Historial
 
Del editor

Tecnologías para reciclar el agua

06.11.17

El 97,5% del agua del planeta se encuentra en los océanos y mares, no es apta para el consumo, agricultura e industria en general. El 2,5% restante es agua dulce, concentrada en los casquetes polares, embalses subterráneos, resultando de dificultosa obtención. Por lo tanto, solamente un 0,26% de la masa total de agua en el mundo, la cual resulta fácilmente aprovechable, se destina para el uso humano, preservándose en embalses, lagos, ríos y pozos accesibles. Gran parte del agua disponible presenta un alto nivel de contaminación, además, el 70% de la empleada se destina a regadíos de cultivos, los cuales muchas veces no son los adecuados, provocando un importante derroche. El consumo medio de agua diario por persona en los países desarrollados resulta ser más del doble de la estrictamente necesaria. Podemos modificar nuestras conductas para así ahorrar agua, pero paralelamente, existen tecnologías sostenibles para la arquitectura, basadas en el reciclaje del agua, capaces de brindar un importante ahorro.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Nuevas tecnologías

20.10.17

En estos tiempos de arquitectura sustentable, donde buscamos contribuir al cuidado del ambiente de la forma más eficiente y económica posible, tenemos que analizar todas sus partes constitutivas, las cuales organizan el proceso constructivo. Como especialistas debemos enfocarnos en los beneficios y defectos de los materiales, sus ventajas y desventajas entre los productos tradicionales y los más innovadores. Conocer cabalmente, además de sus características y desempeño, su ciclo completo desde la extracción de las materias primas hasta el fin de la vida útil del producto, estudiando sus certificaciones. Los materiales contribuyen en mayor o menor medida a la contaminación, dados sus métodos de obtención, formación, traslado y desecho. Hoy en día -y desde algún tiempo atrás- el hombre fue diseñando, combinando nuevas tecnologías y creando originales materiales para disminuir el desperdicio, ser reutilizables, sustentables, fáciles de conseguir, transportar y así lograr el objetivo a un precio, que si bien puede ser mayor, acota el tiempo en obra, ganado en rentabilidad.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

En pos del bienestar humano

09.10.17

Durante milenios el hombre contó con la capacidad de utilizar los espacios verdes para mejorar sus condiciones de habitabilidad mediante el diseño de terrazas y jardines colgantes, como en el caso de Babilonia o las terrazas de cultivo realizadas en las montañas de Perú y China. El avance tecnológico ha permitido en esta era elevar grandes jardines internos y externos a altitudes inimaginables en tiempos no muy lejanos.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Economía de las instalaciones

25.09.17

Dentro de la Ingeniería Sanitaria y con el objetivo de racionalizar sistemas, la problemática de la economía de recursos aparece en forma muy diferente en cuanto al saneamiento y depuración de las aguas residuales. Entendemos por “Saneamiento” al conjunto de instalaciones sanitarias dispuestas en el interior de una vivienda y la red de conducción de los líquidos residuales (alcantarillado), desde la unidad hasta la planta depuradora. En el saneamiento podemos distinguir dos partes: la red interior de la vivienda, con los aparatos domésticos, sanitarios y desagües correspondientes y la red de alcantarillado. Las opciones existentes se encuentran normalizadas, tanto para los elementos sanitarios como para los componentes empleados. De cualquier forma, los ahorros de agua no implican una economía en los costos de las instalaciones sanitarias.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Capacidad sustentable

13.09.17

La arquitectura sustentable es aquella que considera especialmente el ambiente y consecuentemente valora la eficiencia de los materiales y la estructura de construcción, los procesos de edificación, el urbanismo y el impacto reportado por los edificios en la naturaleza y en la sociedad. Pretende fomentar la eficiencia energética para que esas edificaciones no generen un gasto innecesario de energía, aprovechen los recursos de su entorno para el funcionamiento de los sistemas y muestren bajos impactos en el medio ambiente. Todo ello sin olvidar los principios de confortabilidad y salud de las personas que habitan dichos edificios. En paralelo, relaciona de manera armónica las aplicaciones tecnológicas, los aspectos funcionales y estéticos, más la vinculación con el entorno natural o urbano, a efectos de lograr hábitats que respondan a las necesidades humanas en condiciones saludables, sostenibles e integradoras.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de Revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Estoy seguro

25.08.17

Uno de los aspectos fundamentales de cualquier industria radica en garantizar la seguridad de su personal, el cual es considerado el recurso de producción más relevante. La seguridad industrial y el mantenimiento de los equipos implican costos. Resulta trascendental la correcta aplicación de la seguridad industrial a efectos de evitar accidentes entre los empleados, puesto que este tipo de siniestros afectará a la empresa en diversos aspectos, como perder al trabajador y con él su experiencia, más la demora en el tiempo para cumplimentar los pedidos.
 
Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Ética y calidad

09.08.17

La ética, los intereses económicos y los fines profesionales perseguidos resultan determinantes para la calidad de una obra; y entendamos obra como la totalidad del proceso y no solo el servicio u objeto comercializado. Sin embargo, podemos analizar ambas situaciones separadamente. El servicio, objeto, edificio, casa, local, o cualquiera sea el motivo por el cual se obtiene un beneficio de tipo económico, siempre debe cumplir con ciertas normas o prestaciones las cuales pueden encontrase incluidas en un contrato o pliego. También existen leyes, ordenanzas, normativas y demás requerimientos a cumplir. Todo ello nos impone detallar mínimas pautas a fin de no generar reclamos o problemas de índole legal o económico en un futuro. En la mayoría de los casos, nuestros colegas, la competencia y nosotros mismos solo tenemos como objetivo el arribo a este nivel de calidad, es decir, hasta los requerimientos mínimos, tratando de ganar tiempo ahorrando mano de obra y empleando los materiales más económicos disponibles en el mercado. Este es un tipo de estrategia de venta y perfil profesional, pero sería conveniente preguntarnos si es el único existente, el único que funciona, el único posible, si es el más rentable o si se adecua a nuestra persona, deseos y plan a corto, mediano y largo plazo.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR

 
 
Del editor

Con el diario de mañana

02.08.17

Cuenta el imaginario social, que cualquier persona es capaz de predecir hoy los efectos futuros consultando el diario de mañana. Si conocieramos de antemano las noticias, otras serían las acciones desarrolladas hoy para evitar escenarios negativos en el tiempo. Sin embargo, en materia de sostenibilidad ambiental contamos hoy con el diario de mañana. ¿Estamos trabajando a partir de sus vaticinios?

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Planifico, luego existo…

26.07.17

En la planificación de la ejecución de una obra, se tratan de definir las precedencias de un conjunto de actividades. Al hacerlo es lógico que pensemos -en primer lugar- en todas aquellas tareas productivas las cuales afectan directamente al constructor. Esas actividades condicionan, y a la vez son condicionadas, por los trabajos de otros agentes que intervienen en el proceso: El promotor, el equipo proyectista, la dirección de obras, los subcontratistas, los proveedores de materiales y elementos, la administración, las compañías de servicios, etc. Por lo tanto, planificar la ejecución de una obra no significa exclusivamente sumar actividades exclusivas de cada uno de los participantes, sino del conjunto de todas ellas.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Darle una mano a la obra

10.07.17

Se conoce como “Mano de obra” al esfuerzo -tanto físico como mental- aplicado durante el proceso de elaboración de un bien. La misma representa el factor humano de la producción, sin cuya intervención no podría realizarse una actividad manufacturera, independientemente del grado de desarrollo mecánico o automático de los procesos desarrollados. El concepto apunta también hacia el costo de esa labor, vale decir, el dinero abonado al trabajador por sus servicios. Entonces, la mano de obra implica un sueldo, ya que cualquier operario u obrero, al prestar sus conocimientos y fuerza física o mental al servicio de la producción de un bien o servicio, percibe un salario. Alrededor del costo de la mano de obra suelen surgir controversias y polémicas, especialmente asociadas a un exceso en el valor de la misma -y en la vereda opuesta-, a la miseria que en algunos países se paga por ella.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Una historia sustentable

09.06.17

Desde la prehistoria conocemos a la arquitectura como un conjunto de conceptos, los cuales nos llevan a la satisfacción de una demanda. No necesariamente nos referimos en modalidad arquitectónica al hecho de realizar edificios. La necesidad de la vestimenta -o simplemente- crear un elemento para nuestra alimentación, como por ejemplo, un tenedor o cuchara, también constituye una forma de arquitectura, solo que lo tomamos como básico, bajo la idea de adjudicarle un tamaño adecuado. Sin embargo, en algún momento conformó un verdadero desafío no contar con los servicios de los citados utensillos. A mi entender, algo tan simple como un cubierto denota una necesidad, la cual generó una incógnita, luego un pensamiento y como resultado un elemento para resolver la demanda. Así de simple es la arquitectura, puede tener milímetros o kilómetros, pero su función radica en cubrir una necesidad.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Cuestión de marketing

29.05.17

Mucho se habla de marketing y en realidad se trata de un tema al cual los Instaladores “le escapan”, porque equivocadamente lo entienden como un punto complejo o alejado de su actividad. Sin embargo, el almacenero que ante una compra nos daba una yapa ejercía conceptos básicos de marketing.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Con Calidad

08.05.17

Definimos “Calidad” como la propiedad o conjunto de aspectos inherentes a algo, que permiten apreciarlo como igual, mejor o peor respecto de los restantes de su especie. Así pues, entendemos como "Control de Calidad" a la verificación con la cual se comprueba que la obra, presenta ciertos parámetros de calidad, siendo la misma especificada en el proyecto. El personal encargado de cualquier fase de la obra (ya sea el arquitecto o un instalador), sin lugar a dudas, es el primer eslabón de la cadena del control de calidad, puesto que cualquier fallo de la persona restará calidad al conjunto. Así pues existen "Certificaciones de control de calidad" para las personas. Se debe controlar la calidad del edificio desde la fase previa a su promoción hasta la fase de uso por parte del propietario.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Previsión y prevención

28.04.17

En la esfera de la industria de la construcción puede definirse a un accidente como “cualquier evento sin plan e inesperado, que obstaculiza o interrumpe la marcha del trabajo”. Este concepto constituye un punto a analizar para evitar una errónea interpretación de lo que debe entenderse por accidente, dado que esta palabra se emplea normalmente como sinónimo de lesión, cuando en realidad, las lesiones conforman las consecuencias directas de los accidentes. La legislación de nuestro país ha adoptado el concepto de lesión como un acto prioritario y consumado, aplicando una visión “previsionista” del tema, es decir; anticipándose a un hecho que puede llegar a suceder, relegando los criterios “prevencionistas”, esto es, aplicando las medidas correctivas necesarias a fin de evitar un daño o riesgo cierto.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la revista Sepa Cómo INSTALAR.

 
 
Del editor

Gerencia de procesos

04.04.17

En el proceso de materialización de una instalación definida podemos individualizar productos desmembrados en una cantidad muy grande de productos parciales. Por ejemplo, si consideramos a una instalación de calefacción como un gran proceso, notamos que para su realización concurren bienes y servicios (existentes en nuestro medio), a los que llamamos insumos. A esos insumos los integramos en el proceso de la edificación, es decir, les agregamos valor y los transformamos en un nuevo producto, para luego entregarlos al mercado para uso de nuestros clientes. De esta forma, considerando al bien producido de manera global con un principio y un final, se logra la materialización de un producto complejo (instalación de calefacción), al cual llegamos luego de pasar por una serie de pequeños procesos (por ejemplo, la definición del sistema a adoptar, tendido de canalizaciones, instalación de equipos terminales, etc.). Estamos considerando al bien producido globalmente, con un comienzo y un final. Pero para poder llegar a ese final fue necesario pasar por una serie de pequeños procesos, los cuales nos permitieron la realización de ese producto tan complejo, como lo es una instalación de calefacción de mediana escala.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

 

Registrese

 
 
 
Manual del Instalador
Grupo Dema Lateral
Industrias Saladillo Lateral
Duke
GALVYLAM
Grundfos
FV
FERRUM2
piazza
CALLSEG
Latyn
Sodimac
BTM
Concorplast
Peisa
TIGRE
Insumos plasticos
Ecotermo
Fundicion Delta
wilo
Genebre new
Durlock