microalgas.jpeg

10min20

El nuevo sistema de tratamiento de aguas residuales, Life Algaecan, propone un modelo de tratamiento sostenible de efluentes generados en el procesamiento de frutas y verduras (PFV) que combina el cultivo rentable de microalgas heterótrofas, capaces de depurar el agua residual, con su posterior recolecta. Se obtiene así, un producto de interés comercial como materia prima para la producción de biofertilizantes, pienso animal, etc., a la vez que se resuelve el problema de la contaminación que dichos efluentes generan, ya que la calidad final del efluente obtenido permite su reutilización como agua de riego o para la limpieza de equipos e instalaciones. La instalación está alimentada con energías renovables (energía solar y biomasa), lo que minimiza la huella de carbono y los costes operativos del proceso.

Tratamiento con microalgas

Las microalgas son microorganismos fotosintéticos provechosos para la humanidad con diversas aplicaciones industriales, como la alimentación, la agricultura, los piensos, los productos farmacéuticos, los cosméticos, el tratamiento de aguas residuales, etc. Asimismo, pueden generar energía limpia y biocombustibles de segunda generación, contribuyendo con ello al desarrollo de la economía circular.

Pueden crecer de manera autótrofa o heterotrófica. En la primera emplean la luz solar como fuente de energía y CO2 como fuente inorgánica de carbono, consumiendo nutrientes y produciendo oxígeno; mientras que en el modo de crecimiento heterótrofo la única fuente de energía o de carbono son los compuestos orgánicos [5].

El proceso integrado de cultivo de microalgas a través del tratamiento de aguas residuales se considera favorable desde el punto de vista ambiental. Las microalgas heterótrofas tienen una extraordinaria capacidad de absorción de carbono orgánico y nutrientes sin necesidad de luz solar, lo que permite que el tratamiento pueda realizarse prácticamente en cualquier tanque cerrado, disminuyéndose en gran medida la superficie de tratamiento a utilizar. Este ahorro de superficie, así como el fácil mantenimiento, hacen que el proceso sea atractivo también desde el punto de vista económico.

Los efluentes PFV son una materia prima ideal para el cultivo de microalgas ya que su carga contaminante es menor que la de otros efluentes industriales y son muy ricos en nutrientes como nitrógeno y fósforo.

Pruebas laboratorio

Las primeras pruebas de laboratorio estudiaron el crecimiento heterótrofo de las especies Chlorella sp, y una mezcla de varias especies que contenía diferentes cepas de Chlorella, Scenedesmus, etc. provenientes de la instalación de estanques de algas para el tratamiento del digestato de la planta de biogás utilizado en el proyecto AlgaeBioGas [6-8] resultando ser esta mezcla la mejor adaptada al medio y con mayor capacidad de crecimiento.

Tras estos ensayos, se demostró la complejidad de mantener el cultivo en concentraciones muy altas de nutrientes y carga orgánica debido a las infecciones bacterianas y de levadura. Se llegó a la conclusión de que era necesario realizar un primer crecimiento autótrofo para conseguir un inóculo de microalgas con la suficiente concentración, capaz de realizar el tratamiento en condiciones heterótrofas a escala piloto. Este crecimiento solamente es necesario en la puesta en marcha del proceso.

Tecnología prototipo Life Algaecan

El nuevo sistema de tratamiento desarrollado en el marco del proyecto Life Algaecan demuestra la viabilidad de un innovador proceso de tratamiento in situ de los efluentes PFV, que aborda los problemas ambientales relacionados con su actual gestión utilizando el cultivo de microalgas heterótrofas como tecnología de tratamiento. De esta manera, se obtiene un efluente limpio que podrá utilizarse como agua de riego o para la limpieza de equipos o instalaciones, y una corriente semisólida de microalgas que, tras su concentración y secado por pulverización, sirve como materia prima para la producción de biofertilizantes, piensos, etc. Esta tecnología es adecuada para ser replicada, transferida o integrada en cualquier lugar y utiliza 100% de energías renovables, solar y biomasa.

Descripción del proceso

El prototipo de sistema de tratamiento se compone de tres etapas principales:

  1. Un sistema de cultivo de microalgas en dos fases, que consume la materia orgánica y los nutrientes contenidos en el efluente.
  2. Una etapa de separación por centrifugado para recuperar el agua limpia.
  3. Una etapa de secado por pulverización para recuperar las microalgas secas.

Este sistema está dispuesto en dos contenedores marítimo de 40 pies para facilitar su transporte. La energía solar y la biomasa proporcionan energía a todo el sistema y su capacidad de tratamiento es de 2 m3 de agua residual al día.

Equipos y operación

En la etapa 1 de crecimiento, el inóculo es cultivado en un fotobiorreactor abierto (raceway) con el mismo agua residual que posteriormente se introduce en los reactores aerobios de cultivo heterótrofo durante aproximadamente 3-5 días de tiempo de residencia. El aporte de aire necesario lo realiza una soplante que mantiene una mezcla suave en su interior permitiendo el crecimiento de las microalgas.

La etapa 2 de separación se realiza con la ayuda de una centrífuga vertical, la cual separa el efluente tratado reutilizable de la biomasa de algas.

La biomasa de microalgas en la etapa 3 es rociada dentro de la torre de secado por pulverización con aire a contracorriente a, aproximadamente, 180 °C. La humedad se evapora rápidamente de la superficie de las microalgas y las partículas secas se recogen en un sistema de almacenamiento, mientras que la corriente de aire caliente (a unos 90 °C) se conduce al cabezal del proceso para que el calor sobrante se reutilice. El aire de atomización del producto entra en el equipo a través de su boquilla y es suministrado por un compresor.

La energía utilizada en el proceso es suministrada por un sistema fotovoltaico instalado según la orientación ideal al sol para obtener la máxima energía de uso en las condiciones de ubicación y una caldera de biomasa en apoyo, por si fuera necesario.

Para la validación del correcto funcionamiento de la planta, se monitorearon los siguientes indicadores de las aguas residuales utilizadas para el cultivo de las algas y del agua de salida tratada: Temperatura, pH, conductividad, DQO, densidad óptica, Nitrógeno y Fósforo.

Además de estos análisis, se realizaron exámenes en microscopio óptico pudiéndose observar la presencia de microalgas en el reactor raceway.

Resultados

La planta demostración Agaecan ha estado operando durante seis meses en las instalaciones de la empresa Huercasa, en Sanchonuño (Segovia), realizando el tratamiento de su agua residual del lavado y procesamiento de verduras y consiguiendo el crecimiento de microalgas heterótrofas en tanques cerrados.

Se ha tratado aproximadamente 2 m3 al día obteniendo un efluente final de alta calidad, que es reutilizado y descargado en los cursos de agua. Los niveles de DQO, Nitrógeno y Fósforo alcanzados con este tratamiento cumplen con los límites de vertido establecidos por la localidad donde está instalada la planta de demostración, lo que se traduce en una buena opción como tratamiento para empresas con este tipo de efluentes y su posible escalado a nivel industrial.

El subproducto obtenido de microalgas tiene un buen contenido en NPK que sirve como materia prima en la formulación de biofertilizantes.

FUENTE: www.interempresas.net


Sepa Cómo Instalarmarzo 11, 2020
cemento1.jpg

3min72

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han desarrollado un método de tratamiento de las cenizas volantes procedentes de incineradoras de residuos sólidos urbanos, para ser usado como materia prima secundaria, como el cemento, hormigón, materiales cerámicos o pavimentos.

El Grupo Análisis y Caracterización Óptica de Materiales de la ETSIDI de la UPM han realizado un proyecto cuyo objetivo ha sido tratar las cenizas volantes de las incineradoras de residuos sólidos urbanos, para prepararlas para usos posteriores. El tratamiento disminuye el carácter peligroso de estas cenizas, consideradas por la legislación europea como residuos tóxicos y peligrosos, debido al alto contenido en sales solubles, como cloruros y sulfatos, y metales pesados.

¿Cual es el proceso?

El método desarrollado consiste en tratar las cenizas volantes con carbonato sódico como agente estabilizante, y presenta una doble función en una única etapa: separación de los cloruros de las cenizas e inmovilización de los metales pesados en las cenizas tratadas. El proceso consigue eliminar el 97% de los iones cloruro, y la reacción de carbonatación consigue una reducción significativa de la movilidad de metales tales como plomo, zinc, cobre y cadmio, que quedan retenidos en las cenizas tratadas en un porcentaje superior al 87%.

Según los investigadores el método presenta ventajas sobre otros procesos de carbonatación al trabajar en fase líquida, con un tiempo de reacción muy corto, condiciones de temperatura y presión ambiente, y el bajo coste del carbonato sódico utilizado como reactivo. Por tanto, el tratamiento resulta una opción atractiva para la estabilización de cenizas volantes reduciendo sus características peligrosas y facilitando su reutilización como materia prima, especialmente para aplicaciones tales como cemento, hormigones, materiales cerámicos o pavimentos.

Por: www.construible.es


Sepa Cómo Instalarfebrero 14, 2020
biocarbon.jpg

5min359

Desde la Queen’s University Belfast (Irlanda) dieron a conocer recientemente los resultados de un trabajo llevado a cabo por uno de sus investigadores, y publicado en la revista Journal of Chemical Technology and Biotechnology, que ha permitido desarrollar una técnica de bajo costo para convertir la cebada sobrante de la industria cervecera en biocarbón para utilizar en estufas o barbacoas. Antes, otras investigaciones e incluso procesos industriales habían encontrado utilidad a estos residuos para producir biogás y biocarburantes.

La nota de prensa de la Queen’s University Belfast hace una curiosa comparación para afirmar que “las fábricas de cerveza en la Unión Europea generan cada año alrededor de 3,4 millones de toneladas de granos de cereal sin darles uso, un peso equivalente a 500.000 elefantes”. Las cuentas salen siempre que se elija a los ejemplares más grandes del mayor mamífero terrestre, el elefante africano de sabana.

La misma universidad echa mano de otro símil para comprobar el rendimiento del carbón activado que se obtiene durante el proceso que ha ideado el doctor Ahmed Osman, de la facultad de Ingeniería Química: “con un kilogramo de granos se consigue suficiente carbón activado para extenderlo a través de cien campos de fútbol”.

El propio investigador explica que “se trata de un proceso con pocos pasos dentro de un enfoque innovador y de bajo costo”. A continuación detalla dicho proceso: “secar el grano, realizar un tratamiento químico y térmico en dos etapas con ácido fosfórico y luego un lavado con hidróxido de potasio”.

Osman asegura que tanto el ácido fosfórico como el hidróxido de potasio son dos productos químicos que ofrecen soluciones con bajos costos. “Esto nos deja con carbón activado y nanotubos de carbono (otro de los bioproductos que se derivan del proceso), materiales de alto valor que tienen mucha demanda”.

Biocarbón cervecero local frente al pélet de Estados Unidos

Con esta tecnología defiende también el carácter local de la materia prima, frente a “las formas líquidas de carbono (refiriéndose al petróleo) que se envían al Reino Unido desde el Medio Oriente, y el biocarbón sólido, en forma de pélets de madera, que llega desde Estados Unidos y otros lugares”. Añade que “además se reducen las emisiones vinculadas al sector agrícola y creamos un producto de alto valor”.

Osman va a explorar las oportunidades para la comercialización del proceso y para ello la Queen’s University lo presentará entre el 26 y el 28 de febrero de 2020 en la conferencia Engineering the Energy Transition Conference que se celebrará en Belfast. El proyecto fue financiado por el Engineering and Physical Sciences Research Council  y The Bryden Center en Queen’s.

Los residuos de la industria cervecera tienen una larga tradición de investigaciones y escalado industrial para convertirlos en biocombustibles. La Universidad de Valladolid estudia el aprovechamiento del bagazo de la cerveza para producir biobutanol. La Universidad de Cádiz investigó el uso de los residuos de la industria cervecera para producir biocombustibles, alimentos funcionales y cosméticos. Por último, son varias las compañías cerveceras que ya emplean estos residuos para generar biogás.

Por: Javier Rico / www.energias-renovables.com


Sepa Cómo Instalarfebrero 12, 2020
poliuretano.jpg

5min130

La versatilidad del poliuretano lo hace imprescindible en el aislamiento térmico y en el acústico, además de en la impermeabilización (poliureas), en la decoración y en la fabricación de otros elementos, como la perfilería de ventanas.

El poliuretano lleva más de 80 años con nosotros, desde que el Dr. Otto Bayer presentó la patente en el año 1937. A pesar de su hallazgo, se encontró con serias dificultades para desarrollar el producto. No fue hasta pasada la Segunda Guerra Mundial cuando se comenzó a comercializar el poliuretano, así como a registrarse las primeras marcas fabricantes.

Una década después aparecen los primeros paneles sándwich, y se comienza a utilizar espuma de poliuretano en asientos de coches, muebles y en la industria frigorífica. En el año 1971 se introduce la técnica del moldeo por inyección con reacción (RIM), que posibilita crear piezas de gran tamaño. Ya en los 90 se generaliza el uso del poliuretano, hasta llegar al protagonismo de nuestros días en el aislamiento, la construcción sostenible y en todo tipo de industrias (agroalimentaria, farmacéutica, médica, transporte, etc.).

Diferentes usos del poliuretano en la construcción

La versatilidad del poliuretano lo hace imprescindible en el aislamiento térmico y en el acústico, además de en la impermeabilización (poliureas), en la decoración y en la fabricación de otros elementos, como la perfilería de ventanas.

Un gran aliado en el aislamiento y la rehabilitación de edificios

El poliuretano es el material de aislamiento óptimo por su gran capacidad de sellado y por su versatilidad, que le permite adaptarse a cualquier necesidad. Proyectado o inyectado, en forma de planchas o de paneles sándwich, su aplicación es rápida y eficiente, los resultados duraderos y la inversión muy rentable.

El poliuretano en la construcción aporta una importante mejora el aislamiento térmico de la fachadas, muros y paredes, así como en la envolvente de los edificios, eliminando puentes térmicos y grietas.

Por otro lado, el aislamiento del ruido con poliuretano es muy eficaz, dado que absorbe sonidos e insonoriza. Se puede emplear en paredes, muros, saneamientos, puertas y ventanas para conseguir este objetivo.

La impermeabilización con poliureas

Se aplican para impermeabilizar y proteger superficies de muy distinto tipo, con un recubrimiento continuo y homogéneo (sin juntas), de alta adherencia, que se adapta a irregularidades y formas diferentes. El resultado ofrece gran resistencia, durabilidad y flexibilidad.

El poliuretano en la decoración

Sus múltiples acabados pueden imitar el aspecto de materiales tan distintos como la madera, el mármol o la piedra, por lo que sirve para fabricar vigas vistas, paredes de baño y paneles decorativos. Además, los elementos de decoración hechos con poliuretano se pueden instalar tanto en interior como en exterior.

La perfilería de ventanas hecha con poliuretano

Los perfiles de para ventanas son otro buen ejemplo del relevante papel del poliuretano en la construcción. En la búsqueda de edificaciones más sostenibles y eficientes, las ventanas juegan un papel crucial. Los perfiles de impiden fugas de calor, con su eficaz tarea de sellado. Las ventanas con perfilería de poliuretano resultan fundamentales para reducir las pérdidas energéticas a través de la envolvente y así disminuir las necesidades de climatización, evitando gasto innecesario y emisiones.

FUENTE: www.construnario.com


Sepa Cómo Instalarenero 29, 2020
vertiv.jpg

3min74

Colaboradores de Vertiv junto a una familia de Pilar fueron protagonistas de una original iniciativa solidaria: la creación de un calefón solar 100% sustentable, fabricado con materiales reciclados que abastece de agua caliente sin necesidad de electricidad.

Como parte de su programa de voluntariado, los colaboradores de Vertiv protagonizaron una experiencia solidaria en Pilar, provincia de Buenos Aires. La iniciativa se realizó en conjunto con la ONG “Sumando Energías”, liderada por el ingeniero industrial Pablo Castaño, quién capacitó a los participantes en el proceso de construcción de un calefón solar realizado íntegramente con materiales reciclables como botellas de plástico y latas y cartones de aluminio. Los voluntarios trabajaron codo a codo junto a una de las familias beneficiadas: preparando y cortando las botellas, las latas y los cartones para acondicionarlos. El radiador solar ya estaba en marcha.

Una vez instalado en el techo de la casa, en dirección al norte y gracias al efecto termosifón, se dio inicio al ciclo: el agua al calentarse en los caños se hace menos densa y sube hacia el termotanque para luego volver hacia el colector y calentarse nuevamente. Son 60 ciclos que en un par de horas permiten abastecer el tanque de agua caliente. Para una familia de 5 personas, este consumo equivale aproximadamente, a una garrafa de gas de aproximadamente 20 kg por mes, proporcionándole un ahorro significativo a su presupuesto familiar.

Este mecanismo, inventado en 2002 en Brasil, permite actuar en dos focos: la reutilización de residuos y la obtención de agua caliente de modo sustentable, con una estructura de costo mínimo, ofreciendo ahorros de energía de hasta un 30%.


Sepa Cómo Instalarseptiembre 30, 2019
ROBOTICA.jpg

7min197
Un robot led reciclador, otro para controlar la humedad. Un sistema de automatización de invernaderos, un sistema de riego y un semáforo para daltónicos. Y, por supuesto, un baño inteligente. No es un listado de ideas; se trata de proyectos concretos que llevan adelante alumnos de diferentes escuelas misioneras. Estudiantes que  entendieron la robótica no sólo como una asignatura; sino como herramienta para mejorar la calidad de vida.
En 2016 se presentó la iniciativa, en la Legislatura, de crear la Escuela de Robótica en Posadas.
Desde entonces, la tecnología se fue apropiando de los salones; en realidad los salones se abrazaron a lo tecnológico. Los niños y adolescentes se comprometieron a tal punto que superaron sus propias expectativas. Es el caso de los que ganaron la Copa Robótica 2019 en Buenos Aires con su robot que limpia el océano; ahora la mente de esos chicos se concentra en su próximo destino de exhibición: Dubái.
Luego de tres años de la apertura de la escuela que funciona por la avenida Gobernador Roca casi Costanera, las experiencias se multiplican y las propuestas, incluso, se independizan de la matriz. Por un lado, se desprenden de la Escuela de Robótica programas como Sumá tu Escuela, Efas 4.0 o Espacios Makers en municipios del interior. Y, por otro, hay iniciativas como la de Epet 7, de Jardín América, donde  un grupo de aficionados creó el Club de Robótica. Allí, en el establecimiento escolar, cada sábado alumnos y docentes se reúnen para compartir información, programas, novedades, conocimientos y cualquier otra cosa que estuviera vinculada al tema.
La robótica revoluciona el aula; el único límite es la imaginación. Es transversal y permite al alumno explotar al máximo sus habilidades. “Se trata de un área de estudios que atraviesa varias disciplinas. Porque para construir una máquina que ejecute una acción determinada hay que combinar conocimientos de física, matemática, diseño, electrónica y una serie de áreas que confluyen todas en un proyecto común. Esa construcción implica aplicar conocimientos y habilidades de varias materias y eso lo hace sumamente interesante al momento de generar y comunicar conocimientos”, señala en diálogo con El Territorio, el licenciado en Audiovisión, German Infiesta, quien dirige el Laboratorio Pedagógico de Nuevas Tecnologías que funciona dentro de ‘Abremate’ de la Universidad Nacional de Lanús.
Así como en una escuela convencional hay grados, desde primero a séptimo, en la Escuela de Robótica los grupos se dividen por trayectos. Van niños desde los 5 años y desde diferentes puntos de la provincia. “Trabajamos con los ejes de la robótica que es la programación, el diseño 3D, la electrónica, el trabajo en equipo, la inteligencia emocional”, señala la directora de la institución, Solange Schelske, al tiempo que destaca, “siempre buscamos que los chicos trabajen en ideas para dar soluciones a los problemas que ven a su alrededor”.
Del programa Sumá tu Escuela, por citar un ejemplo, ya se trabaja en 2.000 colegios, en los cuales se entregaron 900 kits de robótica educativa compuestos por placas Arduino y protoboard, baterías, luces LED, resistencias, servomotores, un zumbador, jumpers, y distintos sensores y conectores. Con estos elementos pueden armar distintos prototipos de acuerdo al proyecto. La cifra más importante es, sin lugar a dudas, la siguiente: Hay unos 254 mil estudiantes misioneros de todos los niveles involucrados en la robótica educativa.
Algunas de las propuestas en las que trabajan los alumnos en las escuelas son automatización de invernaderos, sistema de riego, cortina; el desarrollo de un dispensador de yerba mate, baño inteligente, Smart Timbre, luces con encendido automático, sistema de iluminación sustentable, semáforo para daltónicos y ciegos, Robot Espanta Huerta, medidor de luz para ambiente y difuminador para laboratorios. También, lustradora de piso, barredora, timbre automático, robot led reciclador, aspiradora de residuos reciclables, sensor de humedad y temperatura para invernadero escolar, entre otras.
“Cuando se sanciona la ley el año pasado, se considera a Marandú Comunicaciones y Escuela de Robótica como actores de cambio en la educación de las Efa. Las Efa se conciben como comunidad rural”, sostuvo Constanza Castillo, coordinadora de Efas 4.0 y agregó que luego de una etapa de sensibilización “este año pudieron aprender programación en espacios curriculares concretos”.
En el marco del programa Vos Podés, que lleva adelante la Comisión de Desarrollo Estratégico e Integral de Municipios (Codeim) se logró firmar un convenio con representantes de la Escuela de Robótica, para fortalecer los potenciales vinculados al mundo cibernético. La iniciativa está destinada a jóvenes mayores de 18 años. “Si bien la Escuela de Robótica estaba teniendo una presencia bastante fuerte en lo que es el casco urbano de Posadas y gran Posadas, por ahí se daban algunos casos de municipios que mandaban chicos los días sábados. Viendo desde esa perspectiva, la Escuela de Robótica y el planteo que hicieron los intendentes de la Codeim, vimos la posibilidad de insertar en el programa Vos Podés, un vínculo con la Robótica”, desliza el coordinador de la Codeim, Daniel Bruening.
(FUENTE: www.elterritorio.com.ar / Griselda Acuña)

Sepa Cómo Instalarseptiembre 23, 2019
energia1.jpg

5min163

Argentina avanza a paso firme en su meta de producir y suplir el 12% de su demanda energética con fuentes renovables. Hasta la fecha ya suma 51 los proyectos de energías renovables en funcionamiento desde la reglamentación en 2016 de la ley 27.191 (Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía destinada a la Producción de Energía Eléctrica), por una potencia instalada de 1.457 MW que generan energía eléctrica para 1 millón de hogares argentinos, y representan una inversión de más de 2.100 millones de dólares ya ejecutados.

El último fin de semana comenzaron a vender energía al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) 2 proyectos adjudicados mediante el programa RenovAr: la CT Biogás Citrusvil, ubicada en la provincia de Tucumán y adjudicada durante la Ronda 2, y el Parque Solar Pasip, ubicado en Mendoza y adjudicado mediante la Ronda 1.5.

La Central Térmica de Biogás Citrusvil está ubicada en la localidad tucumana de Cevil Pozo. Tiene una potencia instalada de 3 Mega Watt que le permite generar energía para 3.000 hogares, utilizando como insumo los residuos del proceso de la cosecha y producción de productos a base de limón. Este proyecto pertenece a la empresa Citrusvil SA, dedicada a la producción, industrialización y comercialización del limón y sus derivados, y una de las industrias pioneras en su sector en la provincia de Tucumán.

Por su parte, el Parque Solar Pasip fue desarrollado por la empresa provincial de energía de Mendoza (EMESA SA), y está ubicado en un predio de cuatro hectáreas dentro del Parque industrial de la localidad de San Martín.

Una de sus principales características es que se trata del parque solar con mayor cantidad de equipamiento provisto por empresas argentinas: el 89% de sus componentes son de origen nacional, gracias a los 4 mil paneles solares marca LV ENERGY modelo LVE72PSe de 330 Wp cada uno, a los 20 Inversores SMA STP 60-10 de 60 kVA, y a los 62 trackers Idero modelo T1M80 y T1M40. Cabe destacar que durante su construcción fueron 14 las empresas de nuestro país que suministraron equipamiento, y otras 46 PyMEs fueron contratadas para los servicios necesarios. Tiene una potencia instalada de 1,15 MW, que le permite generar energía eléctrica para 1.000 hogares. Además, este proyecto tuvo en su origen una utilidad con fines educativos, ya que cuenta con zonas especialmente dispuestas para que estudiantes primarios, secundarios o universitarios puedan visitar el parque y realizar capacitaciones.

Los 51 proyectos renovables en operación comercial se distribuyen, según su tecnología, de la siguiente manera:

20 proyectos de tecnología eólica
18 proyectos de tecnología solar fotovoltaica
12 proyectos de bioenergías (7 biogás, 4 de biomasa y 1 de biogás de relleno sanitario)
1 proyectos de tecnología pequeño aprovechamiento hidroeléctrico
Actualmente son 154 proyectos entre aquellos que ya han ingresado en operación comercial y los que están en plena construcción, que representan 4.991 MW, con una inversión estimada de casi 7.500 millones de dólares en plena ejecución, y que implican casi 9.500 empleos entre la construcción y la operación y mantenimiento de estos parques.

La exitosa propuesta RenovAr

Actualmente, se encuentran en operación comercial 51 proyectos de energía renovable, 37 coresponden al Programa RenovAr y 14 al MaTER, en su conjunto totalizan una inversión de 2.174 MMusd y suman 1.457 MW de potencia instalada. En este momento, se encuentran en construcción otros 103 proyectos, con una inversión de 5.292 MMusd y una potencia total de 3.534 MW

La Ronda 2 se cerró con el 99 por ciento de sus contratos firmados (86 de 88) por 2.020 MW. La Ronda 3 de Renovar (Miniren) adjudicó 38 ofertas por 259,08 MW de potencia instalada. Además, se invitó a otros doce proyectos renovables a firmar contrato por el precio mínimo ofrecido en su tecnología.

 

(FUENTE: www.energialimpiaparatodos.com)


Sepa Cómo Instalarnoviembre 23, 2018
062502C327-ducha-solar-blanca-3-40BL.jpg

3min597

Una apuesta que se encuentra en auge en el campo de la construcción son las Duchas Solares, ya que ofrecen un mejor aprovechamiento de agua gracias a que hacen uso de energías alternativas, reducción del consumo eléctrico, etc, lo cual se traduce en una baja considerable de gastos para el consumidor.

La Ducha Solar hace posible que se caliente el agua en su propia columna de diferentes capacidades, y gracias a su capacidad de captación solar y conductividad térmica, el agua puede alcanzar en poco tiempo, temperaturas de hasta 60°C. A diferencia de otros artículos, esta ducha tiene la capacidad de captar la temperatura ambiente por lo que también se puede utilizar en días nublados o de escasa luz solar, siempre y cuando la temperatura sea superior a 25°C.

La ducha esta compuesta de un colector solar cilíndrico, por su resistencia a la presión del agua, de aluminio tratado contra la corrosión para captar con la máxima eficacia la temperatura ambiental en días de escasa luz solar, y de color negro para absorber el máximo de radiación solar.

El sistema funciona igual que una ducha de baño de interior con la ventaja de obtener el agua caliente sin coste alguno, gracias a la energía del sol. El agua fría y el agua caliente no se mezclan entre sí. Mientras se usa el agua caliente almacenada en el colector, el agua fría va entrando por la parte inferior y empuja el agua caliente hacia arriba. Mientras el depósito se va llenando, el agua está siendo calentada por la radiación solar. Si se usa únicamente el agua fría, ésta circula por el conjunto tubería que se encuentra separado del colector. Al regular el agua a la temperatura deseada, por el rociador sale agua fría y caliente en la proporción seleccionada.

La Ducha Solar puede ser utilizada por varias personas durante todo el día y la cantidad de agua caliente disponible en cada momento dependerá de varios factores, entre ellos, la temperatura exterior, el viento, la humedad relativa y la localización.

Actualmente esta tecnología está siendo puesta en práctica en España y parte de Europa.



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter