Cristiandiciembre 17, 2020
Sistemas-constructivos-sostenibles.jpg

9min250

Se verifican en el glosario técnico del siglo XXI distintos términos como arquitectura sostenible, arquitectura ecológica o sustentable, eco-arquitectura, e incluso, arquitectura verde. Estos fueron concebidos para denominar a un tipo de diseño y materialización de las edificaciones dirigidas a acotar el impacto ambiental de nuestra industria de la construcción.

Los sistemas constructivos sostenibles se fundamentan en modelos de arquitectura ecológica que no se basan sólo en el diseño de las edificaciones integradas en el entorno ambiental donde se ubican, sino también, en la optimización, conservación y reutilización de los recursos materiales y naturales, entre otros aspectos. En este sentido, las consideraciones a tener en cuenta a la hora de abordar un proyecto de arquitectura ecológica serán de diversa naturaleza y en cierto modo, suponen una vuelta atrás en la recuperación de una “arquitectura tradicional” en la cual, a la hora de construir, se aprovechaban las condiciones naturales de cada lugar, bien por falta de tecnología o por ausencia de recursos económicos.

De esta forma, toda arquitectura integrada y adaptada a las condiciones de su entorno y basada en factores bioclimáticos, considerará especialmente los siguientes aspectos:

  • Reducción del consumo de energía.
  • Optimizar la calidad de vida y el confort de los ocupantes del edificio.
  • Mejorar el empleo de los recursos naturales como el agua, el sol, etc.
  • Utilizar fuentes de energía renovables.
  • Prescribir materiales reciclados, renovables y no tóxicos.
  • Acotar los desechos y emisiones de gases responsables de producir el efecto invernadero.
  • Menor costo de mantenimiento de las edificaciones.

En principio, definimos a una vivienda como “ecológica” a aquella que permanece perfectamente integrada respecto de su entorno, siendo materializada con componentes naturales y reciclados, aprovechando los recursos naturales como el Sol o la tierra. Además, consideraremos el hecho de edificar en base a ciertos criterios los cuales influirán directamente en los costos y en el ciclo de vida de las construcciones proyectadas, en su consumo energético, en la calidad del aire interior, en su reciclaje y hasta en la reutilización de los residuos de demolición y desmantelamiento, al finalizar su vida útil.

Así concebida, una vivienda ecológica proporcionará a las personas que habiten en ella elevados niveles de confort con una mínima demanda de consumo destinado a su climatización. Toda vivienda bien orientada y con óptimos sistemas en cuanto a aislamiento, sellado, protección solar y ventilación, puede convertirse en una obra de consumo energético casi nulo.

Vale analizar, a continuación, aquellos aspectos notables a la hora de encauzar conceptualmente sistemas constructivos sostenibles:

Materiales y recursos naturales: En cuanto a los materiales empleados en este tipo de construcciones y, como ya hemos comentado, deberán ser naturales, reciclables y/o reciclados higroscópicos, no tóxicos y capaces de generar poca huella ecológica, preferiblemente materiales de la zona, para evitar transportes. Así, la madera, el ladrillo, la piedra natural, las fibras vegetales, etc. serían materiales los cuales a priori, cumplirían con los citados criterios. Acerca de la utilización de los recursos naturales, el Sol o la tierra nos podrán proporcionar energía solar o geotérmica para la climatización de la vivienda, disponiendo de esta forma de recursos renovables. Además, una óptima orientación contribuirá a mejorar la eficiencia energética de la edificación, convirtiéndola en un lugar más confortable térmicamente, colaborando a los fines de proporcionar la iluminación adecuada.

Aislamiento y aparatos sanitarios: El aislamiento será uno de los aspectos fundamentales de una casa ecológica. Existen aislantes como la madera, el corcho, la lana natural, el lino, la fibra de coco, etc. que nos ayudarán a conseguir elevados niveles de confort térmico manteniendo la vivienda caliente en invierno y fresca en verano. De esa forma, cuanto mejor aislada se encuentre la vivienda, menos consumo de calefacción y aire acondicionado necesitaremos, lo cual contribuirá al ahorro de energía. A través de aparatos sanitarios responsables de disminuir el consumo de agua o de la captación y almacenamiento del agua de lluvia, se contribuirá al ahorro de uno de los recursos naturales más preciados, escasos e indispensables para nuestra vida.

Salubridad y habitabilidad: La salubridad y habitabilidad se conciben así mismo como factores esenciales en el concepto de vivienda ecológica. En este sentido, la calidad del aire interior, y en consecuencia, la ventilación, será fundamental para evitar elevados niveles de contaminación en el aire, como por ejemplo, condensaciones, humedades y concentraciones de CO2, aspectos capaces de afectar a nuestra salud y bienestar. En relación con este punto, recientemente, se han introducido una serie de modificaciones en el Código de Edificación de la ciudad de Buenos Aires, los cuales modifican las exigencias de ventilación en el interior de los edificios, con el objetivo de mejorar su salubridad. Se establecen una cantidad de litros de aire de renovación por segundo, adaptándose a los locales en función a su ocupación, y las personas que suelan permanecer en ellos, donde se utilizarán redes de ventilación híbrida o mecánica.

Tratamiento de residuos: El tratamiento de los residuos o su reciclaje es muy importante en cualquier tipología de arquitectura sostenible. Desde el tratamiento de aguas grises mediante filtros y su estabilización biológica, hasta la producción de compost a partir de la basura orgánica o el reciclado de materiales para su posterior utilización.

Avanzar hacia la eficiencia energética

En definitiva, dada la necesidad de avanzar hacia la sostenibilidad y la eficiencia energética, no cabe duda de que la arquitectura ecológica, y de alguna forma su propuesta de recuperar nuestros orígenes, se convertirá en tendencia como respuesta a los desafíos ambientales que se nos presentan en el siglo XXI.

No cabe duda que el confort se presenta como un elemento clave en la vivienda, y no es menos cierto que con el paso de los años nuestras demandas en ese sentido han ido variando. He aquí una de las claves a la hora de abordar la problemática de la rehabilitación energética, ya que toda mejora de la misma en los edificios no resulta por sí sola lo suficientemente convincente para el fomento de la rehabilitación. Los usuarios buscan, además, optimizar sus condiciones de bienestar y confort.

Resulta imprescindible estimar nuestra incidencia, como profesionales, en rehabilitar y renovar un edificio poco saludable, ya que ello conducirá inexorablemente a mejorar nuestras condiciones de vida y reducir la tasa de personas con problemas respiratorios, acotando como consecuencia directa los costos económicos y ambientales que pagan -con creces- nuestras sociedades.

Fuente: www.solerpalau.com


Cristiandiciembre 9, 2020
aislamiento-techo.jpg

5min225

Debido a las cuarentenas y las medidas de aislación, la vida al interior de las viviendas se ha intensificado, dejando de manifiesto lo importante que es mantener el hogar fresco en verano y protegido de la lluvia y el frio en invierno. Esta se ha vuelto una prioridad, no solo porque mantiene la confortabilidad de las viviendas, sino que a la vez reduce el consumo de energía destinado a la climatización de las mismas.

Ahora que la época de lluvias comienza a menguar, los días secos son más propicios para realizar arreglos en el techo, y siempre es bueno contar con datos y recomendaciones que ayuden a orientar este proceso de forma óptima.

Al respecto María Constanza Acuña, Jefa de soluciones constructivas de Volcán, afirma que “es necesario entender que la envolvente térmica está compuesta por todos los elementos que cierran los espacios habitables. Techos, muros, pisos y ventanas son los principales elementos que debemos considerar para el equilibrio térmico entre 18-22 grados, que según la CChC es el rango idóneo de confortabilidad”.

Es importante que los elementos que están en contacto con el exterior, como los muros, techumbre, pisos ventilados (voladizos, bow-windows, estacionamiento, entre otros) y las ventanas, consideren materiales que permitan mantener las casas con temperaturas confortables. “Una adecuada aislación en techos permite un ahorro energético de hasta 23%; una adecuada en pisos permite un ahorro energético de hasta 2%; una adecuada aislación en muros permite un ahorro energético de hasta 21%. Si a ello incorporamos ventanas termopanel podemos alcanzar un ahorro energético en torno al 60%”, agrega la experta de Volcán.

También es recomendable incorporar membranas del tipo Volcan wrap- que funcionan como barrera de humedad y además impiden la infiltración de viento, a la vez que permiten la salida del vapor de agua hacia el exterior de las edificaciones. “Esta protección funciona como segunda piel en muros perimetrales, de modo que la vivienda queda mejor protegida ante la humedad, ayudando a evitar la formación de hongos cuidando la salud de tu familia o de los habitantes de la vivienda”, agrega Acuña.

Para hacer frente al calor, los expertos recomiendan construcciones con un entretecho que permita la ventilación, con entrada de aire frío y salida de aire caliente. Otra recomendación es utilizar lana de vidrio -tipo Aislanglass- sobre el cielo falso de volcanita y dejar una barrera de vapor entre ambos materiales.

“Hay varios factores que inciden en la temperatura de la techumbre; uno de ellos es la orientación y latitud del edificio respecto de la fuente de radiación. A mayor exposición, mayor es el calor. Además influyen los colores oscuros y los techos planos -o mediterráneos-, dos factores que hacen acumular aún más energía. De este modo, en la cubierta puede haber temperaturas sobre los 70°C”, sostiene Ricardo Fernández, Gerente Técnico y de Desarrollo de Volcán, empresa de soluciones constructivas.

Al momento de refaccionar el techo, revise si cuenta con aislante térmico en su vivienda y verifique si está bien instalado. Para salir de dudas, la recomendación es levantar todo el material y reemplazar por lana de vidrio -tipo Aislanglass- usando al menos 80 mm en Santiago e idealmente dos capas de 80 mm en forma traslapada.

“La aislación térmica nunca debe estar en contacto con el agua. Para esto se usan barreras de humedad para envolvente de la vivienda evitando las infiltraciones de aire y agua y, por el interior, barreras de vapor para evitar condensaciones en el interior de las soluciones constructivas”, concluye Fernández.

Con información de: www.emb.cl


Cristiandiciembre 3, 2020
pintura-fotovoltaica.jpg

7min386

¿Has oído hablar de la pintura fotovoltaica? Se están dando avances increíbles en el campo de las energías renovables, y la pintura solar es uno de ellos. Una pintura capaz de transformar la energía solar en electricidad, que se está abriendo camino en el mercado no solo para su aplicación en casas ecológicas y casas pasivas, sino para fomentar esta fuente sostenible en todo tipo de viviendas y construcciones.

Qué es la pintura fotovoltaica

La pintura fotovoltaica, también conocida como pintura solar, es un tipo de pintura que, además de tener usos estéticos, produce energía limpia. Los componentes de la pintura fotovoltaica reaccionan a la luz del sol produciendo electricidad, por lo que es una fuente de energía sostenible.

Entre sus componentes se encuentran una serie de nano-partículas productoras de energía, que son diluidas en agua y alcohol para dar lugar a la pintura fotovoltaica. Cuando aplicamos esta pintura en paredes, ventanas, techos o cualquier parte visible al sol de la casa, se genera electricidad limpia.

Aplicaciones de la pintura fotovoltaica

Hoy en día la pintura fotovoltaica es una gran opción a utilizar en la construcción de casas pasivas y ecológicas. Se trata de una alternativa a las placas solares que poco a poco va tomando terreno.

Por supuesto, aún no es tan efectiva como las placas solares, pero se están realizando nuevas investigaciones constantes para conseguir que sea una fuente de energía limpia muy eficiente. La idea es que todas las viviendas y edificios tengan acceso a la pintura fotovoltaica, de manera que se conviertan en viviendas o casas ecológicas. El fin último siempre es la sostenibilidad.

Orígenes y evolución de la pintura fotovoltaica

Somos conscientes de que existe una necesidad generalizada de encontrar fuentes de energía alternativas, limpias y sostenibles. Esta es la premisa que tomaron varios investigadores de la Universidad de Notre Dame en Estados Unidos, cuando publicaron un artículo que demostraba sus investigaciones sobre la producción de energía con pintura fotovoltaica.

A lo largo de los años, se han continuado las investigaciones sobre la producción de energía con pintura solar, que actúa de forma parecida a las placas solares. A día de hoy, la empresa SolarPaint Ltd. de Israel ha empezado a comercializarla, de forma que ya podemos utilizar esta energía limpia en edificios, casas, etc.

Sin embargo, las investigaciones de la pintura fotovoltaica no acaban ahí, sino que un estudio del Instituto Real de Tecnología de Melbourne está desarrollando una nueva forma de pintura solar. Esta nueva pintura solar puede producir combustible de hidrógeno mediante la absorción de humedad o vapor de agua y luz solar.

Es toda una revolución en las energías renovables, ya que el hidrógeno se considera una de las fuentes de energía más limpias. Sin embargo, aún está en fase de desarrollo por lo que tendremos que esperar para adquirirla en el mercado un largo tiempo.

Ventajas y beneficios de la pintura fotovoltaica

Como hemos visto, la pintura solar produce energía gracias a su red de nano-partículas que reaccionan con la luz solar.

Una de sus principales ventajas es que, al ser una pintura, se puede aplicar en todo tipo de superficies, al contrario que las placas solares. Con la pintura fotovoltaica se pueden pintar paredes, puertas, techos, ventanas e incluso se están haciendo pruebas sobre carreteras y coches.

La pintura fotovoltaica contiene un mineral llamado perovskita, que tiene una enorme capacidad de absorber la luz del sol. Debido a esto, si se utiliza como un spray puede convertirse en una especie de placa fotovoltaica, de menor capacidad por ahora.

Entre los beneficios de la pintura solar, los que más destacan son:

  • Es de fácil fabricación.
  • Más económica que los paneles solares.
  • Se aplica como cualquier pintura, de forma muy fácil.
  • Se puede aprovechar cualquier tipo de superficie independientemente de su forma.

Sin embargo, a día de hoy aún presenta algunas desventajas, que se están intentando corregir mediante la investigación de nuevos métodos:

  • Tiene un menor rendimiento con respecto a las placas solares.
  • Es necesario tener equipos tecnológicos para el almacenamiento de la energía y su gestión.
  • Se necesita de un equipo técnico que realice una instalación para aprovechar la energía.

Con información de: construccionsbim21.com


Cristiannoviembre 30, 2020
cordobesas.jpg

5min222

Cotidianamente abrimos las canillas para lavar platos, regar plantas, cargar lavarropas y otras actividades en las que usamos agua. Lo hacemos de manera casi mecánica. Pero… ¿hacemos un uso responsable?, ¿sabemos el valor del agua? En zonas donde ese recurso es insuficiente, ambas preguntas crecen en valor.

Para concientizar sobre la idea de no derrochar agua potable, Cecilia Negretti y Raquel Bazán, ambas ingenieras químicas egresadas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) crearon el proyecto ArteHa. Se trata de un sistema de humedales artificiales modulares, innovadores con diseño biomimético, inspirados en la naturaleza, para tratar las aguas grises provenientes de piletas de baño, cocina, ducha y lavarropas de casas, complejos o barrios cerrados.

Las ingenieras, vecinas de Río Ceballos y de Agua de Oro, se presentaron en el concurso “Ideas emprendedoras” del Ministerio de Industria y Comercio de la Provincia y quedaron entre las 10 mejores por su innovación, con un proyecto de impacto ambiental, social y de desarrollo local. La iniciativa –cuentan– nació desde sus inquietudes que conectan el medio ambiente, el arte y la tecnología. Porque además de ingenieras son artistas: Raquel es bailarina y Cecilia, actriz.

“Para nosotras significa un gran impulso. Queremos llegar a las personas para que conozcan cómo tratar los efluentes domiciliarios de forma ecoamigable. También, los municipios y las cooperativas de agua”, expresa Bazán, docente en la UNC.

Vienen trabajando en esta idea desde hace varios años y durante la pandemia concretaron el sueño conjunto, con una solución sobre todo para las comunidades de Sierras Chicas, región con larga tradición en crisis hídricas. Sus minihumedales ayudan a resolver la contaminación tanto del agua como del subsuelo, y dan una respuesta a la problemática del crecimiento del desarrollo urbano. “Cuidamos el recurso y evitamos la contaminación”, subraya Negretti.

Pero además, recuerdan que en la región hay barrios que se crearon sin el recurso de agua instalado y muchos hogares aún son abastecidos por camiones, a domicilio.

Apasionadas y decididas, estas mujeres generan alianzas con otras instituciones, empresas, universidades y organismos que las impulsen a hacer crecer la idea. Mientras realizan pruebas al prototipo, reciben reconocimientos, como el de Mayma, donde fueron elegidas entre 21 finalistas.

Cómo funcionan

Sus humedales artificiales modulares y con diseño biomimético son únicos en el mercado y con registro de propiedad intelectual de obra inédita, según explican las ingenieras. De fácil mantenimiento y no gastan energía, agregan. Emulan el funcionamiento de los humedales naturales y están compuestos de materiales filtrantes y plantas emergentes.

Tratan las aguas grises en una grasera, ingresan al humedal y se depura de contaminantes con una serie de procesos físicos-químicos que ocurren con el mismo proceso de las bacterias que actúan como un biofilm, una “película” que realiza la degradación biológica. Luego sale el agua depurada apta para el riego.

De este modo, regeneran hasta 90 litros de agua por persona por día. Cualquier hogar lo puede tener. “Una de las alianzas que pensamos es con arquitectos en bioconstrucción, porque ellos pueden hacer la separación de aguas grises y negras”, remarcan.

Aunque en un principio están planteados para aguas grises piensan aplicarlo, previa validación, también para aguas cloacales (de menos calidad) para regar jardines verticales.

ArteHa impacta de tres maneras. Impartiendo talleres de autoconstrucción en barrios vulnerables y escuelas rurales; realizando cursos de concientización con fundaciones y la UNC; e incluyendo de diseños realizados por artesanos de cooperativas de trabajo.

Para comunicarse con ArteHa, contactarse vía en Facebook, ArteHa, y en Instragram @arteha. humedalesartificiales

Con información de: Benita Cuellar | www.lavoz.com.ar


Cristiannoviembre 27, 2020
pintura.jpg

3min246

Ingenieros de la Universidad de Purdue (Indiana, Estados Unidos) han desarrollado una pintura blanca que puede mantener todas las superficies frías.

Ingenieros de la Universidad de Purdue han desarrollado una pintura blanca capaz de mantener superficies más frías que su entorno, hasta los 18 grados Fahrenheit (-7.778°C). La pintura blanca irradia calor infrarrojo y puede reflejar el 95.5% de la luz solar.

De acuerdo con los ingenieros, la pintura podría reemplazar el uso del aire acondicionado al lograr que la temperatura en el interior de un edificio cambie, además, generaría menos consumo energético.

Para poder comprobar esta hipótesis, los investigadores de Purdue tomaron imágenes de una cámara infrarroja comparando su pintura blanca con una pintura blanca normal en un tejado, en donde se mostró que la pintura blanca desarrollada por los investigadores puede permanecer más fría bajo la luz solar directa, en comparación con la pintura blanca normal.

Los investigadores realizaron un experimento en donde usaron una capa de pintura blanca sobre una placa de aluminio durante un día de invierno, demostrando que la alta reflectancia solar solo afectó al aluminio. Al utilizar esta pintura blanca durante invierno la temperatura dentro de un edificio no cambiaría, ya que la intensidad e incidencia de los rayos solares no son iguales en verano que en invierno.

Para la realización de esta pintura se utilizó carbonato de calcio como relleno en la pintura, mejorando así en propiedades de refrigeración, ya que absorbe los rayos ultravioletas y permite dispersar longitudes de onda.

Según los investigadores de la Universidad de Purdue, esta pintura podría ser más barata de producir en comparación con una pintura estándar y beneficiaria al utilizar menos energía en los edificios.

Por: noticias.arq.com.mx


Cristiannoviembre 26, 2020
paneles-solares-transparentes-1.jpg

6min203

Un paso más cerca de los rascacielos sean grandes fuentes de energía, un equipo dirigido por investigadores de la Universidad de Michigan ha establecido un nuevo récord de eficiencia para las células solares transparentes de color neutro.

El equipo logró una eficiencia del 8,1% y una transparencia del 43,3% con un diseño orgánico en lugar del silicio convencional. Mientras que las células tienen un ligero tinte verde, son mucho más parecidas al gris de las gafas de sol y las ventanas de los automóviles.

“Las ventanas son un lugar ideal para las células solares orgánicas porque ofrecen algo que el silicio no puede, que es una combinación de muy alta eficiencia y muy alta transparencia visible.”

Stephen Forrest.

Los edificios con fachadas de vidrio suelen tener un revestimiento que refleja y absorbe parte de la luz, tanto en la parte visible como en la parte infrarroja del espectro, para reducir el brillo y el calor en el interior del edificio. En lugar de desperdiciar esa energía, los paneles solares transparentes podrían usarla para reducir las necesidades de electricidad del edificio.

La transparencia de algunas ventanas existentes es similar a la transparencia de las células solares que el grupo de Forrest describe en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

“El nuevo material que desarrollamos, y la estructura del dispositivo que construimos, tuvo que equilibrarse para proporcionar una buena absorción de la luz solar, alto voltaje, alta corriente, baja resistencia y transparencia de color neutro, todo al mismo tiempo.”

Yongxi Li, científico investigador asistente en ingeniería eléctrica e informática.

El nuevo material es una combinación de moléculas orgánicas diseñadas para ser transparentes en el visible y absorber en el infrarrojo cercano, una parte invisible del espectro que representa gran parte de la energía de la luz solar.

Además, los investigadores desarrollaron revestimientos ópticos para aumentar tanto la energía generada por la luz infrarroja como la transparencia en el rango visible, dos cualidades que normalmente compiten entre sí.

La versión de color neutro del dispositivo se hizo con un electrodo de óxido de indio y estaño. Un electrodo de plata mejoró la eficiencia hasta el 10,8%, con una transparencia del 45,8%. Sin embargo, el tono ligeramente verdoso de esa versión puede no ser aceptable en algunas ventanas.

Las células solares transparentes se miden por su eficiencia de uso de la luz, que describe cuánta energía de la luz que incide en la ventana está disponible, ya sea como electricidad o como luz transmitida al interior.

Las anteriores células solares transparentes tienen una eficiencia de uso de la luz de aproximadamente 2-3%, pero la célula de óxido de indio y estaño tiene una eficiencia de uso de la luz del 3,5% y la versión de plata tiene una eficiencia de uso de la luz del 5%.

Ambas versiones pueden fabricarse a gran escala, usando materiales menos tóxicos que otras células solares transparentes. Las células solares orgánicas transparentes también se pueden adaptar a las latitudes locales, aprovechando el hecho de que son más eficientes cuando los rayos del sol las golpean en un ángulo perpendicular. Se pueden colocar en las ventanas de doble acristalamiento.

Forrest y su equipo están trabajando en varias mejoras de la tecnología, con el próximo objetivo de alcanzar una eficiencia de uso de la luz del 7% y extender la vida de la célula a unos 10 años. También están investigando la rentabilidad de la instalación de ventanas transparentes de células solares en edificios nuevos y existentes.

Más información: www.pnas.org


Cristiannoviembre 13, 2020
tierradelfuego.jpg

8min158

Hablar hoy de sostenibilidad es muy común en empresas y aunque quizás lo sea un poco menos en ámbitos domésticos, tanto en sectores industriales como en los hogares la tendencia hacia sistemas de climatización sustentables es un camino de una sola vía.

Para acompañar esa corriente, las marcas de electrodomésticos vienen manteniendo un nivel de investigación y desarrollo continuo con el objetivo de apuntalar la búsqueda de la eficiencia energética y para adaptarse a las normativas y leyes medioambientales de muchas regiones del mundo.

En los últimos años, la tecnología inverter se convirtió en la estrella del mercado, más allá de que se empezó a desarrollar a principios de la década del 80. El sistema, que mejoró el funcionamiento de diferentes electrodomésticos, regula la velocidad del compresor para mantenerlo con un ritmo constante y evitar esfuerzos que afectan su vida útil.

Para los acondicionadores de aire, en particular, significó prácticamente un relanzamiento de la categoría porque los fue transformando en una opción ventajosa para la climatización general, ya no como simple enfriador de ambientes.

Producción de equipos inverter en la Argentina

Inicialmente, el segmento inverter del mercado era abastecido por productos importados, pero el esfuerzo de la industria local fue marcando un cambio de tendencia. Desde 2014 se producen acondicionadores de aire con tecnología inverter en las fábricas terminales de electrónica, ubicadas en Tierra del Fuego. En share de producción y ventas, esta tecnología se encuentra en franco crecimiento desde 2017.

En julio de 2018, el ministerio de Producción actualizó el proceso para la fabricación de acondicionadores de aires con el foco puesto en mejorar la productividad y se realizaron modificaciones para que la industria nacional apueste a la fabricación de equipos con tecnología inverter.

Acondicionadores inverter: se producen en Tierra del Fuego.

El objetivo es lograr una mejora en el parque instalado de acondicionadores de aire en las viviendas residenciales y así contribuir a una matriz energética nacional más eficiente. Como consecuencia, ya al cierre de 2019 el 93 por ciento de los equipos inverter comercializados fueron de producción nacional, según datos de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE).

Antes de que los equipos inverter ganaran terreno en el mercado, los compresores funcionaban a velocidad máxima, de manera ineficiente. Hoy, los consumidores tienen un nivel de conocimiento que los lleva a demandar la tecnología más actual para cuidar el consumo de energía hogareña. Y en las industrias, la renovación se produjo mucho más rápido todavía.

El acondicionador: clave para industrias y hogares

El nacimiento del acondicionador de aire se registra en 1902, cuando un imprentero estadounidense buscaba variantes para proteger sus elementos del trabajo de los constantes cambios de temperatura y humedad. Eso, sin contar que antiguas civilizaciones como las egipcias ya buscaban la manera de refrigerar los ambientes en los que vivían los faraones mediante el enfriamiento de piedras durante la noche para que los días fueran menos sofocantes.

En los años siguientes a la aparición del primer equipo de acondicionador de aire, algodoneras, tabacaleras, laboratorios farmacéuticos y panaderías fueron adoptando esas máquinas gigantescas y ruidosas que mejoraban enormemente los procesos industriales. Después fueron teatros y restaurantes. Y casi treinta años más tarde comenzó a utilizarse para climatización hogareña, aunque la popularidad creció muchísimo recién después de la Segunda Guerra Mundial.

De todos modos, las mejoras en cuanto al menor consumo de energía de los electrodomésticos resultaron decisivas para reforzar la tendencia del uso de aires acondicionados como único sistema de climatización para hogares en muchos países del mundo.

En la Argentina viene creciendo la aceptación de esa costumbre y actualmente los equipos con tecnología inverter. En 2017 sólo el 10% de los acondicionadores de aires del mercado eran inverter, en 2019 ese porcentaje se duplicó y ya el 20% de los equipos se comercializan con la nueva tecnología.

 

Los equipos inverter implican un paso adelante en eficiencia energética.

Hacia una mejor eficiencia energética

Paneles solares, generadores eólicos, ventanas capaces de producir energía y otros elementos que de a poco también van ganando espacio, explican por qué los constructores eligen a la electricidad por encima del gas en los proyectos de desarrollos de arquitectura más modernos en nuestro país.

Hay ciudades que desde hace varios años sancionaron ordenanzas municipales con el foco puesto en la eficiencia de uso de la energía y por eso exigen y controlan que se diseñe y se construya con parámetros de sustentabilidad muy estrictos. Por eso, en la mayoría de esos casos, más allá del aprovechamiento de materiales con gran capacidad de aislación, el uso de los aires acondicionados con tecnología inverter se transforman prácticamente en la única alternativa.

Durante la última década, en la Argentina se comercializaron -en promedio- 1.500.000 equipos de aires acondicionados hogareños por año y en la última edición del Hot Sale local figuraron en la lista de los productos más solicitados por los consumidores. De todos modos, 2019 ya había registrado una caída en las ventas y 2020, pandemia de Covid-19 mediante, va a mantenerse por debajo de las cifras de los años anteriores.

Más allá de los números coyunturales, el crecimiento de la tecnología inverter ya es una tendencia irreversible en el país. Equipos que aseguran ahorrar hasta un 50 por ciento del consumo de electricidad respecto de generaciones anteriores y que a la vez garantizan una vida útil más extensa, se convierten en sucesores naturales e indiscutidos de equipamientos de enfriamiento y de calefacción en todos los hogares.

Con información de: www.iprofesional.com


Cristiannoviembre 9, 2020
hidrogel.jpg

3min126

Las ventanas son el punto de la vivienda por el que más intercambio de calor se produce con el exterior, resultando en un problema energético si no están bien aisladas sobre todo en regiones con cambios térmicos elevados.

En la actualidad existen tecnologías que permiten reducir este inconveniente, ya sea por medio de sistemas de ventanas inteligentes de los que hemos hablado en otras ocasiones o de inventos como el que hoy os traemos que tratan de darle una vuelta más al concepto de doble acristalamiento.

La idea desarrollada en el Nanyang Technological University de Singapur es sencilla pero potente: cogemos el clásico sistema de doble cristal con un medio no conductor en su interior y sustituimos este elemento por un hidrogel más agua y elementos estabilizadores con propiedades específicas para absorber el calor procedente de la luz solar y almacenarlo en sus moléculas.

 

Durante el día la luz del Sol penetra a través del cristal e incide en el hidrogel que va absorbiendo calor y variando sus propiedades de opacidad, volviéndose menos transparente para dejar pasar menor radiación solar a la vivienda, reduciendo así la necesidad de aire acondicionado. Cuando llega la noche, el gel va liberando poco a poco el calor almacenado hacia el interior de la habitación volviendo a su estado de opacidad inicial y reduciendo la necesidad de calefacción nocturna.

Además, según sus creadores, este sistema permite mejorar la capacidad de aislamiento sonoro de la ventana alrededor del 15% con respecto a la de una con cristal doble convencional. Y en cuanto al consumo energético de la climatización, afirman que es capaz de reducirlo en un 45%.

Por el momento se trata de un prototipo, pero desde la Universidad afirman que están ya buscando socios industriales para comercializar esta prometedora tecnología.

Con información de: www.xatakahome.com


Cristianoctubre 23, 2020
ladrillos-mani.jpg

5min277

Con el norte puesto en cultivar maní de manera sustentable, sacando de este producto su máximo provecho, ingenieros cordobeses comenzaron a fabricar, a partir de las cáscara de maní, ladrillos ecológico de bajo costo para utilizarlos en la construcción.

La elaboración para consumo humano de maní genera un desecho, las cascaras de maní, las cuales pasan por un procesado con el que se produce energía eléctrica, dejando como restante cenizas, que se convierten en un pasivo ambiental. Pensando en encontrarle una utilidad a estas cenizas, ingenieros cordobeses comenzaron a elaborar un proyecto para crear ladrillos para construcción.

La idea de utilizar la ceniza de la cáscara para elaborar ladrillos partió de un análisis de composición química realizada por el Ing. Mauro Uberto, de Rio Cuarto, en el que investigó a fondo el contenido de nutrientes de la ceniza para utilizarlas como fertilizante agrícola.

Uberto, además de poner a disposición los resultados de los análisis, elaboró dos ladrillos con la ceniza que, de acuerdo al informe del Ingeniero, no deben tomar contacto directo con el suelo debido a sus características no solubles.

El Ing. Agrónomo Guillermo Cavigliasso, director de Prodeman, firma manicera ubicada en la localidad de General Cabrera, aseguró que a partir de lo investigado por Uberto, enfocaron la investigación en desarrollar un ladrillo para construcción, convirtiendo así al maní no sólo como una fuente de alimento y energía sino también un elemento fundamental para la construcción.

Se lograron unos ladrillos ecológicos que son similares a los bloques de tierra compactados que se usan para construcción con muy buenos resultados”, dijo Cavigliasso a Clarín y detalló que los ladrillos creados tienen una dimensión de 30 cm x 15 cm x 8 cm. Se pueden unir con el pegamento corriente que se aplica en los pisos, lo cual facilita y agiliza su uso para levantar paredes, galpones y otras construcciones.

Por su composición, se trata de un ladrillo de bajo peso, que demostró tener la resistencia suficiente como para soportar esfuerzos y cargas, se han evaluado: resistencia en húmedo, en seco, conductividad térmica, absorción de agua, valores de acústica, entre otras.

Una vez contando con la certificación correspondiente, los ingenieros tienen como objetivo construir una instalación desarrollada integralmente con estos ladrillos para que el público pueda conocerlos, tomen confianza y pueda reconocerse su utilidad para la construcción al igual que el ladrillo tradicional.

El presidente de Prodeman asegura que al ser un ladrillo ecológico, con bajo costo, tendrá una buena demanda y su fabricación generará mano de obra. Pudiendo convenientemente unir esas aristas positivas con la generación de aporte de valor desde un plano ambiental y social, desarrollado a partir del cultivo de maní.

Podemos decir que del resultante de la quema de la cáscara de maní se industrializa un 100% de manera tal que siendo un cultivo muy industrial, ofrece la posibilidad de desarrollar una agricultura circular consistente“, dijo Cavigliasso al medio.

La utilización de la cascara de maní para la generación de energía eléctrica puede generar energía suficiente para 1800 hogares. El resultante de su procesamiento, deja diferentes tipos de cenizas que pueden ser utilizadas para mejoras de caminos o para elaborar ladrillos.

Por Belén Benítez | www.elagrario.com


Cristianoctubre 15, 2020
lavadero-ecologico.jpg

8min436

Esta invención describe un lavadero doméstico con dos desagües en el área del tallador, el primero conectado a la red de drenaje común y el segundo que ofrece un destino diferente al primero permite captar las aguas grises, (al cerrar la boca del primero con un tapón removible). El agua residual generada en procesos de limpieza de ropa, utensilios de cocina, higiene personal, lavado de alimentos y procesos similares, para luego ser encauzada hacia un depósito para su almacenamiento y posterior reutilización o tratamiento.

Debido a la creciente demanda de agua potable resultado del aumento de la población, y la disminución de las reservas del vital líquido, se torna un asunto de extrema importancia el máximo aprovechamiento de este recurso natural. Por lo que desde hace años los gobiernos de todo el mundo exhortan a la población a cuidar el agua haciendo un uso más prudente de la misma.

Analizando los procesos en que comúnmente se utiliza el agua en los hogares, se ha descubierto que la mayor parte de las aguas grises, que comúnmente se desechan en la red de drenaje, tienen las cualidades necesarias para emplearse satisfactoriamente en múltiples aplicaciones que van desde el uso en retretes, lavado de ropa (acompañada de detergente y sola para el enjuague), riego de plantas, limpieza de pisos y paredes, limpieza de vehículos, etc.

Mientras que aquellas que presenta cantidades significativas de grasas, detergentes o jabones, material orgánico (restos de comida) y con una turbiedad, color, olor y transparencia que no son del agrado del usuario para ser reutilizada solo representa una fracción del volumen total que regularmente consume.

La industria se ha sumado a esta iniciativa al rediseñar un sin número de utensilios que involucran a el agua desde regaderas para ducha, lavadoras y retretes de bajo consumo de agua, tanques de wc que reutilizan el agua del lavabo, etc.

Cabe destacar que se han diseñado algunos lavaderos que cuentan con una pileta para almacenar las aguas grises, pero han fracasado comercialmente debido a que se incrementa notablemente el tamaño lo cual desalienta a los compradores por el espacio cada vez más limitado de las viviendas modernas, aunado a un incremento considerable del precio, además de que tienen una capacidad muy limitada. Sin embargo de toda la casa el lavadero es el mejor punto para recolectar las aguas grises, debido a que aquí se generan las menos contaminadas y riesgosas a la salud. Además de que también es el segundo punto donde más se generan, el primero es la ducha o regadera la cual tiene muchas desventajas en varios aspectos para este fin.

Los lavaderos tradicionales siempre han contado de un solo desagüe en el área del tallador, el cual está conectado casi siempre a la red de drenaje imposibilitando cualquier intento de reutilización de las aguas grises, por lo que se pierden teniendo que ser nuevamente tratadas para que vuelvan a ser aptas para el consumo humano y posteriormente vueltas a bombear a los núcleos urbanos, todo esto implica altos costos y grandes pérdidas definitivas del vital líquido.

Por lo que para solucionar este problema se ideó este novedoso lavadero con dos desagües en el área del tallador, uno conectado a la red de drenaje doméstica y el otro que ofrece un destino diferente al primero, permite la captación de las aguas grises que pueden ser encauzadas hacia un depósito para su almacenamiento o posterior reutilización, lo que permite al usuario determinar a criterio personal qué destino le va a dar a las aguas grises al insertar un tapón que cierre la boca de uno los desagües según sea su propósito.

Elemento de drenaje.

Un elemento de drenaje para habilitar los lavaderos tradicionales para que sean capaces de separar las aguas grises para su re-utilización.

 

 

De fácil instalación y requiriendo de una mínima inversión podemos acondicionar cualquier lavadero, lavabo, incluso la salida de la lavadora para determinar que final le queremos dar a las aguas grises.

Si pensamos que el agua está demasiado sucia podemos eliminarla en la red de drenaje doméstica.

 

Y si tiene las características necesarias para ser reutilizada con insertar un simple tapón la desviamos para su almacenamiento.

Por: Sergio Cortés | www.ecoinventos.com



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter