Sepa Cómo Instalarmarzo 25, 2020
arquitectos.jpg

6min42

Mediante las denominadas “conversaciones preliminares” se inicia el proceso de acercamiento entre el cliente y el profesional, necesario para establecer las bases de la relación, intercambiar información y considerar la viabilidad del proyecto. Destacamos en esta nota algunas tareas preliminares las cuales, junto a las mencionadas conversaciones, conforman el desarrollo de la etapa de “Proyecto” para una obra.

Cuando no media conocimiento previo, el cliente evalúa la personalidad del profesional y si puede depositar su confianza en él. Con iguales propósitos se le aconseja al profesional proceder a la evaluación de su posible cliente, ya sea un particular, una pequeña empresa, una corporación o un ente de la administración pública. Durante las conversaciones preliminares el cliente proporciona información sobre sus necesidades básicas y sobre el terreno o lugar de ejecución de los trabajos, pero no siempre informan sus limitaciones presupuestarias, en cuyo caso el profesional debe abordar el tema para poder evaluar preliminarmente la viabilidad del proyecto, principal interrogante a develar.

Muchos clientes son reacios a expresar claramente el monto que disponen para encarar su proyecto. Si el profesional no consigue superar esta valla difícilmente podrá encuadrar correctamente su propuesta inicial y perderá tiempo hasta que, finalmente, conozca un dato que debería haber sido uno de sus puntos de partida. Se aconseja al profesional que durante esta etapa informe al cliente:

  • Los honorarios a percibir por el cumplimiento del encargo, actitud conveniente en esta instancia para evitar malgastar tiempo y esfuerzos en gestiones y tareas para un cliente cuya idea del honorario a pagar puede distar mucho del justipreciado y no quedar en desventaja en futuras negociaciones, a las cuales puede arribar con parte del trabajo realizado.
  • Que no se encuentran incluidos dentro de los honorarios tres servicios profesionales necesarios para la ejecución del proyecto: La planialtimetría del terreno, el ensayo y el estudio de suelos y el relevamiento físico y del estado de las medianeras, si las hay, incluyendo actuación notarial y toma de fotografías.

También se recomienda destacar ante el cliente que el honorario planteado mantiene estrecha relación con el servido profesional y simultáneamente proporcionarle el detalle de las tareas y obligaciones a cumplir. El propósito es concientizar al cliente acerca de la estrecha relación que debe prevalecer entre prestación y retribución y poner de relieve el sin sentido de las propuestas que no detallan claramente ambos términos.

El Programa de Necesidades

Para emitir una opinión preliminar sobre la viabilidad del proyecto, el profesional necesita un mínimo de información referente a la ubicación y medidas del terreno, un programa básico de necesidades y el monto asignado. Comprobada la viabilidad en forma preliminar y tentativa, requiere contar con información adicional, la cual generalmente guarda relación con el grado de elaboración del programa de requerimiento y la envergadura y complejidad del proyecto. Un modo práctico es tomar anotaciones durante las distintas conversaciones.

La información que suministra el comitente se complementa con la que debe obtener el profesional, especialmente la vinculada con el terreno o lugar de ejecución de los trabajos, el entorno y los códigos de planeamiento y edificación. Una visita al terreno permite apreciar su topografía, forestación, condiciones de linderos y vecindad, los medios locales disponibles para la construcción, etc. Toda esta información conviene registrarla mediante croquis, notas, fotografías, etc.

Cuando el proyecto es de refacción y/o ampliación, a la información mencionada en el párrafo precedente debe sumarse el estado de la construcción, de su estructura e instalaciones, la existencia o no de los planos respectivos, restricciones para el acceso a la construcción y similares. Esta etapa de recopilación de información se debe complementar con el estudio de las normas oficiales y la obtención de información ante las empresas prestatarias de servicios con jurisdicción sobre el terreno o superintendencia sobre las actividades que tendrán lugar en el edificio proyectado. En muchos casos resulta útil la consulta a vecinos respecto de modalidades, circunstancias o problemas propios del lugar, por ejemplo, posibles fuentes de ruido o escurrimiento del agua en lluvias torrenciales.


piso-ceramico.jpg

7min83

La humanidad ha dominado la fabricación de cerámicas durante unos 15 mil años. Hasta el día de hoy, es un material ampliamente utilizado en áreas como la construcción civil, la artesanía e incluso en industrias altamente tecnológicas. Debido a que son opciones duraderas y resistentes, y con una gran variedad de dimensiones, patrones y acabados, las baldosas cerámicas son revestimientos extremadamente populares. Producidas a partir de la mezcla de arcilla y materias primas inorgánicas, después de secarse y quemarse a altas temperaturas (superiores a los 1000°C), las piezas adquieren superficies impermeables, fáciles de limpiar y con diferentes acabados y colores.

Además de las preguntas más comunes sobre baldosas cerámicas, que abordamos anteriormente en este artículo, Corona ha compartido con nosotros algunos factores clave que deben considerarse al especificar o elegir un piso cerámico.

La primera pregunta a considerar es si el producto deseado está certificado y cumple con los estándares técnicos locales. De esa forma, el consumidor puede estar más seguro de lo que está comprando y la garantía de un producto que ha sido fabricado seriamente. También es posible comparar productos y decidir cuál es el más adecuado para sus necesidades. Cada país tiene sus clasificaciones, por lo que aclararemos solo los parámetros importantes a tener en cuenta:

Tipos

Primero, es importante comprender las diferencias entre cerámica, gres porcelánico y baldosas hidráulicas.

Las baldosas cerámicas se producen a partir de una mezcla de arcilla y otras materias primas inorgánicas (como caolín, cuarzo, feldespato, calcita, dolomita, entre otras), quemadas a altas temperaturas. Las baldosas de porcelana son más homogéneas y densas que las cerámicas convencionales, además de ser menos porosas. Se fabrican a través de una mezcla de arcillas seleccionadas y varios minerales, quemados a más de 1200 grados centígrados. La porcelana y la cerámica son dos de los revestimientos más utilizados en la actualidad.

La baldosa hidráulica utiliza la misma técnica manual, y sus pequeñas imperfecciones y rusticidad le agregan un atractivo estético. El nombre “hidráulico” proviene del antiguo proceso de fabricación de baldosas de cemento, caracterizado por el uso de moldes de metal para la aplicación de colores, los cuales se fijaban a la base de cemento mediante una prensa hidráulica. Sin embargo, son bastante porosos y requieren de mayor mantenimiento para evitar manchas.

Durante la fabricación, después de aplicar el esmalte sobre la pieza, es posible imprimir cualquier tipo de diseño sobre la pieza cerámica. Es bastante común que las piezas se inspiren en los diseños geométricos y orgánicos tradicionales de baldosas hidráulicas, utilizando técnicas de fabricación más modernas. Patrones que imitan fielmente la textura de la madera, el concreto e incluso las piedras naturales, también están ganando espacio en el diseño de interiores, ya que se han vuelto cada vez más realistas y eficientes.

Nivel de absorción de agua

Es esencial que los pisos cerámicos utilizados en áreas húmedas presenten un bajo índice de absorción de agua, además de una baja expansión debido a la humedad. Es importante tener en cuenta que la resistencia mecánica está directamente relacionada con esta propiedad: cuanto menor sea la absorción de agua, mayor es la resistencia de la pieza.

Coeficiente de fricción

Este es el índice que determina el nivel de seguridad de una superficie (plana o en pendiente), especialmente en presencia de agua, aceite u otras sustancias. Para la aplicación en áreas húmedas, es ideal que el piso tenga un coeficiente de fricción mayor a 0.4. En áreas húmedas externas e inclinadas, es esencial que la superficie presente un alto nivel de fricción.

Resistencia a la abrasión

La resistencia a la abrasión es lo que determina qué tipo de tráfico puede “soportar” un piso. Por lo tanto, es importante considerar este índice al especificar pisos para área públicas de alto tránsito.

Acabados superficiales

Como se mencionó anteriormente, además de la diversidad de diseños disponibles en el mercado, las piezas cerámicas pueden dividirse en acabados esmaltados, mates o naturales, proporcionando así apariencias rústicas, tridimensionales o incluso altamente pulidas.

Es importante considerar que el proceso por el que pasan las baldosas cerámicas durante su fabricación puede producir pequeños cambios de color en algunas piezas, ya sea en la cerámica tradicional o incluso en el porcelanato. Por lo tanto, si la intención es mantener la uniformidad, se recomienda comprar todas las piezas de una misma partida, para evitar variaciones indeseadas.

Por:  Eduardo Souza | Traducido por José Tomás Franco | www.plataformaarquitectura.cl


Sepa Cómo Instalarfebrero 21, 2020
encamisado.jpg

5min149

En los últimos años, la rehabilitación de tuberías sin zanja se ha puesto de “moda” en el sector del mantenimiento de redes de saneamiento o alcantarillado. Esto se debe, entre otros, a los siguientes factores:

  • Produce menos inconvenientes para los ciudadanos y las áreas ambientalmente sensibles como pantanos, ríos, parques públicos, parajes históricos y naturales.
  • Fortalecimiento de imagen entre la comunidad, ya que producen menos molestias. Es una clara muestra de iniciativa en obras públicas.
  • Los proyectos de rehabilitación sin apertura de zanja pueden realizarse en unos días, frente a las semanas y meses que requieren los métodos de excavación y sustitución tradicionales.
  • Ofrece mayor seguridad que los métodos convencionales.

¿Qué es el encamisado de tuberías? 

El encamisado de tuberías permite la reparación de tuberías enterradas en mal estado en un plazo menor y sin necesidad de realizar obras. Esto es posible gracias a que no es necesario romper el pavimento y excavar hasta alcanzar la tubería, para posteriormente reponerla.
Se trata de una técnica que permite la reparación de tuberías enterradas de saneamiento o alcantarillado en mal estado. Esto sin necesidad de tener que romper el pavimento y excavar hasta alcanzar la tubería, para posteriormente reponerlo. De esta manera, se consigue realizar la reparación de la tubería deteriorada en un plazo menor y con un coste más reducido. Se evitan este tipo de obras auxiliares.
El proceso en cuestión, consiste en encamisar el interior de la tubería, a través de un acceso a la misma (pozo, arqueta etc.), con una manga impregnada de resina.  Se introduce un tubo nuevo de menor diámetro en el interior de la tubería deteriorada. De esta forma, las aguas serán conducidas por este nuevo tubo en lugar de por el antiguo. Así se evita las grietas o roturas que el tubo dañado pudiera presentar.
La resina que se emplea en esto proceso permite la completa recuperación y mejora de la capacidad hidráulica de la tubería, así como el perfecto funcionamiento de la red de saneamiento.
Además, esta metodología, permite atajar clásicos problemas que se producen en la red de saneamiento como; las juntas entre tubos y la aparición de raíces en la red, quedando estos completamente anulados.
Mediante este proceso conseguimos mejorar la integridad estructural de la tubería, la fluidez del agua, aumentar la elasticidad frente a presiones de la tubería y, sobre todo, hacer que desaparezcan las juntas de la conducción, que son los puntos más problemáticos en lo que a fugas se refiere.
En la producción actual de tuberías de hormigón, estos revestimientos internos ya se colocan desde el inicio y se moldean. Donde cada unión de tubería se suelda por extrusión para garantizar una protección monolítica contra la corrosión a lo largo del tiempo.

¿Se pueden rehabilitar tuberías sin obra en todos los casos?

En términos generales la rehabilitación de tuberías sin obra no sería aplicable en los casos en los que la tubería antigua está totalmente destruida o aplastada. En el encamisado es necesario utilizar la tubería deteriorada como receptáculo por el que introducir la manga que una vez curada, formará la nueva tubería.

FUENTE: www.netjet.es


Sepa Cómo Instalarfebrero 3, 2020
immersion-cooling.jpg

5min178

La refrigeración por inmersión, o immersion cooling por su terminología anglosajona, es un nuevo escenario que se está imponiendo en los centros de datos.

La refrigeración de servidores por inmersión en líquido es ya una realidad utilizada en muchos casos. Es una nueva estrategia de refrigeración que da respuesta a una exigencia del sector: centros de datos ultra compactos, de alta densidad y con la máxima eficiencia energética. La enorme cantidad de datos que genera la sociedad digitalizada está transformando el sector de los data centers, que debe almacenar y procesar todos estos datos en gigantescas infraestructuras o, en otros casos, cerca del usuario con baja latencia (Edge Data Center). Los sistemas de refrigeración convencionales, basados en movimiento de aire a través de los servidores, en ocasiones no van a ser capaces de disipar el calor de los racks. En esos casos, tenemos que implantar nuevas tecnologías como es el caso de la refrigeración por inmersión, que además, permite reducir un 90% el consumo de un sistema de climatización tradicional.

Con la evolución de las necesidades de los centros de datos en función de altas densidades, cargas variables, requerimientos de eficiencia y de fiabilidad, se está impulsando un enfoque radicalmente distinto en las estrategias de refrigeración. La refrigeración por inmersión se está planteando como una alternativa de enfriamiento para los data centers, especialmente, para los centros de datos de alta densidad. La reducción significativa de los costes, un menor impacto medioambiental y, sobre todo, una mejor respuesta a los desafíos del momento -Inteligencia artificial o Internet de las Cosas -, son sus principales beneficios.

Tecnología de enfriamiento de próxima generación

Romper con estándares de refrigeración vigentes durante las últimas décadas tiene mucho de transgresor. Máxime, cuando se trata de acercar los recursos frigoríficos a la verdadera fuente de calor y sustituir el aire acondicionado por inmersión líquida. Son nuevos procedimientos, nuevos escenarios que tratan de dar respuesta a nuevas realidades, entre ellas, avances en la computación intensiva, realidad aumentada, internet de las cosas, la arquitectura de microservicios en IT, etc Pero quizá se necesiten conceptos revolucionarios para todos los desafíos del momento. Hemos pasado de refrigerar salas a racks y, ahora, a servidores. Se ha comprobado que acercar los recursos frigoríficos a la misma fuente de calor – microprocesador con temperaturas entre 70ºC y 90ºC – incrementa el intercambio térmico y mejora la eficiencia.

Con la refrigeración por inmersión, se da un paso más. Los servidores se colocan dentro del sistema de refrigeración, hasta el punto que pasan a formar parte del circuito frigorífico. Desaparece el evaporador siendo el microprocesador y resto de componentes electrónicos los que van a producir la evaporación del refrigerante.

Eficiencia y menor huella medioambiental

La refrigeración por inmersión permite a los operadores reducir drásticamente el consumo de energía a través de la eliminación de la costosa infraestructura de climatización tradicional que incluye ventiladores en servidores, compresores, ventiladores de circulación de aire, y otros sistemas auxiliares activos como humectador y deshumidificadores. Estos sistemas se sustituyen por eficientes bombas de circulación de líquidos de baja velocidad e intercambiadores de calor y/o aerorefrigeradores.

La reducción de consumo que se puede lograr mediante el uso de enfriamiento por inmersión es del 90% en refrigeración y un 40% en el consumo total del data center.

Futuro de un nuevo estándar de refrigeración

Mantenerse por delante de la tendencia es ganar competitividad y garantizar soluciones en un mundo que genera datos, demanda conectividad y reclama menor impacto medioambiental.

FUENTE: RAC&V.


Sepa Cómo Instalarenero 31, 2020
pasacables2.jpg

6min132

La guía pasacables de nylon es una de las herramientas básicas en la rutina del instalador y a pesar de que se trata de una herramienta poco complicada, tanto si te dedicas al mundo de la instalación profesionalmente como si te estás planteando comprar una guía pasacables de nylon para alguna instalación doméstica, vale la pena fijarse en algunos aspectos para poder contar con una herramienta básica de calidad:

Una guía pasacables de nylon te solucionará las tareas de pasar cables y que nos dure en buenas condiciones, cuanto más tiempo mejor.

Si te has comprado alguna vez una guía pasacables de nylon, habrás comprobado que en el mercado hay decenas de modelos disponibles y aunque parece que todas son más o menos iguales, no te dejes engañar, por que también habrás visto que tienen precios muy dispares y será por algo. Vamos a descubrir por qué:

1.- La importancia de la punta en una guía pasacables de nylon

Casi el 100% de la utilidad de una guía pasacables de nylon depende del tipo de punta que lleve: de muelle, de metal, recubierta, con ojal, sin ojal….

Es posible que incluso puedas encontrar solo la tira de nylon sin ningún tipo de punta acoplada.

Estas guías pasacables de nylon sin punta, para nosotros están descartadas definitivamente. La punta ideal debería cumplir las siguientes características:

  • Ser muy flexible
  • Ser resistente
  • Tener buen deslizamiento
  • Estar recubierta a ser posible y reforzada por dentro con un alma de acero
2. La calidad del nylon

No es lo más importante, pero está directamente relacionado con la vida útil de la guía pasacables de nylon. La calidad del material, te proporcionará mayor resistencia, el cuerpo de la guía se marcará menos por lo que la podrás usarla mas tiempo sin que se encalle al pasar por las instalaciones.

3. Diámetro de la guía

Deberías seleccionarlo teniendo en cuenta el diámetro de tubo con el que sueles trabajar. La más habitual es la de ø4mm pero se pueden encontrar más finas y más gruesas.

  • Cuanto mayor sea el diámetro, mayor fuerza de empuje obtendrás.
  • Cuanto más fina sea más precisión te proporcionará la guía, algo muy útil cuando hay cables preinstalados y el tubo está bastante lleno.
4. Longitud de la guía pasacables de nylon

Como en el punto anterior la longitud dependerá de cómo son de largas tus instalaciones habituales.

En este punto recomendamos tener al menos 2 guías de nylon con longitudes distintas, sobre todo si eres un profesional de la instalación, ya que trabajar con una sola medida de guía pasacables, que normalmente suele ser la larga para poder cubrir todas longitudes, es especialmente engorroso para las instalaciones cortas.

Las guías de nylon largas cuestan más de manipular, tienden a enredarse en el suelo cuestan más de recoger y en definitiva se pierde más tiempo, por eso te recomendamos que te compres una guía pasacables de nylon corta (5-10m) y otra más larga (15-25) para que te puedas adaptar mejor al tipo de instalación que tengas en cada momento.

5.- Que la guía disponga de un ojal en la punta

Para poder atar los cables con facilidad una vez haya llegado al otro lado de la instalación. Siempre en proporción al diámetro de la guía cuanto más amplio sea el ojal, más cables podrás estirar de una sola vez.

6. Que el otro extremo de la guía acabe en rosca

Para que le puedas acoplar distintos accesorios (otras puntas, ganchos, imanes, mallas tiracables…)

7. Que la punta principal, la flexible, esté encolada y prensada a la guía, no enroscada

Si la punta esta enroscada a la guía es muy posible que acabes perdiéndola tarde o temprano en alguna instalación, lo que dejará a tu guía pasacables en una herramienta prácticamente inútil.

FUENTE: www.microzanjas.com

 


Sepa Cómo Instalarenero 27, 2020
distanciometro.jpg

7min123

Con la llegada de los medidores de distancia o distanciómetros, la tarea de medición tanto en interiores como en exteriores se puede efectuar de forma rápida, práctica y efectiva con una reducción de tiempo y esfuerzo considerable.

Estas herramientas de medición son de gran utilidad en muchos ámbitos laborales como la construcción, albañilería, decoración, plomería, arquitectura, entre otros. En esta publicación estaremos detallando las bondades y ventajas que estos instrumentos de trabajo le brindan a los profesionales de la arquitectura.

Ventajas de los medidores de distancia

En términos generales los distanciómetros proporcionan una serie de ventajas y bondades que facilitan de gran manera las diferentes actividades o tareas para un arquitecto.

  • Rapidez al momento de realizar mediciones, según estimaciones, puede ser hasta 4 veces más rápido.
  • Mayor precisión y gran confiabilidad, considerando que la medida se realiza de manera electrónica, se reducen significativamente los errores humanos. La tecnología láser de estos medidores permite tomar medidas de manera inteligente.
  • Con el uso de estas herramientas el profesional de arquitectura podrá planificar todo el trabajo mediante la generación de mediciones digitalizadas.
  • También podrá determinar los planos con absoluta precisión.
  • Permiten efectuar mediciones indirectas para determinar cómodamente tanto alturas como distancias, en cualquier espacio de trabajo.
  • Estos instrumentos de trabajo facilitan las mediciones incluso en áreas de difícil acceso, sin importar lo complejo del diseño de la edificación.
  • Los medidores de distancia láser permiten el cálculo de áreas de paredes, techos y suelos. Todo esto de forma rápida.
  • Con estas herramientas se puede determinar la cantidad exacta de materiales que serán necesarios. Como por ejemplo azulejos, pintura, cableado, revestimiento, andamios, etc. Esto le permite al arquitecto desarrollar un presupuesto mucho más exacto.
  • También permiten calcular volúmenes de forma fácil, lo que es de gran utilidad para definir las cargas térmicas y los sistemas de calefacción que serán necesarios.
  • Marca y captura las distancias de manera sencilla y rápida, para realizar instalaciones de elementos o piezas.
  • Facilitan la verificación, comunicación, documentación y almacenamiento de las últimas mediciones realizadas para efectuar un práctico seguimiento a los datos.
  • Algunos modelos brindan las funciones para visualizar, editar y enviar las mediciones directamente a cualquier dispositivo como teléfono celular o tabla, gracias a la conectividad inteligente del equipo.
  • El arquitecto podrá compartir los planos y los datos con su equipo de trabajo y clientes, de forma digital ahorrando tiempo, dinero y esfuerzo.

Características y funciones de los medidores de distancia

El diseño y la funcionalidad de algunos modelos de medidores de distancia láser, los destacan de otros. Algunas de estas características y funciones son muy beneficiosas para los profesionales de la arquitectura.

En primer lugar, la gran mayoría de los medidores cuentan con una estructura física compacta, fácil de transportar y manipular. También son muy fáciles de utilizar e intuitivos. Por otro lado, considerando que pueden ser empleados en áreas de trabajo con alta exposición al riesgo, algunos modelos incluyen una protección robusta contra el polvo y salpicaduras de agua.

Otros modelos incluyen la función de transferencia de datos eficiente y rápida mediante Bluetooth, lo que facilitará la comunicación entre el equipo de trabajo del proyecto de arquitectura.

Por otro lado, algunos equipos cuentan con pantalla a color, orientable e iluminada para facilitar la visibilidad de las mediciones realizadas.

Otra de las funciones que incluyen son la de marcado. Y un sensor de inclinación de 360° que permite efectuar mediciones de forma fácil. Asimismo, existen modelos que incorporan entre sus funciones aplicaciones de nivelación, para que el arquitecto pueda tomar medidas sin importar si el área de trabajo está algo inclinada.

Para los trabajos en exteriores, los fabricantes de herramientas han diseñado medidores de distancia especiales para dicho entorno, que también pueden utilizarse en interiores. Estos modelos especiales incorporan una mirilla digital con función de acercamiento o zoom, para garantizar precisión en distancias largas, entornos complejos y exteriores. Esta función es ideal para los proyectos de arquitectura de gran envergadura.

Otra de las características que facilita sobremanera el trabajo a los arquitectos, es el de mando o control a distancia. Esto permite efectuar mediciones rápidamente.

También se han desarrollado aplicaciones para documentar los datos de las mediciones de forma sencilla, y permitir de esta manera que el arquitecto realice sus cálculos con comodidad.

Las ventajas y beneficios que un arquitecto puede disfrutar gracias al uso de los medidores de distancia láser, son varias. Estos instrumentos de trabajo son de gran utilidad y muy ventajosos gracias a la tecnología que incorporan.

 

 

 

FUENTE: www.demaquinasyherramientas.com


saneamiento.jpg

9min111

Ana y María viven en alguna gran capital o ciudad latinoamericana. Ambas tienen mucho, y a la vez, poco en común. Como buenas veinteañeras, ambas son ávidas usuarias de redes sociales. Ana lleva el celular a todas partes -para disgusto de sus familiares- muchas veces al baño, en donde suele tardar demasiado. María prefiere dejarlo en casa cuando tiene que ir al sanitario.

Para Ana, el baño -a pocos pasos de su habitación- es una zona de privacidad y hasta de relajo. Para María, hacer sus necesidades o asearse es una experiencia que va desde lo incómodo hasta lo peligroso: Debe hacerlo en una letrina comunitaria en mal estado, donde está expuesta a malas condiciones higiénicas, falta de privacidad, acoso y hasta violencia sexual. La historia de Ana y María es el reflejo de una realidad social que afecta a millones de personas en la región. Es que el inodoro, finalmente, se convirtió en el gran separador social de América Latina y el Caribe. Latinoamérica es una región en la que servicios como el internet inalámbrico o la telefonía celular han avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas. Sin embargo, todavía en la región existen cerca de 490 millones de personas como María, el 69% de sus habitantes, quienes aún no tienen acceso a un saneamiento seguro: La recolección de excretas, el tratamiento de las aguas residuales que generan y su disposición segura en el medio ambiente.

Pero, dentro de lo precario de su situación, María no está en la peor de las situaciones. Todavía más de 19 millones de personas en la región van a baño al aire libre, de forma cotidiana. Una práctica con consecuencias negativas en su salud y el medio ambiente.

Agua para cerca del 95% de sus habitantes

En los últimos 50 años nuestra región ha logrado avances significativos en proveer agua para cerca del 95% de sus habitantes. Esto no significa que todos tengan un servicio de calidad, ininterrumpido y directamente en sus casas. Sin embargo, la tarea de llevar saneamiento seguro para todos es la más rezagada.

En efecto, la falta de saneamiento también supone una amenaza para la provisión de agua potable. En la región, alrededor del 20% de las aguas residuales, que provienen no solo de las viviendas, sino también de las actividades industriales y productivas, reciben algún tipo de tratamiento antes de ser vertidas en el ambiente, por lo general en ríos o lagos.

De acuerdo a cálculos de diferentes organismos multilaterales, cerrar esa brecha de saneamiento costaría alrededor de US$180.000 millones hasta el año 2030, el año en que las naciones se han comprometido a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que incluyen saneamiento mejorado. Esa cifra representa casi el doble de todo lo que se ha invertido históricamente en la región.

Está claro que, si seguimos haciendo la tarea como hasta ahora, continuaremos reprobando no solo en la meta de alcanzar los ODS, sino en la meta de mejorar las vidas de todos en la región. Pero ¿cómo es posible llevar un servicio como saneamiento, sin pensar primero en los costos necesarios para la infraestructura que lo hace posible?

Saneamiento condominal: El experimento de Brasil en sus favelas

Esta fue la pregunta formulada por parte de un grupo de ingenieros en la ciudad brasileña de Natal en los años 80. La innovación de estos ingenieros, acostumbrados de toda la vida a pensar en soluciones convencionales para el saneamiento, fue crear un modelo que ahora es considerado el estándar para proveer servicios en las favelas brasileñas. El modelo se llama “Saneamiento condominal”. El mismo consiste en una red de alcantarillado que se construye utilizando conductos de menor diámetro respecto del convencional; las tuberías se pueden instalar a poca profundidad y en una gradiente más plana, permitiendo un diseño flexible a un costo menor. La red se planifica alrededor de las condiciones existentes, en lugar de instalar una tubería convencional al centro de la calle. En el diseño, la ejecución y el mantenimiento de la red participa activamente la comunidad beneficiaria.

Esta innovación ha permitido avanzar significativamente en poblaciones donde instalar un alcantarillado convencional era imposible. Pero, a pesar de lo innovador de este sistema, que ha sido replicado con éxito en países como Bolivia y Perú, no representa una solución universal al problema. Por eso es necesario un cambio de paradigma para lograr avanzar significativamente. Desde el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se logran pasos para provocar un cambio de paradigma a través de la plataforma de saneamiento óptimo, un enfoque integral el cual mejora la forma tradicional de concebir el acceso al saneamiento basado en la construcción de infraestructura, muchas veces a un costo inaccesible para las comunidades que más lo necesitan.

Este enfoque tiene cuatro ejes principales. Primero, trabajar con las poblaciones vulnerables, con énfasis en el enfoque de género. Segundo, trabajar en las cuencas, en especial aquellas ubicadas en zonas urbanas, para incrementar el tratamiento de las aguas residuales y el saneamiento. Tercero, incentivar el desarrollo y adopción de soluciones flexibles, adecuadas a cada situación y escalables.  En cuarto lugar, mejorar la gobernanza: Desarrollar planes nacionales de saneamiento basados en la evidencia, la compatibilización de políticas con la de otros sectores. Esos planes constituyen un factor para facilitar el financiamiento del saneamiento.

US$15.000 millones para proyectos de inversión en los próximos cinco años

Con la plataforma de saneamiento óptimo, el BID espera movilizar US$15.000 millones para proyectos de inversión en los próximos cinco años. Estos fondos provendrían de recursos propios, de otros organismos multilaterales, de donantes y de gobiernos y proveedores de servicios. Para administrar esos fondos, el BID creará un mecanismo de financiamiento para el saneamiento, que no solo tendría un rol de financiamiento, sino que también apoyará la capacidad de formulación de planes y proyectos, más la gobernanza de los planes del sector.

“La plataforma de saneamiento óptimo es un compromiso y una responsabilidad para que el inodoro deje de ser el gran separador social, y en lugar de ello, sea un servicio universal para todos en América Latina y el Caribe”, explica Sergio Campos, jefe de la División de Agua y Saneamiento del BID.

Este artículo ha sido publicado en el marco de la Semana Mundial del Agua 2019, organizada por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI) del 25 al 30 de agosto en Estocolmo, Suecia. El BID es coordinador regional de las Américas y Socio Colaborador Clave de la Semana.

 


Sepa Cómo Instalardiciembre 16, 2019
12.jpg

12min414

En las viviendas unifamiliares sin equipos de bombeo, el agua debe llegar en forma directa al tanque de reserva, y desde allí se alimentarán, por intermedio de las distintas bajadas, los diferentes artefactos de la vivienda.

El tanque de reserva

Contando con tanque de reserva, se supone que de él proveerán de agua a todos los artefactos, dado que la reserva se encuentra calculada para abastecer el agua de todo un día. La capacidad normal de estos tanques es de 1.000 litros, volumen más que suficiente para el consumo de una familia (agua fría y caliente). Se aconseja la existencia en la vivienda de algún artefacto (canilla, pileta de cocina o de lavar), o baño (de servicio o toilette) en la planta baja, alimentado en forma directa. Ello aseguraría poseer agua en la casa, en caso de vaciarse el tanque de reserva, por falta de presión en la red, o por reparación o limpieza. Del tanque de reserva, por intermedio de su colector, se dispondrán las bajadas hacia los distintos grupos sanitarios o artefactos en la forma más directa posible, tratando de evitar los grandes recorridos y colocando tantas bajadas como sea necesario.

Vale considerar que cuanto mayor sea la independencia de los circuitos de distribución, habrá mejor funcionamiento. Es decir, que si hoy, por ejemplo, resulta necesario alimentar dos baños en la planta alta, conviene diseñar una bajada para cada baño y no una sola para ambos. Si en algún momento se debiera cerrar una bajada para cualquier reparación, siempre existirá un baño en funcionamiento. Lo mismo sucede con las piletas de cocina y de lavar.

Para el agua caliente también se dispondrá una bajada en forma independiente destinada al artefacto calentador (calefón o termotanque). Ello aseguraría que siempre se cuente con una alimentación inmediata y sin pérdidas de caudal. Como ejemplo, y de acuerdo con los citados conceptos, se puede afirmar que lo aconsejable para una vivienda unifamiliar, compuesta por dos o tres baños, pileta de cocina y lavadero, sería disponer de tres (mínimo) o cuatro bajadas del tanque de reserva, con el fin de lograr una buena alimentación de los artefactos, previendo en el diseño de sectores independientes para cualquier eventualidad.

Más allá de la sectorización de las bajadas, conviene colocar llaves de paso en cada una de las unidades (baños, cocina, lavadero), para poder cortar el suministro del agua (fría y caliente) desde el mismo local. Ello evitaría tener que acceder al colector del tanque, cada vez que se deba realizar alguna reparación de los artefactos, porque no siempre los tanques están colocados en lugares de fácil acceso.

Recomendamos instalar esas llaves de paso en lugares no visibles, debajo de mesadas o detrás de artefactos, pudiendo así suspender el servicio de una sola unidad sanitaria o un sector de la vivienda. Será necesario, siempre, tener presente que cuanto más sectores independizados se posean, mejor se podrán resolver las eventuales complicaciones que se presenten en el futuro (pérdidas en cañerías, reparación de griferías, cambios de artefactos).

En viviendas colectivas (edificios de departamentos), se torna imprescindible la colocación del tanque de bombeo. Por lo tanto, la entrada de agua será directa y sin interposiciones hacia dicho tanque. Luego, mediante un colector el agua, egresa del tanque de bombeo, ingresa en un sistema de equipo de electrobombas centrífugas (siempre dos funcionando y una de reserva, trabajando indistinta y alternativamente) que la elevan al tanque de reserva.

Características del Tanque de Bombeo

El tanque de bombeo presentará las mismas características constructivas y reglamentarias respecto del tanque de reserva. Su capacidad será de un quinto a un tercio del total de agua necesaria como reserva, ubicándose en el sótano o subsuelo y, si no tuviere ese sector, eventualmente, en planta baja.

La cañería de impulsión o subida de agua, la cual presentará el mismo diámetro de la conexión, tendrá obligatoriamente a la salida de las bombas una válvula de retención (para impedir el retroceso del agua del caño de subida hacia el tanque de bombeo por la presión de la altura) y una junta elástica -para absorber los ruidos y vibraciones de la cañería, provocados por el accionar de la bomba-.

El agua impulsada por el equipo de bombeo llega al tanque de reserva a través de la columna montante (subida), sin interposición alguna, llenándolo cada vez que descienda el nivel de agua provocado por el consumo.

Cuando se alcanza el nivel de agua establecido, el bombeo se interrumpe, como consecuencia del funcionamiento de un flotante automático, accionado eléctricamente. Este se encuentra en el interior del tanque y suspende mediante un interruptor el funcionamiento de la bomba. Contrariamente, al descender el nivel de agua en un determinado punto, se dispara el interruptor y se pone en funcionamiento, nuevamente, el bombeo.

Los tanques de reserva ofrecerán las siguientes características:

  • Estarán construidos con materiales que no alteren las propiedades del agua. Los de grandes capacidades que se construyen en obra son, en general, de hormigón armado y totalmente impermeabilizados. Cuando su capacidad supere los 4.000 litros deberán dividirse en dos partes, separadas por un tabique interior que sobrepase el pelo del agua o entrada de alimentación, y pueden no alcanzar la losa superior.
  • La entrada de agua se hará por un solo lado, llenándose la otra parte por el principio de vasos comunicantes a través del colector. La división se realiza para poder garantizar la limpieza periódica del tanque de reserva sin cortar totalmente el suministro de agua. Se vacía una de las partes y, a la vez, se alimenta el edificio con la otra.
  • En lo posible, los tanques deberán ser recorribles en toda extensión y deberán estar separados, como mínimo, a 60 cm del eje medianero. Cuando no se hallen en lugares de fácil acceso, llevarán escalera fija y una plataforma de maniobras cuando las tapas de limpieza sobrepasen los 1,40 m del nivel de piso.
  • Para ello, cada compartimiento debe llevar una tapa sumergida, para acceder al interior del tanque, con la particularidad de abrirse hacia adentro.
  • En la parte superior del tanque, y sobre la entrada de agua, se coloca una tapa de 35 x 35 cm. La misma servirá para el armado, control y reparación del flotante y automático. En la misma parte superior llevará también una ventilación con caño de 25 mm, curvado hacia abajo, y protegido con una malla la cual evite el ingreso al tanque de partículas e insectos.
  • El diámetro de los colectores y el puente de empalme mantienen una relación directa con la cantidad de diámetros de las bajadas, para lo cual, habrá que considerar sus secciones. Por ende, la sección del colector y puente de empalme será igual a la suma de la sección de la bajada mayor, más la semisuma de las secciones de bajadas restantes. El colector que egresa desde cada sector del tanque llevará una llave esclusa a modo de válvula de limpieza y el puente de empalme también contendrá dos llaves esclusas llamadas “de identificación”. Ellas sirven para cerrar, cada cual, el paso de agua correspondiente a su sector del tanque, cuando se proceda a su vaciado y limpieza.
  • Las bajadas que nacen del colector-puente, y en forma de columna alimentan los distintos servicios sanitarios, también presentarán llaves esclusas para permitir el cierre de cada una, en caso de ser necesario para cualquier reparación.

Atento a lo visto, siempre es preferible sectorizar en el diseño, lo más posible, los distintos servicios y recintos sanitarios, llevando a cabo, por ejemplo, una bajada por cada línea de baños, cocinas, lavaderos y calentadores de agua. Se tratará de evitar que una bajada alimente dos recintos pertenecientes a distintas unidades de vivienda.

Este concepto de aplicación en el proyecto sanitario no incide en forma gravitante en el presupuesto total de la obra, logrando que el funcionamiento y posterior mantenimiento de la instalación resulten mucho más sencillos y los problemas presentados con el correr del tiempo -debido al desgaste y uso de las instalaciones-, sean más rápidos de solucionar.

De este modo, se evitarán grandes trabajos y roturas responsables de generar importantes perjuicios y gastos a los ocupantes del edificio.

 


Sepa Cómo Instalardiciembre 11, 2019
mbr2.jpg

7min143

Los procesos de depuración biológicos para el tratamiento de las aguas grises resultan ser menos agresivos con el ambiente respecto de los físico-químicos. Los tratamientos biológicos estabilizan de manera controlada la materia orgánica que, de otro modo, causa problemas tales como mal olor, reproducción de mosquitos, contaminación del agua y del suelo, y obstrucción en los sistemas de distribución, debido a la acumulación de sólidos y al crecimiento de microorganismos.

Este tipo de procesos son precedidos por una etapa de pre-tratamiento físico, tal como la sedimentación o el uso de tanques sépticos. Además, suelen estar seguidos de una etapa de filtración (por ejemplo, filtración de arena) y/o una etapa de desinfección.

Procesos biológicos aeróbicos

Los procesos biológicos aeróbicos son capaces de lograr una gran reducción de la carga orgánica y turbidez. Es el sistema idóneo para el almacenamiento de agua durante extensos períodos, ya que después de los tratamientos aeróbicos, la mayoría de las sustancias orgánicas biodegradables han sido eliminadas, y en consecuencia, la reaparición de microorganismos y los problemas de olores son evitados.

Este tipo de procesos son recomendados especialmente en el caso de aguas grises de media y alta carga orgánica. Desarrollos como RBC (Reactor Biológico de Rotación) o SBR (Reactor Secuencial) garantizan una reducción de la DBO a menos de 10 mg/l, lo cual cumple con el estándar más estricto de reutilización no restringida.

Puede aplicarse una etapa final de filtración por membrana o una etapa de filtración de arena seguida de un ciclo de desinfección, capaz de satisfacer los requisitos de eliminación de microorganismos, sólidos en suspensión y turbidez.

La combinación de procesos biológicos aeróbicos con filtración física y/o desinfección se considera como una solución económica y viable para el reciclaje de las aguas grises.

El agua gris de resistencia media y alta también puede ser tratada mediante el sistema MBR (Biorreactor de Membrana) para cumplir con las normas de reutilización urbana no potable sin restricciones.

Procesos anaeróbicos

Los procesos anaeróbicos muestran una menor eficacia en la eliminación de sustancias orgánicas y tensioactivos, por ende, serán los más indicados para el tratamiento de aguas grises de baja carga orgánica. Recientes investigaciones concluyeron que un sistema de tratamiento biológico es económicamente factible cuando el tamaño del edificio alcanza unas 30 viviendas.

Los tratamientos biológicos objetan a los físico-químicos en los siguientes aspectos: La calidad global de los efluentes tratados es superior; la evacuación resulta ser más sencilla respecto de los lodos y fangos producidos; se genera una menor carga de lodos excedentes; no demanda la adición de reactivos químicos, de gran costo económico y medioambiental, por lo tanto, su control, mantenimiento y explotación no requiere de mano de obra especializada; las tecnologías existentes son más adaptables a pequeños caudales; y su capacidad resulta superior al degradar la materia orgánica, contaminación característica de unas aguas residuales domésticas.

Paralelamente, los procesos físico-químicos también observan ventajas sobre los biológicos, ya que demandan un menor espacio, pero a su vez, no fueron desarrollados para abastecer pequeños caudales, por lo tanto, su adaptación no se encuentra solucionada; conforman procesos más rápidos, pero no más eficaces, aquí el tiempo no constituye un factor predominante frente a la necesidad de obtener buenos rendimientos y una relativa calidad del efluente final; se verifican menos problemas técnicos a la hora de reiniciar el proceso tras un paro técnico de la instalación (Limpieza, averías, estacionalidad en su uso, etc.); observa una alta efectividad en la destrucción de microorganismos patógenos, no obstante, la necesidad de proceder a la total desinfección de las aguas, obligará a que al finalizar la línea se dispongan otras tecnologías destinadas a tales menesteres; elimina mejor las formas nitrogenadas, características de las aguas residuales domésticas, sin embargo, otros procesos biológicos pueden lograrlo de manera similar, siempre y cuando se diseñen correctamente; existe un menor riesgo en la aparición de los malos olores, y, como consecuencia, en la proliferación de insectos.

Procesos biológicos

Los procesos biológicos se consideran los más adecuados para el tratamiento de las aguas grises debido a una eliminación eficiente de los compuestos orgánicos. No obstante, se recomienda completarlos con otro tipo de tratamientos para una mayor efectividad.

La instalación de reciclaje se articula en dos tramos bien diferenciados: La Evacuación y tratamiento de Depuración de las Aguas Grises (DAG), la cual abarca los tratamientos base de regeneración de aguas grises y los procedimientos de regeneración de las antiguas aguas grises; y el Tratamiento de Potabilización de las Aguas Grises tratadas (TPAG), la cual comprende el proceso final de desinfección de las aguas grises regeneradas.

La instalación de un sistema de DAG es de carácter universal, mientras que la instalación de un TPAG resulta más específica, según el destino de las aguas o el espacio disponible.


Sepa Cómo Instalardiciembre 9, 2019
drywall1.jpg

11min207

Hacer uniones en placas de yeso es el proceso de cubrir y reforzar la unión entre los paneles de yeso para dar una apariencia suave y sin relieve.

La técnica es un elemento importante de la construcción en seco y está combinada por la aplicación de una primera capa de mezcla, y cinta de refuerzo entre las uniones de los paneles, seguido del compuesto de grabación. Pero primero, conozcamos qué materiales necesitaremos y qué tener en cuenta, paso a paso, para realizar las uniones.

Materiales para hacer uniones en placas de yeso:

  1. Paneles de yeso laminado.
  2. Cinta de papel.
  3. Compuesto de grabación o unión.
  4. Papel de lija de grano 150.
  5. Esponja de lijado para esquinas.
  6. Sierra para paneles de yeso.
  7. Espátula o cuchilla para paneles de yeso.
  8. Máscara antipolvo y gafas de seguridad (para el lijado).

1. Paneles de yeso

Los paneles de yeso o drywall normalmente vienen desde 10 x 20 cm a 1,20 x 2,40 metros. Y aunque estos últimos, por su tamaño, requieren menos trabajo, tienden a romperse con mayor facilidad y ameritan de un ayudante para su instalación y transporte.

En cuanto a los grosores, los podemos encontrar de 50mm a 2cm, siendo el de 1,2cm uno de los más populares.

Las láminas de yeso pueden incluir otros aditivos o atributos que las hacen resistentes a la humedad (baños y cocinas), también podemos encontrar placas resistentes al fuego, y otras placas compuestas, dependiendo de las normativas y necesidades de cada región.

2. Cinta microperforada

La cinta microperforada, además de ser más resistente, también es la más difícil de usar para el bricolaje informal. Las principales dificultades experimentadas son las burbujas que aparecen después de pintar a través de la unión de placas de yeso, lo que requiere que la unión se llene para ocultar la cinta.

Las burbujas que se forman debajo de la cinta son causadas por la ausencia del compuesto de unión debajo de la cinta, o que no se haya aplicado consistentemente, y se haya secado antes de que la cinta se haya incrustado.

Para evitar esto, tu mezcla o compuesto de unión debe estar húmeda y no líquida.

Al igual que ocurre con las placas de yeso, existen cintas microperforadas con diferentes características para ser utilizadas según el requerimiento del trabajo.

3. Limpieza de la zona a trabajar

Limpia la pared o techo que vaya a sostener los paneles. Debes retirar clavos, tornillos, incluso paneles de yeso antiguos que eviten que los nuevos puedan colocarse adecuadamente sobre los travesaños. En la construcción en seco, no te sorprendas si encuentras travesaños de acero en lugar de madera.

Los travesaños de acero son recomendados por la fuerza adicional que proporciona este metal, además son a prueba de termitas y resistentes al fuego.

La única diferencia durante la aplicación, será que tendrás que usar tornillos en lugar de clavos para fijar los paneles.

4. Cortar y colocar los paneles de yeso

Es fundamental que los extremos de los paneles se encuentren con una pieza del travesaño o viga para ser fijados a la estructura.

Si el panel no termina en una viga, mide la distancia hasta el centro de la pieza de soporte más cercana y corta con una cuchilla o sierra para paneles de yeso, asegurando que el extremo del panel termine dentro del empalme.

Agrega pegamento a lo largo de cada empalme del travesaño sobre el que se colocará el panel de yeso, y ajústalo comenzando por una esquina.

Usando el taladro, clava al menos cuatro tornillos en fila y a lo largo de cada empalme o viga, y repite esta operación para cada placa.

Se recomienda trabajar por filas, comenzando siempre desde las esquinas. Y es aconsejable marcar todos los travesaños, ya sea con un detector de vigas o con marcas de cinta en el suelo, una vez que los travesaños estén expuestos.

Si queda algún pedazo sobrante sobre marcos de puertas o ventanas, puedes cortarlo con un taladro rotativo o con una sierra especializada.

5. Pegar y fijar las uniones

Para pegar y fijas las uniones de manera uniforme, debemos colocar varias capas de mezcla o empaste.

Para la primera capa del empastado, aplica con el chuchillo una cantidad generosa de mezcla, que debe ser colocada directamente sobre la unión de los paneles.

Aplicación de la cinta

Para evitar que la cinta se vea, primero asegúrate de que no haya irregularidades en la placa de yeso. Si es así, córtalas con una sierra. Si cortar la irregularidad crea un espacio grande, desecha la placa antes de realizar la unión.

Con una espátula, acomoda la cinta con fuerza y ​​de manera uniforme en el hueco, y usa bastante presión para extraer la capa base de debajo de la cinta. Luego, usa la mezcla exprimida y aplícala sobre la cinta.

Es importante que la parte posterior de la cinta esté húmeda. La cinta de papel se estira, por lo que una vez que la cinta está incrustada, para terminar el recubrimiento, comienza alisándola desde el centro y trabaja hacia cada extremo.

Finalmente, limpia el exceso de empastado con el cuchillo y recorre toda la unión de placas de yeso de un extremo a otro para suavizar cualquier exceso.

Recuerda raspar la unión una vez que se haya fijado la capa base, antes de aplicar la segunda capa. Si hay burbujas, moja la hoja del cuchillo y aplana la cinta con otra pasada.

Para continuar, aplica dos o tres capas más, utilizando la espátula y dejando que la mezcla se seque entre cada capa para evitar las burbujas.

El empastado también servirá para ir nivelando con cada capa cualquier imperfección de la superficie.

Se recomienda dejar que seque al menos durante un día, aunque existen empastados calientes que secan en una hora, y otros que cambian de color, indicándonos que el material está listo para otra capa.

6. Proceso de lijado de los paneles de yeso

Para el lijado de paneles de yeso necesitarás una lijadora de mano, papel de lija para paneles de yeso de 150 granos, una esponja de lijado para esquinas, una máscara antipolvo y gafas protectoras.

Instala el papel de grano 150 en tu lijadora de mano. Es tentador comprar papel de grano 80 para acelerar el trabajo de lijado. Pero debido a que el compuesto para paneles es tan suave, no necesitas papel de lija gruesa para lijarlo. El papel de grano grueso dejará marcas de lijado indeseables.

Tampoco intentes lijar surcos y crestas grandes. Se recomienda retocar los surcos y las crestas grandes con otra capa de compuesto para juntas en lugar de intentar lijarlos.

Es mucho más fácil simplemente alisar otra capa de compuesto para juntas. Esto es especialmente importante en el borde de las juntas, donde demasiado lijado dañará la cara del papel en el panel de yeso.

Mantén un lápiz a mano para marcar las áreas problemáticas que necesitan relleno o lijado detallado. A continuación, obtén una lámpara de mano y vuelve sobre el trabajo mientras la luz ilumina la superficie de la pared.

Use tu lijadora manual y la lijadora de esponja para retocar los puntos problemáticos. Y marca las depresiones y otros puntos que necesitan relleno.

Puedes terminar el trabajo llenando las áreas marcadas con compuesto para juntas, y finalmente lijando estas manchas cuando se sequen.

Aprender los detalles y recomendaciones para la instalación de láminas de yeso, nos permite tener una visión más técnica durante la aplicación, ahorrar tiempo y minimizar los errores.

La construcción en seco es un trabajo complejo que requiere de planificación y experiencia. Y las uniones de placas de yeso, aunque parezcan una labor realizable por aficionados, son un proceso clave en este tipo de obras, y su correcta instalación garantizará la estética y acabado de todo el trabajo.

FUENTE: www.demaquinasyherramientas.com



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter