Alejandraabril 20, 2021
Destacada-1280x635.jpg

5min202

Somos una empresa dedicada a la fabricación y comercialización de grifería en una amplia gama de productos destinados al baño, la cocina y las instalaciones sanitarias.

Contamos con un Departamento de Diseño Industrial, dedicado exclusivamente a la creación de nuevos productos.

Brindando una variedad de diseños para que tu cocina y baño se conviertan en ese espacio que tanto deseas.

 

Triades, apasionados por el Diseño

 

Caracterizada por su adaptabilidad, confort y elegancia, el diseño moderno, distinguido y minimalista de la línea Triades, fue inspirado en las aspas de los molinos de viento.

El pico del lavatorio, curvo a 90°, produce un gran despeje del lavatorio lo que junto a su boquilla aireadora,  aseguran confort en el lavado de manos.

Con su flor de 200 mm, esta línea promete una excelente experiencia en la ducha diaria.

Complementariamente, sus volantes ergonométricos están armados en conjunto, brindando facilidad y rapidez a la instalación.

Disponible en acabado Cromo, esta línea incluye:

 

  • Juego para bañera y ducha.
  • Juego para ducha.
  • Juego para lavatorio.
  • Juego para bidé.
  • Línea de accesorios (portarrollo, porta cepillos, jabonera, toallero barral, toallero de aro y percha)
  • Kit de juegos.

 

 

Alerce en los detalles

 

Lo que hace a Alerce especial no está a simple vista. Son pequeños detalles, sutilezas en su diseño que le otorgan un carácter especial. Desde el volante, una pieza única, con suaves curvas que se repiten en la cruz superior hasta su canilla de estudiadas proporciones, todo el conjunto tiene una sutil presencia que engalana los baños más sofisticados y se adapta al propio estilo de cada usuario.

Disponible en acabado cromo, incluye:

  • juego para bañera y ducha de dos llaves y transferencia,
  • juegos para bañera y ducha con duchador manual,
  • juego para ducha de dos llaves;
  • lavatorios de pared y sobre mesada,
  • juego para bidé de dos llaves más transferencia.

 

Para finalmente completarse con sus juegos para mesada de cocina en sus dos versiones: volante lever y volante cruz.

 

 

Multifacética Newport

 

Completamente ergonómica, de presencia tradicional y clásica, la colección Newport de FV  llegó para quedarse y adaptarse a los espacios del hogar de cada uno de nuestros usuarios. Sus planos y detalles curvos constituyen un elemento protagónico en la grifería que se integra perfectamente con la suavidad de sus líneas. Formas simples y de cuidadas proporciones caracterizan y moldean de cada una de sus piezas y elementos en un todo indisoluble, tanto en su versión de 2 llaves, como en la monocomando.

Cada detalle en el desarrollo de esta línea, desde sus formas exteriores hasta sus fijaciones y la suavidad de su cierre,  han sido cuidados y respaldados por la calidad y tecnología de FV. Disponible en acabado cromo, siempre la encontraremos lista para ser disfrutada por quienes acostumbran a incorporar funcionalidad y confort en su cuarto de baño y cocina sin perder su propio estilo.

 

La colección bimando (B2P Newport Plus) incluye:

  • Juego para bañera y ducha.
  • Juego para ducha.
  • Juego para lavatorio.
  • Juego para bidé.
  • Línea de accesorios (portarrollo, porta cepillos, jabonera, toallero barral, toallero de aro y percha)
  • Kit de juegos.
  • Kit de accesorios.
  • Llaves de paso.
  • Juego para cocina, de embutir y para mesada.

La colección monocomando (Newport B2) incluye:

  • Juegos para mesada de cocina alto y bajo.


Alejandramarzo 10, 2021
Módulo-Sanitario-1280x749.jpg

3min278

El 15% de la población Argentina vive en déficit sanitario. Esto significa que 6 millones de personas no tienen baño en su hogar. Vivir sin baño digno tiene un impacto y deterioro en la salud de las personas y es una barrera para el desarrollo y la integración a la sociedad.

Módulo Sanitario -organización social que construye módulos de baño y cocina y fomenta los hábitos de higiene para el desarrollo saludable de las personas- comenzó a trabajar en la provincia de Córdoba. El pasado fin de semana, voluntarios de la sede de Córdoba llevaron adelante la construcción de módulos de baño y cocina para 3 familias cordobesas de los barrios 12 de septiembre y 2 de abril.

La ONG Módulo Sanitario ya lleva construidos 600 baños y cocinas en 8 provincias del país para familias que vivían en déficit sanitario; mejorando su calidad de vida en tan solo dos días de construcción. “No se trata solo de no tener baño. Es no tener el espacio para realizar tareas fundamentales de higiene que preservan la salud y dignifican: espacio para lavarse las manos, para limpiarse los dientes, una ducha donde higienizarse y un inodoro con el tratamiento correspondiente de desechos”, explica Matías Nicolini, co-fundador de Módulo Sanitario.

Según la OMS, más de la mitad de la población mundial (4.200 millones de personas) no disponen de un baño o saneamiento seguro. En Argentina, el 15% de la población debe utilizar una letrina precaria fuera de sus casas o pedir prestado, lo cual significa salir y exponerse a las condiciones climáticas.

Al no contar con un saneamiento residual apropiado, las familias se exponen a vivir en entornos contaminados que provocan enfermedades como el cólera o la diarrea crónica. En Argentina hay 1 millón de casos de diarrea aguda por año en niños y niñas la cual podría evitarse al lavarse las manos con agua y jabón. Esta simple solución, prevendría el 40% de los casos. A nivel mundial, 800 niños/as mueren por día debido a enfermedades causadas por falta de agua, saneamiento e higiene.

Adicionalmente, un baño digno y seguro, dentro del hogar, mejora significativamente la calidad de vida de la familia y su salud. La OMS estima que por cada dólar invertido en agua y saneamiento la sociedad ahorra un promedio de cuatro dólares en gastos médicos, muertes evitadas y mermas de productividad.


Alejandradiciembre 4, 2020
Ivan-Szczech-camarco-e1607094514716.jpg

3min415

La Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) informa que su actual presidente, Iván Szczech, fue reelecto para otro período al frente de la entidad.

“El 2020 fue crítico para nuestras empresas. A los dos años de caída de la actividad se sumó la pandemia, factores que llevaron a la pérdida de 180.000 empleos en la industria”, sostuvo Szczech. Y agregó: “Hemos trabajado muy fuertemente junto con la UOCRA y el gobierno nacional para apuntalar la actividad con el primer protocolo sectorial, que nos permitió abrir progresivamente las obras y el programa de Asistencia para el Trabajo y la Producción (ATP), que fue de gran ayuda, entre otras medidas”.

Hacia adelante, Szczech señaló que el desafío es consolidar el incipiente crecimiento del sector. Apuntan a hacerlo apalancados por el impulso de la obra pública previsto en el presupuesto nacional y de los incentivos para canalizar el ahorro de los argentinos en obras de construcción privada. “Confiamos en que será un año de recuperación de la actividad. Continuaremos trabajando con los gobiernos nacional y provinciales, el sindicato y otras asociaciones empresarias para contribuir con el crecimiento de la actividad productiva y el empleo formal”, afirmó.

La Cámara representa a 1300 empresas socias, presentes en las 24 jurisdicciones del país. La nueva mesa ejecutiva quedó conformada de la siguiente manera:

  • Presidente: M.M.O. Néstor Iván Szczech
  • Vicepresidente 1° Ing. León Zakalik
  • Vicepresidente 2° Ing. Diego Buracco
  • Vicepresidente 3° Ing. Miguel Marconi
  • Vicepresidente 4° Dr. Ricardo Griot
  • Secretario D. Carlos Folatti
  • Secretario del Interior Ing. José A. Soulard
  • Tesorero Ing. Teodoro Argerich
  • Prosecretario D. Juan Manuel Touceda
  • Prosecretario del Interior Ing. Juan A. Castelli
  • Protesorero Ing. Federico Bensadon

 


Alejandradiciembre 2, 2020
construccion-1-1.jpg

6min276

Por: Walter Barbieri

El 2020 presentó uno de los momentos más complejos e inéditos de la historia. Estamos atravesando un momento de transformación en la manera de hacer negocios, delimitando el camino hacia un nuevo paradigma empresarial. Este año nos ha brindado la oportunidad para repensar en una nueva normalidad y, en este sentido, cada sector ha demostrado la capacidad de resiliencia para adaptarse de forma ágil, teniendo como principales herramientas la creatividad e innovación para la búsqueda de soluciones frente a las necesidades presentes.

Con respecto a la industria de la construcción, se atravesó un escenario sumamente desafiante, que demandó mayor innovación y responsabilidad por parte del sector privado para virar hacia la evolución, a través de un diálogo colaborativo y transversal, que promueva la co-creación y diversidad en los equipos. En mis años de experiencia en la industria y la trayectoria en el negocio familiar, he atravesado diversas crisis en la historia y creo firmemente que estas son una oportunidad, no solo para fortalecernos como equipos, sino también como sociedad.

Para ello, considero que es clave evitar el camino fácil. Es necesario ser constantes en construir un futuro mejor, teniendo una nueva visión de hacer negocios a través de la innovación abierta, que no se trata solamente de nuevas tecnologías o estar conectado a internet, sino de aprender de nuestro planeta y ser actores sociales de la evolución.

Respecto al empleo dentro del sector, la última Encuesta de Expectativas de Empleo de ManpowerGroup mostró que la construcción tendrá un incremento en las perspectivas de empleo del 13% de cara al último trimestre del año, en comparación con el período anterior que estimaba únicamente un aumento de 2 puntos. A su vez, este índice marca un precedente sobre el crecimiento, ya que es el valor más alto desde el primer trimestre de 2018. En vistas de estos horizontes, se demuestra que la industria de la construcción continúa trabajando para que el mercado crezca a pesar de los contratiempos externos dado que es uno de los rubros clave en lo que respecta al dinamismo de la economía en el país. A su vez, el sector muestra que el camino de evolución es a través de alianzas estratégicas con organizaciones que compartan la misma visión y que promuevan un impacto positivo a través del liderazgo constructivo.

El sistema constructivo en seco o Steel Frame ha reafirmado frente a la pandemia no solo su eficiencia energética, sino también la flexibilidad y sustentabilidad que ofrece en comparación con otros métodos. Gracias a su rápida ejecución, se pudieron construir hospitales modulares con elevados estándares de calidad en tiempo récord, lo que brindó un espacio seguro para la internación y el tratamiento de pacientes.

Otro cambio importante que atravesaron las compañías es la concepción que se tenía de RSE, la cual estaba orientada a la filantropía. Hoy, debemos asumir la responsabilidad y el compromiso de liderar un cambio de paradigma empresarial convencional hacia un nuevo camino centrado en el triple impacto. Esto implica no solo generar beneficios en el aspecto económico, sino también en lo ambiental y social. El objetivo no pasa por ser las mejores empresas del mundo, sino las mejores para el mundo. Esta nueva mirada nos presenta un doble desafío: el de generar una evolución cultural interna con nuestros propios colaboradores y, también, de contagiar a otros actores de la industria, a repensar su negocio.

Para finalizar, la pandemia ha permitido que las industrias reflexionen y actúen en el impacto ambiental asociado a procesos productivos y también en la huella o legado que dejarán. El sector se focalizará en continuar trabajando activamente para capacitar y promover un sistema constructivo sostenible que estimule la economía. Por lo tanto, continuaremos potenciando el desarrollo del Steel Frame a través de sus ventajas competitivas, como las declaraciones ambientales de producto, el etiquetado energético de la vivienda, el reporte de sustentabilidad GRI y el ecommerce. Herramientas que no solo democratizan la construcción, sino que también visibilizan y materializan el impacto positivo de elegir sistemas constructivos eficientes y sustentables.


Alejandranoviembre 30, 2020
cordobesas.jpg

5min332

Cotidianamente abrimos las canillas para lavar platos, regar plantas, cargar lavarropas y otras actividades en las que usamos agua. Lo hacemos de manera casi mecánica. Pero… ¿hacemos un uso responsable?, ¿sabemos el valor del agua? En zonas donde ese recurso es insuficiente, ambas preguntas crecen en valor.

Para concientizar sobre la idea de no derrochar agua potable, Cecilia Negretti y Raquel Bazán, ambas ingenieras químicas egresadas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) crearon el proyecto ArteHa. Se trata de un sistema de humedales artificiales modulares, innovadores con diseño biomimético, inspirados en la naturaleza, para tratar las aguas grises provenientes de piletas de baño, cocina, ducha y lavarropas de casas, complejos o barrios cerrados.

Las ingenieras, vecinas de Río Ceballos y de Agua de Oro, se presentaron en el concurso “Ideas emprendedoras” del Ministerio de Industria y Comercio de la Provincia y quedaron entre las 10 mejores por su innovación, con un proyecto de impacto ambiental, social y de desarrollo local. La iniciativa –cuentan– nació desde sus inquietudes que conectan el medio ambiente, el arte y la tecnología. Porque además de ingenieras son artistas: Raquel es bailarina y Cecilia, actriz.

“Para nosotras significa un gran impulso. Queremos llegar a las personas para que conozcan cómo tratar los efluentes domiciliarios de forma ecoamigable. También, los municipios y las cooperativas de agua”, expresa Bazán, docente en la UNC.

Vienen trabajando en esta idea desde hace varios años y durante la pandemia concretaron el sueño conjunto, con una solución sobre todo para las comunidades de Sierras Chicas, región con larga tradición en crisis hídricas. Sus minihumedales ayudan a resolver la contaminación tanto del agua como del subsuelo, y dan una respuesta a la problemática del crecimiento del desarrollo urbano. “Cuidamos el recurso y evitamos la contaminación”, subraya Negretti.

Pero además, recuerdan que en la región hay barrios que se crearon sin el recurso de agua instalado y muchos hogares aún son abastecidos por camiones, a domicilio.

Apasionadas y decididas, estas mujeres generan alianzas con otras instituciones, empresas, universidades y organismos que las impulsen a hacer crecer la idea. Mientras realizan pruebas al prototipo, reciben reconocimientos, como el de Mayma, donde fueron elegidas entre 21 finalistas.

Cómo funcionan

Sus humedales artificiales modulares y con diseño biomimético son únicos en el mercado y con registro de propiedad intelectual de obra inédita, según explican las ingenieras. De fácil mantenimiento y no gastan energía, agregan. Emulan el funcionamiento de los humedales naturales y están compuestos de materiales filtrantes y plantas emergentes.

Tratan las aguas grises en una grasera, ingresan al humedal y se depura de contaminantes con una serie de procesos físicos-químicos que ocurren con el mismo proceso de las bacterias que actúan como un biofilm, una “película” que realiza la degradación biológica. Luego sale el agua depurada apta para el riego.

De este modo, regeneran hasta 90 litros de agua por persona por día. Cualquier hogar lo puede tener. “Una de las alianzas que pensamos es con arquitectos en bioconstrucción, porque ellos pueden hacer la separación de aguas grises y negras”, remarcan.

Aunque en un principio están planteados para aguas grises piensan aplicarlo, previa validación, también para aguas cloacales (de menos calidad) para regar jardines verticales.

ArteHa impacta de tres maneras. Impartiendo talleres de autoconstrucción en barrios vulnerables y escuelas rurales; realizando cursos de concientización con fundaciones y la UNC; e incluyendo de diseños realizados por artesanos de cooperativas de trabajo.

Para comunicarse con ArteHa, contactarse vía en Facebook, ArteHa, y en Instragram @arteha. humedalesartificiales

Con información de: Benita Cuellar | www.lavoz.com.ar


Alejandraoctubre 28, 2020
obras-1.jpg

7min338

De acuerdo a la Decisión Administrativa 1863/2020 del 14 de octubre, las obras privadas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quedaron exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) y, por ende, las personas que trabajan en ellas.

Deben realizarse de acuerdo al protocolo aprobado por la autoridad sanitaria nacional (IF-2020-69278708-APN-SSMEIE#MS). En todos los casos, se deberá garantizar la organización de turnos y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19.

Los desplazamientos de las personas deberán limitarse al estricto cumplimiento de esta actividad. Deberán tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia Covid-19 y no podrán utilizar el transporte público.

“Esta medida tan esperada está en sintonía con lo que vinimos pidiendo a los gobiernos de Nación y Ciudad desde el mes de abril hasta la última nota enviada el 5 de octubre: la reanudación parcial hasta el reinicio total en un programa que planteaba el trabajo en grupos (cuadrillas seguras). También acercamos ideas y distintas propuestas para incentivar la construcción, algunas de ellas fueron tomadas e incorporadas al plan presentado por el GCABA”, expresó Valeria del Puerto, presidenta del CPAU.

Resumen del protocolo autorizado

Solo se podrá realizar actividades en el horario de 10 a 19 de lunes a viernes, y los sábados de 10 a 14.

Garantizar distancia entre personas de al menos 1,5 metro. Llevar al mínimo posible la convivencia simultánea en un mismo espacio.

Uso de tapabocas en todo momento tanto para los empleados como para las personas ingresantes.

La jefatura de obra debe conformar cuadrillas operativas previendo las suficientes separaciones entre los puestos de trabajos activos, con un factor de ocupación máximo de 1 persona cada 4 a 6 metros cuadrados, manteniendo 1,5 metro de separación.

Se debe priorizar el trabajo autónomo y aislado. Y adecuar las diferentes tareas en turnos rotativos de trabajo.

Los trabajadores deberán contar con reposición de elementos de protección personal (EPP) y kit de desinfección húmeda.

Los/as trabajadores/as no pueden usar el transporte público.

Medidas de limpieza y desinfección general de instalaciones y vehículos, y tratamiento de residuos, según protocolo.

Ver boletín oficial

Ver protocolo en el anexo 2

Cómo solicitar reinicio de Obra en el sistema TAD-Director de Obra

Ver última nota al Jefe de Gobierno de CABA


Sepa Cómo Instalarseptiembre 7, 2020
mujeres-construccion.jpg

6min294

Por: Tomas Rico | www.ellitoral.com

Mujeres a la obra Santa Fe es una organización sin fines de lucro, en proceso de ser Asociación Civil, que busca empoderar mujeres a través de la educación en oficios de la construcción.

“Es un voluntariado que busca capacitar a todas las mujeres que quieran aprender los rubros de la construcción, que generalmente están dominados por los hombres y está muy estigmatizado al no ver muchas mujeres trabajando en obras”, comentó la arquitecta Andrea Dalmolin, integrante la Comisión Directiva, en una entrevista con El Litoral.

“El objetivo no es que todas las mujeres que capacitamos salgan a trabajar a la construcción, porque hay mujeres que lo hacen como superación personal o para conocimiento propio. Pero al mismo tiempo buscamos que aquellas mujeres que quieran insertarse en el mundo laboral puedan hacerlo, buscamos generar igualdad de oportunidades y disminuir las brechas”, destacó la arquitecta.

Hace un año y medio que “Mujeres a la obra Santa Fe” está en marcha, desde entonces 154 mujeres obtuvieron certificados que les sirven para adquirir nuevos conocimientos y herramientas para ofrecer en el mercado laboral. “Lo que tratamos de lograr es que las mujeres elijan lo que quieran ser, si quieren decidir trabajar en la construcción puedan hacerlo, tengan las herramientas y las posibilidades”, valoró.

Pasos cumplidos

Días atrás, la organización logró un gran avance al firmar un convenio con una empresa constructora de la ciudad para integrar a mujeres operarias al trabajo en obra.

“Sentimos que es un gran comienzo. Nosotros pusimos a disposición la base de datos de las mujeres capacitadas que tuvimos para que la empresa pueda considerarlas para los puestos de trabajo específicos que necesita”, indicó Dalmolin y agregó: “En estos momentos están incorporadas a una obra para reformar una vivienda y trabajan junto a una cuadrilla de hombres. Las chicas comentaron que la recepción que tuvieron por parte de sus compañeros fue muy buena”.

Capacitaciones

Entre los rubros desarrollados brindaron capacitaciones sobre: aberturas; revoques; revestimientos plásticos; construcción en seco; electricidad; inserción laboral; instalaciones de agua y cloacas; construcción en seco e higiene y seguridad laboral.

Las edades de las mujeres que se han capacitado oscilan entre los 18 y 65 años, participando en cursos de diversos temas y niveles.

“Tenemos programas de capacitaciones a largo plazo que duran seis meses, por ejemplo la capacitación sobre instalaciones eléctricas, donde las chicas se capacitaron y se egresaron como ayudantes”, ejemplificó una de las referentes de la organización y señaló que la idea es cubrir todos los rubros de la construcción.

-¿Las interesadas en capacitarse deben contar con estudios previos?

-No, para participar no necesitan conocimientos previos, solamente deben tener ganas de aprender. Hemos tenido gente que no terminó el secundario, incluso el primario; tenemos chicas que están a punto de recibirse de arquitectas u otras áreas; es decir que no hay un filtro.

-¿Dónde se llevan adelante los cursos?

-Si bien el año pasado la idea era hacerlo en el barrio Santa Rosa de Lima, surgió la intención de llevar la capacitación a otros barrios, porque muchas veces al hacerlo en el centro se complica la movilidad de algunas personas. Nos dimos cuenta que no solo fue gente de Santa Rosa de Lima, sino que se sumó gente desde la Vuelta del Paraguayo, de Candioti, Guadalupe Oeste. La recepción por parte de las mujeres santafesinas fue muy buena.

-¿Las capacitaciones tienen costo para las participantes?

-Son 100% gratuitas para las chicas que se capacitan. Nosotros funcionamos como un nexo entre las empresas que dictan los cursos y las chicas. Porque si bien tenemos los conocimientos para brindar la capacitación, no tenemos un respaldo como autoridad para emitir un certificado que a ellas les sirva para su currículum. Por eso lo hacemos mediante empresas, pero nuestro gran sueño es poder conformarnos como una escuela de formación profesional.

 

 


Sepa Cómo Instalaragosto 31, 2020
lafarge.jpg

6min332

*Por: Isidoro Miranda, director general de LafargeHolcim España y vicepresidente de Cembureau (Asociación Europea del Cemento)

La actual crisis sanitaria derivada del Covid-19 ha sacudido al mundo. Hemos tenido que adaptarnos a los cambios al mismo tiempo que sucedían. Cambios que nos han dejado nuevas formas de trabajar y de relacionarnos, en lo profesional y en lo social. Muy pocos sectores han logrado evitar el impacto económico de esta crisis, y la construcción no ha sido uno de ellos. Vivimos en un contexto de incertidumbre, en el más amplio sentido de la palabra.

Algunos expertos apuntan a que la pandemia podría ralentizar o incluso revertir la tendencia hacia una urbanización sostenible. Personalmente, discrepo. La resiliencia y la adaptación siempre han sido características clave del sector de la construcción. Estoy convencido de que la recuperación de la economía pasa por su capacidad de innovar de manera sostenible. Los últimos meses nos han enseñado que las ciudades demandan espacios flexibles, amplios, que favorezcan una interacción interpersonal segura, a la vez que zonas edificadas que reduzcan su impacto en el medio ambiente y que ayuden en la lucha contra el cambio climático.

Se estima que para el año 2050 la población mundial habrá aumentado un 22%, alcanzando así los 9.700 millones de personas. Esto supone que 2.500 millones más de personas vivirán en entornos urbanos, personas que demandarán unos mejores estándares de vida que solamente podrán ser alcanzados a través de una construcción más racional y eficiente tanto en lo económico, como en lo social y medioambiental.

En la actualidad, el 50% de los recursos naturales extraídos cada año (40.000 millones de toneladas) se destinan a la edificación y a la infraestructura. Ha llegado el momento de asegurar que nuestro sector esté preparado para afrontar los nuevos retos con soluciones que permitan reducir el consumo de recursos naturales y de energía.

Por este motivo, y con vistas puestas en alinearse con el Pacto Verde Europeo, el principal objetivo de la Hoja de Ruta de Neutralidad de Carbono de Cembureau (la Asociación Europea del sector del Cemento) es alcanzar las cero emisiones de carbono en 2050, en toda la cadena de valor de producción del cemento y del hormigón. No podría estar más de acuerdo con este compromiso.

En este sentido, nosotros destinamos más del 50% de nuestra inversión en inversión y desarrollo a buscar productos y soluciones constructivas con menor huella de carbono y capaces, entre otras cosas, de reducir el consumo energético de los edificios.

En nuestra estrategia ponemos el foco en tres pilares fundamentales: recursos naturales y biodiversidad, reducción de emisiones e innovación para el desarrollo de productos y soluciones eficientes. Tomando como base esta estrategia, pretendemos evitar la emisión de cerca de 90.000 toneladas anuales de dióxido de carbono (el equivalente al consumo eléctrico de 72.000 hogares durante un año) y reducir en un 15% nuestras emisiones de CO2 en Europa hasta el año 2022.

Por lo tanto, como compañía, apostamos por la recuperación de residuos como recurso, trabajamos para dejar de usar combustibles fósiles en nuestros procesos y desarrollamos alternativas bajas en carbono.

Por estos motivos, junto a otras 150 corporaciones que tienen objetivos de reducción de CO2 aprobados por la iniciativa Science Based Targets (CDP, UN Global Compact, WRI y WWF), hemos firmado recientemente un manifiesto con el que se insta a los Gobiernos de todo el mundo a alinear sus esfuerzos en materia económica para que la recuperación de la crisis del Covid-19 sea neutra en carbono.

A través de esta iniciativa, denominada Recover Better, demandamos políticas climáticas que fomenten la capacidad de recuperación ante futuras crisis, como el apoyo a los esfuerzos por mantener en 1,5 °C el aumento global de la temperatura.

La situación en la que nos encontramos es una oportunidad para establecer las bases reales de estos modelos de construcción sostenible que ya se venían anunciando antes, y que sirva de catalizador para su implementación y desarrollo. La respuesta será clave tanto para el desarrollo de las propias ciudades, como para la salud sostenible de las personas y de nuestro planeta.

Desde el sector de la construcción, tenemos que pasar de ser una industria de cantidad a una industria de rendimiento sostenible. El mundo entero ganará si lo conseguimos.


Sepa Cómo Instalaragosto 6, 2020
ultravioleta-1.jpg

7min477

En las últimas semanas, científicos de todo el mundo han planteado que existen pruebas de que el Covid 19 puede permanecer un tiempo en el aire, en lugar de caer rápidamente al suelo, y esa puede ser una más de las fuentes de contagio.

Esa evidencia, sumada a que, según estudios internacionales, la probabilidad de contagio en lugares cerrados sea 18 veces superior a los lugares abiertos, hace que se deban tomar nuevas medidas para la apertura de industrias y comercios, así como la vuelta a clases y otras actividades de la llamada “nueva normalidad”.

Con ese objetivo, una empresa local, Grupo Nabla, dedicada a energía y el medio ambiente, desarrolló un sistema de sanitización de aire interior con radiación ultravioleta, que permite destruir todos los gérmenes y virus, entre ellos el Covid 19.

La sanitización del aire se logra a través de la instalación de tubos de luz ultravioleta en zonas específicas de los sistemas de climatización y ventilación. Gracias a eso, con la recirculación del aire, los virus se destruyen. Y, como consecuencia, los lugares cerrados dejan de ser fuente de contagios.

La luz ultravioleta, y en particular la del tipo C (UVC), es una parte del espectro de la luz electromagnética (se encuentra entre la luz visible y los rayos X) que actúa como un desinfectante natural, ya que es capaz de penetrar el tejido celular y romper el ADN de los microorganismos, evitando que los mismos crezcan y se repliquen, y por lo tanto mueren.

El desarrollo de Grupo Nabla, por tanto, permite conciliar el efecto desinfectante de la luz ultravioleta, evitando su peligro cancerígeno y el daño que le produce a la retina. Es por ello que los tubos se colocan en lugares cerrados, dentro de los conductos de aire.

La dificultad de este tipo de sistemas radica en los cálculos que garanticen la desinfección en función de las características de cada sistema de climatización y ventilación. Estos modelos de cálculo han sido desarrollados íntegramente por los ingenieros industriales de Grupo Nabla. Para ello, primero deben relevar las dimensiones y características del sistema de ventilación o climatización, luego se determina el lugar donde se colocarán los tubos, en tercer lugar se realizan los cálculos para conocer la potencia y/o cantidad de los tubos a instalar y recién con toda esa información se realiza la instalación a través de personal eléctrico especializado, ya que manipular la luz ultravioleta requiere elementos de protección específicos.

Además de limpiar el aire, el nuevo sistema permite ahorrar energía. Lo cierto es que la humedad generada por el sistema de aire acondicionado crea un ambiente ideal para el crecimiento de moho y hongos sobre la estructura del evaporador y las bandejas de drenaje, lo que produce una resistencia excesiva al paso del aire a través de ella, reduciendo la eficiencia térmica. Mediante las lámparas ultravioletas, se evita la generación de ese “biofilm”, aumentando la capacidad y durabilidad de los equipos de aire.

“Como le ocurrió a gran parte de las empresas, tanto el parate por la cuarentena como la necesidad de buscar una solución al coronavirus, nos impulsó a buscar nuevos servicios, investigar y reinventarnos. De esa manera, elaboramos una serie de productos y servicios que vienen a dar respuesta a las necesidades actuales y las de la nueva normalidad”, señaló el ingeniero industrial Claudio Susic, gerente Comercial de Grupo Nabla, quien luego agregó: “Este nuevo sistema,  si bien fue pensado en el contexto de cuarentena, trasciende esta situación, ya que una vez pasada la pandemia dicha solución sirve para evitar la transmisión de cualquier microorganismo que se propague por el aire”. 

Además del nuevo sistema de sanitización de aire, la firma ofrece otros productos y servicios, relacionados con las necesidades actuales: automatizaciones para evitar cualquier tipo de contacto (encendido automático de luces, apertura automática de puertas) utilizando sensores de presencia, interruptores infrarrojos o tecnología RFID; sistemas de detección de temperatura corporal y dispensers automáticos de alcohol en gel. A su vez, está desarrollando un sistema de sanitización de pasamanos de escaleras mecánicas, que funciona también con radiación UV.

Más info en: https://gruponabla.com.ar/soluciones-de-bioseguridad/


aire-acondicionado.jpg

8min498

Por: Eva Sereno | elEconomista.es

La pandemia de la Covid-19 requiere de cambios en los sistemas de climatización y refrigeración de edificios, empresas, oficinas y negocios con el fin de garantizar la salud de empleados y clientes, además de contribuir a evitar la propagación de este virus. Estas son las tecnologías que ayudan a conseguir estos objetivos, algunas de las que es posible implementarlas en las instalaciones sin necesidad de hacer una importante inversión.

La irrupción de la Covid-19 está introduciendo modificaciones importantes en los sistemas de climatización y de refrigeración ante su transmisión por la vía aérea ya sea por “gotas” de mayores dimensiones o más finas, entre otros canales a través de los que se puede transmitir como el contacto.

Unas posibilidades de contagio que son 19 veces mayores en un entorno cerrado o en el interior de edificios que en espacios exteriores. De hecho, se prevé que la mayoría de los contagios se producen y pueden producirse en espacios cerrados.

Esta situación hace que sea más necesaria que nunca tomar medidas para evitar la propagación por la vía aérea, especialmente, en relación a las “gotas más finas que permanecen en el aire porque las más gordas caen enseguida”, según ha explicado Agustín Soler Sarradell, Ingeniero Técnico Industrial, especialista en Ventilación y Climatización de Edificios, quien ha impartido en COGITIAR la jornada técnica ‘Tecnologías para combatir la Covid-19 y otros patógenos aéreos desde las instalaciones de los edificios’, en declaraciones a elEconomista.es

“Los propietarios tienen necesidad de incorporar sistemas porque los usuarios van a decidir cada vez más dónde van a entrar según las medidas implantadas y si se sienten más seguros”, que serán aquellos negocios, locales… “en los que se ha hecho la inversión para garantizar la seguridad”.

En la actualidad, los edificios -al menos su mayoría-, no están preparados para evitar la transmisión de la Covid-19 porque suelen contar con sistemas de calefacción y refrigeración en los que siempre está circulando el mismo aire, de manera que no es fresco. “Siempre está viciado. Da vueltas sobre sí mismo”.

Una situación que puede solucionarse de la mano de diferentes tecnologías, que permiten que estos sistemas tengan aire limpio de la calle o bien filtrar el propio para que esté libre de patógenos. Son tecnologías que siempre deben ser implementadas por profesionales para garantizar que los sistemas están autorizados y responden a las necesidades de cada establecimiento.

La primera de estas tecnologías se centra en “analizar los flujos de aire y personas en los edificios” para conocer bien el edificio, cómo funciona y ver la posibilidad de reutilizar el aire del sistema.

Otra de las tecnologías se basa en “ventilar con aire exterior. Cuanto más aire se introduzca del exterior, mejor”, siendo conveniente superar los niveles indicados por persona en el establecimiento para tener mayores garantías.

Sin embargo, en estos casos, puede plantearse un problema: la Asociación Europea de Climatización recomienda que, si no se puede sobreventilar, se debe parar la recirculación del aire, lo que genera un discorfort térmico en las personas que, por ejemplo, puede solucionarse en verano con la tecnología de refrigeración evaporativa con la que se renueva el aire, reduciendo el riesgo de contagio, además de bajar la temperatura entre ocho y diez grados. Es un sistema que, incluso, se puede utilizar en terrazas al aire libre o en naves industriales.

La filtración del aire

La filtración del aire es otra de las tecnologías posibles que se puede utilizar y que permite eliminar las partículas más pequeñas de la Covid-19 -miden 0,1 micras-, lo que es posible realizar a través de filtros electrostáticos o mecánicos con grados HEPA de filtración, que van del 10 (es el más bajo) al 13 (el más alto), siendo este último el recomendable. Un sistema que necesita ventiladores potentes, además de tener que cambiar los filtros.

Por su parte, la filtración electrostática permite también “parar las partículas de menor tamaño de la Covid-19” con el filtrado del aire con filtros que se reutilizan tras lavarse, siendo una solución más económica a largo plazo.

Las lámparas ultravioleta

Otras soluciones se basan en las técnica biocidas para matar el virus con, por ejemplo, las lámparas ultravioleta de las que hay dos tipos. Las de clase A (rayos UVA) emplean la fotocatálisis atacando los virus y bacterias, mientras que las de tipo C (ultravioletas germicidas) descomponen el ADN de los patógenos y los inactiva para que no se puedan reproducir. Un sistema este último que es más fiable, pero que requiere que se coloquen “mirando hacia el techo” porque no pueden dirigirse hacia las personas o bien hacia el suelo si no hay gente, aunque también es posible intercalarlas en los conductos de aire acondicionado.

Los biocidas son otra vía para evitar la propagación de la Covid-19 a través de la nebulización, que no puede realizarse cuando están las personas presentes. Un sistema que genera cierta controversia porque se han instalado túneles de desinfección que se emplean con las personas, que han sido prohibidos desde el 27 de abril.

El ozono es otro de los elementos controvertidos porque no está autorizado para combatir la Covid-19 por lo que su utilización puede conllevar otros problemas adicionales porque está considerado como contaminante y cabe la posibilidad de que tenga efectos perjudiciales para las personas y de reacción a nivel químico con otras sustancias. Además, debe ser utilizado por personal con equipos de protección individual con respirador específico.

Y, finalmente, está la mascarilla. Un sistema que es “de las medidas más efectivas para proteger de la Covid-19. Debería ser obligatoria y no recomendable. Es una barrera efectiva y que está pegada al foco de entrada y origen del virus. Incluso las gafas estancas podrían ser recomendables para evitar la entrada del coronavirus a través de los ojos”.



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter