Sepa Cómo Instalarseptiembre 7, 2020
mujeres-construccion.jpg

6min41

Por: Tomas Rico | www.ellitoral.com

Mujeres a la obra Santa Fe es una organización sin fines de lucro, en proceso de ser Asociación Civil, que busca empoderar mujeres a través de la educación en oficios de la construcción.

“Es un voluntariado que busca capacitar a todas las mujeres que quieran aprender los rubros de la construcción, que generalmente están dominados por los hombres y está muy estigmatizado al no ver muchas mujeres trabajando en obras”, comentó la arquitecta Andrea Dalmolin, integrante la Comisión Directiva, en una entrevista con El Litoral.

“El objetivo no es que todas las mujeres que capacitamos salgan a trabajar a la construcción, porque hay mujeres que lo hacen como superación personal o para conocimiento propio. Pero al mismo tiempo buscamos que aquellas mujeres que quieran insertarse en el mundo laboral puedan hacerlo, buscamos generar igualdad de oportunidades y disminuir las brechas”, destacó la arquitecta.

Hace un año y medio que “Mujeres a la obra Santa Fe” está en marcha, desde entonces 154 mujeres obtuvieron certificados que les sirven para adquirir nuevos conocimientos y herramientas para ofrecer en el mercado laboral. “Lo que tratamos de lograr es que las mujeres elijan lo que quieran ser, si quieren decidir trabajar en la construcción puedan hacerlo, tengan las herramientas y las posibilidades”, valoró.

Pasos cumplidos

Días atrás, la organización logró un gran avance al firmar un convenio con una empresa constructora de la ciudad para integrar a mujeres operarias al trabajo en obra.

“Sentimos que es un gran comienzo. Nosotros pusimos a disposición la base de datos de las mujeres capacitadas que tuvimos para que la empresa pueda considerarlas para los puestos de trabajo específicos que necesita”, indicó Dalmolin y agregó: “En estos momentos están incorporadas a una obra para reformar una vivienda y trabajan junto a una cuadrilla de hombres. Las chicas comentaron que la recepción que tuvieron por parte de sus compañeros fue muy buena”.

Capacitaciones

Entre los rubros desarrollados brindaron capacitaciones sobre: aberturas; revoques; revestimientos plásticos; construcción en seco; electricidad; inserción laboral; instalaciones de agua y cloacas; construcción en seco e higiene y seguridad laboral.

Las edades de las mujeres que se han capacitado oscilan entre los 18 y 65 años, participando en cursos de diversos temas y niveles.

“Tenemos programas de capacitaciones a largo plazo que duran seis meses, por ejemplo la capacitación sobre instalaciones eléctricas, donde las chicas se capacitaron y se egresaron como ayudantes”, ejemplificó una de las referentes de la organización y señaló que la idea es cubrir todos los rubros de la construcción.

-¿Las interesadas en capacitarse deben contar con estudios previos?

-No, para participar no necesitan conocimientos previos, solamente deben tener ganas de aprender. Hemos tenido gente que no terminó el secundario, incluso el primario; tenemos chicas que están a punto de recibirse de arquitectas u otras áreas; es decir que no hay un filtro.

-¿Dónde se llevan adelante los cursos?

-Si bien el año pasado la idea era hacerlo en el barrio Santa Rosa de Lima, surgió la intención de llevar la capacitación a otros barrios, porque muchas veces al hacerlo en el centro se complica la movilidad de algunas personas. Nos dimos cuenta que no solo fue gente de Santa Rosa de Lima, sino que se sumó gente desde la Vuelta del Paraguayo, de Candioti, Guadalupe Oeste. La recepción por parte de las mujeres santafesinas fue muy buena.

-¿Las capacitaciones tienen costo para las participantes?

-Son 100% gratuitas para las chicas que se capacitan. Nosotros funcionamos como un nexo entre las empresas que dictan los cursos y las chicas. Porque si bien tenemos los conocimientos para brindar la capacitación, no tenemos un respaldo como autoridad para emitir un certificado que a ellas les sirva para su currículum. Por eso lo hacemos mediante empresas, pero nuestro gran sueño es poder conformarnos como una escuela de formación profesional.

 

 


Sepa Cómo Instalaragosto 31, 2020
lafarge.jpg

6min82

*Por: Isidoro Miranda, director general de LafargeHolcim España y vicepresidente de Cembureau (Asociación Europea del Cemento)

La actual crisis sanitaria derivada del Covid-19 ha sacudido al mundo. Hemos tenido que adaptarnos a los cambios al mismo tiempo que sucedían. Cambios que nos han dejado nuevas formas de trabajar y de relacionarnos, en lo profesional y en lo social. Muy pocos sectores han logrado evitar el impacto económico de esta crisis, y la construcción no ha sido uno de ellos. Vivimos en un contexto de incertidumbre, en el más amplio sentido de la palabra.

Algunos expertos apuntan a que la pandemia podría ralentizar o incluso revertir la tendencia hacia una urbanización sostenible. Personalmente, discrepo. La resiliencia y la adaptación siempre han sido características clave del sector de la construcción. Estoy convencido de que la recuperación de la economía pasa por su capacidad de innovar de manera sostenible. Los últimos meses nos han enseñado que las ciudades demandan espacios flexibles, amplios, que favorezcan una interacción interpersonal segura, a la vez que zonas edificadas que reduzcan su impacto en el medio ambiente y que ayuden en la lucha contra el cambio climático.

Se estima que para el año 2050 la población mundial habrá aumentado un 22%, alcanzando así los 9.700 millones de personas. Esto supone que 2.500 millones más de personas vivirán en entornos urbanos, personas que demandarán unos mejores estándares de vida que solamente podrán ser alcanzados a través de una construcción más racional y eficiente tanto en lo económico, como en lo social y medioambiental.

En la actualidad, el 50% de los recursos naturales extraídos cada año (40.000 millones de toneladas) se destinan a la edificación y a la infraestructura. Ha llegado el momento de asegurar que nuestro sector esté preparado para afrontar los nuevos retos con soluciones que permitan reducir el consumo de recursos naturales y de energía.

Por este motivo, y con vistas puestas en alinearse con el Pacto Verde Europeo, el principal objetivo de la Hoja de Ruta de Neutralidad de Carbono de Cembureau (la Asociación Europea del sector del Cemento) es alcanzar las cero emisiones de carbono en 2050, en toda la cadena de valor de producción del cemento y del hormigón. No podría estar más de acuerdo con este compromiso.

En este sentido, nosotros destinamos más del 50% de nuestra inversión en inversión y desarrollo a buscar productos y soluciones constructivas con menor huella de carbono y capaces, entre otras cosas, de reducir el consumo energético de los edificios.

En nuestra estrategia ponemos el foco en tres pilares fundamentales: recursos naturales y biodiversidad, reducción de emisiones e innovación para el desarrollo de productos y soluciones eficientes. Tomando como base esta estrategia, pretendemos evitar la emisión de cerca de 90.000 toneladas anuales de dióxido de carbono (el equivalente al consumo eléctrico de 72.000 hogares durante un año) y reducir en un 15% nuestras emisiones de CO2 en Europa hasta el año 2022.

Por lo tanto, como compañía, apostamos por la recuperación de residuos como recurso, trabajamos para dejar de usar combustibles fósiles en nuestros procesos y desarrollamos alternativas bajas en carbono.

Por estos motivos, junto a otras 150 corporaciones que tienen objetivos de reducción de CO2 aprobados por la iniciativa Science Based Targets (CDP, UN Global Compact, WRI y WWF), hemos firmado recientemente un manifiesto con el que se insta a los Gobiernos de todo el mundo a alinear sus esfuerzos en materia económica para que la recuperación de la crisis del Covid-19 sea neutra en carbono.

A través de esta iniciativa, denominada Recover Better, demandamos políticas climáticas que fomenten la capacidad de recuperación ante futuras crisis, como el apoyo a los esfuerzos por mantener en 1,5 °C el aumento global de la temperatura.

La situación en la que nos encontramos es una oportunidad para establecer las bases reales de estos modelos de construcción sostenible que ya se venían anunciando antes, y que sirva de catalizador para su implementación y desarrollo. La respuesta será clave tanto para el desarrollo de las propias ciudades, como para la salud sostenible de las personas y de nuestro planeta.

Desde el sector de la construcción, tenemos que pasar de ser una industria de cantidad a una industria de rendimiento sostenible. El mundo entero ganará si lo conseguimos.


Sepa Cómo Instalaragosto 6, 2020
ultravioleta-1.jpg

7min132

En las últimas semanas, científicos de todo el mundo han planteado que existen pruebas de que el Covid 19 puede permanecer un tiempo en el aire, en lugar de caer rápidamente al suelo, y esa puede ser una más de las fuentes de contagio.

Esa evidencia, sumada a que, según estudios internacionales, la probabilidad de contagio en lugares cerrados sea 18 veces superior a los lugares abiertos, hace que se deban tomar nuevas medidas para la apertura de industrias y comercios, así como la vuelta a clases y otras actividades de la llamada “nueva normalidad”.

Con ese objetivo, una empresa local, Grupo Nabla, dedicada a energía y el medio ambiente, desarrolló un sistema de sanitización de aire interior con radiación ultravioleta, que permite destruir todos los gérmenes y virus, entre ellos el Covid 19.

La sanitización del aire se logra a través de la instalación de tubos de luz ultravioleta en zonas específicas de los sistemas de climatización y ventilación. Gracias a eso, con la recirculación del aire, los virus se destruyen. Y, como consecuencia, los lugares cerrados dejan de ser fuente de contagios.

La luz ultravioleta, y en particular la del tipo C (UVC), es una parte del espectro de la luz electromagnética (se encuentra entre la luz visible y los rayos X) que actúa como un desinfectante natural, ya que es capaz de penetrar el tejido celular y romper el ADN de los microorganismos, evitando que los mismos crezcan y se repliquen, y por lo tanto mueren.

El desarrollo de Grupo Nabla, por tanto, permite conciliar el efecto desinfectante de la luz ultravioleta, evitando su peligro cancerígeno y el daño que le produce a la retina. Es por ello que los tubos se colocan en lugares cerrados, dentro de los conductos de aire.

La dificultad de este tipo de sistemas radica en los cálculos que garanticen la desinfección en función de las características de cada sistema de climatización y ventilación. Estos modelos de cálculo han sido desarrollados íntegramente por los ingenieros industriales de Grupo Nabla. Para ello, primero deben relevar las dimensiones y características del sistema de ventilación o climatización, luego se determina el lugar donde se colocarán los tubos, en tercer lugar se realizan los cálculos para conocer la potencia y/o cantidad de los tubos a instalar y recién con toda esa información se realiza la instalación a través de personal eléctrico especializado, ya que manipular la luz ultravioleta requiere elementos de protección específicos.

Además de limpiar el aire, el nuevo sistema permite ahorrar energía. Lo cierto es que la humedad generada por el sistema de aire acondicionado crea un ambiente ideal para el crecimiento de moho y hongos sobre la estructura del evaporador y las bandejas de drenaje, lo que produce una resistencia excesiva al paso del aire a través de ella, reduciendo la eficiencia térmica. Mediante las lámparas ultravioletas, se evita la generación de ese “biofilm”, aumentando la capacidad y durabilidad de los equipos de aire.

“Como le ocurrió a gran parte de las empresas, tanto el parate por la cuarentena como la necesidad de buscar una solución al coronavirus, nos impulsó a buscar nuevos servicios, investigar y reinventarnos. De esa manera, elaboramos una serie de productos y servicios que vienen a dar respuesta a las necesidades actuales y las de la nueva normalidad”, señaló el ingeniero industrial Claudio Susic, gerente Comercial de Grupo Nabla, quien luego agregó: “Este nuevo sistema,  si bien fue pensado en el contexto de cuarentena, trasciende esta situación, ya que una vez pasada la pandemia dicha solución sirve para evitar la transmisión de cualquier microorganismo que se propague por el aire”. 

Además del nuevo sistema de sanitización de aire, la firma ofrece otros productos y servicios, relacionados con las necesidades actuales: automatizaciones para evitar cualquier tipo de contacto (encendido automático de luces, apertura automática de puertas) utilizando sensores de presencia, interruptores infrarrojos o tecnología RFID; sistemas de detección de temperatura corporal y dispensers automáticos de alcohol en gel. A su vez, está desarrollando un sistema de sanitización de pasamanos de escaleras mecánicas, que funciona también con radiación UV.

Más info en: https://gruponabla.com.ar/soluciones-de-bioseguridad/


aire-acondicionado.jpg

8min161

Por: Eva Sereno | elEconomista.es

La pandemia de la Covid-19 requiere de cambios en los sistemas de climatización y refrigeración de edificios, empresas, oficinas y negocios con el fin de garantizar la salud de empleados y clientes, además de contribuir a evitar la propagación de este virus. Estas son las tecnologías que ayudan a conseguir estos objetivos, algunas de las que es posible implementarlas en las instalaciones sin necesidad de hacer una importante inversión.

La irrupción de la Covid-19 está introduciendo modificaciones importantes en los sistemas de climatización y de refrigeración ante su transmisión por la vía aérea ya sea por “gotas” de mayores dimensiones o más finas, entre otros canales a través de los que se puede transmitir como el contacto.

Unas posibilidades de contagio que son 19 veces mayores en un entorno cerrado o en el interior de edificios que en espacios exteriores. De hecho, se prevé que la mayoría de los contagios se producen y pueden producirse en espacios cerrados.

Esta situación hace que sea más necesaria que nunca tomar medidas para evitar la propagación por la vía aérea, especialmente, en relación a las “gotas más finas que permanecen en el aire porque las más gordas caen enseguida”, según ha explicado Agustín Soler Sarradell, Ingeniero Técnico Industrial, especialista en Ventilación y Climatización de Edificios, quien ha impartido en COGITIAR la jornada técnica ‘Tecnologías para combatir la Covid-19 y otros patógenos aéreos desde las instalaciones de los edificios’, en declaraciones a elEconomista.es

“Los propietarios tienen necesidad de incorporar sistemas porque los usuarios van a decidir cada vez más dónde van a entrar según las medidas implantadas y si se sienten más seguros”, que serán aquellos negocios, locales… “en los que se ha hecho la inversión para garantizar la seguridad”.

En la actualidad, los edificios -al menos su mayoría-, no están preparados para evitar la transmisión de la Covid-19 porque suelen contar con sistemas de calefacción y refrigeración en los que siempre está circulando el mismo aire, de manera que no es fresco. “Siempre está viciado. Da vueltas sobre sí mismo”.

Una situación que puede solucionarse de la mano de diferentes tecnologías, que permiten que estos sistemas tengan aire limpio de la calle o bien filtrar el propio para que esté libre de patógenos. Son tecnologías que siempre deben ser implementadas por profesionales para garantizar que los sistemas están autorizados y responden a las necesidades de cada establecimiento.

La primera de estas tecnologías se centra en “analizar los flujos de aire y personas en los edificios” para conocer bien el edificio, cómo funciona y ver la posibilidad de reutilizar el aire del sistema.

Otra de las tecnologías se basa en “ventilar con aire exterior. Cuanto más aire se introduzca del exterior, mejor”, siendo conveniente superar los niveles indicados por persona en el establecimiento para tener mayores garantías.

Sin embargo, en estos casos, puede plantearse un problema: la Asociación Europea de Climatización recomienda que, si no se puede sobreventilar, se debe parar la recirculación del aire, lo que genera un discorfort térmico en las personas que, por ejemplo, puede solucionarse en verano con la tecnología de refrigeración evaporativa con la que se renueva el aire, reduciendo el riesgo de contagio, además de bajar la temperatura entre ocho y diez grados. Es un sistema que, incluso, se puede utilizar en terrazas al aire libre o en naves industriales.

La filtración del aire

La filtración del aire es otra de las tecnologías posibles que se puede utilizar y que permite eliminar las partículas más pequeñas de la Covid-19 -miden 0,1 micras-, lo que es posible realizar a través de filtros electrostáticos o mecánicos con grados HEPA de filtración, que van del 10 (es el más bajo) al 13 (el más alto), siendo este último el recomendable. Un sistema que necesita ventiladores potentes, además de tener que cambiar los filtros.

Por su parte, la filtración electrostática permite también “parar las partículas de menor tamaño de la Covid-19” con el filtrado del aire con filtros que se reutilizan tras lavarse, siendo una solución más económica a largo plazo.

Las lámparas ultravioleta

Otras soluciones se basan en las técnica biocidas para matar el virus con, por ejemplo, las lámparas ultravioleta de las que hay dos tipos. Las de clase A (rayos UVA) emplean la fotocatálisis atacando los virus y bacterias, mientras que las de tipo C (ultravioletas germicidas) descomponen el ADN de los patógenos y los inactiva para que no se puedan reproducir. Un sistema este último que es más fiable, pero que requiere que se coloquen “mirando hacia el techo” porque no pueden dirigirse hacia las personas o bien hacia el suelo si no hay gente, aunque también es posible intercalarlas en los conductos de aire acondicionado.

Los biocidas son otra vía para evitar la propagación de la Covid-19 a través de la nebulización, que no puede realizarse cuando están las personas presentes. Un sistema que genera cierta controversia porque se han instalado túneles de desinfección que se emplean con las personas, que han sido prohibidos desde el 27 de abril.

El ozono es otro de los elementos controvertidos porque no está autorizado para combatir la Covid-19 por lo que su utilización puede conllevar otros problemas adicionales porque está considerado como contaminante y cabe la posibilidad de que tenga efectos perjudiciales para las personas y de reacción a nivel químico con otras sustancias. Además, debe ser utilizado por personal con equipos de protección individual con respirador específico.

Y, finalmente, está la mascarilla. Un sistema que es “de las medidas más efectivas para proteger de la Covid-19. Debería ser obligatoria y no recomendable. Es una barrera efectiva y que está pegada al foco de entrada y origen del virus. Incluso las gafas estancas podrían ser recomendables para evitar la entrada del coronavirus a través de los ojos”.


ladrillo-portante-p20-unicer.jpg

4min305

Los ladrillos cerámicos huecos portantes P20 surgen en la Empresa Palmar S.A. de Córdoba, dadas las mayores exigencias del Estado en materia de Eficiencia Energética y Uso Racional de la Energía.

Según Ramiro Moreyra, Gerente Comercial de Palmar y de Cunmalleu -otra de las empresas del Grupo UNICER-, “el mercado de Córdoba se caracteriza por la gran demanda de ladrillos cerámicos huecos portantes. Casi la totalidad del parque edilicio cordobés está construido  con este tipo de ladrillos. Es por ello que frente a la necesidad de mejorar  el aislamiento térmico de las viviendas en Córdoba, la empresa Palmar S.A. se propuso como objetivo desarrollar un ladrillo que fuese termoeficiente y a la vez portante”.

El ladrillo P20 es la evolución del ladrillo cerámico hueco portante P18, al cual además de la característica portante se le aumenta su aislación térmica.

Los nuevos ladrillos cerámicos huecos portantes P20 permiten mejorar el aislamiento térmico de los muros hasta en un 40%, comparado con un muro construido con ladrillos cerámicos huecos portantes P18 de 18x19x33cm, implicando importantes ahorros en las tarifas de gas y electricidad. Es importante destacar que esta mayor eficiencia se logra con un espesor de solo 20 cm, que permite optimizar la relación entre la superficie útil y la superficie total de los edificios.

La construcción con ladrillos cerámicos huecos portantes logra una óptima relación costo / beneficio con productos que tienen asegurada su vida útil, con más de 100 años comprobados, con bajo costo de mantenimiento. Además, las propiedades desarrolladas con este tipo de ladrillos cerámicos son consideradas por el mercado como una sólida inversión, ya que no se desvalorizan con el paso del tiempo y logran el mejor valor de reventa a futuro.

Según explicó la Ing. Verónica Castrillón, representante técnica de Palmar S.A. y miembro del Departamento de Sustentabilidad del Grupo UNICER “este ladrillo posee 9 cámaras de aire en el sentido perpendicular al flujo de calor (entre el interior y el exterior) y dos perforaciones estratégicamente ubicadas para facilitar el agarre y la manipulación del mismo en la obra, optimizando el rendimiento. La mayor cantidad de cámaras de aire, mejora sus características de aislación térmica y su colaboración en la conservación de la temperatura de los ambientes, lo que nos lleva a consumir menos energía en climatización, contribuyendo con el cuidado del medio ambiente”.

Claudia García, arquitecta y asistente técnica del área comercial de Palmar S.A, afirmó “el ladrillo P20 tiene un peso aproximado de 10,5 kg. Sus medidas son 20x19x33cm (ancho x alto x largo), con lo cual se necesitan 15 unidades por metro cuadrado y, teniendo en cuenta revoques tradicionales a ambos lados, conforman paredes de entre 22 y 24cm finales aproximadamente, que contribuyen a una mejora notable en el aislamiento térmico de las viviendas. Además, los ladrillos cerámicos huecos portantes P20 tienen una altísima resistencia al fuego, un excelente aislamiento acústico y una mayor resistencia a compresión”.

Actualmente el ladrillo P20 se encuentra disponible en todo el ámbito geográfico de comercialización de Palmar.


Sepa Cómo Instalarfebrero 28, 2020
suelo-radiante.jpg

5min244

Por Sebastián Zimmermann, Director Ejecutivo de BGH Eco Smart.

El sistema de calefacción por piso radiante emite a los ambientes el calor del agua caliente que circula dentro de los tubos que quedan embutidos en el contrapiso. Con este tipo de tecnología se logran ambientes calefaccionados de forma homogénea y eficiente.

Al transmitir el calor por medio del piso, es relevante tener en cuenta la materialidad del mismo para diseñar el tendido de cañerías. La capacidad de transmitir calor de los diferentes materiales, como por ejemplo madera o porcelanato, indicará la separación que debe existir entre tuberías necesaria para lograr superficies de calor homogéneas. En cualquiera de los casos, este sistema asegura el calor sin importar el tipo de piso, ofreciendo ventajas importantes.

Curva ideal de calor: La trayectoria de la curva de calentamiento ideal indica que la temperatura ambiente puede rondar los 20° en invierno, a la altura de la cabeza. El piso radiante, al calefaccionar desde la superficie del suelo, brinda una mejor sensación térmica al proveer un calor homogéneo y un ahorro de energía, al no calefaccionar de más los sectores que no lo necesitan (ej: cielorrasos). Pies calentitos y cabeza fresca.

Menos impacto en polvo en suspensión: Al no producirse corrientes de aire debido al calor uniforme, se reduce el polvo, no produce sequedad y la baja humedad ambiente consigue evitar la aparición de ácaros.

Una solución “invisible” que no ocupa espacio: Al estar ubicado dentro del contrapiso, no hay artefactos que se interpongan en el diseño interior de los ambientes de una vivienda u oficina, esto es especialmente importante en espacios vidriados como livings o amoblados como cocinas y vestidores, que no cuentan con superficie disponible para ubicar otro tipo de emisores de calor.

Circuitos diferenciados: Se pueden climatizar ambientes a diferentes temperaturas o “apagar” el funcionamiento en aquellos lugares donde no sea necesario. Incluso se puede programar la temperatura de los ambientes por hora con termostatos, determinando también  en qué horarios se puede prescindir de la calefacción.

Sustentabilidad: Al trabajar con bajas temperaturas, los sistemas por piso radiante permiten el funcionamiento en conjunto con energías renovables. Se pueden instalar en sistemas mixtos, por ejemplo, con equipos que precalientan el agua de la instalación con energía solar.

Para que el sistema de calefacción por piso radiante sea eficiente, es necesario contar con un generador de calor que también lo sea, como una caldera doble servicio a gas de tiro forzado o de condensación, o una bomba de calor. Es importante elegir el equipo correcto con el tipo de salida de humos que corresponda, ya que al trabajar con temperaturas más bajas (si se compara con sistemas de calefacción por radiadores), los gases de evacuación en el caso de las calderas, pueden condensar y retornar al equipo, dañándolo.

Por otro lado, es necesario asegurar un correcto dimensionamiento de cañerías, una dirección de obra cuidadosa, contar con controles para termostatizar los ambientes y, fundamentalmente, una buena aislación térmica en toda la envolvente de la casa. Con todo esto, se logra una inversión a largo plazo que resulta sustentable.

De esta manera, el piso radiante asegura un eficiente confort térmico que, según los expertos, se logra cuando las personas no experimentan sensación de calor ni de frío, cuando existe un equilibrio. Es decir, cuando las condiciones de humedad, temperatura y movimientos del aire son favorables a la actividad que se practica en el ambiente, sea esta descansar en los hogares o trabajar en la oficina.


Sepa Cómo Instalarenero 29, 2020
Ladrillos.jpg

3min280

Las buenas prácticas constructivas garantizan una mejor calidad de vida para quienes habitan las viviendas, al tiempo que contribuyen de manera notable en el cuidado del medio ambiente.

Ahorro energético

Los ladrillos termoeficientes DM20 permiten construir envolventes más eficaces en materia de ahorro energético, sin necesidad de incorporar aislamiento térmico adicional. Según la Dra. Arq. María Belén Salvetti, miembro del Departamento de Sustentabilidad del Grupo UNICER: “Su diseño ayuda a conservar la temperatura de los ambientes más estable, consumiendo menos energía en climatización. Estos ladrillos representan una mejora de un 40% en la aislación térmica de los muros, si se los compara con los ladrillos cerámicos huecos de 18x18x33cm. La aislación térmica alcanzada es equivalente a construir un muro doble con 4cm de aislación térmica. Además, permiten garantizar el cumplimiento de las exigencias actuales en materia de eficiencia energética a nivel nacional”.

Reducción de tiempos y costos

Los DM20 simplifican el proceso constructivo; reduciendo tiempos y costos de materiales y mano de obra. Representan el último avance en la construcción con ladrillos cerámicos huecos y junto con otros productos industrializados, que han aparecido en el mercado en los últimos años, forman parte de lo que denominamos la “evolución del sistema constructivo tradicional”.

Los morteros preparados, de aplicación en manga, son un aliado en la construcción de muros con ladrillos cerámicos huecos termoeficientes. Estos morteros no requieren que los ladrillos sean humedecidos previamente, y dado que se aplican en capas milimétricas, reducen la incidencia de los puentes térmicos de las juntas horizontales.

Además, permiten acelerar los plazos de obra ya que no hace falta preparar la mezcla in situ. Y como se trata de productos industrializados, garantizan la correcta dosificación de los materiales que los componen y permiten al profesional tener un mayor control del consumo de los materiales en obra.

FUENTE: Grupo UNICER


Sepa Cómo Instalarnoviembre 6, 2019
bombillosled.jpg

5min325

El concepto básico de un hotel más ecológico se centra en las formas de mantener su funcionamiento de manera más sostenible. Tanto el gerente de un hotel como los clientes pueden ver de primera mano el uso derrochador de los recursos que las instalaciones generan a diario. Está demostrado que el uso de prácticas ecológicas puede reducir sus costes operativos. La iluminación, por ejemplo, demanda grandes cantidades de energía, pero a la vez, es un área fácil para reducir costes. El uso de LEDS genera un ahorro considerable. Muchos hoteles están utilizando energía solar en sistemas para proporcionar energía térmica y luminosa. Por ejemplo, los hoteles pueden usar paneles fotovoltaicos para calentar la piscina y la sauna, disminuyendo la factura y reduciendo la vulnerabilidad a las fluctuaciones en los precios de la energía.

El consumo de agua es otra área donde los hoteles tienen una gran capacidad para ahorrar recursos y dinero. Hay numerosas acciones para reducir costes como, por ejemplo, bajar la temperatura del agua de la lavadora en 20 grados, cabezales de ducha de bajo caudal, aireadores de grifos, inodoros de doble descarga, el uso de toallas.

Muchos hoteles dudan en establecer programas ecológicos en la gestión de residuos sólidos, como los programas de reciclaje, debido a la gran cantidad de cooperación necesaria entre el personal y los huéspedes. Sin embargo, el reciclaje y el compostaje de material de desecho sólido puede proporcionar grandes beneficios para las empresas; sobre todo para los restos de comida sobrante.

Hay muchas otras formas de ahorrar recursos y dinero. La compra de alimentos locales elimina al intermediario, estimula la economía local y reduce los costes de transporte y el desperdicio de energía a largo plazo. Los techos verdes con plantas ayudan con la gestión del agua pluvial, mejoran la calidad del aire, ayudar a reducir la temperatura del aire y pueden proporcionar aislamiento para su edificio. De esta manera también contribuye a mejorar la comunidad alrededor de su hotel.

Gestionar un hotel sosteniblemente consiste en hacer las cosas correctas de la mejor manera posible, es decir, examinar las oportunidades que la gestión sostenible aporta con respecto al ahorro de costes, sin afectar a la percepción de valor por parte del cliente.

Para conseguir un plan sostenible en un hotel sea eficaz, necesita que esté bien elaborado y formalizado, a través de la certificación del sistema de gestión ambiental, parte importante en los informes de sostenibilidad. El coste elevado del proceso de certificación y verificación constituye sin duda un factor de disuasión para hoteles mediados y pequeños. Sin embargo, aquellos que tienen certificado su sistema de gestión ambiental obtienen un mayor rendimiento económico y los recursos financieros consecuentes.

Hay un número considerable de certificaciones ambientales según la ubicación y actividad del hotel. Desde la conocida certificación ISO o LEED hasta la más sofisticada, como la Green Key. El proceso de certificación es más sencillo cuando las prácticas ambientales se han ido haciendo paulativamente, integrándolas en el trabajo cotidiando de la plantilla, en las obras de reformas, etc.

Como conclusión, la dirección del hotel que quiera gestionar su negocio de manera sostenible tiene que empezar por realizar un autodiagnóstico de la actividad para decidir por dónde comenzar, qué es capaz de hacer el personal, dónde obtendría el mayor rendimiento en el impacto ambiental y en el ahorro de costes (conservación de energía, agua, residuos, etc) y, sobre todo, cómo comunicar sus esfuerzos y logros. Para dar este primer paso, puede contar con la asesoría especializada y formación/capacitación escribiendo a mariateresaperez@icasal.com

Por: MARÍA TERESA PÉREZ / www.tribunasalamanca.com


Sepa Cómo Instalaroctubre 25, 2019
sustentable3.jpg

3min393

Por Hugo Torres Director de QE2 Construcciones SRL

Como todo nuevo paradigma, la construcción sustentable ha pasado por numerosos debates, y en todos ellos demostró por qué debemos tender hacia ella para cuidar el planeta y nuestras vidas. Actualmente, además, se están viendo los beneficios que esta modalidad traerá al mundo laboral en cuanto a la creación de empleos.

Esto es tan así, que según la Organización Internacional del Trabajo, se espera que la construcción verde genere más de 6,5 millones de puestos para el 2030. A esto hay que sumar los que se crearán a partir de la instalación y producción de energías limpias, una industria que va de la mano con el levantar edificios y casas.

¿Por qué se plantean estos números tan alentadores? Es simple. Por un lado, la esfera corporativa ya abrazó la tendencia de tener oficinas sustentables por las bondades que tiene para sus trabajadores, porque influye en su imagen de marca y porque les permite ahorrar en costos fijos como el uso de energía. Por el otro lado, está la necesidad creciente de edificar este tipo de inmuebles: todos los nuevos ya incluyen en mayor o menor medida conceptos “verdes”.

Para tener idea de como está desarrollándose la construcción sustentable, basta con saber que en 2000 en los Estados Unidos había sólo 41 edificios realizados a partir de esta tendencia, mientras que el año pasado se llegaron a registrar más de 65.000.

Por todo esto, por ejemplo, la Oficina de Estadísticas de Empleo de EE.UU. estima que para 2026 aumentará 105% la demanda de instaladores de paneles solares, lo que se traducirá en la creación de más de 11.800 empleos. En China, también esta industria dejará un impacto positivo en el mundo del trabajo, pues en los próximos años tendrán que llegar a que el 50% de los edificios urbanos nuevos sean ecológicos.

También, otra industria que crecerá exponencialmente y está vinculada es la del manejo del agua, un recurso que ya hemos entendido que es escaso y, al mismo tiempo, sumamente vital. Por eso, su cuidado y ahorro desafiará a ingenieros, ecologistas y técnicos hídricos para diseñar nuevos sistemas que luego se aplicarán en las viviendas. En nuestro país, este sector se espera que de espacio para 200 mil nuevos puestos.

Por último, en este contexto se cree que surgirán nuevas especializaciones, profesiones y carreras, como eco–diseñadores, ingenieros en eficiencia energética, eco–arquitectos, paisajistas urbanos, agrónomos urbanos, eco–geólogos y más.


Sepa Cómo Instalaroctubre 2, 2019
Domina-F20-F24.jpg

3min332

Grupo FERROLI es una empresa multinacional fundada en San Bonifacio, Verona, en 1955 dedicada a la fabricación y comercialización de soluciones de calefacción y climatización a nivel doméstico e industrial.

Cuenta con unidades productivas en los mercados europeos, asiáticos y americano. Ferroli se establece en el mercado argentino hace 4 años de la mano de Grupo Latyn para ofrecer las mejores calderas del mundo, con tecnología de vanguardia y altos estándares de calidad.

La Caldera mural Ferroli resulta ser el producto de excelencia elegido por el mercado local para calefaccionar los hogares. Las líneas que se están comercializando hoy en día  son las siguientes:

Las Calderas de *Doble Servicio que proporcionan agua caliente sanitaria y calefacción;  Representadas por la Línea Domina y Arena.

Las Calderas Exclusivas de *Calefacción representadas por La Línea Arena.

El proceso de puesta en marcha de una caldera es uno de los últimos que se realiza pero no por eso el menos importante. Recientemente se realizo, en uno de los fieles clientes de la marca, el reemplazo de un producto histórico como es El Élite Fluss 20 por un actual y renovado ejemplar Domina F20.

Estuvo brindando servicio ininterrumpido por los últimos 20 años. Sin lugar a dudas, la decisión del consumidor fue volver a confiar en el calor, el confort y la seguridad de Ferroli.

La empresa está presente en todo el territorio Argentino con distribuidores oficiales que se encuentran a lo largo y lo ancho del país. Ferroli, una empresa que fabrica y comercializa Calderas desde hace 64 años, vuelve a la Argentina con el surtido más competitivo de Calderas de Calefacción y Doble servicio.

 

 



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter