobre el edificio en su conjunto o bien sobre sus diferentes partes e instalaciones, parcial o totalmente terminadas, el constructor o profesional responsable debe registrar ante la Autoridad de Aplicación la documentación completa de las características técnicas del edificio y las indicaciones para su correcta conservación, las cuales conformarán el Manual de Mantenimiento del Edificio.

Conservación de Fachadas

Debe realizarse el mantenimiento de los elementos enumerados a continuación, no siendo taxativo el siguiente listado:

  • Balcones, terrazas y azoteas.
  • Barandas, balaustres y barandales.
  • Ménsulas, cartelas, modillones, cornisas, saledizos, cariátides, atlantes, pináculos, crestería, artesonados y todo tipo de ornamento sobrepuesto, aplicado o en voladizo.
  • Soportales de cualquier tipo, marquesinas y toldos.
  • Antepechos, muretes, pretiles, cargas perimetrales de azoteas y terrazas.
  • Carteles, letreros y maceteros.
  • Todo tipo de revestimientos existente utilizados en la construcción.
  • Cerramientos con armazones, vidrios planos, lisos u ondulados, simples o de seguridad (laminados, armados o templados), moldeados y de bloques.
  • Conductos e instalaciones.
  • Soporte de antenas y antenas.

Conservación de las Instalaciones Eléctricas

Las instalaciones eléctricas serán conservadas en buen estado, para preservar la seguridad de las personas. Todas las anormalidades potenciales o efectivamente detectadas de la instalación, ya sea en los materiales eléctricos y/o en sus accesorios, deben ser corregidas mediante su reemplazo o reparación, bajo responsabilidad y supervisión de profesionales matriculados.

Conservación de Instalaciones Termomecánicas

Las instalaciones termomecánicas deben ser conservadas en perfecto estado de uso, funcionamiento, seguridad, higiene, salubridad y estética, formalizándose una verificación periódica de acuerdo a lo establecido en los reglamentos técnicos.

Conservación de los Medios Mecánicos de Elevación

Todo edificio que cuente con instalación de ascensores, montacargas, escaleras mecánicas, caminos rodantes, rampas móviles y guarda mecanizada de vehículos, debe disponer obligatoriamente de un servicio de mantenimiento y asistencia técnica para su atención por parte de un conservador, el cual debe encontrarse inscripto en el Registro que corresponda a efectos de su conservación y mantenimiento. El propietario es responsable de mantenerlos en perfecto estado de conservación, así como de impedir su utilización cuando no ofrezcan las debidas garantías de seguridad para las personas y/o los bienes.

Conservación de las Instalaciones Térmicas

Todo edificio que cuente con artefactos térmicos debe inscribirse en el registro correspondiente, a efectos de su certificación, conservación y mantenimiento. El propietario es responsable de mantenerlos en perfecto estado de conservación y mantenimiento, así como de impedir su utilización cuando no ofrezcan las debidas garantías de seguridad para las personas y/o los bienes.

Conservación de las Instalaciones contra Incendio

Todo edificio que cuente con instalaciones fijas contra incendio debe inscribirse en el registro correspondiente a efectos de su mantenimiento.

Obras en Mal Estado o Amenazadas por un Peligro

Se considera a un edificio o estructura en peligro de ruina, si sus muros o partes resistentes están comprendidos en los siguientes casos:

  • Caso de muros: Cuando un muro se encuentra vencido, alcanzando su desplome al tercio de su espesor, o cuando presenta grietas de dislocamiento, aplastamiento o escurrimiento, el organismo competente debe ordenar su demolición, previo apuntalamiento, si correspondiera. Cuando un muro presenta sus cimientos al descubierto o con profundidad debilitada e insuficiente, el Organismo competente debe ordenar el recalce hasta alcanzar la profundidad correcta de acuerdo con los requisitos mínimos establecidos por las normativas vigentes.
  • Caso de estructuras: Cuando los elementos resistentes de una estructura presenten grietas de dislocamiento, signos de aplastamiento o escurrimiento o se encuentren rebasados los límites de sus dimensiones y colocación, el organismo competente deberá ordenar su demolición o refuerzo previo apuntalamiento, según lo que evalúe más conveniente.

Edificios o Estructuras Afectados por otro en Ruinas u otros Peligros

Cuando por causa de derrumbe o ruina de un edificio o estructura se produzcan resentimientos en los inmuebles linderos, el Organismo competente practicará los apuntalamientos necesarios como medida preventiva.

Instalaciones en mal estado

Se considera una instalación en mal estado cuando, estando librada al uso o en funcionamiento, se encuentra en condiciones de peligrosidad latente, sea respecto de la seguridad en general como de la higiene. En esos casos, el organismo competente debe efectuar las intimaciones y aplicará las sanciones conforme a la normativa vigente.

conservacion (2)
conservacion (1)
conservacion (3)

Alejandradiciembre 7, 2020
proteccion-incendios.jpg

6min177
Acontecimientos recientes nos han recordado que la seguridad contra incendios de los edificios tiene una importancia crítica. En el diseño de edificios comerciales y residenciales, se debe instalar un nivel aceptable de protección contra incendios para minimizar los riesgos asociados con las llamas, el calor y el humo. Esto puede lograrse al incluir un diseño pasivo de protección contra incendios dentro de la fachada y en el interior de la estructura de acuerdo con las normativas locales.

La protección pasiva contra incendios no solo ayuda a prevenir la incidencia de incendios, además también proporciona más tiempo a los ocupantes del edificio para poder escapar. Aparte de las llamas, uno de los efectos secundarios más peligrosos del fuego es el desarrollo de humo y toxicidad.

Limitar la propagación del fuego en el diseño de edificios

Los edificios generalmente se subdividen en compartimentos separados específicamente para limitar la propagación de fuego, humo y gases. Estos componentes también dan a los ocupantes suficiente tiempo para una evacuación más segura. Por todo ello, resulta tan vital el modo en que se comporten los materiales de construcción que seleccionamos. El comportamiento en la resistencia al fuego es un factor clave para determinar cuánto tiempo tenemos para salir de un edificio durante un incendio.

Las paredes y los pisos de los compartimentos forman una barrera completa entre cada unidad y deben proporcionar un grado mínimo de resistencia al fuego. Es fundamental garantizar que la clasificación de resistencia al fuego de las conexiones y aberturas en paredes y pisos es equivalente a la clasificación de fuego de las paredes y los suelos mismos. Juntas y aberturas entre los elementos de separación del fuego deben ser ignífugos para mantener la continuidad de la resistencia y poder alcanzar la misma clasificación de fuego como materiales de construcción adyacentes.

foto

 

El uso de sellantes Dowsil contribuye a retardar la propagación de los incendios en edificios y así incrementar la seguridad para sus ocupantes.

Selladores y seguridad contra incendios en edificios

Dow se compromete a proporcionar un alto rendimiento de vanguardia en tecnologías de construcción para aplicaciones de seguridad contra incendios. Ofrecer soluciones de edificación seguras que minimizan el riesgo y aumentan la seguridad son nuestra máxima prioridad.

Los selladores en sí mismos no pueden proteger específicamente del fuego, pero pueden jugar un papel clave en el diseño del sistema y ayudar a limitar la propagación del fuego y el humo. Las tecnologías de silicona no son inflamables ni propagadoras, no generan gotas en llama y tienen un desarrollo limitado de humo no tóxico.

 

foto

Las selladores de silicona no son inflamables ni propagadores, no generan gotas en llama y tienen un desarrollo limitado de humo no tóxico.

Las propiedades de estos materiales pueden ser especialmente beneficiosas en sistemas resistentes al fuego y en diseños de protección al fuego. Las siliconas son particularmente conocidas por su capacidad de movimiento, capacidad de adhesión, estabilidad de temperatura y UV y durabilidad. Ayudan a proteger contra la intrusión de agua y aire y proporcionan una excelente protección y rendimiento frente a condiciones climáticas perjudiciales.

Al seleccionar tecnologías ignífugas, Dow High Performance Building ofrece una gama de soluciones de marca Dowsil para aplicaciones verticales y horizontales, así como el sellado en el paso de penetración de cable, encuentros de carpintería y conexiones de elementos constructivos.


Alejandranoviembre 5, 2020
Buildots.jpg

3min169

Un proyecto bastante interesante combinará la inteligencia artificial y tecnología de punta con una de las tareas más importantes para la sociedad, las obras de construcción. El proyecto se llama Buildots, e instalará cámaras GoPro en los cascos de los albañiles para mapear y rastrear el progreso en la obra, además de los hasta 150.000 objetos que usan para llevarse a cabo. La computadora comparará el trabajo con la proyección virtual del proyecto y el algoritmo advertirá de potenciales problemas o irregularidades.

La construcción es uno de los grandes indicadores de actividad en cualquier sociedad y a la vez que otorgan múltiples trabajos. También requieren especial supervisión para garantizar la seguridad de todos los involucrados. Esta es la principal preocupación de Buildots, que trata al proyecto como un enorme rompecabezas y potencialmente evita accidentes o carísimos errores o demoras. De este modo se le da herramientas a los supervisores de las grandes obras, como afirma el CEO Roy Danon: “Es imposible que una persona sea capaz de controlar esa cantidad de detalles“.

Como explica Danon, la inteligencia artificial es la respuesta a varios de los problemas del lado de los supervisores. Con el sistema de reconocimiento de imágenes se puede analizar el progreso, señalar retrasos, errores y más.

Actualmente gigantes de la construcción como Wates del Reino Unido utilizan este sistema. De este modo se busca tecnologizar un sector que ya usa tecnología como excavadoras autónomas y reduce el riesgo de accidentes, que es particularmente alto en los edificios más importantes de las grandes capitales del mundo.

Los cascos tendrán cámaras GoPro con las que se mapeará el ambiente y se usará un software de reconocimiento de imágenes para comparar el estado real de una obra con la proyección. Esto no solo tratará de los rudimentos sino que se meterá en detalles como línea eléctrica o accesorios de baño. A la vez, además de los cascos también habrá cámaras generales que sigan el estado de los diversos objetos a usarse, con indicadores en varias fases asignados por la inteligencia artificial. Ahora solo falta combinar proyectos así con realidad aumentada.

Con información de: culturageek.com.ar


Alejandraoctubre 30, 2020
WakeCap-1.jpg

14min208

La máquina más simple a veces resulta ser la más útil. Y, si además llega en el momento perfecto, puede acabar salvándonos la vida.

WakeCap es un dispositivo de monitorización en forma de casco inteligente que rastrea la proximidad entre obreros para mejorar la eficiencia y la seguridad. La empresa dio sus primeros pasos solucionando un problema de protección concreto: detectar cabeceos en conductores que se están quedando dormidos —de ahí su nombre: wake es “despertar” en inglés—, pero enseguida dio el salto a la tecnología a pie de obra y aplicaciones similares.

Cuando la pandemia del COVID-19 dio lugar a una crisis de salud pública global y paralizó la economía, estos datos básicos demostraron capacidades heroicas de rastreo de contacto entre trabajadores en obra, algo que supone una capa extra de protección para los obreros mientras el virus sigue activo.

WakeCap, lanzado en 2017, es proyecto residente del Autodesk Technology Center de San Francisco. Desde su sede, ubicada en esta ciudad de California, la compañía trabaja con conglomerados multinacionales de la construcción, como AECOM, EMAAR o Besix. WakeCap cuenta con proyectos activos en Estados Unidos y Oriente Medio, de donde proviene su fundador, Hassan Albalawi, y pronto iniciarán otros nuevos en Japón e India.

Esta primavera, Besix, cliente de WakeCap, descubrió que alguien había contraído COVID-19 en una obra en la que estaban trabajando 2200 personas. Al pensar en la capacidad de monitorización del casco, la empresa le preguntó a WakeCap si podría decirles en qué fase de la obra se encontraba ese trabajador o trabajadora y con quién estaba en contacto. La respuesta fue un sí rotundo, según Daniel Pifko, vicepresidente de WakeCap Norteamérica.

Al haber empezado ya a desarrollar estas habilidades, en unas pocas horas WakeCap pudo facilitar a Besix una lista de todos los trabajadores que habían estado en contacto estrecho con esta persona durante un tiempo prolongado, así como un mapa de los movimientos de esa persona por la obra. Para identificar y clasificar los posibles contagios de COVID-19, WakeCap simplemente tenía que realizar un nuevo informe.

“En el caso del COVID-19, podemos introducir un número de placa y obtener así una lista de quienes han estado en contacto con esa persona”, explica Pifko. Después, algunos miembros del equipo comprobaron contactos de segundo y tercer grado (personas que tuvieran contacto con las que, a su vez, hubieran estado en contacto con el trabajador o trabajadora infectada). Esto les permitió predecir con precisión qué trabajadores podrían haber contraído COVID-19.

 

Una unidad de monitorización WakeCap, con un peso de menos de 30 gramos, se fija a la rueda de ajuste del casco. Gentileza de WakeCap.

WakeCap también permite a los constructores comprobar si se están siguiendo las precauciones de distanciamiento social y si estas funcionan bien. “Si le preguntase a una de estas empresas de antemano si están funcionando las precauciones, se me quedarían mirando sin saber qué decir —explica Pifko—. Pero nosotros sí podemos responder. ¿Estás limitando el aforo de una habitación a 15 personas? Nosotros tenemos la respuesta”.

El hardware de WakeCap valora una baja dificultad de acceso (no requiere formación) y facilidad de uso por encima de una funcionalidad compleja: solo monitoriza dónde está cada persona y con quién está en contacto. El sistema no utiliza más de cuatro componentes. Cada trabajador tiene una pequeña unidad de monitorización, de menos de 30 gramos de peso, que se fija a la rueda de ajuste del casco. La unidad contiene un acelerómetro capaz de detectar caídas e impactos: una medida clave para la seguridad.

En general, no obstante, WakeCap se cuida de incluir avisos de precaución intrusivos, como los pitidos (que las unidades sí pueden emitir), pues podrían saturar el ambiente ya de por sí ruidoso de una obra en construcción. Con un botón, los usuarios pueden informar de un incidente urgente o indicar que han recibido mensajes de emergencia. Una placa opcional con forma de tarjeta (que no se fija a los cascos) tiene esta misma función.

Por el recinto de la obra hay un conjunto de dispositivos de anclaje de mayor tamaño fijados a los materiales de construcción. Esto crea una red que sitúa a los trabajadores como unidades en el espacio. Dichos anclajes también miden la temperatura, la humedad y la presión atmosférica, cosa que ofrece a los obreros una mayor protección en cuanto a cotas peligrosas de calor y, también, más flexibilidad.

“Si hay una parte de la obra en la que hace demasiado calor pero aún es aceptable, se pueden enviar oficiales de seguridad para determinar si se debe cerrar o no —expone Pifko—. Sin este tipo de monitorización de la temperatura, o bien no saben el calor que hace en un espacio cerrado, con lo cual corren más peligro, o puede pasar lo contrario: que tengan un par de termómetros para toda la obra y haya que cerrarla entera”. Finalmente, una unidad de acceso (en esencia, un pequeño ordenador) en cada uno de los recintos de la obra vincula todas las unidades del terreno y las conecta a internet.

Para abordar cuestiones de privacidad y seguridad, la unidad de acceso es el único elemento conectado a internet (y a un enchufe: el resto de piezas están fabricadas para tener una duración de batería extremadamente larga). El mapa virtual de la obra de WakeCap es autónomo en gran medida y no está conectado a ningún otro dato de geolocalización —ni online ni de otro tipo—; en su lugar utiliza la intensidad de señal como indicador de distancia.

Los cascos no tienen cámaras ni receptores GPS: “Medimos la intensidad de señal con relación a los anclajes que están colocados a nuestro alrededor mediante lecturas de RSSI [siglas de Received Signal Strength Indicator] y después una multilateración de la ubicación del casco —indica Pifko—. Es importante destacar que el rastreo termina cuando el trabajador abandona la obra”.

Aunque WakeCap viene con su propio software, que recaba y muestra datos de ubicación y proximidad, está diseñado para trabajar con software de gestión de proyectos, plataformas de notificación de emergencias y aplicaciones de registro y asistencia. En el último caso, el registro de los trabajadores cuando llegan a la obra es un salto de gigante hacia la comunicación sin contacto que se ha vuelto tan necesaria en la era del COVID-19. Según Pifko: “Ya no hay tarjetas perforadas, ni un bolígrafo con el que firma todo el mundo, ni firmas en un iPad compartido. Ahora con que entren en la obra es suficiente”.

WakeCap permite a los usuarios importar mapas y modelos de la obra y superponer y designar zonas por ubicación y función. Este tipo de divisiones puede ayudar a los obreros a minimizar cuellos de botella, asegurándose de que no hay demasiadas personas en una zona concreta, en un momento en el que el distanciamiento social es un principio básico de seguridad en el entorno laboral.

Más allá de la preocupación por el COVID-19, gran parte del valor de WakeCap reside en el modo en que les ofrece a los constructores una imagen más completa de los itinerarios que realizan las personas por la obra, cosa que les permite refinar aún más los procesos y obtener una mayor eficiencia. La integración con software de gestión de proyectos significa, en palabras de Pifko, que “podemos partirlo y dividirlo por subcontratista o por proveedor. El contratista general puede gestionar el tiempo de trabajo y la productividad por sus proveedores y subcontratistas en una obra de construcción”.

Estos tipos de mejoras de la eficiencia son relativamente fáciles para la industria de la construcción, que va gravemente atrasada en cuanto a procesos de digitalización y depende del coste de la mano de obra (que puede llegar a ser la mitad de un presupuesto de construcción normal). En ese sentido, el panel de control del gestor de proyectos del WakeCap permite a los constructores examinar qué fracción de tiempo se pasa en zonas productivas de la obra, calculada por cada trabajador o por grupo. Así pueden identificarse al instante los subcontratistas que estén trabajando por debajo del ritmo adecuado. Todo esto evita impactos negativos en el presupuesto y los plazos programados.

WakeCap está desarrollando más funcionalidad de inteligencia artificial para en un futuro reconocer patrones en movimientos de los trabajadores y refinar la eficiencia aún más. Por ejemplo: ¿cuáles son los lugares más eficientes para colocar los cobertizos de herramientas o las salas de descanso? En Oriente Medio, donde WakeCap realiza gran parte de su trabajo, ¿cuál es la mejor ubicación para los rezos diarios? En lo que respecta a la contención del COVID-19, WakeCap podría prever casos de posible infección y sugerir límites de circulación por la obra para evitar patrones nocivos de interacción.

Es posible que pasar de detectar la fatiga en el trabajo a ubicar trabajadores en un espacio no sea una mejora exponencial en complejidad técnica, pero la ausencia de hardware complejo es clave en el valor que ofrece WakeCap.

“Es crucial entender dónde compensa una implementación del internet de las cosas a la hora de hacer que todo funcione —afirma Pifko—. Veo otros productos que dicen ser fantásticos, pero luego resulta que la batería dura solo dos semanas y después hay que recargarla otra vez”. Cada unidad de casco WakeCap tiene una batería con una duración de más de un año: lo suficiente, si todo va bien, para que aguante hasta que desaparezca el virus y pueda hacerse un hueco en el mercado.

Con información de: Zach Mortice | redshift.autodesk.es


Alejandraoctubre 1, 2020
herramientas-1.jpg

12min174

El impacto de las herramientas de acero inoxidable o herramientas inox en entornos donde el uso de sus pares de acero al carbono puede generar inconvenientes, ha seguido una franca expansión durante estos últimos 15 años. Sus beneficios son considerables y muchas empresas de rubros diversos asumen el costo 10 veces superior de las herramientas de acero inoxidable sobre las de acero al carbono con la plena seguridad de que la esterilidad, higiene y/o integridad ambiental de sus procesos se mantendrán intactas, al mismo tiempo que la durabilidad de sus herramientas manuales se multiplicará notablemente.

Dadas sus peculiaridades y el nicho especial que cubren, es poco probable que el aficionado o el trabajador de oficio opte por el uso de una herramienta inox. Sin embargo, la demanda por este tipo de artículos proveniente de industrias como la de bebidas y alimentos, farmacéutica, biotecnológica, aeronáutica y nuclear, entre otras, es cada vez más creciente. Otro mercado importante es la industria de la construcción, ya que numerosas herramientas de acero inoxidable, como entre otras, llanas, espátulas, martillos, cuñas o seguetas, no sólo son más resistentes y durables que las de acero al carbono, sino que además tienen una elasticidad y flexibilidad que facilitan el uso por períodos más largos, reduciendo la fatiga del trabajador.

En esta nota, por lo tanto, vamos a señalar algunas características de las herramientas inox que deben conocer no solo quienes las adquieren, sino también los que las usan.

a) Herramientas magnéticas y no magnéticas

Si bien existen miles de aleaciones posibles de acero inoxidable, solo unas veinte son de uso común. La capacidad o no que puede tener un acero para endurecerse mediante tratamiento térmico agrupa estas aleaciones en cuatro categorías principales, cada una de las cuales exhibe un nivel diferente de características magnéticas:

Aceros austeníticos (serie 300)
Aceros martensíticos (serie 400)
Aceros endurecibles por precipitación (series 17-4PH, 455)
Aceros ferríticos (series 430 y 443)

Todo los aceros inoxidables austeníticos (series 304, 316 y 316L) son no magnéticos en el estado totalmente austenítico, como ocurre en las aleaciones bien templadas. Las demás aleaciones son magnéticas en diversos grados.

Algunos fabricantes seleccionan una, más de una o todas estas aleaciones para fabricar sus herramientas y esa selección se basa en las características físicas requeridas para el desempeño correcto de la herramienta.

En general, la mayoría de los fabricantes dispone principalmente de su gama de herramientas magnéticas de acero inoxidable, es decir, construidas con las aleaciones 420, 440, 17-4PH, 455 y 465. Los aceros martensíticos 420, 430 y 440 tienen menor resistencia a la corrosión que los aceros 17-4PH, 455 y 465, y son muy poco resistentes a mezclas de alcohol/peróxido de hidrógeno.

Todas las aleaciones se convierten en la herramienta definitiva mediante mecanizado, fundición o forjado, y antes de comercializarlas se tratan térmicamente, se pulen y se pasivan. La pasivación es la operación realizada para eliminar el hierro libre de la superficie del acero inoxidable. Hay varios procesos de pasivación, incluido uno novedoso efectuado con ácido cítrico que es más ecológico que los métodos tradicionales que emplean ácido nítrico.

La eliminación del hierro libre facilita la interacción con el oxígeno del cromo contenido en el acero, lo que produce la formación de una capa pasiva (es decir, no reactiva) de óxido. Esta capa delgada e invisible protege el material contra la corrosión gracias a su capacidad para auto-repararse: si el metal se raya y la película pasiva se deteriora, se formará más óxido que cubrirá la superficie expuesta. Si los rayones son profundos, la herramienta puede someterse nuevamente a pasivación.

En la última década algunos fabricantes desarrollaron una gama complementaria de herramientas manuales de acero inoxidable no magnéticas, basadas en aceros de aleaciones BioDur® 108 y los austeníticos de la serie 300. Estas herramientas no magnéticas están diseñadas para satisfacer las exigencias de industrias como aviónica, aeroespacial, electrónica, aparatos de resonancia magnética o fábricas de obleas de silicio, donde es esencial la ausencia absoluta de permeabilidad magnética, magnetismo residual y descargas electrostáticas. Ambas aleaciones son altamente resistentes a la corrosión y la BioDur® 108 es de “calidad implante” para uso en medicina.

De esto se deduce que, dependiendo de la aplicación y sus requerimientos, la elección de una herramienta inox magnética o no magnética es muy importante, ya que cada tipo tiene su uso específico. Conocer esta clasificación de las herramientas de acero inoxidable nos orientará en nuestra selección y evitará la adquisición de una aleación que no es la adecuada para nuestro propósito específico.

b) Aceros más resistentes y menos resistentes

Si bien una de las propiedades principales del acero inoxidable es su gran resistencia a la corrosión, abrasión y oxidación, tanto a baja como a alta temperatura, no debemos interpretar que todos los aceros pueden hacer frente por igual a cualquier tipo de proceso químico o gaseoso.

Esto significa, por ejemplo, que si nuestra empresa va a implementar o validar un programa de limpieza de herramientas inox, debe considerarse previamente no sólo el tipo de aleación a elegir, sino también la composición química de la solución de limpieza.

Por ejemplo, como ya señalamos más arriba, las aleaciones 420, 430 y 440 (aceros martensíticos) tienen muy poca resistencia a las mezclas de alcohol (por ejemplo, etanol o alcohol isopropílico) y peróxido de hidrógeno. Si el sistema de limpieza emplea estas soluciones altamente corrosivas, es preferible usar herramientas de otras aleaciones, como 316, 17-4PH o 455, que tienen mejor resistencia, pero son más costosas que los aceros martensíticos.

También hay que tener en cuenta que todos los aceros inoxidables requieren de oxígeno para mantener intacta la capa pasiva de óxido de cromo. Si la herramienta se usa en un ambiente privado de oxígeno, puede corroerse rápidamente de diversas maneras y ocasionar serios inconvenientes. Un ejemplo de este caso son las aplicaciones bajo el agua, donde se requiere una selección especial de la aleación, así como diferentes ensayos previos y un mantenimiento especial de la herramienta.

d) Cuidados de las herramientas de acero inoxidable

Existen dos aspectos fundamentales a tener en cuenta con las herramientas inoxidables: uno está relacionado con el uso/mantenimiento y el otro con la esterilización.

Cuando usamos o guardamos una herramienta inoxidable debemos cuidar de que no haga contacto con una de acero al carbono. Las situaciones propensas al contacto son, por ejemplo, usar llaves inoxidables en tornillos de acero al carbono o almacenar herramientas inoxidables en cajas de herramientas de acero al carbono, ya sea con o sin otros artículos de acero al carbono. Esto provoca un deterioro gradual del acero debido a la transferencia de partículas de acero al carbono a las herramientas inoxidables.

Si esta es nuestra situación, podemos pasivar las herramientas inoxidables contaminadas en un baño de ácido cítrico o nítrico (como indicamos anteriormente) para eliminar el hierro de la superficie y restaurar la capa pasiva normal.

También debemos tener en cuenta que cualquier aleación de acero inoxidable se decolora y se corroe si se expone a altas concentraciones de los siguientes productos químicos: hipoclorito de sodio (lejía), removedor de manchas y sarro, cloruro de aluminio, cloruro de bario, bicloruro de mercurio, cloruro de calcio, ácido carbónico, yodo, cal clorada, cloruro ferroso, Lysol, sales de mercurio, fenol, cloruro de estaño y ácido clorhídrico.

Durante el proceso de esterilización es fundamental seguir una serie de consejos prácticos que evitarán picaduras, manchas y decoloración, y en última instancia, prolongarán la vida útil del producto. Repasemos los principales.

  • Separar las herramientas de acero inoxidable de las de acero al carbono, aluminio anodizado, nitruro de titanio y todo tipo de carburo. Esto quiere decir que las herramientas de composiciones diferentes deberán tratarse por separado durante todo el proceso de esterilización. Esto evitará la corrosión cruzada de las herramientas inoxidables.
  • Lavar a fondo y secar completamente las herramientas antes de colocarlas en la bolsa de esterilización.

Cuidados especiales de las herramientas articuladas

  • Todas las herramientas articuladas (tenazas, tijeras, alicates, pinzas) deben limpiarse a fondo antes de la esterilización.
  • Secar completamente en posición abierta para eliminar el agua y los productos químicos.
  • No permitir que las herramientas articuladas queden expuestas al agua o la humedad. Esto puede causar decoloración, manchas y afectar su desempeño.
  • Los aerosoles y aceites lubricantes previenen la oxidación, corrosión y rigidez en las articulaciones. La lubricación rutinaria asegura un funcionamiento suave y continuo.
  • El tratamiento en autoclave es el método preferido de esterilización; usar únicamente autoclaves que tengan control de temperatura, presión y ciclos de funcionamiento.
  • Los esterilizadores de vapor y los autoclaves verticales no son recomendables porque la temperatura no puede mantenerse constante.

Con información de: www.demaquinasyherramientas.com


alarma-1.jpg

9min522

Si bien las alarmas contra incendios están diseñadas deliberadamente para usar sonidos agudos y penetrantes a un volumen alto para alertar a las personas y alejarlas del peligro. Las alarmas de humo emiten una alarma a 3 kHz y los dispositivos estroboscópicos con bocina de alarma de incendio emiten una alarma entre 2-4 kHz. Estos sonidos de alta frecuencia son a menudo los primeros en perderse para una persona con discapacidad auditiva.

Una investigación de la NFPA ha indicado que las personas con problemas de audición, especialmente las personas de edad avanzada, no escuchan bien las frecuencias altas. Incluso aquellos que aún retienen parte o gran parte de su audición pueden no ser capaces de escuchar las frecuencias altas de la alarma de humo promedio.

A las personas con pérdida auditiva severa a completa les irá aún peor. Si bien aquellos que aún retienen algo de audición pueden escuchar el movimiento de otros dentro de un edificio y detectar que algo está mal, aquellos con poca o ninguna audición no lo harán.

Si bien es fácil suponer que los compañeros de trabajo que comparten un espacio de trabajo o los seres queridos que comparten un hogar pueden y deben alertar a las personas sordas / con dificultades auditivas sobre el peligro, esto sería un descuido peligroso.

En medio de una emergencia y pánico, puede ser fácil olvidar controlar a los compañeros de trabajo. Con respecto a la vida en el hogar, incluso cuando los miembros de la familia comparten un espacio vital, no siempre están todos en casa, y no hay garantía de que el humo no los supere y no puedan alertar a su familiar sordo. Además, muchas personas sordas y con problemas de audición viven solas.

Independientemente de su situación laboral o de vida, la comunidad sorda y con problemas de audición necesita soluciones de alarma y protección contra incendios que garanticen que se les notifique rápidamente cuando ocurra un incendio.

Soluciones para sordos y personas con problemas de audición

Afortunadamente, la industria de protección contra incendios ha asumido esta tarea, y hay una variedad de opciones disponibles. Se han desarrollado sistemas de alarma contra incendios diseñados específicamente para la comunidad sorda y con problemas de audición, así como formas de agregar elementos a las alarmas contra incendios tradicionales para esta comunidad.

  • Luces estroboscópicas de alarma contra incendios: las luces estroboscópicas de alarma contra incendios son luces intermitentes integradas en sistemas diseñados específicamente para la comunidad sorda y con problemas de audición. Estas luces deben ser probadas por un laboratorio de pruebas de terceros para garantizar que poseen la intensidad para despertar a las personas que duermen. Cuando se activa la alarma de incendio, además de hacer sonar una alarma, las luces estroboscópicas también comenzarán a parpadear.Sin embargo, debe tenerse en cuenta que, según los estudios de investigación de la NFPA, era poco probable que las personas mayores se despertaran en respuesta a las luces estroboscópicas de alarma de incendio. Por lo tanto, se recomienda que las luces estroboscópicas se usen en combinación con otros dispositivos, como aparatos vibratorios y / o alarmas de tono mixto.
  • Dispositivos de notificación de vibraciones: los dispositivos de notificación de vibraciones incluyen sacudidores de cama, vibradores de almohadas y otros dispositivos pequeños que pueden usarse en la persona. Estos dispositivos se activan por el sonido de la alarma de incendio y sacudirán el armazón de la cama, la almohada o vibrarán sobre la persona para alertarla del peligro.Los dispositivos de notificación de vibraciones pueden incluirse en un sistema de alarma contra incendios diseñado específicamente para personas sordas y con problemas de audición o pueden agregarse a una alarma de incendio tradicional preexistente mediante el uso de un dispositivo de monitoreo de sonido que se disparará al sonido de una alarma de incendio y envía su señal al dispositivo de notificación de vibración.
  • Alarmas de tono mixto: otra opción que puede usarse para personas con niveles más leves de pérdida auditiva, en particular las personas mayores, es un dispositivo que emitirá sonidos de tono más bajo. La alarma de humo normal activa estos dispositivos cuando suena y produce una alarma mixta de tono bajo a 520 Hz que los adultos mayores pueden escuchar más fácilmente y ya no escuchan el tono agudo de las alarmas tradicionales. Esta frecuencia también ha demostrado ser mejor para despertar a personas dormidas sin problemas de audición.

Cada uno de estos dispositivos ayuda a garantizar que las personas sordas y / o con problemas de audición tengan una advertencia oportuna de un incendio y la oportunidad de evacuar las instalaciones de manera segura.

Consejos e información importantes

Si bien los desarrollos de las luces estroboscópicas de alarma contra incendios, las alarmas de tono mixto y los dispositivos de notificación de vibraciones han ayudado mucho a la protección contra incendios para la comunidad sorda y con problemas de audición, aquí hay algunos consejos e información importantes a tener en cuenta:

  1. Estos dispositivos se utilizan mejor en combinación. Especialmente cuando se trata de espacios para dormir, es mejor usar múltiples métodos para despertar y advertir a alguien. Muchas alarmas contra incendios diseñadas para sordos incluirán luces estroboscópicas y dispositivos de notificación de vibraciones.
  2. Elija equipos que hayan sido probados por un laboratorio de terceros reconocido para asegurarse de que está obteniendo dispositivos de calidad que salvan vidas y que no le fallarán cuando más los necesite.
  3. Pruebe todas las alarmas de humo y equipos relacionados mensualmente. Ningún número de dispositivos salvará una vida si no funcionan correctamente.
  4. Familiarice a todos en su hogar / lugar de trabajo con las diversas señales (vibraciones, luces estroboscópicas, sonido) para asegurarse de que las reconozcan y respondan adecuadamente.
  5. Asegúrese de que las alarmas contra incendios estén colocadas correctamente. Debe haber una alarma de humo colocada justo afuera de cada espacio para dormir, dentro de cada habitación y en todos los niveles. Si hay niveles sin dormitorios, debe haber uno en el estudio / sala de estar / sala familiar y / o cerca de la escalera.

Con información de: www.secureweek.com


Sepa Cómo Instalarabril 29, 2020
seguridad-escaleras.jpg

5min608

Hay muchos tipos de escaleras, y elegir la adecuada para el trabajo es el primer paso para garantizar la seguridad de la escalera.

  • La escalera individual es una escalera portátil no autoportante con una longitud establecida que varía hasta 30 pies.
  • La escalera de extensión es similar a la escalera simple; sin embargo, sus dos o más secciones que viajan en guías o soportes permiten que su longitud se ajuste y que los usuarios alcancen mayores alturas.

Aquí hay algunos consejos rápidos sobre cómo elegir correctamente y usar escaleras individuales y de extensión. Para obtener más información sobre el uso adecuado de las escaleras individuales y de extensión, visite la Biblioteca de capacitación en seguridad de escaleras del American Ladder Institute .

Diferencia entre escaleras individuales y de extensión

Las escaleras individuales y de extensión son similares y, por lo tanto, comparten los mismos consejos de seguridad. La principal diferencia entre los dos es que una escalera de extensión es ajustable, lo que le permite alcanzar varias alturas dependiendo de las necesidades del trabajo.

Las escaleras de extensión se prefieren para proyectos exteriores, como la limpieza de canales o la pintura de persianas, ya que están disponibles en tamaños más altos que las escaleras de tijera. Los modelos más grandes tienen una polea y una cuerda para ayudar a elevar la sección de vuelo.

Las escaleras individuales no son ajustables, tienen una sola sección y se utilizan mejor para proyectos que no requieren una altura alargada, como pintar en interiores o lavar ventanas.

Seguridad de escalera simple y de extensión

  • Tanto las escaleras individuales como las extensiones requieren terreno nivelado para dos puntos de soporte además de un soporte superior (por ejemplo, pared, árbol, casa, etc.). Los dos rieles laterales superiores deben tener el mismo soporte, a menos que la escalera esté equipada con un accesorio de soporte único para situaciones específicas, como el poste de luz estándar o las esquinas de los edificios.
  • Si la escalera de extensión viene equipada con una cuerda y una polea, úsela para extender la escalera a la altura deseada.
  • Para evitar que la escalera se deslice y el equilibrio del escalador, las escaleras individuales y de extensión deben erigirse en un ángulo de 75 1/2 ° desde la horizontal. Una regla simple para instalar la escalera en el ángulo correcto es colocar la base a una distancia de la pared / soporte superior igual a ¼ de la longitud de los rieles laterales de la escalera.
  • Asegúrese de que las cerraduras de los peldaños estén activadas; nunca suponga que lo están.
  • Al subir, siempre mire hacia la escalera, mantenga su centro de gravedad entre los dos rieles laterales (no se extienda demasiado) y mantenga tres puntos de contacto. Y recuerde, el punto más alto en una escalera simple o de extensión es el tercer peldaño desde la parte superior.

Para obtener más información sobre los requisitos de seguridad para la construcción, el rendimiento, el uso y el cuidado de escaleras individuales y de extensión, consulte los siguientes estándares: ANSI A14.1 (Escaleras de madera portátiles) ANSI A14.2 (Escaleras metálicas portátiles) ANSI A14.5 (Escaleras portátiles de plástico reforzado)

Con información de: www.secureweek.com


Sepa Cómo Instalarabril 29, 2020
rociadores.jpg

5min1118

Si decide invertir en un sistema de protección contra incendios, los rociadores contra incendios son sin duda una gran opción para la mayoría de los edificios. Con un sistema de rociadores, se le puede garantizar una protección total contra emergencias de incendios ya que se sabe que minimizan significativamente los daños y previenen la pérdida de vidas. Los aspersores han recorrido un largo camino hoy en día y hay muchos tipos que puede considerar dependiendo de los requisitos de protección contra incendios únicos de su edificio. Cubriremos los 5 tipos de aspersores más comunes disponibles actualmente en el mercado.

Sistemas de rociadores contra incendios con tubería húmeda

Este tipo de rociadores contiene tuberías que se llenan con agua y cabezales de rociadores. Durante un incendio, el calor hace que el núcleo de la cabeza del aspersor explote y descargue agua. Las cabezas de rociadores no están todas activadas a la vez ya que cada una de ellas es independiente. Dependerá de si están expuestos al calor. La principal ventaja de este sistema es que puede ayudar a reducir significativamente el daño en el caso de una falsa alarma ya que solo se activará un cabezal de riego. No es de extrañar que este sea el sistema de rociadores más comúnmente utilizado en el mercado hoy en día.

Sistemas de rociadores contra incendios de tubería seca

En lugares que experimentan climas fríos, los rociadores de tubería húmeda pueden estar en riesgo de congelación y volverse ineficientes. En este caso, se recomienda el sistema de tubería seca, que se llena con aire en lugar de agua en el sistema de tuberías. Estos rociadores de tubería seca están diseñados para descargar solo agua a las tuberías cuando se activan los cabezales de rociadores. Por lo general, son más complejos que los rociadores de tubería húmeda y, por lo tanto, cuestan más para instalar. Debido a que el agua no se suministra a la tubería, este tipo de sistema tiene un mayor tiempo de respuesta al fuego. A menudo se recomienda en climas fríos donde el riesgo de congelación es tan alto que podría socavar otros sistemas de protección contra incendios.

Sistemas de rociadores contra incendio para Espuma

Existen otros sistemas de protección contra incendios que están diseñados para descargar agua y espuma para evitar un incendio. El sistema de rociadores contra incendios de espuma funciona de esta manera. Se recomienda principalmente en edificios que manejan componentes altamente peligrosos y líquidos inflamables como lugares de trabajo, industrias y colgadores de aviones.

Sistemas de rociadores contra incendios de acción previa

Estos son sistemas híbridos de protección contra incendios que están diseñados para aprovechar la flexibilidad de los sistemas de tubería húmeda, así como la complejidad de los rociadores de tubería seca. El mayor inconveniente es que pueden ser muy costosas de instalar y tienen grandes demandas de mantenimiento. Este tipo de sistema a menudo se instala en propiedades comerciales como bibliotecas, museos y centros de datos, donde si hay una descarga accidental puede ocasionar pérdidas significativas.

Sistemas de rociadores contra incendios tipo diluvio

Este sistema de rociadores está diseñado sin los elementos de detección de calor que están contenidos en los sistemas de tuberías tanto húmedas como secas. Tienen un disparador común que hace que las válvulas se abran. Una vez que la válvula se abre, el agua se descarga al sistema de tuberías y rocía todas las cabezas a la vez cubriendo toda el área. Este tipo de sistema no se usa comúnmente en los hogares, pero se encuentra principalmente en industrias con líquidos inflamables.

Con información de: www.secureweek.com


Sepa Cómo Instalarmarzo 16, 2020
electricidad.jpg

4min679

Si usted se encuentra haciendo uno o más de estos errores con instalaciones eléctricas mientras realiza un trabajo, corríjalo antes de proceder con su proyecto para prevenir riesgos eléctricos. Los errores con instalaciones de cableado eléctrico no deben tomarse a la ligera; pueden resultar en cortos circuitos, lesiones e incendios.

Algunos “arreglos” para estos errores con instalaciones eléctricas son fáciles de hacer, pero si decide corregir el problema, usted será el responsable de las instalaciones eléctricas que haga. Cualquier trabajo eléctrico que haga deberá adecuarse al Código Eléctrico Nacional (NEC) o al NFPA 70, un estándar para la instalación segura de cableado y equipo eléctrico en los Estados Unidos, así como a los códigos estatales y locales.

Si no está seguro de cómo arreglar los problemas con instalaciones eléctricas, llame a un electricista calificado.

SIEMPRE APAGUE EL INTERRUPTOR antes de trabajar en cualquier circuito eléctrico.

1.- Conexiones sin cajas eléctricas

De los muchos errores con instalaciones eléctricas, este es extremadamente peligroso pues cualquier chispa o calor generado no será contenido. Definitivamente un peligro de incendio latente. Para prevenir riesgos  eléctricos, desconecte la lámpara, instale la caja eléctrica y vuelva a conectar la lámpara.

2.- Cables demasiado cortos

Los cables de instalaciones eléctricas que se han cortado demasiado cortos son extremadamente difíciles de manejar. Los cables deben extenderse aproximadamente 3 pulgadas fuera de la caja. Añadir conectores hace posible extender los cables. Asegúrese de que los tornillos de su conector estén bien ajustados.

3.- Cables con revestimiento de plástico que se dejan expuestos

Los cables con revestimiento de plástico se dañan fácilmente. Todos los cables de las instalaciones eléctricas deben protegerse, particularmente en las zonas vulnerables. Como mínimo, reemplace el alambre con amarres de plástico, aunque lo ideal es reemplazar el cable.

4.- Sobrellenar las cajas eléctricas

El sobrecalentamiento, los cortos y los incendios son peligros muy reales en las instalaciones eléctricas. Retire la caja eléctrica y reemplácela con una caja más grande que cumpla con el código.

5.- Invertir los cables vivos y neutrales

Este es uno de los errores con instalaciones eléctricas más comunes. Actualmente, los tomacorrientes están codificados por color. El color bronce es para los cables vivos o negros y el plateado es para los cables neutrales o blancos.

Si usted conecta el cable vivo a la conexión plateada, el electrodoméstico o la lámpara continuará funcionando, pero puede producir una descarga eléctrica. Si encuentra un tomacorriente que esté mal conectado, revierta los cables.

Te recomendamos siempre consultar con un electricista certificado para evitar accidentes.



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter