Sepa Cómo Instalarjunio 29, 2020
inteligencia-artificial.jpg

6min27

La construcción vive tiempos de cambio con los primeros ejemplos de impresión 3D de estructuras, la incipiente robotización de los procesos y la optimización del reciclaje de materiales gracias a proyectos como HISER. Por su parte, la inteligencia artificial interviene en nuestras vidas cada vez en mayor medida, ya sea a través de los asistentes por voz o el reconocimiento de imágenes (entre otras muchas áreas); la industria de la construcción tampoco es inmune a esta tendencia como demuestra el sistema ALICE, un asistente de inteligencia artificial creado por la empresa Alice Technologies, una startup de la Universidad de Stanford (EEUU).

Construir un edificio como un rascacielos exige la intervención de un gran número de trabajadores de diversos perfiles: delineantes, arquitectos, gruistas, albañiles, electricistas, camioneros y conductores de vehículos, y todos deben trabajar de manera eficiente para alcanzar un resultado satisfactorio. Por otro lado, los materiales de construcción son también un área de gran complejidad en términos de proveedores y utilización, ya que la gran cantidad de variables implicadas en su uso generan miles de escenarios distintos a la hora de programar el trabajo; por ello, su optimización puede afectar considerablemente a los costes finales del proyecto. Es aquí donde entra en juego el software ALICE.

Partiendo de un plan de construcción inicial en el que se define el calendario y la envergadura del desarrollo, ALICE utiliza diversos parámetros iniciales del proyecto para calcular millones de escenarios distintos, que exigirían décadas de trabajo a un ser humano. Tras este análisis masivo, el número de opciones se reducen a una docena de alternativas óptimas que se traducen en un modelo 4D. Es decir, un modelo 3D al que se suma el tiempo de ejecución.

En una prueba piloto para un proyecto real ejecutado por una constructora, el sistema ofreció veintidós estrategias de construcción distintas que incluían modelos del tipo “piso por piso” o “torre”. El resultado final, de acuerdo con los constructores, permitió reducir la duración estimada del proyecto de 540 a 456 días.

Los imprevistos son una de las leyes de la vida y se multiplican exponencialmente cuando se trata de proyectos complejos. La ventaja de ALICE es que permite introducir nuevos parámetros a medida que se avanza en la construcción, lo que ofrece nuevos escenarios óptimos sobre la marcha. De esta forma, el calendario de trabajo se puede ir adaptando a las necesidades específicas de cada situación del proyecto.

El futuro de la IA en la construcción

Un reciente estudio de McKinsey titulado “Inteligencia artificial: la próxima frontera de la construcción”, analizaba la implantación actual de la IA en el sector así como su potencial desarrollo. De acuerdo con su análisis, la aplicación de la IA en la construcción sigue siendo muy pequeña aunque muestra un claro potencial de crecimiento debido a la aparición de startups que apuestan por esta tecnología. Las principales líneas de desarrollo serían las siguientes:

  • Optimizadores de calendario como el software ALICE, capaces de analizar millones de alternativas en un tiempo muy reducido.
  • Análisis de imágenes y vídeos de las obras con el objetivo de identificar problemas de seguridad y conductas temerarias que resolver por medio de cursos de formación.
  • Plataformas de análisis mejoradas para recolectar datos procedentes de sensores, analizarlos y proporcionar soluciones en tiempo real, recortar costes, priorizar el mantenimiento preventivo y evitar períodos de inactividad por cuellos de botella o problemas de desorganización (por ejemplo, retrasos en la llegada de materiales).

McKinsey también comparó la construcción con otras doce industrias como la salud, el turismo, el transporte o la automoción, y llegó a la conclusión de que diez de ellas estaban por delante de la construcción, por lo que todavía existe un gran margen de aplicación. Dicho esto, se espera que el ritmo de implantación de la IA se acelere significativamente en todos estos sectores durante los próximos tres años. Como siempre, el futuro está por construir.

Fuentes:  Construction Dive | www.imnovation-hub.com


Sepa Cómo Instalarjunio 18, 2020
puertas-automaticas.jpg

3min66

En momentos en que el control de la higiene es esencial, hay que tomar medidas preventivas para garantizar que el riesgo de propagación de bacterias en su edificio se mantenga al mínimo, por ejemplo, instalando unidades de activación sin contacto, automatizando sus puertas manuales y asegurándose de que sus puertas automáticas estén funcionando según sus necesidades.

En áreas con mucho tráfico peatonal, los tiradores de las puertas se tocan constantemente. Eliminar la necesidad de tocar esos tiradores reduce el riesgo de contaminación cruzada y ayuda a eliminar la propagación bacteriana entre los empleados, clientes, pacientes y visitantes. El interruptor mágico ASSA ABLOY activa la puerta automática con una onda sin contacto y es la opción perfecta para el control de la higiene, independientemente del negocio en el que se encuentre.

Si hay otras puertas manuales en el edificio que tienen un alto volumen de personas entrando y saliendo, como baños y otras entradas interiores, recomendamos que estas puertas sean automáticas. Esto minimizará aún más el riesgo de contaminación y mantendrá el control de higiene en toda la instalación, asegurando que todos los peatones se mantengan seguros. Obtenga más información sobre su oferta de puertas automáticas aquí.

La automatización de puertas es esencial para permitir el control de la higiene, minimizar la contaminación y separar las áreas interiores. En estos tiempos difíciles, es más importante que nunca dar servicio, mantener y modernizar sus puertas automáticas para garantizar que funcionen en todo momento. Sus técnicos de servicio están siempre cerca y equipados con repuestos y el conocimiento técnico para dar servicio a la automatización de su puerta, tanto de ASSA ABLOY Entrance Systems como de otras marcas.

Con información de: www.construnario.com


Sepa Cómo Instalarjunio 12, 2020
fibras-concreto.jpg

7min110

El empleo de fibras en la construcción no es algo nuevo, viene de lejos. Nos podemos remontar al adobe que se usaba en la antigüedad y que consistía en una mezcla de un ligante, la arcilla, con una red de filamentos, normalmente paja. Esta técnica constructiva cayó en desuso con la aparición del cemento Portland y del hormigón armado. Pero ahora, la empresa MyPHor ha desarrollado y patentado unas macrofibras estructurales, capaces de sustituir las armaduras metálicas con las que se levantan túneles o construcciones prefabricadas.

Esta empresa ha readaptado la fórmula que usaban los antiguos sistemas de armado tridimensional gracias al uso de nuevos materiales. Si en el adobe el material ligante era el barro y este se mezclaba con paja (material que cosía por dentro esta particular armadura), ahora las macrofibras sintéticas MyPHor son “los filamentos para coser el hormigón”, explica su director técnico, Enrique Pina.

Este nuevo material, denominado MPH Fiber Plus y que cuenta con una patente internacional, permite mejorar la adherencia a la matriz y, al mismo tiempo, aumentar su capacidad de elasticidad (superando los 20 gigapascales). De esta forma, estas estructuras pueden sustituir total o parcialmente a armaduras metálicas en el sostenimiento de túneles, prefabricados y hormigones estructurales, en general.

“Hay multitud de polímeros base para poder fabricar fibras, de mejores o peores prestaciones, pero la relación entre prestación aportada y coste para conseguirlo es lo que determina la opción idónea”, subraya Pina. Entre las macrofibras sintéticas estructurales, con base de polipropileno, que son las más empleadas entre las fibras sintéticas actuales para el mundo del hormigón y son las que usa MyPHor, “las nuestras tienen las prestaciones más altas del mercado en cuanto a elasticidad (20,5 GPa) y una de las más altas en resistencia a tracción”. “Eso es lo que diferencia nuestro producto” de la competencia actual. 

Estas macrofibras españolas incluyen tratamientos específicos para mejorar la adherencia al hormigón, ya que, incide Pina, “la mejor fibra, en cuanto a prestaciones, no sirve de nada si no tiene un buen anclaje a la matriz de cemento”. ¿Por qué usar este polímero termoplástico que se obtiene del petróleo? Porque otro tipo de polímeros tiene “desventajas” como ser “menos estables químicamente o tener peor relación coste/eficacia”, puntualiza.

Así, han convencido a la empresa pública ADIF para emplearlas en la construcción de los túneles de la línea ferroviaria de Alta Velocidad (AVE) entre Madrid y Galicia (España), destaca el director técnico de MyPHor. También han caído en su red multinaciones como Airbus. Pina recuerda que uno de sus directivos buscaba “una alternativa para evitar superficies puntiagudas en los pavimientos de sus naves” industriales, con el fin de lograr una “mayor seguridad” de las mismas. Así, entraron en contacto con MyPHor para recubrir las soleras de estas instalaciones con su material.

El reto de esta empresa, fundada en 2004 por ingenieros, geólogos y arquitectos que detectaron una laguna en el área de la construcción, era “aprovechar el conocimiento para acercar las tecnologías al sector”. Una empresa pequeña, como MyPHor, que “no innova muere pronto”, sobre todo en sectores competitivos y volátiles como la construcción. Y así, en su filosofía empresarial, la I+D se ha erigido en un pilar para su crecimiento.

Y la gran prueba de fuego la pasaron con apenas tres años de vida (2007), a las puertas de una incipiente crisis que golpearía de lleno al sector. Pina recuerda que apostaron por una “reconversión” basada en el “potencial humano y buenas ideas innovadoras”. Así empezó el desarrollo de estas macrofibras.

“Este desarrollo nos ayudó a sobrevivir a la crisis, sobre todo, al abrirnos la puerta a la gran obra civil”, subraya el director técnico de MyPHor. Pina señala que buscaban “una nueva fibra sintética” con las mayores prestaciones posibles para competir con las estructuras de los mallazos y los armados metálicos y aplicarla tanto en soleras como en obras de ingeniería civil, subterránea y minera.

“Tienen más durabilidadno se oxidan ni se deterioran como el hormigón armado, y, además, son más elásticas y se adhieren mejor a la matriz, apostilla Pina, quien puntualiza que también son “fibras más seguras porque son químicamente inertes y no existe el riesgo de pinchazos del personal que las manipula”.

Con información de: innovadores.larazon.es


Sepa Cómo Instalarjunio 11, 2020
robot-paneles-yeso-2.jpg

5min156

Podemos reconocer que la automatización industrial está cambiando rápidamente el aspecto de la producción en masa que hoy día conocemos. Mientras que las grandes líneas de montaje en las fábricas están robotizándose a pasos de gigante y necesitan cada vez menos operarios humanos, otros sectores, como el de la construcción, necesita de una robótica más compleja para sustituir al típico operario de obra “in situ”.

Aunque la robótica está entrando tímidamente en el sector de la construcción principalmente por la alta inversión necesaria en adquirir este equipamiento,  indudablemente este aspecto cambiará en la construcción del futuro y, con el nuevo robot de construcción humanoide presentado en Japón, ya podemos imaginar cómo serán las obras de un futuro no tan lejano.

Recuerda que ya tenemos algunos ejemplos de robótica para las obras, aunque con aspecto no humanizado, como el  robot para construcción que detecta errores de obra en tiempo real o otro que se dedica a montar estructuras de madera.

Desde el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Industrial Avanzada de Japón (AIST) presentaron el robot humanoide apodado HRP-5P. Un robot humanoide especialmente diseñado para el sector de la construcción.

Este robot prototipo está diseñado para trabajar en obras de construcción sobre situaciones de escasez de trabajadores o en momentos de peligro. Es innegablemente lento, pero también sorprendentemente preciso, lo que sugiere un futuro en el que los robots humanoides podrían reemplazar aún más los trabajos de humanos.

El prototipo utiliza una mezcla de sensores de detección de entorno, reconocimiento de objetos y una cuidadosa planificación de movimiento para instalar paneles de yeso por sí mismo, ya que puede levantar tablas y fijarlas con un destornillador.

El diseño no tiene tanta libertad de movimiento como un ser humano – obviamente -, pero lo compensa con numerosas articulaciones que se flexionan simulando la actividad de las personas reales. Aunque no sea muy natural en sus movimientos, sí que es efectivo en su trabajo, así que el potencial es enorme.

En realidad, el total de libertad en sus movimientos es de 37 Grados, con una altura de 182 cm y un peso de 101 kg, puede levantar objetos del tamaño de una alfombra y, utilizar la tecnología de medición ambiental y de reconocimiento de objetos para atornillarlos donde sea necesario.

Curioso el comentario que realizan los creadores del robot desde Japón y aplicable a muchos países… “Junto con la disminución de la natalidad y el envejecimiento de la población, se espera que muchas industrias como la de la construcción sufran una grave escasez de mano de obra en el futuro, y es urgente resolver este problema mediante la tecnología robótica”.

Debemos de reconocer que este es el primer prototipo de robot humanizado que intenta simular al operario de obra, que es lento y aparentemente “aparatoso”, pues sí, pero posiblemente estemos ante el inicio de un proyecto con un futuro muy prometedor.

 

 

Con información de: ovacen.com


Sepa Cómo Instalarjunio 10, 2020
drones-construccion.jpg

5min107

Las aplicaciones comerciales de los drones se han expandido a múltiples industrias a través de los años. El desarrollo de tecnología avanzada en los sistemas de posicionamiento y georefencia en conjunto con las cámaras de alta definición, ha incrementado la integración de drones en la industria de la construcción.

La perspectiva aérea captada con drones permite a las compañías de construcción tomar decisiones más informadas. Desde reportes de avance de obras, hasta levantamientos topográficos de terreno, los drones ayudan a recopilar información útil de una manera mucho más eficiente que los métodos tradicionales.

¿Cómo ayudan los drones en proyectos de construcción?

Para entender cómo ayudan los drones a mejorar procesos de planificación y supervisión en las obras de construcción, debemos empezar por entender el concepto de fotogrametría. Definida por la Sociedad Americana de Fotogrametría y Teledetección (ASPRS, por sus siglas en inglés), la fotogrametría es el proceso de obtener información precisa de objetos y su ambiente mediante la medición, procesamiento e interpretación de imágenes fotográficas o patrones de irradiación.

Las imágenes aéreas tomadas con ayuda de los drones en conjunto con un software de fotogrametría permiten hacer reconstrucciones 2D o 3D de terrenos, proyectos e infraestructuras. A través de la fotogrametría y los mapas digitales, los encargados de proyectos de construcción pueden tener una visualización realista de lo que se encuentra en la obra y realizar una toma de decisiones inteligente.

Los avances tecnológicos en la industria de los drones han permitido que estas reconstrucciones digitales de los terrenos y edificaciones sean cada vez más exactas. La integración de módulos RTK (Real-Time Kinematic) basados en posicionamiento satelital, permiten que los drones obtengan datos de localización más precisos. Este nivel de precisión es muy importante para las obras de construcción, ya que un error en la medición de un terreno puede significar retrasos significativos e incluso pérdidas monetarias para el proyecto.

Los drones se han integrado ampliamente en diferentes etapas de construcción, un ejemplo de ello son los 12 hospitales modulares que se construyeron en Argentina en respuesta a la emergencia sanitaria actual. El tiempo estimado para la construcción fue de 20 días y un factor clave para ser la elección de herramientas tecnológicas y metodologías, como el uso de drones. Con el fin de realizar los levantamientos, los equipos recorrieron más de 2,000km para visitar las diferentes localidades y recolectar la información necesaria, ya que los hospitales modulares están distribuidos en cuatro provincias de Argentina, nueve de ellos en la Provincia de Buenos Aires, y otros cuatro esparcidos en las regiones Norte, Oeste y Central del país. Equipados con drones DJI Phantom 4 Pro y Mavic 2 Pro, los equipos de construcción pudieron realizar los levantamientos de las doce localidades, con un total de más de 10,000m² en solo tres días.

Se procesaron más de 6,000 imágenes utilizando software de fotogrametría para la reconstrucción de mapas 2D y 3D con información detallada de cada una de las áreas de construcción. Los mapas digitales fueron de gran utilidad para mejorar la planificación y agilizar la ejecución.

Con información de: www.transponder1200.com


cemento-inteligente.jpg

10min113

En lugar de agregar baterías a los edificios para convertirlas en centrales eléctricas virtuales, ¿qué pasaría si pudiéramos utilizar el edificio para almacenar electricidad? Ese es el pensamiento detrás de la investigación en la Universidad de Lancaster en el Reino Unido que ha creado un «cemento inteligente» que puede almacenar de manera rentable la electricidad generada por energía solar para usarla cuando sea necesario.

Hecho de flyash y soluciones químicas, los nuevos composites de potasio geopolimétrico (KGP) son más baratos que el cemento ordinario de Portland, que es actualmente el material de construcción más utilizado. Son fáciles de producir y, debido a que la conductividad se logra mediante iones de potasio que saltan a través de la estructura cristalina, no necesita ningún aditivo complejo o costoso.

El equipo de investigación, dirigido por el profesor Mohamed Saafi , creó compuestos KGP basándose en la difusión de iones de potasio dentro de la estructura para almacenar energía eléctrica y detectar tensiones mecánicas. Cuando esté totalmente optimizado, las mezclas de «cemento inteligente» de KGP podrían almacenar y descargar tanto como 200 y 500 vatios por metro cuadrado.

«Hemos demostrado por primera vez que las mezclas de cemento KGP se pueden utilizar para almacenar y entregar energía eléctrica sin la necesidad de aditivos caros o peligrosos», dijo el profesor Saafi en una entrevista reciente.

Si, por ejemplo, el exterior de una casa se construyera usando KGP y se conectara a una fuente de energía como paneles solares, sería fácilmente capaz de almacenar energía durante el día cuando está desocupada y luego descargar su energía durante las horas de la tarde cuando los ocupantes están casa. Las paredes interiores de la partición dentro de una casa podrían usarse en su lugar o además para crear un exceso de energía, que luego podría venderse a la red.

No solo las casas podrían beneficiarse con el nuevo material, solo considere todas las formas en que actualmente usamos cemento. Los postes de luz hechos de cemento inteligente, por ejemplo, podrían usarse para quitar el alumbrado público completamente fuera de la red. Una farola típica usa 700 vatios cada noche, lo que significa que una farola de 6 metros de altura fabricada con KGP mantendría suficiente energía renovable para alimentarse durante toda la noche. El pavimento KGP o las aceras podrían almacenar energía para alimentar los sensores inteligentes de la calle que monitorean el tráfico, el drenaje y la contaminación, creando nuevas posibilidades para Internet a nivel de calle de las cosas en las ciudades inteligentes.

«Estas mezclas rentables podrían usarse como partes integrales de edificios y otras infraestructuras como una forma económica de almacenar y entregar energía renovable, alimentar el alumbrado público, semáforos y puntos de carga de vehículos eléctricos», agregó el profesor Saafi.

Una gran cantidad de estructuras grandes como puentes, túneles, estacionamientos y pasos elevados podrían hacerse con KGP también podría ser utilizado para crear grandes cantidades de energía con el fin de equilibrar la red en nuestras ciudades cada vez más hambrientas de poder. Esto, sin duda, sería bienvenido por los servicios públicos que podrían administrar estos nuevos depósitos de energía para responder rápidamente a las demandas de electricidad sin la necesidad de una generación adicional.

Luego considere edificios, estructuras que podrían utilizar enormes cantidades de cemento y grandes cantidades de almacenamiento de energía. Actualmente, los sistemas de baterías estacionarias instaladas en o alrededor de los edificios están permitiendo que esas instalaciones acumulen energía solar en la azotea para liberarla durante la noche.

Los edificios construidos con KGP podrían acumular el exceso de energía almacenada para vender a los vecinos o volver a la red, transformando esencialmente los edificios en centrales eléctricas virtuales rentables, pero sin el espacio o la inversión financiera generalmente asociados con el almacenamiento de energía.

KGP no es solo un cemento con capacidades de almacenamiento de energía, sin embargo. Otro beneficio clave es que la mezcla es estructuralmente «auto sensible». Los cambios en el estrés mecánico, causados ​​por cosas como grietas, altera el mecanismo de salto de iones a través de la estructura y, por lo tanto, la conductividad del material. Estos cambios significan que la salud estructural de los edificios puede monitorearse automáticamente, midiendo la conductividad, sin la necesidad de sensores adicionales.

Actualmente, la salud estructural de edificios, puentes y otras construcciones se controla con controles visuales de rutina basados ​​en datos históricos y tecnología de sensores externos. Las estructuras que incluyen secciones hechas de KGP en puntos críticos de estrés proporcionarían alertas instantáneas precisas cuando ocurran defectos estructurales, como grietas.

«Estas mezclas rentables podrían usarse como partes integrales de edificios y otras infraestructuras como una forma económica de almacenar y entregar energía renovable, alimentar alumbrado público, semáforos y puntos de carga de vehículos eléctricos», dijo el profesor Saafi, del Departamento de Ingeniería de la Universidad de Lancaster. «Además, las propiedades inteligentes del concreto lo hacen útil para ser utilizado como sensores para monitorear la salud estructural de edificios, puentes y carreteras» agregó.

La investigación se describe en el documento «Compuesto cementicio geopolimétrico inherentemente multifuncional como almacenamiento de energía eléctrica y material estructural de autodetección» que se publicará en la revista ‘Composite Structures’. el 1 de octubre de 2018. Los investigadores ahora están realizando estudios en profundidad para optimizar el rendimiento de las mezclas de KGP y también están estudiando la impresión 3D como una forma de utilizar el cemento para crear diferentes formas arquitectónicas.

Si se desarrolla aún más, no es inconcebible que podamos ver un futuro en el que todas las viviendas estén construidas con KGP u otros materiales inteligentes que puedan almacenar electricidad. De hecho, como señala el profesor Saafi, incluso los edificios existentes podrían tener los paneles KGP retroajustados para proporcionar funciones básicas, cosméticas, de almacenamiento energético y de control estructural de la salud, y podemos estar seguros de que nuestras ciudades se vuelven inteligentes cuando incluso el cemento se vuelve inteligente!

Con información de: www.secureweek.com


climatización.jpg

5min115

La Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (Afec) ha comunicado que los sistemas de climatización pueden contribuir en la reducción de la concentración de la COVID-19 en el aire interior.

En contra de lo que apunta un estudio aislado, llevado a cabo en China, y los interrogantes que éste ha suscitado, la asociación española explica que “expertos de diversos organismos nacionales e internacionales del sector de la climatización han concluido que los sistemas de climatización, utilizados para calefacción y refrigeración, en particular cuando integran renovación de aire, pueden contribuir a reducir la concentración del virus SARS-CoV-2 en el aire interior y, por lo tanto, disminuir el riesgo de transmisión“.

En concreto, se refiere a entidades como ASHRAE (Sociedad Estadounidense de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado)REHVA (Federación de Asociaciones Europeas de Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado) y ATECYR (Asociación Técnica Española de Climatización y Refrigeración) que han confirmado que “la ventilación y la filtración proporcionadas por estos sistemas de climatización “ayudan” en ese sentido.

Recordemos que esta misma semana CNI también se manifestaba en esta línea, afirmando que desde la Asociación Europea de Aire Acondicionado y Refrigeración (AREA), a la que pertenecen, y tras semanas de estudio, habían confirmado que “no existe una investigación sólida que respalde que la COVID-19 se pueda transmitir a través del aire acondicionado”.

Salen a la luz más beneficios

Afec añade que, como consecuencia de la situación derivada de la pandemia, también han salido a la luz diversos beneficios de los equipos de climatización, entre ellas, que no se deben detener estos sistemas para reducir la transmisión del virus:

  • Las instalaciones de climatización son seguras y necesarias para alcanzar unas condiciones óptimas de bienestar e higiene en el interior de los edificios, mejorando la calidad del aire interior.
  • Espacios no acondicionados pueden provocar estrés térmico en personas, lo que puede perjudicar a quienes estén en situación de convalecencia. Lo más recomendado es mantener unas condiciones interiores de temperatura en época de calefacción, entre 19ºC y 21ºC; y, en época de refrigeración, entre 24ºC y 26ºC, con una humedad relativa del 40 %-60 %.
  • Una adecuada ventilación de espacios, independiente o integrada en sistemas de climatización, garantiza una renovación permanente de aire, y ayuda a eliminar partículas suspendidas en el aire, de tal manera que reduce el riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas.
  • No es recomendable, para reducir la transmisión del virus, detener los sistemas e instalaciones de climatización y ventilación, siendo muy importante un buen mantenimiento de los mismos.
  • Los filtros de los equipos de aire acondicionado reducen las partículas suspendidas en el aire, por lo que contribuyen a mejorar la calidad del aire interior. Es esencial la limpieza de los mismos y un buen mantenimiento.

Por último, Afec señala que los propios equipos de aire acondicionado pueden incluir sistemas de purificación y filtración del aire de alta eficiencia, en base a tecnologías que han demostrado su alta eficacia para reducir virus o bacterias y partículas en suspensión (radiación UV; fotocatalización, mediante dióxido de Titanio TiO2; procesos de filtración Iónica…).

“Todo ello mediante la propia recirculación del aire, comandada y monitorizada por el mismo equipo o sistema”, añade.

Con información de: climatizacion-y-confort.cdecomunicacion.es


acustico-2.jpg

4min116

Vivimos en un mundo cada vez más ruidoso dónde puede ser bastante difícil encontrar un momento de tranquilidad, y más, si te ubicas en las grandes ciudades.

Ya no estamos ante una cuestión de molestias auditivas, esto ya se trata de un tema de salud y que nos afecta a todos.

Aunque la tecnología en el campo de la acústica aplicada a la construcción está avanzando a pasos de gigante; incluyendo ventanas que pueden reducir el ruido a los 30 decibelios, tecnología activa de cancelación de ruido (como la que utilizan los auriculares), etc. Pero, no siempre obtenemos un material acústico económicamente viable y de fácil implantación.

La tecnología que encontramos en el mercado es muy efectiva para bloquear el sonido (Solo tenemos que ver los estudios de grabación que están rellenos de grandes revestimientos que amortiguan el ruido exterior) pero aparte de tener un alto precio, no permiten el flujo de aire.

Ahora, un pequeño equipo de ingenieros mecánicos de la Universidad de Boston nos ha sorprendido con el desarrollo de un dispositivo especialmente diseñado para bloquear hasta el 94% de las ondas sonoras entrantes, sin obstaculizar el flujo de aire.

 

 

El nuevo dispositivo está impreso en 3D, en forma de anillo – aunque según los investigadores, puede adoptar muchas formas – donde su diseño está fabricado con unos estándares matemáticos muy precisos.

Su forma está específicamente diseñada para interferir con las ondas sonoras entrantes y hacerla rebotar en la forma que vinieron, reduciendo el sonido que puede pasar por el centro del anillo.

Para probar este nuevo dispositivo, los investigadores colocaron el prototipo en el extremo de una tubería de PVC, enganchando un altavoz en el otro extremo – según los investigadores – el dispositivo ha bloqueado el 94% del sonido.

Según los investigadores… “este tipo de dispositivos podría tener muchas aplicaciones en el mundo real donde el sonido necesita ser bloqueado y que el flujo del aire no tenga impedimentos. Por ejemplo, podrían colocarse en las rejillas de los sistemas de calefacción y climatización de los edificios“

Dado que el diseño de este “bloqueador de sonido” puede cambiar de forma y ser un cubo o un hexágono y es muy ligero, podría utilizarse como un azulejo o ladrillo para construir paredes que cancelan el sonido de una forma contundente.

Según el equipo, las aplicaciones en el sector de la arquitectura y la construcción pueden ser impresionantes y relativamente bastante económicas. Así que estamos ante un dispositivo que puede revolucionar el sector.

Con información de: ovacen.com


robot.jpg

5min113

El robot autónomo Spot Walk que se pasea por las obras capturando y digitalizando el proceso constructivo en imágenes de 360º. ¡Tecnología de innovación al servicio de la construcción!

Las obras en construcción que se ejecutarán dentro de 15 años, no se parecerán en nada a las que actualmente estamos pisando todos los días. Cada día nos sorprende una nueva innovación tecnológica, que más útil o menos, verifica que se van a producir cambios radicales en el concepto tradicional de obra que cualquier aparejador o arquitecto conoce.

Hace poco, ya hablamos de un robot que se pasea por las obras de noche detectando los errores en las instalaciones que durante el día hemos practicado o otro, que es capaz a poner paneles de yeso. Hoy, toca ver Spot Walk.

El Spot, es un robot al estilo “perro” que camina de forma autónoma por las obras procesando, digitalizando y registrando el proceso de construcción con imágenes de 360°.

La empresa de software para la construcción HoloBuilder. Ha anunciado una asociación con Boston Dynamics, fabricante de todo tipo de robots móviles, para desarrollar Spot Walk, una aplicación especializada para capturar al detalle las obras en construcción.

El proceso, permite un control de calidad y precisión dando a los promotores y todos aquellos implicados en la obra, un registro digital vivo del proyecto que puede analizarse en vivo con equipos ampliamente distribuidos en múltiples proyectos.

La integración crea datos procesables, que aborda todas las fases de un proyecto en construcción y mejora la productividad gracias a una interfaz fácil de usar que se adapta perfectamente a los flujos de trabajo de la construcción.

El motor de aprendizaje diseñado por HoloBuilder, SiteAI, analiza las imágenes capturadas por Spot Walk para obtener una visión sin precedentes del lugar de trabajo. Analizando, procesando y cuantificando el proceso constructivo que se está ejecutando al detalle y su correlación con el proyecto.

Las primeras pruebas piloto se han practicado en un proyecto de 1.200 millones de dólares en la Terminal 1 del Aeropuerto Harvey Milk en San Francisco (USA) con resultados más que positivos, según comenta la empresa.

Su funcionamiento está basado en dos modelos; el primero, se puede enseñar al robot una ruta de captura a través de una interface intuitiva en un Smartphone y, el segundo, el robot trabajará de forma autónoma moviéndose por la obra capturando los lugares previamente definidos por la Dirección Técnica.

El objetivo de este sistema es proporcionar un registro completo de las actividades de construcción; quién, qué, dónde, cuándo, por qué y cómo, eliminando posibles dudas en el proceso constructivo.

  • Rastrear y analizar el progreso diario o semanal de la obra en 360°.
  • Reducir el tiempo de documentación en más del 50%.
  • Conocer el estado actual de la obra en cualquier momento y desde cualquier lugar. Es la arquitectura del detalle constructivo en tiempo real.
  • Cree documentos de entrega verdaderamente relevantes tanto para los equipos implicados en obra como los propietarios.
  • Fomentar la confianza y la colaboración entre los miembros del equipo y las partes interesadas

Cuando hablamos de grandes proyectos con un volumen importante de obra, presupuestos y recursos humanos, estás nuevas tecnologías no solo son un complemento que aumentará la productividad de los equipos, sino que también es una opción verificable para recortar posibles errores que nos conduzcan a pérdidas económicas o trabajos extra en la obra.

 

 

Con información de: www.ovacen.com


Ladrillos_plasticos.jpg

3min142

Estos bloques de plástico son una buena solución para construir más rápido y a un precio razonablemente más económico.

Easybrick es un sistema de construcción con bloques de plástico. Desarrollado en Argentina, el sistema es adaptable a cualquier zona gracias a sus coeficientes térmicos y acústicos que contribuyen al mejoramiento de la vivienda.

Conforma un sistema constructivo industrializado de bloques plásticos livianos cuyas diferentes piezas reemplazan al tradicional ladrillo o tabique de cemento sin necesidad de utilizar un mortero adhesivo o una junta entre ellas.

El sistema de ladrillos plásticos posee un ensamble por encastre a presión por medio de solapas en sus bordes que permite mejorar los tiempos de construcción optimizando así los costos de mano de obra y de materiales.

El plástico se funde e inyecta en un molde para producir Easybrick® que se montan como piezas de Lego. Este sencillo sistema facilita la construcción de viviendas sociales y tradicionales.

Cada ladrillo se construye con propileno reciclado. Por su rapidez de ensamblado y ligereza, dos trabajadores pueden levantar una pared de 1 metro cuadrado (22 bloques) en solo 3 minutos.

Cada ladrillo pesa 950 gramos por unidad, y se fabrican mediante un sistema de inyección de plástico 100% reciclado. Además de económico, puede ser muy útil cuando se autoconstruye, pues no necesita de cursos o aprendizaje previo. Es como un juego de niños. Easybrick cuenta con piezas especiales como medios bloques, bloques en U para los refuerzos estructurales horizontales, dinteles y el paso de instalaciones.

Además cuenta con una tapa de bloque superior e inferior como dispositivo de cerramiento de vanos.

En cuanto al acabado final, estos bloques puede revestirse con revoques típicos usando una malla de fibra de vidrio, pero se sugiere emplear placas de yeso y también se puede revestir con cerámica.

Con información de: noticias.arq.com.mx



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter