Sepa Cómo Instalarnoviembre 13, 2018
web-instalar.jpg

7min71

En la industria de la construcción, son muchas las tareas que suponen una alta exposición a riesgos para la salud y la seguridad de quienes las realizan, lo cual obliga a los actores involucrados en una obra a tomar cartas decisivas en la materia. Los técnicos de la Unión Obreros de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) reunidos en la Fundación para la Educación de los Trabajadores Constructores entienden que la salud es un derecho humano fundamental. “En el ámbito laboral, cuidar de la salud de las personas, es asumir la problemática que se refiere a las Condiciones y Medio Ambiente en el Trabajo (CyMAT). En la Argentina ya existen algunas formas de producción modernas que apostaron a comprender el tópico de la salud y la seguridad en el trabajo en términos de anticipación y lo enmarcaron en estrategias de competitividad, organizando y gestionando una prevención de riesgos laborales, incluyendo en esta gestión todas aquellas acciones que permitan evitar accidentes laborales y enfermedades profesionales. Sin embargo, son muchas las pequeñas y medianas empresas que no han incorporado aún el paradigma preventivo como concepción más apropiada para hacer frente a la siniestrabilidad laboral“, afirman en la UOCRA. Si bien la información y la capacitación son instrumentos válidos para hacer frente a esta problemática, resultan insuficientes si no se promueve al mismo tiempo una reflexión en el conjunto de la comunidad de instaladores, que profundice sobre qué es lo específico de los roles de cada uno de los actores que participan en la estructura de trabajo en una obra, acercando puntos de vista, entre el quehacer de los niveles superior, intermedio y operativo.
En efecto, para evitar los accidentes y brindar herramientas preventivas es necesario un cambio de actitud tanto en el sector empresarial como en el colectivo trabajador, pero este no vendrá únicamente de la mano de la letra normada, sino de la efectiva incorporación cotidiana en el trabajo de valores éticos que guíen las conductas, en el marco de los objetivos de calidad, productividad y seguridad. Podemos concluir que la temática de la seguridad abarca a todos los actores que integran la ejecución de una obra: empresas, profesionales, contratistas y subcontratistas, delegados sindicales, capataces y obreros.
En este contexto ¿cuál es el rol específico de los profesionales de una obra? Se trata de poner en claro qué tipo de decisiones pueden tomar los profesionales, más allá de que ocupen o no la función o la figura del Responsable de Seguridad en la obra. Se trata entonces, de fundamentar la importancia de que los profesionales afectados a la dirección de obra asuman una actitud de alerta y de responder en detalle con implicancias y responsabilidades. Existe, por lo pronto una dimensión prescriptiva de esta respuesta, que se apoya en la legislación vigente; se trata de constituciones, leyes, decretos reglamentarios y disposiciones, a través de los cuales organismos como la Organización Internacional del Trabajo, el MERCOSUR, el estado Nacional y las Provincias, determinan en distintos modos y niveles, cuáles son las obligaciones e incumbencias de los mandos altos en la seguridad de una obra de construcción.
La ley 19587/72 y su decreto reglamentario 911/96, disponen en el Artículo 7, que le corresponde a la parte empresaria la creación y mantenimiento de las correspondientes condiciones y medio ambiente de trabajo que aseguren la protección física y mental y el bienestar de los trabajadores, así como también la reducción de la siniestralidad laboral a través de la prevención de los riesgos derivados del trabajo y de la capacitación específica. La palabra “creación” remite de modo indiscutible, a un rol activo desde el punto de vista conceptual; se trata tanto de idear como de realizar. La misma ley habla de “prevenir eficazmente”. Se comprende que las decisiones que toma el mando de obra deben funcionar y lógicamente, el diagnóstico, la evaluación, la definición de políticas y la planificación para un funcionamiento práctico eficaz, no pueden delinearse con anterioridad a la existencia de una obra particular. Se desprende, por lo tanto, que no alcanza para gestionar y organizar la seguridad y la salud en una obra, con conocer las obligaciones establecidas por la normativa. De hecho, la normas existen y los accidentes y muertes también. Para que un cuerpo de ideas y voluntades plasmadas en la legislación funcione en su efectivo ámbito de aplicación, es necesario apelar a algo más que a las obligaciones de mínima que marca la Ley. La realización del diagnóstico previo de los riesgos potenciales de accidentes o enfermedades profesionales que puedan surgir otorga una mirada más abarcativa; el profesional puede prever porque su trabajo concibe la organización de toda la obra y tiene una visión general de la que los demás carecen.


Sepa Cómo Instalaroctubre 23, 2018
expandido_-1280x853.jpg

5min300

El plástico es uno los materiales más utilizados en la industria de la construcción. Es liviano, barato y muy versátil. Sus materiales básicos están formados por petróleo y gas natural, pero en su producción se utilizan sustancias que hacen que el producto final sea considerado un material sintético y en algunas ocasiones pueda resultar peligroso. Se emplea en diversos productos de la construcción, desde colas y resinas hasta tableros o ventanas. También es aplicado como elemento base para multitud de complementos u objetos decorativos dentro de nuestras viviendas. Veamos los distintos tipos de plástico y algunas de sus aplicaciones.

El acrílico se suele utilizar como material rígido para sustituir, en algunas ocasiones, al vidrio, por ejemplo, se pueden ejecutar mamparas para duchas, lavaderos, etcétera. Es un material altamente inflamable. El polietileno conforma una membrana plástica utilizada como embalaje y para aislar algunos metales y cables. Se dispone en la construcción para aislar el edificio del terreno en losas y soleras. El PVC es quizás la variedad de plástico más empleado en la construcción, su uso puede ir desde suelos de vinilo hasta revestimientos impermeables, cortinas para baños, muebles, carpinterías de ventana, tubos de saneamiento, tubo para instalaciones. El polipropileno constituye un plástico empleado en muchos objetos domésticos como cubos de basura, o incluso mobiliario. En las obras se suele emplear para realizar las cajas de los distintos puntos de eléctricos, también, lo podemos encontrar en los tubos de diversas instalaciones. El poliestireno es una variante del plástico utilizada especialmente para aislamientos en su versión de espuma, en embalajes y elementos de decoración como molduras para techos. El nylon se prescribe en elementos decorativos para el interior de nuestras viviendas, tales como alfombras, tapizados, etcétera. Se puede emplear en la fabricación de barras para cortinas y elementos para puertas. El acetato de polivinilo se suele encontrar en emulsiones para pinturas, en los acabados para solados y multitud de adhesivos y colas. La melanina se encuentra en revestimientos de tableros aglomerados para muebles y mesas de trabajo, aunque también, se puede utilizar en mamparas para baño, cabinas sanitarias, entre otras formas. El poliuretano se emplea frecuentemente en todo tipo de pinturas y barnices y como material aislante, donde lo podemos encontrar en fundas de cojines, rellenos de espuma. Las resinas Epoxi se utilizan como colas, adhesivos, y también, como terminaciones y revestimientos para determinados materiales. El formaldehído es un aglomerante componente de una gran cantidad de productos, verificados en los tableros manufacturados de madera. También, lo podemos encontrar en el interior de nuestras viviendas formando parte de tejidos o alfombras. El urea formaldehído se suele encontrar en colas, adhesivos y todo tipo de selladores.

La proliferación de los plásticos reciclados en la arquitectura moderna es otra realidad y capacidad que debe de ser considerada. Reducción de costos en material, beneficios ante el medio ambiente y como colofón, bien planteado podemos presentar edificios tan distinguidos como el EcoArkde Taiwán, un edificio de exhibiciones construido -en parte- con botellas de plástico recicladas, alrededor de 1,5 millones de envases constituyen la piel del mismo.
En la actualidad, el plástico forma parte de nuestra vida cotidiana de una manera importante, tanto que sería casi imposible vivir sin él. Uno de los campos en donde el plástico ha tenido más éxito es el de la construcción, por ser flexible, fácil de instalar y aplicar, resistente a la fricción o al desgaste, higiénico -toda vez que evita la proliferación de hongos y bacterias-, versátil por su variedad de colores y presentaciones, durable, reciclable, resistente a la corrosión, económico y de largo mantenimiento.

Los plásticos no solo han contribuido al cambio, sino que han construido un futuro repleto de oportunidades al sustituir materiales tradicionales como el acero, el aluminio, la madera y el vidrio. De esta manera, también podemos cuidar el medio ambiente y contribuir a la preservación del medio ambiente.


Sepa Cómo Instalaroctubre 17, 2018
EtdyfpLAB_930x525__1.jpg

6min269

El arsénico es un veneno legendario presente en la corteza terrestre, prácticamente de todo el continente americano, a lo largo de la cordillera de los Andes y en diversos países, entre ellos la Argentina, donde se encuentra como contaminante en los cursos de agua y napas subterráneas, en especial los suelos drenados por el gran valle fluvial del Paraná y Río de la Plata.

De los 7.200 millones de personas en el mundo, 1.200 millones tienen insuficiente acceso al suministro de agua potable, y alrededor de 800 millones son habitantes rurales. La población rural consume agua sin ningún tratamiento y desconoce el riesgo al que está expuesta. De hecho, la mayoría utiliza el tradicional método de hervir el agua para potabilizarla, lo que en el caso del arsénico agrava el problema, por aumentar la densidad del tóxico.

En nuestro país, el origen del arsénico en las aguas subterráneas, es atribuido a la actividad volcánica ocurrida en los Andes durante el Cuaternario, y a ella se deben las altas concentraciones de arsénico que poseen los ríos. El mapa de arsénico de la provincia de Buenos Aires, asusta. Los casos de 9 de Julio, Bolívar, Pehuajó, Carlos Casares, Bragado, Alberti, Chivilcoy, Junín y Chacabuco, no son lugares aislados. Son las principales localidades en las que el problema es conocido porque los vecinos también se movilizaron. Pero son muchas más las que tienen el arsénico en niveles altos y todavía no saben que están consumiendo un líquido que les puede causar, entre otras cosas, cáncer.

Llegamos a enfermarnos tomando agua que se extrae de pozos excavados en zonas con sedimentos ricos en arsénico, o comiendo alimentos contaminados con agua que fue extraída de dichos pozos cuando tiene valores superiores a los fijados por la Organización Mundial de la Salud (máximo permitido 0,01 mg/l). Aun así, ante esta situación preocupante, nuestro país mantiene como máximo permitido el nivel de 0,05mg/l.

La enfermedad provocada por la ingestión continua de agua con contenidos de arsénico se llama hidroarsenicismo crónico regional endémico. Se trata de una enfermedad grave que, una vez instalada, es responsable de un daño irreversible que produce en algunos órganos vitales de nuestro cuerpo, y genera efectos carcinogénicos responsables como cáncer de piel, de vejiga, próstata, estómago, colon, y mucho menos frecuente de hígado y pulmón. También produce efectos aún más negativos que el cáncer, como enfermedades del sistema nervioso y vascular, produciendo gangrena en extremidades, insuficiencia coronaria, hipertensión arterial, y en el embarazo y la lactancia, puede ocasionar consecuencias adversas sobre la reproducción y el desarrollo fetal.

Hoy se sabe que afecta a 17 provincias argentinas: Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, San Juan, Chaco, Santiago del Estero, San Luis, Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Entre Ríos, La Pampa, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires llegando a la costa atlántica, y se estima que la población que habita en áreas con aguas arsenicales es de alrededor de 4.000.000 habitantes, aproximadamente el 10% de la población de nuestro país. A su vez, 43% de los departamentos afectados tienen más del 30% de su población con necesidades básicas insatisfechas. En la Provincia de Buenos Aires, el 80% del territorio posee niveles de arsénico superiores al nivel apto para consumo humano En nuestro país se imponen los conocimientos que poseemos, las responsabilidades que reclamamos al Gobierno Nacional, y por su intermedio a las provincias y municipios, y el compromiso social en la toma de conciencia, que debemos asumir, ya que se trata de una condición sanitaria que debemos revertir.

En conclusión, con urgencia se requiere la pronta evaluación de los proyectos e iniciación de obras con una agenda que permita el control de su realización. Es decir, pasar del discurso a la acción. También, asumir la responsabilidad asignada para cumplir con el principio del derecho a la salud, que se basa en el derecho a una vida digna.

No es sólo el compromiso por la salud humana, sino también por la necesidad de lograr la eficiencia económica para disminuir los gastos sanitarios y consecuencias en la productividad económica de las poblaciones afectadas. El desafío que se nos presenta a los sanitaristas y a los gobiernos es brindar a la población agua potable y cloacas, generar energía con menores emisiones de gases efecto invernadero, lograr comunidades sostenibles, y que sea delito atentar contra la salud y el medio ambiente.

Fuente: Clarín.


Sepa Cómo Instalarseptiembre 26, 2018
director-obra-1280x720.jpg

10min218

“La suma de una prodigiosa partitura, excelentes músicos y los más afinados instrumentos no son suficientes para configurar una orquesta. Hará falta además, una experimentada batuta en manos de un buen director, sobre quien finalmente reposará la corona de laureles o la corona de flores. En las obras de Arquitectura e Ingeniería, esa batuta debe ser llevada por el Director de obra, artífice del bien y del mal en toda construcción…”

En términos generales, la Dirección de obra tiene por objeto principal controlar que el constructor edifique la obra en concordancia con los planos y especificaciones de la documentación contractual. Sin embargo, es habitual que los comitentes, e incluso algunos arquitectos, no tengan claras las distintas funciones que se cumplen en una construcción y los instrumentos utilizados. Valen algunas aclaraciones: El director de obra (DO) es el profesional liberal a cargo de un servicio por el cual percibe un honorario como remuneración. Es asesor, consejero y guardián de los intereses del comitente y el objeto principal de su tarea consiste en que lo construido coincida con lo proyectado. El DO es responsable frente a su comitente, autoridades y terceros por fallas, errores u omisiones incurridos en el desempeño de las tareas a su cargo.

El DO puede brindar indicaciones u órdenes al contratista, sus representantes o capataces en forma verbal respecto de situaciones de menor importancia. Pero las cuestiones de mayor jerarquía deben formularse por escrito, para lo cual, se emplea un cuaderno de órdenes de servicio, que es el medio para que la dirección de obra registre, además de órdenes, toda otra comunicación al contratista que implique entrega de documentación, interpretaciones, constancias, autorizaciones, aprobaciones, denegaciones o rechazos.

En su relación con el comitente, también se sugiere que el DO cumpla con ciertas formalidades tales como efectuar sus comunicaciones por escrito e intentar para que el comitente haga sus pedidos de la misma manera, redactar minutas con la información más importante de lo tratado en las reuniones con el contratista, comitente y otros participantes del encuentro, remitiendo copias a todos los presentes. Además, redactar y remitir informes periódicos sobre la marcha de los trabajos junto con fotografías de su avance y copia de las órdenes de servicio, preferentemente, acompañando las liquidaciones y certificaciones mensuales. Si quisiéramos ahondar en este análisis y ver etapas que deben ser cubiertas por el DO, daremos la siguiente lista de puntos relevantes.

1) Acta de replanteo. Es una tarea que debe realizar el constructor con elementos y personal propios, partiendo de los puntos fijos de planimetría y nivel definidos en la documentación de proyecto. El DO debe dejar constancia en el acta de replanteo de la fecha, medidas del terreno según replanteo del contratista, definición de los ejes y niveles y firmarla junto con el constructor. Una orden de servicio es el vehículo para que el DO registre, además de las órdenes propiamente dichas, toda otra comunicación al contratista que implique entrega de documentación, denegaciones, rechazos, etcétera.

2) Controles de materiales. El DO debe ejercer controles adecuados sobre los materiales, ya sean provistos por el contratista o por el comitente.

3) Controles de la mano de obra. La conducción y control del personal es de competencia exclusiva del contratista. Para tranquilidad del comitente, se debe exigir a los contratistas copias de las presentaciones que efectúan ante las ART. El DO debe constatar el cumplimiento en tiempo y forma de la entrega al comitente de dichas documentaciones, pero no es de su competencia su revisión ni la constatación de su ajuste a la realidad, tarea que el comitente puede encomendar a expertos.

4) Control de los trabajos ejecutados. El DO debe corroborar la concordancia entre los trabajos ejecutados y los proyectados. No es responsable de los incumplimientos del contratista pero tiene la obligación de rechazar los trabajos que presenten fallas y ordenar su demolición y nueva ejecución sin que ello otorgue al contratista una prórroga del plazo de ejecución.

5) Aplicación de sanciones. Es conveniente que los pliegos de condiciones definan sanciones a aplicar a los contratistas por incumplimiento de sus obligaciones contractuales. El comitente es quien aplica las multas a solicitud del DO, razón por la cual, se recomienda la consulta al comitente antes de la solicitud formal.

6) Reuniones de coordinación. Cuando en una obra participan varios contratistas y subcontratistas, es conveniente realizar reuniones de coordinación con una periodicidad a establecer en cada caso.

7) Liquidación de los trabajos. La valoración de los trabajos realizados a efectos de su pago por el comitente es una tarea que requiere atención pues los errores pueden afectar intereses del comitente o del contratista. Para ello, es necesario organizar planillas de liquidación que el contratista prepara y realizar la medición de los trabajos, en lo posible, conjuntamente con los contratistas. En función de las mediciones y los precios de su oferta, el contratista confecciona las planillas de liquidación.

8) Certificación de los trabajos. Una vez revisadas y aprobadas las liquidaciones del contratista, la dirección de obra las remite al comitente emitiendo un certificado con el acuerdo para su pago.

9) Incumplimiento de los plazos por parte del contratista. Se recomienda que el DO centre su atención en el seguimiento de las tareas críticas del plan de trabajo. Se sugiere, entonces, que el DO proporcione en término planos y documentos complementarios del proyecto, responda consultas y conteste notas de pedido. De manera de no brindar motivos a los contratistas para que efectúen reclamos o soliciten prórrogas alegando acciones, demoras u omisiones de la Dirección de Obra. Cumpliendo lo expuesto, la Dirección de Obra no será responsable por los atrasos o incumplimientos de los plazos por parte del contratista.

10) Ampliaciones al plazo de obra. Ante el pedido del contratista, la evaluación de las causas y la cuantificación de la prórroga, quedarán a juicio de la Dirección de Obra quien elevará al comitente los antecedentes con su opinión sobre el tema. Corresponde al comitente rechazar o conceder el pedido de prórroga.

11) Recepción provisoria. Esa acta debe ser suscripta por el comitente, el contratista y la Dirección de Obra por triplicado. Su fecha define el cumplimiento o incumplimiento del plazo de obra acordado. La recepción provisoria da lugar a la posesión del edificio por el comitente, quien a partir de esa fecha, es responsable por su vigilancia y mantenimiento. A partir de ella, caducan los seguros y comienza el plazo de garantía que se extiende hasta la recepción definitiva de la obra.

12) Liquidación y certificado final. Cumplida la recepción provisoria, el contratista presenta la liquidación final y el DO emite el certificado final de obra luego de, entre otras tareas, revisar todos los certificados emitidos durante la obra que hasta ese momento son provisorios y comprobar que no existan créditos a favor del comitente o del contratista.

13) Recepción definitiva. Esa acta debe ser suscripta por el comitente, el contratista y el DO. Previo a ello, se deben realizar varias tareas como verificar la correcta ejecución de los trabajos realizados para subsanar las observaciones registradas en el acta de recepción provisoria y las originadas durante el lapso de garantía, más la inexistencia de saldos pendientes resultantes del certificado final de obra. También es importante que el DO recomiende al comitente que encargue a un experto la verificación probatoria de que el contratista haya cumplido con sus obligaciones laborales y previsionales, y solicitar que exhiba evidencia de no mantener deudas con proveedores y subcontratistas. En la recepción definitiva, el comitente debe devolver al contratista las garantías oportunamente retenidas.


Sepa Cómo Instalaragosto 22, 2018
126191i94B27BE0DC8F9257.jpg

10min167

Conforman uno de los sistemas más importante con que debe contar el natatorio. El término “purificador” es aplicado generalmente, dado que el equipo efectúa únicamente el tratamiento físico, es decir que ” limpia” y “filtra” el agua, pero no la libra de bacterias, para las cuales, el tratamiento es la suma de cloro. Con esos dos elementos (filtro y cloro) y el control de pH neutro, se puede obtener agua sana y cristalina todo el tiempo que se desee.

En forma práctica, el uso del filtro permanece condicionado a las exigencias de cada propietario en particular y el sistema que se emplee en general, ya sea cartuchos, diatomeas o arenas clasificadas. Por lo expuesto, sería inexacto establecer tiempos de marcha determinada para que un equipo filtre a satisfacción y con el menor costo de energía, un volumen de agua (que puede ser variable, puesto que adecúa la potencia caudal del filtro al volumen de agua por tratar). Se considera un equipo con instalación completa, cuando cuenta con las tres succiones principales:

• Succión de fondo (cámara ubicada en la zona profunda de la piscina);
• Succión de limpia-fondos (ubicada en un lateral del natatorio para acoplar el aspirador);
• Succión por Skimmer (boquilla por donde succiona el espejo del agua).

Con esta instalación, el equipo aumenta considerablemente el rendimiento, puesto que se pueden independizar en la operación cada una de las tomas, y optimizar el resultado. Por ejemplo:

• Si el agua del natatorio se encuentra en buenas condiciones y la suciedad depositada en el fondo, se debe tener la precaución, antes de hacer uso de la pileta (lo que daría lugar a que la suciedad se levante y enturbie el agua), de abrir la succión del limpia-fondos, conectar el equipo correspondiente (lanza, carro y manguera) y proceder a la aspiración del piso de la pileta. Esta operación, normalmente, no demanda más de 40 o 50 minutos, y de no proceder a efectuar dicha tarea se encontraría que con el uso se enturbia el agua en breve lapso.

• Si el agua del natatorio permanece en condiciones, o sea, agua y pisos limpios, la única operación es abrir la succión del skimmer a última hora de la tarde y por espacio de dos horas como máximo (no necesita más, salvo que el entorno sea muy complicado por árboles, vientos o tierras) para que éste succione toda la superficie, (espejo de agua) donde aún queda flotando todo lo caído producto de la intemperie. De no realizarse esa operación, la suciedad se humedece lo suficiente como para que por gravedad decante al fondo de la piscina.

• Si el agua del natatorio está totalmente turbia, se debe operar únicamente la succión del fondo de la piscina y filtrar, aproximadamente por espacio de 9 a 10 horas, a efectos de recircular íntegramente el agua. Para esta operación se debe controlar con regularidad el equipo para prevenir la saturación del elemento filtrante. Si el agua ingresa con gran suciedad. El equipo se debe poner en marcha periódicamente y con especial interés en temporadas invernales, cuando más se descuidan esos elementos. Es aconsejable que en esta época el filtro funcione -como mínimo- 4 o 5 horas por semana, para que la electrobomba no tenga tiempo de condensar excesiva humedad, y los tanques, cañerías y elementos constitutivos del filtro recirculen y/o filtren el agua que virtualmente quedaría estancada, con la consiguiente descomposición y acumulación de algas y suciedad, que con la inmovilidad, pueden llegar a provocar obstrucciones en las cañerías del equipo.

En los sistemas de filtrado de agua que la industria local ofrece, la provisión en el llenado de la piscina se lleva a cabo una sola vez por temporada. Ello se realiza, sencillamente, mediante un caño de goma o plástico, desde la canilla más cercara. Obviamente, esta tarea demandará muchas horas de llenado, incluso días, dependiendo de la presión disponible en la red de agua y del tamaño de la piscina, pero debe optarse por un paciente llenado o por la instalación de un equipo especial de cañerías y bombas. En el caso de zonas sin aguas corrientes, esta se obtiene de pozos con bombas sumergidas y se almacena en tanques de reservas elevado, los cuales brindan la presión de salida en la canilla. Para el caso de la electricidad, se deberá contar con una instalación definitiva hasta la bomba recirculadora del equipo de filtrado.

Un equipo de filtrado es indispensable para obtener una exitosa piscina. Su principal encanto es el color azul-celeste del agua y su transparencia cristalina. La lenta tarea del llenado de la piscina, como ya hemos expuesto, se realiza una sola vez al comenzar la temporada, ya que no es necesario vaciarla y se debe agregar la cantidad de agua perdida en el uso. Es necesario el filtrado, la cloronización, los antialgas y precipitantes para mantener la pureza y claridad del agua que es contaminada por la suciedad suspendida en el aire, mediante bacterias y por el crecimiento de algas en el breve lapso de tres días.

Para el filtrado de agua recirculada se cuenta con dos sistemas basados en el elemento filtrante. En uno de los casos, se utilizan arenas de 3 diferentes granulometrías y el sistema consiste en un recipiente el cual contiene las capas de las diferentes arenas, de mayor a menor granulometría. Las mismas retienen impurezas de hasta 30 micrones. Y en el otro caso, se utilizan distintas bandejas con tierras diatomeas (material poroso de origen natural), colocadas de un recipiente cilíndrico con una capacidad filtrante de hasta 1,5 micrones. Este sistema retiene la mayoría de las amebas, algas e impurezas que les sirven de alimentos y además, suple algunos de los aditivos incorporados al agua. El inconveniente práctico que poseen las tierras diatomeas, es que exigen mayor dedicación y mantenimiento, ya que es necesario reemplazarlas frecuentemente. Para el emplazamiento del equipo purificador, puede construirse un recinto bajo el nivel del terreno, con una tapa de acceso donde se alojará la electrobomba, algunas válvulas y el filtro propiamente dicho, en el caso de utilizar arenas.

Si se diseña el sistema de diatomeas, el filtro se emplaza en el borde de la piscina. Si se cuenta con espacio, puede construirse un pequeño recinto para ubicar estos elementos. Si existiera un vestuario, puede acoplarse a él. En ambos casos, pueden también alojarse bajo un banco tipo plaza ubicado en el jardín. Para arenas filtrantes, se dispone de una válvula multivía, que con el solo movimiento de una palanca, selecciona la tarea que ha de ejecutar el equipo de filtrado, ya sea, Filtrado; Retrolavado de las arenas; Enjuague; Recirculación; Desagote y Cerrado.

Esta válvula se coloca en la parte superior del recipiente de filtrado. Otro de los elementos por alojar es la electrobomba del tipo auto-cebante, con potencia relacionada con el volumen de agua filtrar. Finalmente, se ubican allí tres esclusas que permiten seleccionar, en forma individual o conjunta, dónde se toma el agua para el recirculado: Fondo o superficie. La operación se completa con un aspirador limpia-fondo, cañito de plástico con ruedas el cual conectado a la toma ubicada en unas de las pareces de la piscina, permite retirar todas las impurezas que durante la noche, y por el precipitante, se depositaron en el fondo.


Sepa Cómo Instalarjulio 23, 2018
gota-580x387.jpg

6min153

Decreto Poder Ejecutivo Nacional Nº 776/92: Asigna a la entonces Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano (actual Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación) el ejercicio del poder de policía en materia de control de la contaminación hídrica, de la calidad de las aguas naturales, superficiales y subterráneas y de los vertidos en su jurisdicción. Dispone la normativa aplicable a Capital Federal y los partidos de la Provincia de Buenos Aires acogidos al régimen de Obras Sanitarias de la Nación (AySA).

Resolución SRNyAH Nº 314/92: Modifica los valores de los límites transitoriamente tolerados a colectora cloacal, pluvial y curso de agua, establecidos en la Resolución Nº 79.179 -OSN- Anexo “B”. Los estudios de impacto ambiental deberán contener, como mínimo, una descripción detallada del proyecto de la obra o actividad a realizar, la identificación de las consecuencias sobre el ambiente y las acciones destinadas a mitigar los efectos negativos. La información Ambiental, se encuentra prevista en el Art. 16 y establece también la obligación de las personas jurídicas, públicas o privadas de proporcionar información ambiental. Por otra parte, en los Arts. 27 a 33 se define al daño ambiental como toda alteración relevante que modifique negativamente el ambiente.

Ley Nº 24.051 -Residuos Peligrosos. Reglamentarias y modificatorias-: Regula la generación, manipulación, transporte, tratamiento y disposición final de residuos peligrosos, los cuales quedarán sujetos a las disposiciones de la presente ley, cuando se tratare de residuos generados o ubicados en lugares sometidos a jurisdicción nacional. Será considerado peligroso, a los efectos de esta ley, todo residuo que pueda causar daño, directa o indirectamente, a seres vivos o contaminar el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general y en particular, serán considerados peligrosos los residuos indicados en su Anexo I o que posean alguna de las características enumeradas en su Anexo II. Regula también lo referente a la generación, transporte, operación y disposición final de los residuos, así como lo relativo a las responsabilidades, caracterización y categorías según los residuos analizados. Introdujo una reforma al Código Penal, estableciendo que será reprimido con las mismas penas establecidas en el Art. 200, el que utilizando los residuos a los que se refiere la Ley Nº 24.051, envenenare, adulterare o contaminare de un modo peligroso para la salud, el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general.

Ley Nº 25.688 -Régimen de Gestión Ambiental de Aguas-: Establece los presupuestos mínimos ambientales, para la preservación de las aguas, su aprovechamiento y uso racional.

Art. Nº 2.628: El propietario de una heredad no puede tener en ella árboles sino a distancia de tres metros de la línea divisoria con el vecino, o sea la propiedad de éste predio rústico o urbano, esté o no cercado, o aunque sean ambas heredades de bosques. Arbustos no pueden tenerse sino a distancia de un metro.

Art. Nº 2.629: Si las ramas de algunos árboles se extendiesen sobre las construcciones, jardines o patios vecinos, el dueño de éstos tendrá derecho para pedir que se corten en todo lo que se extendiesen en su propiedad; y si fuesen las raíces las que se extendiesen en el suelo vecino, el dueño del suelo podrá hacerlas cortar por sí mismo, aunque los árboles, en uno y otro caso estén a las distancias fijadas por la ley.

Ley Nº 25.675 -Ley General del Ambiente-: Es denominada “Ley General del Ambiente” (LGA) y establece los presupuestos mínimos y los principios de la política ambiental nacional. Esas disposiciones son operativas, de orden público y rigen para todo el territorio de la Nación. Las mismas se utilizarán para la interpretación y aplicación de la legislación específica sobre la materia. Consagra, entre otros, los siguientes principios:

• Prevención: Las causas y fuentes de los problemas ambientales deberán atenderse en forma prioritaria e integrada, tratando de prevenir los efectos negativos que pudieren presentar sobre el ambiente.
• Precautorio: Cuando exista peligro de daño grave o irreversible deberán tomarse todas las medidas necesarias para evitar su producción, sin que sea justificación la inexistencia de certeza científica o ausencia de información al respecto.
• Responsabilidad: El generador de efectos degradantes del ambiente, actuales o futuros, es responsable de los costos de las acciones preventivas y correctivas de recomposición, sin perjuicio de la vigencia de los sistemas de responsabilidad ambiental que correspondan.

En su Art. 8 establece como instrumento de la política ambiental la evaluación de Impacto Ambiental. En el mismo sentido, lo hace el Art. 121 del Marco Regulatorio aprobado por Ley 26.221 (olores, ruidos, visuales y paisajísticos).


Sepa Cómo Instalarjulio 18, 2018
6_GTL3_AW_Fliesen_diagonal-004736.jpg

5min929

El encuentro entre dos paredes en ángulo “vivo” requiere especial atención, no sólo por el aspecto visual, sino también, porque conforma un lugar de mucho contacto y golpes, donde suelen aparecer, si no se consideran los recaudos necesarios, cerámicas rotas o “cachadas”. Para evitar dichos inconvenientes, existen un par de temas a considerar.

En primer lugar, se toma ese ángulo como inicio de la colocación, empezando con una cerámica entera, la cual brinda una mejor terminación, evitando cortes que suelen ser desparejos, dejando estos últimos para los encuentros internos. En las aristas salientes, los cerámicos deberán presentar los bordes cortados a 45 grados, en inglete o biselados. Para ello, el oficial va a gastar la pieza sin tocar el esmalte.

Otra alternativa para resolver esas aristas es la colocación de un guardacanto de material determinado por el diseño general del ambiente: mármol, madera, acero, aluminio, etc. Se comercializan guardacantos de PVC ó símil madera, en diversos colores y medidas, preparados para colocarse junto con la cerámica.

En el caso del acero o mármol se coloca el guardacanto junto con la cerámica, para que el mismo se fije al mortero. Primero, se ubica una cara y se fija el borde tomando como referencia el filo del cerámico, cuidando que coincida con el futuro cerámico del segundo paño. La terminación puede ser curva, o generando un ángulo interior inverso.

En el caso de los de madera, resulta aconsejable estimar una buña en la misma, para ofrecer una buena terminación en la unión de ambos materiales. Ayuda a terminar la colocación la empastinada final, que en el caso de los guardacantos de aluminio, PVC ó mármol, permiten una buena unión entre los materiales.

bañoEn los ambientes sanitarios como baños, lavaderos, etc, se colocan accesorios de apoyo y ayuda general: jaboneras, toalleros, portarrollos, entre otros. Si bien en la actualidad existen accesorios de plástico autoadhesivos, las piezas cerámicas se siguen utilizando con gran aceptación. Las mismas se disponen una vez terminada la colocación de todo el revestimiento cerámico, lo cual permitirá un mejor replanteo para determinar la mejor ubicación de las piezas. Por lo general, los accesorios son diseñados con medidas moduladas adaptables a la de las cerámicas, a fin de permitir romper una cerámica con mayor exactitud, sin generar un gran descalabro en la colocación general, ya que se amura en otro plano de trabajo y con un diferente material.

En el caso de los accesorios metálicos colocados mediante tornillos y tarugos, es recomendable no sólo mantener la colocación cerámica terminada, sino además, se debe observar la precaución de dejar secar convenientemente el pegamento, ya que si se intenta colocar un tarugo con el material fresco, se corre el riesgo de quebrar la cerámica, puesto que todavía no forma una única pieza con la pared.

Cuando los revestimientos van a llevar zócalo cerámico, el colocador debe observar la precaución de comenzar el trabajo en la pared, dejando la regla colocada a la distancia del piso deseada, guardando algunos milímetros más desde el nivel de piso terminado, a efectos de permitir una fácil colocación del zócalo. Por lo general, los zócalos cuentan con un poco más de espesor que los cerámicos de pared, por lo tanto, al biselarlos permiten una terminación correcta superior.


Sepa Cómo Instalarjunio 27, 2018
agua_pura_-1280x720.jpg

5min177

Resolución SRNyDS Nº 634/98: Establece los usos prioritarios para la Franja Costera del Río de la Plata y del Río Matanza-Riachuelo.

Ley Nº 24.449 -Tránsito-: La Ley de Tránsito dispone en su “Anexo S” la aprobación de normas funcionales que conforman el Reglamento General de Transporte de Materiales Peligrosos por Carretera. Determina las condiciones del transporte, condiciones de embalaje, documentación, procedimiento en caso de emergencias, deberes y obligaciones del transportista, del expedidor y del destinatario.

Resolución Nº 195/97: Aprueba las Disposiciones Generales para el Transporte de Mercancías Peligrosas, aplicables al transporte de sustancias riesgosas de cualquier clase, constituyendo las precauciones mínimas a ser observadas para la prevención de accidentes, o bien, para disminuir los efectos de un accidente o emergencia, debiendo ser complementadas con las disposiciones particulares aplicables a cada clase de mercadería. Las unidades de transporte comprenden a los vehículos de carga y vehículos cisterna o tanque de transporte por carretera, y a los contenedores de carga o contenedores cisterna o tanque para transporte multimodal.

Resolución SRNyAH Nº 231/93: Fija como “Limite De Carga Contaminante Ponderada Total” (LCPT), al que se refieren los artículos 4º y 5º del Decreto Nº 674/89, modificado por su similar Nº 776/9, el valor de 1.500 (mil quinientos).

Resolución SRN y DS Nº: 811/97: Determina el límite para descarga de cromo.

Resolución SRN y DS Nº 799/99: Fija el límite de vuelco de cianuros a colectora, a conducto pluvial y a curso de agua.

Resolución SRN y DS Nº 963/99 -Límites de vertido-: Establece los valores de los límites transitoriamente tolerados de vertido y de los no tolerados. Iguala los valores de los límites transitoriamente tolerados con los valores de los límites permisibles.

Resolución SRN y DS Nº 121/99: Aprueba el Reglamento del Registro de Profesionales habilitados por Resolución Nº 235/95 SNR y AH, para el aval técnico de las presentaciones de la documentación exigida y para la ejecución de tareas inherentes al proyecto, dirección, construcción y operación de plantas de tratamiento de vertidos.

Resolución Nº 97/01: Aprueba el Reglamento para el Manejo Sustentable de los Barros originados en las Plantas Depuradoras de Efluentes Líquidos, a los efectos de regular el manejo, tratamiento, utilización y disposición final de los barros resultantes de las diferentes operaciones unitarias realizadas en las plantas de tratamiento de efluentes cloacales. Determina el muestreo, caracterización, formas de uso y disposición final de los barros, land farming, relleno sanitario.

Ley Nº 25.831 -Información Ambiental-: Establece los presupuestos mínimos de protección ambiental, para garantizar el derecho de acceso a la información ambiental que se encontrare en poder del Estado, tanto en el ámbito nacional como provincial, municipal y de la Ciudad de Buenos Aires, como así también, de entes autárquicos y empresas prestadoras de servicios públicos, sean públicas, privadas o mixtas.

Decreto Poder Ejecutivo Nacional Nº 674/89 -Protección De Los Recursos Hídricos Superficiales y Subterráneos-: Establece como objetivos conseguir y mantener un adecuado nivel de calidad de las aguas subterráneas y superficiales, evitar cualquier acción que pudiera ser causa directa o indirecta de degradación de los recursos hídricos, favorecer el uso correcto y la adecuada explotación de los recursos hídricos superficiales y subterráneos y proteger la integridad y buen funcionamiento de las instalaciones de la ex empresa Obras Sanitarias de la Nación (hoy AySA). Dentro de este régimen se encuentran incluidos los establecimientos industriales y/o especiales que produzcan, en forma continua o discontinua, vertidos residuales o barros originados por la depuración de aquellos a conductos cloacales, pluviales o a un curso de agua.


agua_pura_-1280x720.jpg

5min192

Reproducimos a continuación una síntesis de las Normas, Decretos y Resoluciones con particular injerencia en la temática del control de saneamiento de las aguas en la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma. Su importancia radica en que las mismas regulan la calidad del fluido en cuanto a sus niveles de potabilidad y disposición, conformando un verdadero glosario de consulta.

Ley Nº 26.168. Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR): Dispone la creación de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo con facultades de regulación, control y fomento respecto de las actividades industriales, la prestación de los servicios públicos y cualquier otra actividad con incidencia ambiental en la cuenca, pudiendo intervenir administrativamente en materia de prevención, saneamiento, recomposición y utilización racional de los recursos naturales. Las facultades, poderes y competencias de la Autoridad de Cuenca prevalecen sobre cualquier otra concurrente, en el ámbito de la Cuenca, debiendo establecerse su armonización con las jurisdicciones locales. Podrá también disponer medidas preventivas cuando tome conocimiento de una situación de peligro para el ambiente o la integridad física de los habitantes en el ámbito de la Cuenca.

Decreto Poder Ejecutivo Nacional Nº 92/07: Dispone la integración de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo.

Resolución ACUMAR Nº 1/07: Aprueba el Reglamento Operativo para el dictado de Medidas Preventivas y el Modelo de Acta de Constatación de las inspecciones efectuadas por los agentes que forman el Cuerpo Técnico de Fiscalización y Control. Proporciona las características de los elementos identificatorios de riesgo para las unidades de transporte.

Ley Nº 19.587 -Seguridad e Higiene- Reglamentarias y modificatorias: Establece las condiciones de higiene y seguridad en el trabajo que se aplicarán a todos los establecimientos donde se desarrollen tareas de cualquier índole o naturaleza, con la presencia de personas físicas. En particular, dispone que el empleador deberá:

• Eliminar, aislar o reducir los ruidos y/o vibraciones perjudiciales para la salud de los trabajadores.
• Evitar la acumulación de desechos y residuos que constituyan un riesgo para la salud, efectuando la limpieza y desinfecciones periódicas pertinentes.
• Depositar, con el resguardo consiguiente y en condiciones de seguridad, las sustancias peligrosas.

Ley Nº 25.916 -Gestión Integral de Residuos Domiciliarios-: Establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión integral de los residuos domiciliarios, sean éstos de origen residencial, urbano, comercial, asistencial, sanitario, industrial o institucional, con excepción de aquellos que se encuentren regulados por normas específicas. Define como residuo domiciliario a aquellos elementos, objetos o sustancias que como consecuencia de los procesos de consumo y desarrollo de actividades humanas, son desechados y/o abandonados.

Ley Nº 20.284 -Plan de Prevención de situaciones críticas de contaminación atmosférica-: Establece que será facultad de la Autoridad Sanitaria Nacional fijar las normas de calidad del aire y las concentraciones de contaminantes correspondientes a los estados del plan de prevención de situaciones críticas de contaminación atmosférica y que será atribución de las autoridades sanitarias locales fijar, para cada zona, límites de emisión de los distintos tipos de fuentes fijas y móviles. Establece los requisitos para el uso y transporte de los mismos, deberes y obligaciones del operador, transportista y generador de los mismos, así como también el procedimiento para el control de su gestión. Deberá brindarse cumplimiento al control de calidad de los barros y al Registro de los mismos. Proporciona Tablas conteniendo los parámetros correspondientes a residuos peligrosos, nivel de patógenos, etc.


Sepa Cómo Instalarabril 16, 2018
colector-solar.jpg

6min478

Los colectores solares domésticos observan un funcionamiento muy sencillo. La luz solar se convierte en calor al tocar la placa térmica colectora, la cual puede ser metálica (hierro, cobre, aluminio, etc.) o de plástico. Debe ser oscura, a efectos de lograr la mayor recolección de calor. Por debajo de la misma, se encuentran los cabezales de alimentación y circulación de agua, por donde el liquido “ingresa frío y egresa caliente” del colector solar plano.

El agua circula dentro del sistema, mediante el mecanismo de termosifón, el cual se origina dada la diferencia de temperatura generada en el agua debido al calentamiento proporcionado por el Sol. Ello significa que, el agua caliente es más liviana que la fría y, en consecuencia, tiende a subir. Esto es lo que sucede entre el colector solar plano y el termotanque, con lo cual, se establece una circulación natural, sin necesidad de ningún equipo de bombeo. Para que el agua se mantenga caliente y lista para usarse en el momento requerido, la misma se almacena en el termotanque, el cual está forrado con un aislante térmico para evitar la perdida de calor.

El calentador solar presenta la capacidad de proporcionar agua a una temperatura de hasta 65 ºC en un día soleado. Sin embargo, la temperatura del agua depende de la aplicación a brindar y de las condiciones climáticas. Por ejemplo, para calentar piscinas se requieren temperaturas del orden de los 30 ºC, mientras que para tomar un baño, lo adecuado son alrededor de 50 ºC. En un día soleado, bastarán dos horas de exposición para obtener agua caliente; sumando el 100% de la capacidad instalada. Para ello, será necesario garantizar una insolación de 5 a 6 horas, aunque esto puede variar dependiendo de la capacidad del modelo.

Para tener agua caliente siempre lista para su empleo se recomienda seguir el “Ciclo de Calentamiento de Agua” (CCA), el cual, generalmente, va de las 10:00 a las 16:00 horas. Durante ese lapso de tiempo, el calentador solar alcanza su máxima capacidad. Por lo tanto, lo más recomendable es bañarse en la tarde y dejar suficiente agua para quien desee hacerlo por la mañana.

 

Instalación del calentador solar

panel termoSe recomienda se instalen en los tejados de las casas, orientados hacia el norte (ya que nos encontramos en el hemisferio sur), de tal manera de lograr su exposición a la radiación solar todo el día. Se deberán evitar sombras sobre el calentador. Si existen muros lindantes al equipo deberán permanecer tan separados como las alturas de los mismos.

El colector solar plano debe colocarse con cierto grado de inclinación, lo que permite aprovechar eficientemente la radiación. No obstante, la inclinación a la cual se debe colocar el colector dependen de la localización de la ciudad donde se pretenda instalar, sin embargo, se recomienda que sea, aproximadamente, 10º más, que la latitud del lugar de instalación. La posición del termotanque debe permitir que este se llene por gravedad, por consiguiente, debe colocarse por lo menos 30 cm, sobre el nivel superior del colector. De esta forma, los tanques abastecidos por los calentadores solares, deberán permanecer, como mínimo 50 cm, sobre el nivel de los calentadores solares.

Es frecuente y recomendable que el calentador solar y el “boiler” se instalen en serie, es decir, uno después del otro. De esta forma, si usted tiene boiler en la casa también puede instalar el calentador solar y alternar su uso. Por ejemplo, en el caso de días muy nublados o si se requiere más agua caliente que lo normal, el “boiler” respalda al esquema solar garantizando que siempre habrá agua suficientemente caliente.

Adquirir un calentador solar

Antes de adquirir un calentador solar, es necesario considerar especialmente las necesidades a cubrir, tomando en cuenta que el ahorro de energía (sea o no renovable), es parte de un consumo responsable y amigable con el medio ambiente, además de beneficiar a la economía familiar. Algunas empresas proporcionan en la compra un instructivo para que el calentador solar pueda ser instalado correctamente, contemplando la suma de especificaciones técnicas que el sistema demanda apreciar. Sin embargo, siempre es recomendable consultar a un técnico especializado, debido a que el mal funcionamiento de los calentadores solares se debe, en general, a la participación de mano de obra no especializada en la instalación y reparación.

 

Fuente: La Guía Verde del Ahorro de Energía. Greenpeace.



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter