Sepa Cómo Instalarenero 14, 2019
monoxido2.jpg

13min67

  Muchas personas mueren cada año como consecuencia de la intoxicación por monóxido de carbono. La mayoría de estos casos está relacionada con el uso de braseros o artefactos de gas instalados de forma incorrecta, deficiente, o bien, ubicados en ambientes carentes de la ventilación adecuada.

  Como una de las respuestas a este problema, una Comisión Interdisciplinaria e Intersectorial, integrada por representantes de los organismos vinculados a su prevención, ha elaborado un boletín destinado a brindar información que contribuya a un mejor conocimiento de los peligros y las recomendaciones para disminuir los riesgos. Parte de dicho material se reproduce en esta nota.

  Vale considerar que la “Comisión Interdisciplinaria Intersectorial para coordinar las estrategias tendientes a disminuir la morbimortalidad por intoxicaciones mediante monóxido de carbono”, fue creada por el Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Resolución Nº 72/01, y se encuentra integrada por representantes del ENARGAS, Protección Civil de Presidencia de la Nación, Superintendencia Federal de Bomberos, Centro Nacional de Intoxicaciones y las áreas del Ministerio de Salud de la Nación relacionadas con la salud ambiental, la salud materno-infantil, la educación para la salud, la prevención y control de intoxicaciones y la promoción y protección de la salud.

  El monóxido de carbono es un gas altamente venenoso para las personas y los animales, que se mezcla totalmente con el aire, resultando difícil de reconocer. Todo artefacto usado para quemar algún combustible puede producir monóxido de carbono si no está asegurada la llegada de oxígeno suficiente al quemador. Por lo tanto, puede haber producción de monóxido de carbono en calefones, termotanques, estufas y cocinas a gas, calentadores a gas o kerosene, faroles a gas o kerosene, hogares o cocinas a leña, salamandras, braseros, parrillas a leña o carbón, hornos a gas o leña, anafes, calderas, motores de combustión, etc.

  Según las estadísticas del Centro Nacional de Intoxicaciones del Hospital Posadas, para un total de 778 consultas registradas en el año 2000, por sospecha de intoxicación con monóxido de carbono, casi la mitad (47%) se relacionaron con la presencia de braseros en el hogar. En segundo lugar aparecen las estufas (26%), sin especificar el tipo de combustible que utilizaban (kerosene, alcohol, leña o gas).

  Las estadísticas del ENARGAS, informan 23 incidentes reportados por las distribuidoras, siendo los calefones los artefactos más involucrados (43%). Esto se debe a que los calefones funcionan como calentadores de agua en forma instantánea, para lo cual, la potencia calórica que utiliza es importante, alrededor de 20.000 Kcal/h. Suelen generar problemas cuando están instalados en baños o dependencias inapropiadas, o presentan conductos defectuosos de evacuación de gases o se ha olvidado la reposición correcta de estos conductos luego de una refacción edilicia.

  Según datos de la División Siniestros del Departamento Técnico-Investigativo de la Superintendencia Federal de Bomberos, se puede inferir que la mayoría de los casos de muertes por monóxido de carbono en la ciudad de Buenos Aires, están relacionados con instalaciones antirreglamentarias y con desplazamiento o ausencia de los conductos de ventilación de los calefones.

  Las intoxicaciones con monóxido de carbono son más frecuentes en épocas frías, porque aumenta el uso de calefactores y suelen cerrarse las puertas y ventanas impidiendo la llegada de aire fresco y la salida de los gases tóxicos. Se debe señalar que un gran número de incidentes ocurre en zonas de veraneo, donde las instalaciones permanecen inactivas por prolongados períodos. Suele ocurrir que los pájaros construyan sus nidos tapando los conductos de evacuación, o existan daños inadvertidos por el usuario (abolladuras o desplazamientos de los conductos, entre otros). Aclaremos que no es necesaria la existencia de un artefacto especial para que se produzca monóxido de carbono, ya que puede estar presente en todo lugar donde exista fuego, como ocurre en los incendios, o en las quemas de basura.

 ¿Cómo se puede reconocer la existencia de monóxido de carbono en un ambiente?

 Tal como se mencionó, este gas no tiene olor, ni color, ni sabor y no irrita los ojos ni la nariz, por lo tanto, no debe confiarse en estas percepciones para detectar la presencia del veneno en el ambiente. Sin embargo, se verifican algunos indicios que pueden hacer sospechar respecto de la presencia del monóxido de carbono en el ambiente, tales como:

  • Coloración amarilla o naranja de la llama, en lugar del azul normal.
  • Aparición de manchas, tiznado o decoloración de los artefactos, sus conductos de evacuación o alrededor de ellos.

  El monóxido de carbono ingresa al organismo a través de los pulmones y desde allí pasa a la sangre donde ocupa el lugar del oxígeno. Así reduce la capacidad de la sangre para transportar oxígeno y hace que las células no puedan utilizar todo el oxígeno que les llega. La falta de oxígeno afecta principalmente al cerebro y al corazón. Los síntomas se confunden a menudo con los de la gripe o de una intoxicación alimentaría. Una intoxicación leve tendrá como manifestaciones: Debilidad, cansancio y tendencia al sueño, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, dolor de pecho, pulso rápido al principio. Pueden registrarse recaídas hasta cuatro semanas después del restablecimiento aparente. Algunas personas quedan con una lesión permanente del cerebro y con problemas de memoria.

  En los incendios, el humo puede contener también otras sustancias tóxicas, en función del material quemado. Es así que pueden producirse también intoxicaciones por gases irritantes tales como el amoníaco, el cloro, el ácido clorhídrico, el fosgeno o el cianuro, además del monóxido de carbono.

  Una intoxicación grave puede producir: Temperatura corporal baja, inconsciencia, respiración irregular y superficial; el paciente puede dejar de respirar, sufrir convulsiones, pulso lento y tensión arterial baja. El paciente puede tardar varias semanas en restablecerse si ha sufrido una intoxicación grave.

¿Cómo evitar las intoxicaciones secundarias al uso de artefactos a gas?

  Algunos artefactos cuentan con dispositivos capaces de asegurar la salida al exterior de los gases tóxicos producidos. Tal es el caso de los caños de escape de los automotores, los caños de ventilación de los calefones o las chimeneas de los hogares. Por eso, es importante que dichos dispositivos estén colocados adecuadamente para que cumplan con su función. Los artefactos deben encontrase aprobados, presentar la correspondiente garantía de fabricación y el habitual manual de instrucciones. Las compañías que distribuyen el gas en cada zona pueden asesorar sobre la elección de los artefactos más adecuados y seguros. Las instalaciones de gas deben ser realizadas por instaladores matriculados. Del mismo modo, los artefactos deben ser colocados por personal habilitado.

  Se renovará el aire en forma permanente en los ambientes donde se encuentran colocados artefactos a gas. En dormitorios y en baños, los únicos artefactos que se permiten instalar son los de Tiro Balanceado. No deben obstruirse las ventilaciones. Cuando se ejecuten obras de remodelación en una vivienda, debe ponerse especial cuidado en no restringir la ventilación de los artefactos instalados.

  Los artefactos de gas también necesitan evacuar los gases quemados. Usualmente, estos gases escapan al exterior a través de la chimenea o conducto de evacuación. Si la chimenea o conducto de evacuación permanece obstruido o desconectado total o parcialmente, los gases quemados pueden acumularse en la habitación. Ello puede resultar fatal. Lo mismo sucede si el conducto de evacuación envía los gases a un local sin suficiente ventilación, como el caso de una estufa de tiro balanceado la cual deriva el producto de su combustión a un balcón cerrado.

  El horno, utilizado como calefactor, conforma un elemento muy peligroso por la cantidad de gas quemado, siendo un artefacto responsable de numerosos accidentes. Los conductos de evacuación serán controlados antes de instalar un artefacto. Estos conductos serán chequeados una vez por año. Al igual que un automóvil, los artefactos a gas necesitan un mantenimiento regular para funcionar en forma correcta y segura. El mantenimiento regular también permite que los artefactos duren más y funcionen eficientemente. Los artefactos no mantenidos adecuadamente pueden consumir más gas y resultar costosos en su funcionamiento.

 

Fuente: Ente Nacional Regulador del Gas.


recoleccion1.jpg

6min273

Economizar en detergentes y aditivos suavizantes resulta clave a efectos de garantizar la efectividad de los sistemas de aprovechamiento de agua de lluvia. María Violeta Vargas, una investigadora académica española, brinda sus conclusiones a partir de un detallado estudio que aborda la temática. El análisis determinó, en un número de hogares los cuales cuentan con sistemas de recuperación de agua pluvial, que los mismos ahorran más de 5 euros por cada 10 ciclos de lavado.

La instalación de sistemas domésticos de utilización del agua de lluvia supone para las familias un notable ahorro económico en detergentes y otros aditivos utilizados en lavandería, así como una valiosa contribución a la reducción del impacto ambiental de esta actividad. Lo citado se desprende de las conclusiones de la tesis doctoral presentada recientemente por la investigadora del Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA-UAB), María Violeta Vargas, donde analiza la eficiencia de los sistemas de aprovechamiento de agua de lluvia a nivel doméstico, cuantificando sus beneficios económicos y ambientales.

La investigación parte de la necesidad actual de disponer de medidas correctoras y preventivas capaces de colaborar en la gestión de los problemas de abastecimiento de agua, especialmente considerando los efectos del cambio climático en el área mediterránea de España y los problemas de abastecimiento de agua en las zonas áridas.

El estudio, que ha analizado las posibilidades de aplicación del sistema  y sus resultados en los 73 barrios que componen Barcelona, así como en el municipio de Hermosillo, en una área desértica de México, concluye: “El 80% del ahorro que supone la instalación de estos sistemas procede de la reducción en el consumo de detergentes y aditivos suavizantes. Esto es debido a que el agua de lluvia es blanda, por lo tanto, requiere un 59% menos de aditivos para lavar que el agua del grifo, con altos niveles de dureza”.

Los resultados demuestran que por cada m3 de agua de lluvia utilizada para lavar la ropa (equivalente a 11 ciclos de lavado) se produce un ahorro de 5,68 euros en detergente, y establece que la instalación de grandes depósitos de recolección pluvial para comunidades de vecinos, e incluso para amplias áreas de barrios, es superior a nivel energético y económico respecto de las instalaciones individuales.

Según la tesis, más allá de los beneficios ambientales que comportaría, en la ciudad de Barcelona el sistema de recuperación pluvial permitiría un ahorro medio de 119 euros al año, con economías oscilantes entre los 80 euros y los 158 euros anuales según la tipología de barrio (con mayor o menor densidad de población vinculada al tipo de edificación existente).

Como ejemplo, la investigadora María Violeta Vargas expone que “en el caso de una persona residente en el Eixample Esquerra, si en su zona se instalara un sistema de recupero de agua de lluvia, ello supondría una inversión inicial de 177 euros, pero sólo del ahorro en aditivos podría pagar fácilmente el mantenimiento y la electricidad necesaria para bombeo, e incluso así seguiría ahorrando 100 euros al año”.

Para analizar las diferentes configuraciones de los sistemas de recupero de agua de lluvia, se aplicaron metodologías de análisis de energía y análisis de eficiencia energética para determinar el consumo de recursos y su solvencia; análisis de ciclo de vida para identificar los impactos ambientales; análisis del costo del ciclo de vida para encontrar la viabilidad económica, y análisis envolvente de datos para identificar la frontera de mejores-prácticas hacia la sostenibilidad.

La tesis doctoral enfatiza: “El agua pluvial recuperada mediante la instalación de depósitos supone un sustituto ventajoso para el agua utilizada en lavandería, especialmente, en lugares donde el agua del grifo presenta altos niveles de dureza, así como cuando la disponibilidad de agua es limitada en zonas con escasez de suministro”.

Fuente: Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA-UAB), Barcelona (España).


corrosion-1280x854.png

6min88

   Una vez establecidas las condiciones de trabajo, la variación del pH del medio acuoso seguramente producirá reacciones químicas no deseadas. La tendencia a la corrosión estará dada por el tipo de metal y condiciones de pH del medio donde se encuentra.

  1. Temperatura: En general, el calor tiende a favorecer las reacciones químicas, por lo cual, la corrosión también tenderá a aumentar con el incremento de la temperatura. En el caso de las calderas se disminuye la corrosión cuando se procede al calentamiento del agua de alimentación a los efectos de reducir el contenido de oxígeno disuelto (4 mg por cada litro a 20 ºC) ya que la solubilidad de los gases disminuye con el aumento de temperatura.

  1. Velocidad de Flujo: En el caso de la circulación de fluidos corrosivos, la velocidad de los mismos incrementará la corrosión, disminuyendo la vida útil de los equipos.

  1. Concentración: En general, los ácidos y las bases concentradas ofrecen un comportamiento corrosivo casi nulo, pues se encuentran muy poco disociados, de allí se establece que a concentraciones diluidas o concentradas el efecto corrosivo es inferior a las concentraciones medias dónde la actividad iónica es la máxima, permaneciendo totalmente disociado. Corno norma de seguridad, debemos recordar que se deberán agregar los ácidos concentrados líquidos sobre el agua y no al revés, para evitar proyecciones del ácido y nunca se mezclarán en forma conjunta ácidos y bases concentradas, pues la reacción generalmente resulta explosiva.

  1. Tiempo: En el caso de manejo de fluidos corrosivos, la influencia del tiempo no es importante en los sistemas estáticos (almacenamiento en tanques), pero en sistemas con circulación de fluidos corrosivos, el tiempo de exposición determina la duración de los equipos.

  1. Formación de Películas Aislantes: En la industria lechera, cervecera y aceitera, se producen depósitos de sales minerales dentro de las cañerías donde circulan los fluidos en proceso. En las refinerías de aceites vegetales, los depósitos corresponden a aceites polimerizados llamados gomas o resinas. En ambos casos, se generan películas aislantes las cuales impiden una eficiente transferencia térmica en procesos tanto de calentamiento como de enfriamiento. En el primer caso, la remoción se deberá realizar mediante soluciones acidas (ácido clorhídrico). En cuanto a los aceites polimerizados, se utilizarán soluciones alcalinas (soda cáustica).

Tratamiento del agua de calderas

   Cuando el agua de alimentación en las calderas para la producción de vapor no ha sido debidamente desmineralizada, se producen depósitos de sales vulgarmente llamadas “Sarro” en las cañerías. Ello genera un grave inconveniente en la transferencia térmica del proceso. El sarro está constituido -principalmente- por carbonato de calcio en forma de cristales puntiagudos de calcita, los cuales se adhieren a la estructura metálica formando incrustaciones responsables de obstruir la circulación del fluido y reducir la capacidad de intercambio de calor. El fenómeno de corrosión, en esos casos, se debe al sobrecalentamiento necesario para obtener del equipo el mismo rendimiento térmico verificado cuando aún no se habían producido las incrustaciones.

   Para disminuir el contenido de esas sales se utilizan equipos llamados “Ablandadores de agua”, que cuentan con resinas de intercambio iónico, las cuales retiran los cationes calcio y magnesio de las sales, reemplazándolos por cationes de sodio y potasio. De esta manera, se evita la formación del sarro. Otro sistema utilizado para evitar la deposición de sales es la aplicación sobre las cañerías de alimentación de agua de acondicionadores magnéticos. Su funcionamiento se basa en la transformación de la calcita en otra forma alotrópica de características amorfas llamada aragonita, la cual no presenta adherencia a las paredes metálicas. Cabe destacar que los depósitos de las citadas sales no se producirán en cañerías construidas con aleaciones de cobre (bronce) o en cañerías plásticas.


eficiencia1.jpg

13min88

   Reproducimos una guía de referencia rápida la cual analiza los componentes claves y las características de la construcción eficiente en energía. Al incorporar los mencionados  componentes en un diseño, se ahorra dinero en gastos de energía, se mejora la calidad del aire interior, se optimiza la comodidad, se previenen problemas de la humedad e incrementa la vida útil del edificio. Los detalles de cómo ejecutar esas innovaciones se deben incluir en los planos y en las especificaciones técnicas del proyecto.

  1. Sistemas de barrera:

Un sistema de barrera de aire elimina el escape (la fuga) entre los espacios acondicionados y no acondicionados.

  • Sellar todas las aperturas entre las áreas habitables y los espacios de arrastre, los sótanos, áticos, y garajes sin calefacción.

Un sistema eficaz de barrera mantiene libre de humedad los marcos de madera y el interior del hogar.

  • Drenar el agua lejos de los cimientos.
  • Instalar intervalos capilares.
  • Usar cubierta de tierra del polietileno de 6 micrones.
  • Alinear cuidadosamente los detalles del techo, alrededor de las ventanas y puertas, y sobre otras penetraciones del techo y de la pared a través de las cuales puede penetrar la lluvia impulsada por el viento.

Un sistema continuo del aislamiento crea una capa lo más sellada posible entre los espacios acondicionados y no acondicionados, por ejemplo:

  • Las paredes de los cimientos, las paredes con marcos exteriores, los pisos sobre los espacios exteriores o no acondicionados, los cielorrasos debajo de espacios exteriores o no acondicionados (incluyendo cubiertas de acceso al ático).
  • Áreas de la pared adyacentes a espacios del ático o a espacios del sótano, tales como paredes bajas, escaleras del ático y paredes interiores altas con espacio al ático o espacio exterior.
  • Detrás de áreas de la pared entre los espacios acondicionados y no acondicionados, tales como viguetas, paredes del garaje, escaleras al sótano y paredes a cuartos de aparatos mecánicos.

   Los miembros de madera de apoyo de las viviendas energéticamente eficientes utilizan menos elementos sólidos en las paredes para aumentar el valor R total de la misma.

  • Utilizar técnicas avanzadas para los miembros de madera de apoyo de la obra.
  • Utilizar cabezales aislados.

Las ventanas y las puertas eficientes en energía deben ser instaladas correctamente.

  • Diseñar la obra con área de vidrio mínima ante las orientaciones más desfavorables.
  • Considerar los diseños solares pasivos capaces de reducir la necesidad de calefacción.
  • Utilizar las ventanas de doble panel (DVH) con capas y otras características de alto rendimiento (Factores U menores de 0.35) de transferencia baja de calor.
  • Sombrear las ventanas en el verano con proyecciones o tratamientos satinados.

   Los sistemas de calefacción y de enfriamiento eficientes en energía utilizan el equipo de alta eficiencia diseñado para el clima local. Estos sistemas serán apropiadamente adaptados por tamaño e instalados correctamente.

  • Localizar el equipo en espacios acondicionados.
  • Utilizar los dispositivos sellados de combustión para eliminar el potencial de un escape de gas dentro de la casa.

Instalar un sistema pasivo del radón para reducir al mínimo los costos de un posible problema. El radón es un gas carcinógeno, radioactivo.

  • El costo de convertir un sistema pasivo en un sistema activo es mucho menor comparado con la instalación de un sistema completo de eliminación del radón.

La canalización eficiente en energía suministra circulación de aire apropiada si el tamaño y la disposición de la canalización son correctos.

  • Medir la circulación de aire para garantizar equilibrio y comodidad.
  • Disponer la canalización en espacios acondicionados.
  • Sellar los escapes del conducto, excepto los que presentan componentes desprendibles, con masilla o masilla más acoplamiento de fibra; sellar los escapes alrededor de los componentes desprendibles con cinta de un grado de UL-181 A o B.
  • Llevar a cabo una prueba de tensión de la canalización para determinar la tirantez.

El ahorro de energía mientras se calienta el agua, requiere la selección de un equipo eficiente:

  • Utilizar trampas del calor para prevenir lazos convectivos.
  • Instalar abrigos para conservar el calor en el calentador de agua.
  • Instalar calentadores de agua eficientes en energía.
  • Utilizar accesorios y electrodomésticos eficientes en el uso del agua caliente.

Los electrodomésticos y la iluminación eficientes en energía reducen los gastos de operación:

  • Instalar lámparas fluorescentes o fluorescentes compactas, si funcionan por más de 4 horas al día.
  • Utilizar los accesorios de iluminación ahuecados según la necesidad. Elegir solamente los accesorios de iluminación clasificados como de aislamiento de contacto.
  • Disponer las lámparas de haluro de alta presión de sodio o de metal para la iluminación exterior (los sensores de la luz del día son necesarios si se utilizan para la iluminación de seguridad).
  • Seleccionar los electrodomésticos adecuados.

Cuatro diseños de casas que incorporan características de eficiencia en energía

   Las siguientes cuatro secciones representativas de casas muestran cómo los componentes claves de una construcción eficiente en energía se pueden adaptar a un número de hogares básicos. Dichos componentes se pueden mezclar en varias combinaciones para lograr un hogar eficiente en energía. El esquema 1 muestra una sección representativa de una casa de dos pisos con un sótano acondicionado. El ático no se utiliza para almacenaje o para HVAC (Heating, Ventilating and Air Conditioning, por sus siglas en inglés). El acceso al ático se proporciona solamente para ubicar un goteo de agua. El HVAC se proporciona al segundo piso por medio del uso de una pequeña ruta del sótano a través de los plenos en el segundo piso que contienen el sistema de conductos. El sistema de HVAC se puede situar en cualquier lugar, con excepción del ático, en esta sección representativa.

 

 

 

   El gráfico 2 muestra una sección representativa de una casa de dos pisos con un mini-sótano acondicionado (espacio de arrastre) que emplea el ático para el HVAC y para almacenaje. Para mantener el sistema de HVAC en un espacio acondicionado, las vigas se aíslan. Así se considera que el ático permanece dentro de la superficie exterior del hogar. Las vigas del techo se deben diseñar para sostener la carga adicional del sistema de HVAC y para soportar cualquier carga de almacenaje.

 

 

   El esquema 3 presenta una sección representativa de una casa de dos pisos con un espacio de arrastre con respiradero, con piso aislado y con ático no acondicionado para almacenaje. El sistema de HVAC se ubicará en un sector acondicionado. En este ejemplo, como el cielorraso está aislado, el HVAC está situado en la planta baja. El diseño requiere el uso de plenos en el piso en la segunda planta para el sistema de conducto y utiliza el espacio de arrastre para el sistema de redes de la planta baja. Dado que los conductos de la planta baja no permanecen dentro de la superficie exterior del edificio, es importante aislarlos y sellarlos. Los plenos del cielorraso se diseñarán para sostener la carga de almacenamiento, y también, debe permanecer lo suficientemente alto para prevenir la compresión del aislamiento.

 

 

   El esquema 4 muestra una sección representativa de una casa de dos pisos con un solado de bloque. El ático no se utiliza para almacenaje o para el HVAC. Este diseño es más difícil de concebir para una casa de un piso. El equipo de HVAC se puede situar en la superficie exterior del edificio.

 


Sepa Cómo Instalardiciembre 28, 2018
tubospvc-1280x347.png

5min159

   Por definición el adhesivo para tubos PVC constituye un pegamento elaborado a base de disolventes con resina de PVC en solución. Esta descripción por obvia que sea, se debe tener muy en cuenta dado que lo que se comercializa hoy en nuestro mercado, no siempre posee ni los adecuados disolventes ni la suficiente presencia de resina de PVC.

   La descripción de la función manifiesta en la norma IRAM número 13.385, en lo concerniente a la especificación de la función, destaca lo siguiente: “pegamento adhesivo, siguiendo las técnicas correctas para el pegado, actúa disolviendo las superficies a adherir, formando una unión continua entre las partes en contacto, similar a una soldadura, de modo que constituyen esencialmente una parte”. Entonces, es imprescindible observar que el producto a utilizar cumpla con estos lineamientos básicos. Concretamente, el adhesivo colocado en las partes a adhesivar, actúa “ablandando” las dos superficies. Este ablandamiento, no es otra cosa que preparar el tubo o accesorio para recibir el aporte de PVC disuelto en el adhesivo que “rellena” el intersticio o pequeño espacio que habitualmente queda entre el macho y hembra. La identificación práctica de la presencia de PVC en el adhesivo es fácil y cómoda de realizar por cualquier instalador.

   Para analizar la calidad del producto se deberá colocar sobre un vidrio, o superficie lisa un poco de adhesivo, esperar que los solventes se evaporen y observar que esta superficie debe quedar una lámina flexible de PVC cristalina, en muchos casos se va a notar la ausencia del PVC y en otros se va a notar la presencia de una lámina realmente significativa, en ésta diferencia está una de las bases de la seguridad de la aplicación de adhesivo para PVC. Resulta imprescindible tomar las siguientes precauciones antes de lograr una operación de pegado correcta:

  1. Las superficies a unir deben encontrarse limpias; pueden ser lijadas o preferentemente limpiadas con un trapo embebido con solución limpiadera eliminando, de esta manera, grasas, polvos o cualquier otro elemento extraño que dificulte la operación.
  2. La cantidad de adhesivo no debe ser exagerada ya que en el caso de ser un producto de buena calidad se pueden debilitar las paredes del tubo y, si además, el espesor del mismo no es suficiente, puede llegar a perforarse.

   En el mercado internacional -y en el local- existe una clasificación de adhesivo para distintos espesores de tubos. Normalmente 3,2 es el espesor de referencia límite en nuestro medio, a partir del cual mayores espesores necesitan un adhesivo de ataque superior para poder lograr un trabajo seguro. La denominación corriente de este tipo de adhesivo es “PLUS” que es sumamente recomendable para ser usado en operaciones con caños de 3,2 para arriba y no es recomendable para diámetros inferiores.

   En cuanto a la presentación de los adhesivos disolventes para PVC en nuestro país, por lo general vienen en envases de hojalata. El envase de hojalata es el más indicado para la conservación del contenido porque ostenta la cualidad de lograr un almacenamiento prolongado del mismo, sin alterar sus características, aunque su costo es superior a las otras alternativas.

   El mensaje de esta nota radica en la necesidad de diferenciar los buenos adhesivos del resto, pues, éste producto, por su costo participa insignificantemente en el monto global de la obra, pero su mal funcionamiento puede provocar grandes pérdidas y un innecesario desprestigio al instalador.

 


Sepa Cómo Instalardiciembre 19, 2018
tabiquessanitarios1.jpg

9min138

   El muro de instalaciones o tabique sanitario, brinda flexibilidad de plantas y diseños en la obra. Usualmente resuelve cocinas, baños y lavaderos de viviendas. Ambos espacios determinan muy pocas tipologías, la forma de adosarlos nace casi como natural formando el núcleo húmedo. Una de las soluciones más comunes y económicas que brinda el tabique, es que todos los artefactos se encuentren alineados. Como existe ya una unificación de criterios en las necesidades del espacio necesario para satisfacer las funciones esenciales de los locales, los cambios que se producen sólo son de tipo formal y material.

   El rubro de las instalaciones es uno de los primeros que industrializa por medio de la modulación y standardización, la fabricación de sus componentes (tuberías, accesorios, etc.) cumpliendo por lo tanto con uno de los principios del dimensionado racional. Para el dimensionado vertical se emplea un plano de referencia ubicado por encima del plano de forjado y todas las dimensiones verticales están referidas a una línea. El dimensionado de cañerías recomienda que todas las colocaciones de tuberías se relacionen con sus ejes longitudinales; la distancia entre estos es la medida entre centros.

   El tabique puede ser ejecutado en hormigón armado liviano (los más comunes en nuestro país) plástico y estructura metálica o madera y planchas de fibrocemento, madera, roca de yeso u otras. Las dimensiones de los tabiques varían según sea su diseño; generalmente son de 0,80 m. de ancho como mínimo y su altura es variable, llegando hasta la altura de los artefactos o de la ducha, y en ocasiones, hasta el techo del ambiente. Su espesor mínimo es de 0,08 m. Las cañerías de distribución para agua fría y caliente se ejecutan en materiales y diámetros convencionales al igual que las de desagües, ventilación, gas y electricidad.

   Los montantes y bajadas generales se empalman con las tuberías del tabique. El desagüe cloacal se conecta a la columna próxima incluida o no en el tabique mediante caño de HF o PVC con juntas de tipo reglamentario. Las conducciones se envuelven con materiales aislantes adecuados, papel, poliuretano, manguitos de goma, etc.

Materialidad de los tabiques

   Los bloques de hormigón presentan el inconveniente de su rigidez, lo que los hace inaplicables a los sistemas de tipo abierto o tradicional evolucionado; por ello se llegó a un bloque más flexible y ligero que consiste en un entramado a base de perfiles metálicos, que hacen de armazón del bloque, a los que se sujetan las tuberías y demás elementos en fábrica. Dichos elementos mantienen una considerable vigencia en Alemania, Suiza, Francia, Italia, EEUU; etc. Su peso es reducido y su estructura es de perfiles livianos, relleno de poliuretano o poliestireno expandido, y el revestimiento conformado por placas que se atornillan al bloque. Se suministran con él todas las piezas de enlace con los pisos. El bloque ofrece una notable capacidad de aislamiento acústico. Puede ser transportado fácilmente por dos hombres.

Fabricación de los tabiques sanitarios de hormigón liviano

La fabricación de estos tabiques se realiza en talleres y comprende generalmente tres etapas:

1) Ejecución de los moldes para hormigón, plástico o construcción del entramado para la estructura metálica.

2) Construcción de los núcleos, que consiste en:

  1. a) La colocación de la armadura de malla de acero en el hormigón, si corresponde.
  2. b) Tendido de las tuberías aprobadas unidas mediante las piezas correspondientes; ejecución de todas las pruebas de presión exigidas (control de estanqueidad).
  3. c) Hormigonado o relleno con materiales aislantes (poliuretano o poliestireno) y posterior cerrado del panel con planchas, según corresponda.

3) Terminación: comprende colocación de llaves, revestimientos o artefactos y accesorios si los hubiere.

Las ventajas de la fabricación son las siguientes:

  • Sustitución de mano de obra especializada por mano de obra entrenada en operaciones repetitivas.
  • Mayor cantidad de fases realizadas en fábrica que en obra: 1 hora fábrica equivale a varias en obra.
  • División del trabajo en fases parciales que se realizan por parte de equipos coordinados.
  • Mínima cantidad de tipos y módulos posibles para obtener alta producción.

   La puesta en obra del tabique depende de las dimensiones y el peso de los mismos, lo que determina la potencia y/o tipo de los equipos de elevación. Se colocan cuando la estructura está terminada previendo el lugar por donde se introducirán. En edificios en altura debe dejarse la losa baja por donde correrán las tuberías de desagüe. Se nivelan y arman en forma tradicional, teniendo especial cuidado con el empalme de las conducciones, las que generalmente vienen tapadas por razones de seguridad. Se completan los empalmes hasta las cañerías principales; se efectúan las terminaciones de paredes pisos, revestimientos correspondientes, conectando por último los artefactos que pueden ir apoyados en el piso o colgados, accesorios y griferías. En el segundo caso los paneles de hormigón deben contar con tacos para amurar. Entre las ventajas de los tabiques se cuentan:

  • Rapidez de construcción de las instalaciones.
  • Aislación de los locales sanitarios del resto de las habitaciones. Al encontrarse agrupados en un módulo o panel evitan molestias de ruidos en el estar, dormitorio, etc.
  • El mismo tabique actúa como amortiguador o aislante de ruidos de las cañerías.
  • Utilización de equipos de transporte y de elevación menos potentes que para las células.
  • No existe interferencia de gremios y materiales en obra, evitando los inconvenientes del acarreo y depósito de estos últimos y armado de las tuberías.
  • El trabajo se ejecuta con poco personal no especializado.


Sepa Cómo Instalardiciembre 14, 2018
gresite2.png

5min152

     Cuando se realiza un proyecto de instalación y revestimiento de una piscina, lo más recomendable para presentar una obra de calidad es utilizar un material que sea resistente, duradero y muy funcional. Una buena opción es emplear Gresite, un material de origen español, que básicamente es cristal plano que ha sido reciclado, pero de una calidad increíble, que cumple con cada una de esas características antes mencionadas, se adapta a cualquier espacio y es fácil de colocar. Se pueden hacer distintas formas y figuras, destacando su durabilidad y eficiencia.

     Actualmente el Gresite se ha convertido en el material más usado en obras de piscinas en todo el mundo, superando a todos los otros tipos de revestimientos, siendo la mejor opción para hogares y negocios. Aunque los gustos pueden afectar cualquier decisión, la simplicidad del montaje de material siempre inclina la balanza hacia este material.

Ventajas del Gresite

   Además de la alta resistencia a diversas condiciones climáticas, el Gresite destaca por otras ventajas. Dado que está conformado por azulejos pequeños -por lo general son cuadrados de 3 o 4 centímetros de lado-, permite realizar diseños especiales en donde se coloquen. Esto se aplica en formas o motivos que se diseñan en las piscinas.

     Respecto a la limpieza, esta resulta una tarea sencilla cuando las pequeñas piezas forman parte de una única baldosa denominada tesela. No obstante, en ocasiones, es posible que ocurra justo lo contrario. Cuanto menor sea el azulejo, mayor será el número de juntas, un aspecto que dificulta la limpieza, con lo cual es más fácil que las juntas se ennegrezcan y se conviertan en un posible foco de moho.

El Gresite para piscinas se puede montar usando cuatro tipos de soportes: malla, papel, punto pvc y lámina transparente.

     Con la lámina transparente, el azulejo debe colocarse sobre una plancha transparente, ocasionando que los colores se vean con mayor claridad. Un día después de su instalación, se debe retirar el plástico usando las manos y tras ello, la piscina estará lista para usarse.

     Si se usa papel, el Gresite se adhiere a una plancha de este material. Es el método más económico. Una vez que se haya colocado, espera al siguiente día y retira el papel engomado usando agua caliente.

     En el caso de malla, se tienen que usar cuadrículas de fibra o de plástico. Se coloca en la huella del Gresite y, aunque es el sistema más costoso, termina ahorrando una buena cantidad de tiempo.

     El montaje por punto PVC es el método más usado para instalar este azulejo en las piscinas. Se coloca una gota de PVC líquido, se espera a que solidifique y la pieza quedará compacta y muy bien adherida.

SEPA COMO INSTALAR te recomienda usar el sistema de PVC o malla, ya que con estos es casi imposible que una pieza se desprenda.

 

gresite4
gresite1
RENOLIT ALKORPLAN CERAMICS Atenea


Sepa Cómo Instalardiciembre 12, 2018
gasista1.jpg

9min454

     Uno de los detalles de seguridad más importantes que deben tenerse en cuenta al momento de concretar un proyecto de instalación de gas es el asegurarse de que no haya una fuga. Como es bien sabido, los gases son invisibles; a diferencia de lo que sucede con el agua, no es fácil detectar la fuga de un gas. Si bien el gas natural tiene un fuerte olor característico, resulta muy poco práctico tratar de ubicarlas mediante el mero olfato, además de que inhalar el gas puede resultar dañino para la salud y algo poco profesional. Para evitar incidentes es importante realizar una prueba de hermeticidad de manera eficiente y acá te detallamos como hacerlo.

La Hermeticidad

     Significa que una estructura está completamente sellada. Que no pasa ni el aire. Literalmente. Este tipo de sellos es esencial para las instalaciones de gas, puesto que no puede escaparse por ningún lado. Esto se consigue mediante sellado, como la soldadura u otro tipo de materiales que son muy flexibles y se adaptan al cierre para bloquear cualquier filtración de aire del exterior o interior.

¿Para qué se realizan estas pruebas?

1.- Para prevenir fugas de materiales que puedan interferir con la operación de algún sistema.

2.- Previenen fuego, explosiones y contaminación ambiental, o daños al ser humano.

3.- Detecta componentes no confiables o aquellos en donde el volumen de fuga exceda los estándares de aceptación.

Tipos de Pruebas de Hermeticidad.

1.- Prueba de Burbujeo

     La prueba más básica de hermeticidad consiste poner un poco de solución de agua mezclada con líquido jabonoso sobre el exterior de una conexión gasífera en uso, esto revelará un escape de gas en caso de existir, debido a  que se forman burbujas de aire cuando existe una fuga. El problema con este procedimiento es que solamente funciona en tuberías a las que tienes acceso y que toma tiempo y esfuerzo.

 

2.- Prueba por cambio de presión

     Esta prueba permite detectar una fuga en una red completa de tuberías y accesorios de gas. Consiste en introducir un gas (que puede ser incluso aire) a presión a toda la instalación; por un extremo se introduce el aire, y por el otro se hace la medición con un manómetro.

Tras un tiempo, se revisa si la tubería lo contiene eficientemente, puesto que en un entorno cerrado, la presión se acumula, no se libera. Si hay una disminución en la medición, implica que el aire se fuga por algún punto, a partir de lo cual se realiza una prueba diferente para localizar la fuga. Si no hay un cambio, entonces la instalación está libre de filtraciones y es totalmente segura. Esta prueba no debe realizarse con agua nunca, pues las tuberías de gas no están hechas para llevar el líquido y pueden oxidarse.

Al momento de realizar las Pruebas de Hermeticidad, ten en cuenta lo siguiente:

A.- Estos procedimientos se aplican a todos los tamaños de tubería, comenzando desde la estación de medición y regulación hasta la válvula de corte de cada equipo.

B.- Las pruebas no deben comenzar sin una previa y exhaustiva inspección visual a toda la instalación y particularmente a las uniones soldadas, para detectar cualquier defecto.

C.- Las pruebas de presión deberá ser realizada con aire o gas inerte, hasta una presión máxima de 6 bares.

D.- El tiempo de la prueba deberá ser calculado usando la siguiente fórmula: Tiempo (min) = Volumen de tubería (m3) x 214 (-). En todos los casos los tiempos mínimos y máximos serán: Mínimo: 15 minutos. Máximo: 60 minutos.

     Deberá considerarse un tiempo adicional de 15 minutos para lograr estabilizar el sistema, ya sea por cambios de temperatura y/o presión ambiente, o bolsas de aire en la tubería.

E.- La presión debe ser incrementada gradualmente en rangos de no más que 10% de la presión de prueba, dando el tiempo necesario para estabilizar la presión.

F- De existir una disminución de presión mayor que 0,1 Lb/pulg2 (o 10 mbar) durante el tiempo de la prueba, la fuga deberá ser localizada y reparada. La prueba de presión se repetirá nuevamente.

G.- Una vez finalizada la prueba de presión se deberá hacer una exhaustiva limpieza interior de la tubería, a través de barridos con aire comprimido. Este proceso se repetirá las veces que sea necesario hasta que el aire de salida esté libre de óxidos y partículas.

H.- Las redes existentes (gas a ciudad o licuado) que sean reutilizadas para gas natural deberán ser probadas a 1,5 veces la presión de operación.

Reparación de fugas

     Reparar la fuga de gas detectada en la estructura constituye el paso final después de las pruebas realizadas. En muchos casos, es necesario soldar las uniones de los tubos para que queden perfectamente selladas, o reemplazar secciones de la tubería o incluso tubos enteros. Estos trabajos, por seguridad, deben realizarse solamente si el flujo de gas ya ha sido interrumpido. Si no estás seguro de que el aparato o tubo está libre de gas, no te arriesgues, ¡pues una chispa puede provocar un incendio o un estallido!


Sepa Cómo Instalardiciembre 10, 2018
abrazaderas4.jpg

4min152

     En la actualidad, las abrazaderas para caños se convierten en imprescindibles para asegurar los caños u otro tipo de conductos. En este post te contamos más sobre ellas.

Características de las Abrazaderas Isofónicas

     Una abrazadera tiene como función asegurar caños. Éstas pueden estar de manera vertical, horizontal, suspendidas del techo o de la pared. En cualquier posición que se encuentre la tubería, el uso de abrazadera es imprescindible. Eso sí, el mercado ofrece una gran cantidad de tipos de abrazadera: pueden ser metálicas, de PVC, de plástico, de aluminio o, la que analizaremos hoy: la abrazadera isofónica.

Propiedades de fabricación

 

     Las abrazaderas isofónicas suelen estar fabricadas en acero galvanizado y están recubiertas de goma isofónica. A cada lado, tienen una sujeción mediante tornillos que pueden variar de tamaño.

     Cada tipo de abrazadera isofónica tiene una tolerancia concreta al sonido, por lo que tendrás que ver cuál es el número de decibelios (dB) que reduce. Lo mismo deberás analizar en cuanto a la temperatura, la carga máxima.

     Por su parte, la goma isofónica de este tipo de abrazaderas, también llamada EPDM está fabricada en un tipo de caucho que resiste perfectamente los rayos UV, de vapores, agua. Esta goma tiene las siguientes características:

  1. Es de color negro
  2. Tiene un alargamiento de rotura del 300%
  3. Su carga de rotura es de 5 Mpa
  4. Tiene una resistencia al desgarro de 20 N/mm
  5. La temperatura mínima que soporta es de -30ºC y la máxima es de 120ºC
  6. Tiene buena resistencia química a ozono, álcalis diluidos y álcalis concentrados. No se recomienda para hidrocarburos, grasas o aceites.

Usos de la Abrazadera Isofónica.

     La abrazadera isofónica es el tipo de abrazadera ideal para tuberías que transportan cualquier tipo de líquido (ya sea agua fría, caliente, residual.). Este tipo de abrazaderas son también perfectas para conductos de gas. La característica determinante de estas abrazaderas es que disponen de una goma aislante (aísla de vibraciones y ruidos y evita la corrosión).

Instalación en tu proyecto 

     El primer punto que debes tener en cuenta a la hora de seleccionar e instalar la abrazadera es la carga que deben soportar. Cada modelo de abrazadera tiene una resistencia distinta, así que debemos hacer el cálculo para saber cómo usarla.

     Además de la resistencia a la carga, también debes tener en cuenta el coeficiente de seguridad de la abrazadera para evitar torsiones y roturas. Si hablamos de distancias, lo habitual es que instalemos las abrazaderas con una distancia entre ellas de entre 0,5 metros y 2 metros.

 


Sepa Cómo Instalarnoviembre 28, 2018
corta_tubos_cesta_cobre_2.jpg

6min168

     En el día a día del especialista en instalaciones sanitarias, gasista, o de construcción en general, realizar el corte de caños es una tarea muy común, bien sean estos de plástico PVC, aluminio, cobre, hierro o incluso de acero. El corte que obtenemos con otros tipos de herramienta no es tan perfecto ni específico como el que obtendremos con un cortacaños. Esta herramienta tiene como parte fundamental la cuchilla: con ella es con lo que se realiza el corte.

     Los cortacaños están fabricados inyectando la aleación del metal en moldes especiales. Posteriormente se pintan algunas de sus partes, fundiendo la pintura en la pieza para que se adhiera. El cortacaños es fundamental en tareas del sector del agua y del aire y se usan ampliamente para trabajar con aires acondicionados o instalaciones de gas.

Componentes del Cortacaños

Los elementos básicos que componen el cortacaños son:

1.- Corredera: Permite el avance de la cuchilla para cortar.

2.- Rodillos: En estos se apoya el caño que se va a cortar.

3.- Cuchilla: Pieza fabricada en acero con un alto contenido de carbono, lo cual asegura resistencia en el uso.

4.- Agarre de mandíbula: Para sostener firmemente en caño en su posición y brindar precisión en el corte.

Tipos de Cortadoras de Caños

Hay varios tipos de cortadoras de caños, desde la más sencilla para pequeños trabajos, hasta las de corte industrial.

  • Tijera de Caños: se usa para cortar caños de material blando, como PVC. Se trata de una tijera en la cual una de sus hojas es reemplazada por una superficie tal que es capaz de girar con precisión sobre el caño. La otra hoja es la cuchilla de corte, de forma que a medida que la herramienta gira sobre el caño va produciendo una hendidura que finalmente termina por separar un segmento de caño.
  • Cortacaños o cortadora de caño: Es una herramienta manual en forma de “G”. La apertura de la G sirve para apoyar allí el caño, que luego es ajustado a ese espacio. El corta caños se compone de dos rodillos sobre los cuales el caño gira y, en el sitio opuesto, una cuchilla que realiza el corte durante el giro. La cuchilla y los rodillos se desplazan mediante una manivela que los acerca tanto como sea necesario.
  • Cortadora de Terraja: Consiste en un disco hueco con tres hojas de corte que se disponen en forma simétrica hacia el centro del círculo. Estas hojas son graduables, de manera que convergen en el centro dejando el espacio apropiado para el caño a cortar mediante un movimiento circular. Este tipo de herramienta puede adosarse como complemento de un torno, de tal forma que el corte se realiza en forma automática.

 

11
222
333

 

 

¿Cómo usar un cortacaños?

     El mecanismo de un cortacaños es muy sencillo y eficaz: consiste en ajustar el caño que se va a proceder a cortar, girar la rueda y de esta manera accionar la cuchilla, la acción se puede repetir hasta que se consigue el corte deseado. Su accionamiento es completamente manual. Como resultado obtenemos un corte limpio y recto.

    Para hacer tu corte perfectamente, recomendamos sujetar el caño con una de tus manos y proceder a realizar el giro de la herramienta con la otra mano. Es importante que sujetes con fuerza y que también seas capaz de que toda la acción se realice con ligereza.

    El tipo de cortacaños que escojas tendrá que ver con la función que necesites cumplir. Fíjate en las dimensiones de los caños que normalmente necesitas cortar. De esta manera quizás tengas suficiente con una herramienta de pocas dimensiones.

Con información de: www.demaquinasyherramientas.com



Auspician Sepa Cómo Instalar




Newsletter