Sepa Cómo Instalarjulio 10, 2019
reutilizarAguasResiduales-1280x794.jpg

9min114

Desde la historia, se conocen ciertas referencias legales donde se menciona indirectamente el tema de la reutilización de las aguas residuales. Los primeros indicios de su aplicación para el riego de terrenos, los sistemas de regadío se remontan a la civilización minoica en el año 2.000 a.C., donde las aguas residuales de la ciudad de Jerusalén se conducían hasta un estanque donde eran sometidas a un proceso de sedimentación, para luego redirigirse al riego de huertas periféricas.

En Levante encontramos circuitos de acequias y canales de la época romana y especialmente árabes, los cuales permitían que las aguas residuales urbanas alcanzaran los regadíos de extramuros. Durante los siglos XVI y XVII, era frecuente recoger las aguas residuales domésticas de la nobleza castellana para el riego de los campos adyacentes. En el siglo XIX aparecen las primeras redes modernas de alcantarillado en Europa y los Estados Unidos. De esta forma, las aguas residuales urbanas eran reconducidas para ser vertidas en terrenos destinados al cultivo agrícola, constituyendo las denominadas “Sewage faros”, es decir “huertas donde acaba el agua de alcantarilla”.

En el siglo XX, se desarrollaron y aplicaron proyectos de reutilización directa, aunque el destino ha sido casi siempre el riego agrícola, sector demandante de la mayor parte del recurso mundial, además de no precisar de una gran calidad ecológica. En la actualidad, existen ejemplos aislados donde el campesino manipula la red de saneamiento urbano para utilizarlas en el regadío. Hoy una gran proporción de la población mundial se enfrenta a una situación de escasez de agua. El Informe sobre el Desarrollo Humano (2016) estimó que, en 2025, más de 3 mil millones de personas vivirán sin la cantidad suficiente de agua diaria, y esa cifra aumentaría a más de 5 mil millones en el año 2050. La reutilización de aguas residuales urbanas conforma entonces una alternativa más que aceptable en algunas regiones donde se padece un déficit del recurso (suroeste de los Estados Unidos, Sudáfrica, Israel, Namibia, Australia).

Los Estados Unidos son los primeros en aplicar esta práctica en niveles relativamente importantes. Ya en 1912, en el Golden Gate Park de San Francisco, se reutilizaban las aguas residuales (primero en bruto, después tras un tratamiento primario con fosa séptica) para el riego de zonas verdes y la creación de masas de agua de carácter ornamental. Veinte años después, se construyó una planta de depuración cerca del parque, la cual se mantuvo en funcionamiento hasta el año 1985. Progresivamente, se ampliaron este tipo de obras en el país, de manera que, en el año 1975, sumaban 536 proyectos de reutilización directa. En Europa, España emplea la reutilización directa para usos urbanos, a excepción del destinado al riego de espacios verdes y deportivos del sur, Levante, Islas Baleares, Canarias y Madrid. Sin embargo, en los últimos años, se ha extendido la práctica: En Andalucía, durante los años 1995 y 1996, más de 18 campos de golf de la Costa del Sol se regaban con aguas residuales tratadas.

El primer planteamiento lógico de reutilización de aguas en la edificación se llevó a cabo en los Estados Unidos. Sin embargo, esos sistemas se utilizaban para suplir la deficiencia o inexistencia de infraestructuras urbanas de abastecimiento, debido a que era la medida más económica. El ejemplo lo obtenemos también en el Golden Gate Park de San Francisco, California, un sistema realizado en 1926 capaz de aprovechar las aguas residuales procedentes de las diversas instalaciones del parque (un primer aprovechamiento en estado bruto, y más tarde un proceso de sedimentación y clarificación mediante fosa séptica tradicional) para el riego de zonas verdes y el abastecimiento de calefacción, refrigeración y descarga de inodoros y urinarios.

A finales del siglo XX, debido a los grandes avances técnicos, se plantea el reciclaje de aguas en la edificación como una práctica posible. En todos los casos, la calidad final del efluente era de “tercera”, según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA), una calidad más restrictiva dentro de los no potables.

Un ejemplo de reciclaje residencial lo encontramos en Village Square. Se trata de un conjunto de 50 viviendas unifamiliares ubicadas en una zona protegida de interés natural, donde todas las aguas residuales generadas se canalizan para depurarlas y verterlas directamente al terreno. La actuación se realizó debido a que los promotores calcularon que conectarse a la red de saneamiento era menos rentable respecto de disponer de un sistema de depuración del agua.

El enfoque centralizado de la gestión del agua convencional es cada vez menos posible debido al desperdicio de un gran volumen de agua de gran calidad en usos que no la demandan, se suman altos costos de operación y mantenimiento, y desperdicia agua al verterse -directamente- a la red de alcantarillado.

Resulta posible definir, ante dicho contexto, los siguientes objetivos de la reutilización del agua: Suplir un recurso destinado a un uso particular, como el riego de grandes superficies verdes; disminuir la contaminación de los cauces de agua, mediante la desaparición de cualquier vertido, tratado o no; y permitir cierto ahorro del recurso, especialmente, el de gran calidad ecológica, que podría utilizarse en distintas demandas (descentralización en función de la calidad especificada).

Las aguas regeneradas siempre se derivan a usos no potables, con aplicaciones como abastecimiento de inodoros, urinarios, riego, baldeo o limpieza de superficies, etc., con escaso riesgo de ingesta del líquido o contacto con el usuario.

El reciclaje de las aguas residuales domésticas para usos potables, hasta la fecha, sólo se ha desarrollado desde un punto de vista experimental o con aplicaciones en la industria de alta tecnología. Los ejemplos conocidos requieren costos energéticos elevados, por ende, no resultan redituables.

La depuración y reutilización del agua para uso doméstico se transforma en trascendente un campo de investigación a nivel mundial, debido a la creciente escasez de agua y saneamiento inadecuado.

En los países en desarrollo, el suministro insuficiente de agua e instalaciones sanitarias deficientes pueden causar miles de muertes cada día, mientras que en los países desarrollados, el desperdicio del vital elemento y los sistemas de tratamiento de aguas residuales deficientes son responsables directos de la contaminación de lagos, ríos y napas subterráneas. La segregación, recolección, tratamiento y reutilización de aguas grises llama cada vez más la atención, como un enfoque de descentralización para áreas de uso residencial.

La mencionada concepción plantea la creación de diferentes destinos demandantes de una menor calidad del agua y puedan ser tratados con aguas residuales regeneradas, derivando el abastecimiento convencional en aquellos destinos demandantes de una máxima calidad y potabilidad del agua.


pisoradiante6.jpg

5min158

En cuanto a las pruebas se recomienda que se practiquen dos: La primera antes del llenado del hormigón del contrapiso y la segunda antes de la colocación de los revestimientos. El procedimiento para la segunda prueba es el siguiente:

  1. Llenar los circuitos del panel radiante con agua potable.
  2. Purgar el aire de la instalación abriendo bien el grifo de purga y haciendo salir el agua y todo el aire acumulado en los distintos circuitos. A través de una manguera conectada al grifo de descarga del colector, el agua extraída puede volcarse a una pileta de patio o a una boca de desagüe abierta.
  3. Aplicar una presión de ensayo de 3,5 Bar (3,5 Kg/cm2, aproximadamente).
  4. Transcurrida 1 hora, volver a aplicar la presión de ensayo de 3,5 Bar porque debido a la dilatación de los tubos se producirá una pequeña baja en la presión, perfectamente constatable en el manómetro. Se recomienda que éste tenga la dimensión apropiada para facilitar la lectura en Bar o Kg/cm2.
  5. Transcurridas 24 horas volver a someter la instalación a 3,5 Bar durante 1 hora.
  6. La prueba se considerará aprobada si no se detecta ninguna fuga.

Tras completar la última prueba hidráulica, es decir, la inmediata anterior a la colocación de los revestimientos, es conveniente que los tubos queden cargados con agua potable a una presión constante de 2 Bar.

Puesta en marcha del sistema del Piso Radiante

  • Llenar los circuitos hasta llevarlos a la presión de trabajo (1,5 a 2 kg/cm2). Con la bomba en funcionamiento, se realiza la purga de los circuitos, mediante los purgadores automáticos incluidos en los colectores.
  • Aumentar la temperatura del agua en forma gradual (especialmente durante el período de fraguado de la losa, para evitar la pérdida prematura de la humedad de la masa). Es recomendable ejecutar este procedimiento después de 21 días de realizada la estructura de hormigón.
  • Mantener circulando el agua a 25 ºC durante 3 días. Luego, llevarla a la temperatura de diseño y mantenerla así durante 4 días más.
Mantenimiento del Piso Radiante

Las intervenciones de mantenimiento del piso radiante, tienen como objeto verificar y asegurar el correcto funcionamiento de la instalación durante su vida útil, con un óptimo nivel de confort y de ahorro. Para ello se llevarán a cabo las siguientes tareas de comprobación del estado de la instalación:

  • Inspección de circuitos y ramales en tramos vistos.
  • Comprobación de la inexistencia de fugas y condensaciones.
  • Verificación de la estanqueidad de las llaves de paso y detentores.
  • En caso de formación de suciedad en la instalación, vaciado de los circuitos, limpieza de la misma con agua y aditivos específicos de limpieza y llenado posterior con aditivos adecuados.
Revisiones para asegurar el correcto funcionamiento:
  • Control y ajuste de caudales de circulación en los circuitos.
  • Verificación de la homogeneidad de temperaturas en las superficies radiantes.
  • Estudio de bombas y válvulas, comprobación de la actuación.
  • Inspección de purgadores, purga y eliminación de aire.
  • Chequeo de los sensores de la instalación.
Ajuste de la regulación:
  • Inspección de centralitas de regulación y control, comprobación de funcionamiento y ajuste de consignas.
  • Toma de temperaturas de ida y retorno de agua y comparación con las condiciones de diseño.

arquitecturasustentable1-1280x720.jpeg

6min116

La Arquitectura Sustentable encuentra sus fundamentos en el análisis del ciclo de vida de los elementos; el tratamiento del uso de las materias primas y las energías renovables; la disminución de recursos naturales, su explotación y la destrucción o el reciclaje de los residuos. Sus principios se basan en construir considerando un mínimo impacto y mayor rendimiento; la mesura y efectividad en el uso de materiales y elementos de edificación priorizando los de bajo contenido energético; minimizar la demanda de energía para la iluminación, calefacción y refrigeración -conjuntamente a los variados sistemas disponibles-, cubriendo el resto del consumo con fuentes de energía renovables; contemplando las exigencias de la comodidad higrotérmica, salud , iluminación, siendo aptos y habitables.

Un proyecto sustentable se manifiesta en su concepción, a partir de un nivel de responsabilidad en todos sus estamentos. No sólo se edifica minimizando los efectos ambientales perjudiciales, sino además, se logran construcciones mejor integradas al paisaje, a su tierra, contemplando la flora y la fauna del territorio.

La nueva conciencia ambiental trae aparejados cambios radicales en los formatos de diseño y construcción. En la intersección entre el ambiente natural y el urbano, son esenciales los principios de sustentabilidad y equilibrio, los cuales llevan a pensar en las nuevas construcciones según las diversas propiedades de los lugares donde se edifica. Se tiende a contemplar el entorno natural, el ciclo del agua, el tratamiento de los residuos sólidos, el ahorro energético, la rehabilitación o la arquitectura bioclimática y la resolución de problemas de accesibilidad, como variables a considerar especialmente en las distintas etapas de planificación y edificación. Las variables climáticas y topográficas específicas de cada lugar forman parte indisociable del diseño de cada proyecto. Estimamos la radiación solar sobre una determinada región, la vegetación, la humedad ambiental, los controles frente al viento, el ruido, la contaminación y calidad del aire, así como la geomorfología del territorio y sus condicionantes, características de los suelos y pendientes.

Dentro de la Arquitectura Sustentable, la eficiencia energética constituye uno de los objetivos más importantes; debido a ello se aplican numerosas metodologías para disminuir las necesidades energéticas de las construcciones. Debido a la globalización -y al crecimiento de las sociedades- el consumo aumentó. Ello implica un mayor empleo de recursos naturales más la consecuente generación de residuos, y finalmente, la producción de CO2. Se estima que las naciones más avanzadas del mundo son quienes más contaminan. La industrialización y el desarrollo de los países generan altos niveles de emisiones de carbono responsables del calentamiento global. De esta manera, la arquitectura sustentable apunta a utilizar materiales fácilmente reciclados o reutilizados, los cuales no contengan componentes peligrosos o contaminantes y fomenten el ahorro de materias primas.

A nivel mundial, la industria de la construcción es responsable de los siguientes porcentajes: 40% de las emisiones de CO2,  60% del consumo de materias primas, 50% del consumo de agua y 35% de los residuos generados. En Argentina, la industria de la construcción genera una demanda de energía del 40%, emisiones de CO2 de un 25%, 50% de los residuos sólidos generados, 30% de la polución aérea, 35% de la polución térmica y un 20% del consumo de agua.

Según MECON 2005, nuestro país depende en un 90,2% de los recursos fósiles, los cuales a la fecha se encuentran casi agotados. Nos vemos en la disyuntiva de aplicar una arquitectura sustentable, reformando de manera sustantiva y cualitativa los métodos de construcción tradicionales, debiendo innovar tecnológicamente, produciendo y proyectando con calidad, desarrollando los aspectos técnicos y científicos; analizando objetivamente y teniendo en cuenta los niveles que abarcan dicha arquitectura: Social, cultural, económico y ambiental.

 

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista Sepa Cómo INSTALAR


hadrian-1280x610.jpg

5min171

El robot constructor creado por el ingeniero mecánico Mark Pivac podría construir la casa de tus sueños en tan solo dos días a razón de 1.000 ladrillos por hora.

Hay países como Australia donde la falta de mano de obra ha generado un mercado incipiente que propone la tecnificación aplicada del proceso de construcción de edificios. Como resultado de este proceso de innovación tecnológica surge Hadrian, un robot constructor capaz de construir fábricas de ladrillo a razón de 1.000 ladrillos a la hora.

Sin duda se trata de todo un logro imposible de superar por ningún operario experimentado, que a su vez presume de poder trabajar las 24 horas del día durante los 365 días del año. Lo que en cualquier parte del mundo podría suponer una amenaza laboral para el sector de la construcción, en Perth Now –Australia– supone todo un hito tecnológico que viene a paliar los problemas de falta de mano de obra que arrastra esta comunidad desde la crisis sufrida en 2005.

El creador de Hadrian, el ingeniero mecánico Mark Pivac, ha necesitado casi una década de trabajo y cerca de 7 millones de dólares de inversión para materializar este ingenio mecánico capaz de construir una casa completa en tan sólo dos días de trabajo. Evidentemente existen notables ventajas como la rapidez y la precisión que lo diferencian de un operario humano, pero la clave de su rendimiento reside en su propio funcionamiento.

Hadrian funciona de forma similar a una impresora 3D. Es decir, el usuario importa el modelo tridimensional del edificio que se desea construir al software de gestión del robot y Hadrian se encarga de fabricar y cortar los ladrillos de acuerdo con las mediciones calculadas en el modelo. Incluso se encarga de armar también las fábricas de ladrillo para configurar los muros portantes de la vivienda sin interrumpir el proceso de fabricación.

Mientras un albañil experimentado puede llegar a colocar hasta 700 ladrillos en una jornada de trabajo con sus respectivos descansos reglamentarios y teniendo todas las piezas preparadas para su colocación, el robot constructor puede llegar a fabricarcortar y colocar con precisión hasta 1.000 piezas en una sola hora. Sin embargo, las dimensiones del robot y su espacio de maniobra dificultan su desplazamiento y su operatividad en obra, lo que reduce su campo de aplicación a construcciones de cierta envergadura donde su singularidad requiera un alto nivel de precisión y plazos de ejecución ajustados.

No parece que la tecnología de Hadrian vaya a suponer una amenaza inminente para futuro laboral de este sector. Sin embargo, la integración de este tipo de tecnología en la construcción de edificios singulares podrían ayudar a no cometer los errores de los años anteriores, donde los sobrecostes por incumplimiento de plazos de ejecución y la mala práctica constructiva estaban a la orden del día.

Con información de: blogthinkbig.com


Sepa Cómo Instalarjunio 28, 2019
humo1.jpg

12min353

Comienza el invierno, llegan las bajas temperaturas y con ellas comienza un período de riesgo en los hogares debido a la presencia del monóxido de carbono (CO). Puertas y ventanas se sellan herméticamente, las habitaciones se ventilan menos, y la presencia de estufas y chimeneas en su interior generan condiciones de vulnerabilidad frente a las emanaciones de este gas sin olor ni color. Durante los meses invernales las estadísticas de accidentes relacionadas con el monóxido de carbono (CO) se incrementan. Te presentamos información detallada acerca del monóxido de carbono, su detección y las consecuencias de su presencia en el hogar; además, soluciones efectivas para controlar sus fuentes y evitar riesgos.

¿Que es el monóxido de carbono (CO)

El monóxido de carbono (CO) es un gas tóxico que se genera como consecuencia de la combustión incompleta de algún material, tal como el gas natural, petróleo para calefacción, leña, troncos de madera reconstituida, gasolina, carbón vegetal y otros productos similares. Los más típicos emisores de CO al interior del hogar son los calefones, estufas, cocinas, y parrillas de carbón o a gas. También los motores de automóviles en funcionamiento y el tabaco de los cigarrillos (al quemar el tabaco, el CO penetra en la sangre de los fumadores y queda también en el ambiente, afectando de paso a los que no fuman).

Además se puede producir CO al inhalar los vapores de algunos productos químicos para remover pinturas, que contienen cloruro de metileno. Esta sustancia es transformada en monóxido de carbono por el organismo. Industrialmente, el CO se origina en fundiciones de acero, fábricas de papel y plantas productoras de formaldehído.

Acumulación de monóxido de carbono (CO)

Al interior de las casas, el CO se puede acumular por diversas razones:

• Ventilación insuficiente.

• Mal diseño de los ductos de ventilación o incorrecta instalación de los artefactos.

• Mal funcionamiento de artefactos o instalaciones.

• Inadecuada ubicación o utilización de artefactos.

Cualquiera de estos factores puede resultar fatal, ya sea actuando por sí solo o en conjunto con alguno de los demás. Cuando la presión atmosférica en el interior es menor que la presión exterior, y se ponen en funcionamiento los diferentes aparatos, el aire interior utilizado por ellos en la combustión debe ser reemplazado por aire fresco. Pero si las puertas y ventanas están cerradas herméticamente, el aire que entra lo hará a través de algún ducto de salida, y podría arrastrar de vuelta el monóxido de carbono, producto de la combustión. Así, los gases resultantes de la combustión se devolverán a la casa.

Niveles de alarma de monóxido de carbono (CO)

El monóxido de carbono es un gas difícil de detectar a simple vista y puede ocasionar la muerte al ser inhalado aún en cantidades muy pequeñas. Su principal efecto es que altera la capacidad de la sangre para transportar oxígeno al organismo. Una vez que penetra en el torrente sanguíneo, el organismo tarda entre 4 y 12 horas en eliminarlo. Cualquier persona o animal que se encuentre en un lugar contaminado debe considerarse en riesgo. El efecto perjudicial dependerá de la concentración de CO en el aire, del tiempo de exposición-inhalación y de las características propias de cada persona (edad, estatura, peso, sexo, estado de salud en general). Se ven más afectados los niños, mascotas, bebés en el útero materno (aún cuando la madre no se vea afectada), personas con anemia o un historial de enfermedades cardíacas.

1.- Niveles Bajos: 

Generalmente 35 PPM (partes por millón) y menos son considerados niveles bajos. Esta situación debe ser monitoreada de cerca, pues la exposición a bajos niveles de CO por un tiempo prolongado (más de 8 horas) puede ser peligrosa, sobre todo para personas de alto riesgo. En algunos casos, los bajos niveles de CO se pueden producir por la polución del aire, el tráfico pesado de vehículos, el humo de cigarros, inversión térmica y otros factores.

2.- Niveles Medios:

Las concentraciones entre 35 y 100 PPM son consideradas de un nivel medio. Estos niveles de concentración pueden causar serios problemas de salud. Todas las posibles fuentes productoras de CO deben ser de inmediato suspendidas e inspeccionadas por técnicos calificados. Ventilar rápidamente la zona abriendo puertas y ventanas. Chequear el estado de las personas que han estado expuestas a estos niveles de CO. Si no presentan síntomas de intoxicación, esta situación no se considera una emergencia, pero no debe ser ignorada.

3.- Niveles Altos:

Los niveles mayores a 100 PPM, acompañados por síntomas, son considerados altamente peligrosos. Si se detectan 100 PPM, pero las personas todavía no muestran síntomas, esta es también una situación de riesgo, pues la única diferencia con los niveles considerados peligrosos, es que aún no han aparecido los síntomas. De inmediato se deben apagar todas las fuentes que puedan estar emitiendo CO y no volver a usarlas hasta que las inspeccione y repare un técnico calificado. Ventilar el lugar abriendo puertas y ventanas y esperar afuera hasta que el CO haya bajado a niveles fuera de peligro.

Los Detectores de monóxido de carbono (CO)

Los detectores de de monóxido de carbono –correctamente ubicados e instalados– sirven para alertar rápidamente ante la presencia de CO en el ambiente. Su diseño permite detectar el monóxido de carbono originado desde cualquier fuente de combustión incompleta, pero no pueden prevenir sus emisiones tóxicas. Por esto último, resulta necesario recalcar que la responsabilidad final sobre la protección contra los niveles tóxicos de CO recae en cada persona en particular.

¿Cómo funcionan?

El funcionamiento es simple: los sensores de estas alarmas monitorean el aire y, cuando detectan CO, el detector activa su propia alarma interna, entregando así un tiempo que puede resultar precioso para evacuar el lugar antes de resultar seriamente afectado por los efectos tóxicos de este gas.

Debido a las características de los detectores, estos aparatos sólo indican la presencia del monóxido de carbono acumulado en torno a su sensor, por lo que es necesario recordar que el gas podría estar presente en otras áreas de nuestro hogar. Además, aunque existen modelos especiales que pueden cumplir funciones adicionales, la mayoría de los detectores de CO no han sido diseñados para detectar fugas de gas combustible (propano, butano o natural), calor, humo, llamas o explosiones. Los detectores de monóxido de carbono (CO) son una importante herramienta de ayuda para la protección de su familia ante los peligros que este gas trae consigo. Su instalación en casa debe ser sólo el primer paso dentro de un programa de acciones enfocado a conseguir mayor seguridad en el hogar.

¿Qué hacer en en caso de sospecha de intoxicación con CO?

Si se presentan síntomas similares a los de intoxicación por baja concentración de CO y se descubre que disminuyen o se pasan al alejarse de la casa, y vuelven a aparecer al regresar a ella, es altamente conveniente visitar a un médico y realizar una medición cuidadosa de los niveles de CO en el ambiente. Averiguar si no es usted el único con síntomas similares en la casa. En casos más graves de intoxicación por CO al interior de una habitación, tener presente lo siguiente antes de intentar un rescate:

1.- No tratar de entrar a rescatar a la persona de inmediato. Antes de hacerlo, protejer boca y nariz con un pañuelo. Sólo una vez preparado, arrastrarse por el suelo hasta llegar al afectado y moverlo hasta un sitio al aire libre.

2.- Llamar a una ambulancia desde un teléfono ubicado en un lugar no contaminado, o trasladar a la persona a un Servicio de Urgencia.

3.- Alejar a las personas afectadas de la zona contaminada puede no ser suficiente para salvarle la vida. Aún cuando las víctimas recobren la conciencia, necesita atención médica inmediata.

4.- Abrir de inmediato puertas y ventanas.

Elaborar un Plan de Evacuación

No está de más tener pensado un plan de evacuación ante una emergencia, especialmente cuando hay niños pequeños y se vive en edificio. Tener al menos dos vías de escape por pieza, una de las cuales no utilice la puerta de entrada al recinto. Instruir a los niños para que nunca jueguen con estas alarmas y advertirle sobre los peligros del monóxido de carbono. Enseñarles lo que significan las señales del detector de CO y entrenarlos para que sepan salir del lugar por sí solos en caso de emergencia. Definir un lugar de encuentro a una distancia segura desde la casa y asegurarse que todos hayan entendido hacia donde dirigirse a esperar en una situación de peligro. Saber desde dónde puede solicitar ayuda a los bomberos. Repasar su plan cada seis meses.

 

En colaboración con: www.hagaloustedmismo.cl


Sepa Cómo Instalarjunio 27, 2019
seguridad2.jpg

6min127

Con el fin de realizar un correcto diseño del control de calidad en una obra de instalaciones, el profesional cuenta con la valiosa ayuda de la Dirección de obra, a quien se le debe exigir un programa de seguimiento de la calidad adecuado a cada tipología de obra, dependiendo de su grado de complejidad. No basta con su sola labor de inspección y vigilancia, sino que acudiremos a contratar a terceras personas, como los laboratorios de control de calidad quienes permiten realizar las comprobaciones técnicas necesarias. El Comitente debe ser el primer interesado en exigir un control de calidad en la industria de la construcción. Así evitará sorpresas desagradables, las cuales siempre se convierten en excesos de costos y tiempos. Es necesario garantizar un inflexible cumplimiento de todos los aspectos técnicos y económicos influyentes en la planificación de una obra de instalaciones. Si la misma ha sido contratada previamente sin los citados planteamientos, seguramente se verificarán excesos de costo por errores en el proyecto, deficiencias en los materiales y elementos los cuales no se corresponden con lo contratado y a lo que estamos dispuestos a pagar por ellos, o con deficiencias en la ejecución las cuales pueden ocasionar siniestros de todo tipo, incluyendo pérdidas humanas.

¿Que es la Calidad Total?

En este escenario, la Calidad Total puede definirse como el principio unificador de toda estrategia, planificación y actividad de la empresa, basado en la dedicación total al cliente. Es decir, la empresa se dedica por entero a la satisfacción del cliente. En términos de simplificación, “Calidad Total es hacer las cosas bien desde el principio”. La norma ISO 8.402 y 9.000 definen los términos básicos y fundamentales relacionados con los conceptos de la calidad, aplicables a todos los campos de nuestra industria. También podría decirse que es la “conformidad con los requisitos” y el “grado de excelencia”, entendiéndose calidad como la satisfacción del cliente.

Características de la Calidad total

El concepto de calidad abarca no sólo cómo se atienden las exigencias de nuestros clientes, sino también, la manera en que se hace, como por ejemplo, la rapidez con la cual se los atiende.

Principios de la Calidad Total

Entre los principales referentes del concepto de Calidad Total, se destaca Edwards Deming, quien desarrolló los 14 Principios que resaltan la necesidad de una mejora continua en el sistema de producción y servicio. Los recordamos a continuación:

  1. Hacer constante el propósito de mejorar la calidad del producto o servicio.
  2. Adoptar la nueva filosofía.
  3. Terminar con la dependencia de la inspección masiva.
  4. Erradicar la práctica de decidir negocios en base al precio y no en base a la calidad.
  5. Encontrar y resolver problemas para mejorar el sistema de producción y servicios, de manera constante y permanente.
  6. Instituir métodos modernos de capacitación en el trabajo.
  7. Demostrar liderazgo con modernos métodos estadísticos.
  8. Expulsar de la organización el miedo.
  9. Romper las barreras entre oficinas de apoyo y de línea.
  10. Eliminar metas numéricas, carteles y frases publicitarias que piden aumentar la productividad sin proporcionar métodos.
  11. Eliminar estándares de trabajo que estipulen cantidad y no calidad.
  12. Desbloquear las barreras que impiden al trabajador realizar un buen trabajo.
  13. Instituir un vigoroso programa de educación y entrenamiento.
  14. Crear una estructura en la alta administración la cual impulse los puntos anteriores.

A su vez, Joseph Juran, quien también ha escrito sobre el Concepto de Calidad, sostiene que “La calidad no sucede por accidente, debe ser planeada”. La considera una trilogía integrada por tres aspectos: La planificación, el control y la mejora permanente, siendo que los tres procesos se relacionan entre sí. El objeto de planificar la calidad radica en suministrar a las fuerzas operativas los medios para obtener productos los cuales puedan satisfacer las necesidades de sus clientes. Una vez que se ha completado la planificación, comienza la producción. Luego, se analiza qué cambios se deben aplicar en el proceso para obtener una óptima calidad.


Sepa Cómo Instalarjunio 24, 2019
insumosplasticosweb-1280x890.jpeg

2min93

Insumos Plásticos anuncia la renovación y el crecimiento de su plataforma digital, y continúa apostando a los nuevos medios de comunicación, como ya lo viene haciendo con su marca de bañeras e hidromasajes Baden, en las redes sociales de Instagram y Facebook.

En el segundo trimestre de este año, Insumos Plásticos lanzó su nuevo sitio web versión 2019, de corte más publicitario, con catálogo de productos renovados, buscador de fácil acceso, guías de uso y mayo presencia de todas sus marcas. Todas sus herramientas fueron diseñadas para funcionar como vía de consulta e información tanto para proveedores, tiendas, clientes y usuarios.

Con la nueva web, Insumos Plásticos estrena también redes sociales de la empresa en Instagram y Facebook.

Para conocer todos los sitios y redes de Insumos:

Sus Páginas:

SITIO WEB DE LA EMPRESA: www.insumosplasticos.com.ar

SITIO WEB DE BADEN HIDROMASAJES: www.badenargentina.com

SITIO WEB DE PRODUCTOS FIBRAINDUSTRIA: www.fibraindustria.com

Sus Redes:

Instagram de Insumos Plásticos: @insumosplasticos.sa

Facebook de Insumos Plásticos: @insumosplasticos.sa

Instagram de Baden Hidromasajes: @badenargentina

Facebook de Baden Hidromasajes: @badenhidromasajes


Sepa Cómo Instalarjunio 21, 2019
industrializacion.jpg

5min132

La construcción es el arte o técnica de fabricar edificios e infraestructuras. La necesidad de asegurar el cumplimiento de los objetivos empresariales de producción, la calidad de las obras de acuerdo con lo contratado y el plazo de ejecución, obligan a la introducción en el proceso constructivo de técnicas de industrialización, en la medida de las posibilidades.

La industrialización se entiende “como una organización la cual aplica los mejores métodos y tecnologías al proceso integral de la demanda, diseño, fabricación y construcción, constituyendo un estado de desarrollo de la producción que lleva consigo una mentalidad nueva, diferente”. A medida que evoluciona la ciencia, la técnica y la tecnología, se desarrollan sistemas para la construcción de viviendas capaces de ahorrar tiempo y dinero, optimizan recursos y delegan tareas en manos de expertos sumamente capacitados.

Una obra industrializada no es sinónimo de prefabricada, pero las prefabricadas se llevan a cabo usualmente por partes, con procesos y elementos “previamente fabricados por la industria”. La obra prefabricada se ensambla en el lugar, en cambio, las industrializadas se construyen en el espacio con todos los elementos necesarios. La industrialización de las obras se basa en procesos de fabricación y construcción sistematizados, estandarizados. Los nuevos materiales y elementos destinados a las instalaciones se suman a los recursos disponibles para desarrollar sistemas más eficientes. La construcción industrializada brinda originales aptitudes con respecto a la construcción tradicional al minimizar la mano de obra empleando personal no calificado al cual se forma en el manejo del sistema; acota los errores humanos -y consecuentemente- los posteriores trabajos de reparaciones; todos los componentes, partes y piezas se encuentran fabricados a medida para el proyecto, restando sólo montarlos en obra siguiendo una secuencia operativa establecida, evitando mediciones e improvisaciones por parte de los operarios; simplifica y abarata los trabajos de terminación debido a la precisión de medidas… Todo lo mencionado da lugar a una considerable reducción de los plazos de ejecución de una obra. Ello se debe a que muchos de los procesos de construcción se pueden llevan a cabo en forma simultánea en fábrica y montarlos posteriormente.

Finalmente, vale considerar la siguiente particularidad: En la construcción industrializada se pueden disponer procesos los cuales no pueden trasladarse a un sitio de construcción, como por ejemplo, la utilización de carpas de curado para hormigón a efectos de acelerar los tiempos de fragüe. El factor climático presenta una menor incidencia en los procesos de construcción, ya que las partes industrializadas se desarrollan en ambientes cerrados. Dadas las características de los procesos constructivos es posible tipificar los controles de seguridad para los operarios. Se utilizan maquinarias de mayor porte con controles de seguridad y procesos impensados en una obra desarrollada en su sitio de emplazamiento.

La construcción industrializada se ha asociado y limitado a una construcción donde las terminaciones finales -o la comodidad de la edificación- no son los elementos fundamentales, sino que lo perseguido se basa en la reducción de costos y eficiencia productiva.

La arquitectura del siglo XXI afronta el reto de un cambio y éste pasa ineludiblemente por los avances tecnológicos y los nuevos sistemas constructivos, por la industrialización y la prefabricación de sistemas.

 

Por el Arq. Gustavo Di Costa

Editor de Revista Sepa Cómo INSTALAR


Sepa Cómo Instalarjunio 19, 2019
caifbombas2-1280x945.jpg

2min132

La Cámara Argentina de las Instalaciones para Fluidos (CAIF) invita a participar del Seminario de Capacitación Gratuito sobre “Sistemas de Bombeo para la Construcción” que dictará el Sr. Nicolás Branchesi en representación de la empresa asociada Bombas Grundfos de Argentina S.A. en su sede, ubicada en: Riobamba 863 – Piso 1º (Entre Av. Córdoba y Paraguay) CABA, el día Martes 16 de Julio 2019 en el horario de 14:00 a 17:30 horas.

A continuación detallamos los temas de la capacitación:

 

 

 

Inscripción: vía e-mail (caif@caif.org.ar / caif@fibertel.com.ar) enviando los siguientes datos: Nombre y Apellido; Profesión u Oficio; Número de DNI; Número de Teléfono Celular y/o Teléfono de Línea y Dirección de E-mail.

Para más información comunicarse al 4812-1168 de Lunes a Viernes en el horario de 14:00 a 18:00 horas.

Cupos limitados, ¡Participa!


Sepa Cómo Instalarjunio 14, 2019
trimble3d.jpg

3min153

La constructora brasilera Dalba Ingeniería, a través de la marca Trimble, implementó el primer sistema en 3D en una pavimentadora para asfaltar la pista del Aeropuerto Internacional Afonso Pena en Curitiba, Brasil.

Previo a ejecutar esta solución de construcción, la empresa aplicaba como máximo 300 toneladas de asfalto por día para la ejecución de sus obras; con la solución implementada la tecnología aumentó a partir del tercer día a 1.000 toneladas de asfalto por día en promedio.

Al respecto, Paulo Carvalho, Director de EngLevel, quienes trabajaron en conjunto con la constructora afirmó que “cuando hablamos de control de máquinas para equipos de terraplén y pavimentación, se genera un gran interés en distintos actores de la industria. El gran problema es no poner esta innovación en práctica y seguir haciendo estos procesos de la misma forma que hace 50 años”. En ese sentido argumentó que “Brasil está pasando por un período de recesión en el mercado de la construcción pesada, siendo que la búsqueda por eficiencia, productividad, calidad y diferencial competitivo es primordial para la supervivencia de las empresas del segmento de la construcción”.

En particular, la solución 3D de Trimble es capaz de analizar la necesidad de asfalto en la obra y cuánto de esta materia prima se debe verter en el sitio de trabajo. Este diagnóstico lo realiza casi de forma instantánea y de forma precisa: “en milésimas de segundo y de forma ininterrumpida, la solución garantiza precisión de 5 milímetros. Además, el sistema cuenta con el soporte de tres estaciones robotizadas, las que realizan el posicionamiento y control del sistema”, dicen desde el fabricante.

“Con el sistema Trimble 3D podemos entregar una superficie de asfalto exactamente igual al diseño tridimensional diseñado en la computadora del sistema de nivelación, considerando inclinaciones de drenaje, curvas horizontales y verticales. La tecnología es capaz de aumentar aún más la calidad al mismo tiempo que aumenta la agilidad ”, explicó George Feurschuette, ejecutivo de Dalba Ingeniería.

 

Con información de: www.construccionlatinoamericana.com



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter