En pos del bienestar humano

09.10.17 - Del editor
ampliar tamaño texto  reducir tamaño texto  recomendar 
Durante milenios el hombre contó con la capacidad de utilizar los espacios verdes para mejorar sus condiciones de habitabilidad mediante el diseño de terrazas y jardines colgantes, como en el caso de Babilonia o las terrazas de cultivo realizadas en las montañas de Perú y China. El avance tecnológico ha permitido en esta era elevar grandes jardines internos y externos a altitudes inimaginables en tiempos no muy lejanos.

Por el Arq. Gustavo Di Costa, editor de la Revista Sepa Cómo INSTALAR.

Hoy resulta muy común disfrutar de espacios verdes a cientos de metros de altura, en azoteas o estructuras en desuso, como el High Line, en Nueva York; el emplazamiento de jardines verticales materializados en la ciudad de México para paliar los efectos generados por la contaminación ambiental, producto de las emanaciones de carbono; o como en el caso de los proyectos del arquitecto Santiago Calatrava en Dubai, que a través de la firma Emmar Properties, promete llevar un bosque a 1,5 km de altura y sostener la estructura con tensores de acero; o el proyecto de los arquitectos polacos BOMP, “Essence”, un rascacielos de 680 metros ganador del concurso de eVolo, que reúne en su interior 11 paisajes distintos, entre ellos, una selva, un glaciar, una montaña, una pradera, un río, una cascada, una cueva, una estepa, un pantano y un océano, incluso, el “Jardín Secreto”. 

Los mencionados planteos buscan mejorar las condiciones de habitabilidad de la ciudad que lo ostenta y optimizar la eficiencia energética, tanto de la propia estructura como de su entorno.

Las nuevas tecnologías permiten avanzar en la efectividad de los usos hídricos. Los destacados logros en el manejo de ese recurso han sido de gran importancia para el beneficio común. Actualmente, las megas estructuras descriptas no se conciben sin tener en cuenta la eficiencia en el manejo del agua, tanto en los procesos de construcción como en los circuitos de reciclaje provistos en la propia estructura. 

Dubai, una ciudad donde casi no existe agua potable en estado natural, ha sabido generar e impulsar el desarrollo de procesos de potabilización de las aguas marinas mediante sistemas de desalinización mecánicos, los cuales se sostienen mediante la energía solar recibida sobre los rascacielos. En el borde costero de la ciudad de las Palmas, en las Islas Canarias, España, desarrollado por el arquitecto Nicolás Grimshaw, se busca emplazar el Teatro del Agua, una estructura de más de 200 metros de altura que gracias a un sistema inspirado en un escarabajo de Namibia, capaz de capturar en su cuerpo la humedad y condensarla, promete generar el agua necesaria para la ciudad, con casi nulo uso de energía, bastándose solamente de su propia estructura.
 
Si bien el desarrollo de las nuevas tecnologías aplicadas a los diferentes campos de la ciencia han enriquecido sustancialmente a la arquitectura, cabe destacar que estará siempre en el dominio del hombre la apertura mental necesaria para romper con la racionalidad en la volumetría y especialidad, dejando fluir la creatividad en armonía con el entorno, tanto desde las formas como en la interacción con éste, a fin de mejorar -en todo sentido- la calidad de vida de las personas. 

Pero más importante aún, está en manos de quienes producen esos cambios llevarlos a todos y cada uno de los habitantes, sin importar el lugar del mundo donde se encuentren. Solo cuando ello se plasme se podrá afirmar que la ciencia y el desarrollo tecnológico fueron en pos del bienestar humano.

0 Comentarios sobre:
En pos del bienestar humano

Debe iniciar sesión o registrarse para poder comentar esta nota.


Registrese

Registrese

 
 
 
Manual del Instalador
Grupo Dema Lateral
Industrias Saladillo Lateral
Duke
CALLSEG
Grundfos
FV
FERRUM2
piazza
Latyn
Sodimac
BTM
Concorplast
Peisa
TIGRE
Insumos plasticos
Ecotermo
Fundicion Delta
wilo
Genebre new
Durlock
Modulos Sanitarios
Ideal Sanitarios